dilluns, 14 d’octubre de 2019

'Las reglas del juego' - Carlos Pérez Merinero


Es probable que Carlos Pérez Merinero no pase el filtro de reconocimiento de la mayoría de aquellos que decimos leer novela negra. Contemporáneo de Juan Madrid, Andreu  y otros muchos, con un bagaje, tanto en lo literario como en lo meritorio personal, por cantidad y por innovación o irreverencia, debería estar ahí, en un rincón de ese top que tampoco pueden muchos presumir de ocupar.

Quizás ese mismo estilo irreverente que lo hace auténtico y peculiar, sobrepase ciertos límites, incluso en la novela negra, genere en muchos más incomodidad de la acostumbrada y se le quiera desheredar del mérito restante que tienen sus escritos, que no es moco de pavo.

Las suyas son historias con un deje de autenticidad, de verosimilitud barriobajera, del hampa o del lumpen, como ustedes quieran, a la que no todo el mundo llega, ni queriendo. Sus historias, además, son de auténticos perdedores, profesionales de la decepción, como este Las reglas el juego escrito hace mucho y publicado hace muy poco.

Luisito, Ortega, Bernedo y Tito Durán son de esos profesionales del fracaso que tienen talento, pero no el suficiente oficio para que las cosas les salgan bien. Fracasan en el intento de robo a un bingo, pero no cejan y se les ocurre la idea del siglo, o más bien el delito del siglo, secuestrar al presidente de la Fifa a la víspera el mundial de fútbol, el de naranjito, sí señor y pedir un millón de dólares de recompensa, ahí es ná, a repartir entre cuatro y eso es…Un montón de dinero.

Como siempre, en Merinero, la historia la cuentan los delincuentes, nada de versión oficial, la autoridad son ellos, por supuesto y las improvisaciones y ocurrencias también. Hay mucha ironía, humor y desencanto, a grandes dosis. De las que he leído la menos irreverente y brutal, también la más sensata y por eso, quizás, la que más me ha impactado.

Ritmo fluido, diálogos certeros, situaciones que van de lo trágico a lo descarnado, maravilla de la nuestra narrativa, de un negro auténtico, sin edulcorantes ni disimulos, escrita por un autor de culto que algunos olvidaron hacerlo referente.

José Ramón Gómez Cabezas

Las reglas del juego
Carlos Pérez Merinero
El Garaje ediciones
2018
ISBN 9788494794957
265 págs

dilluns, 7 d’octubre de 2019

Entrevista a Jordi Bertran autor de ‘Breu història dels castells i la muixeranga als països catalans’


 



L’especialista en Castells i Muixerangues Jordi Bertran presenta llibre sobre un tema que domina i hem pogut xerrar amb ell 

Encara es poden veure muixerangues com les primeres arreu dels països catalans?
El punt exacte inicial desconeixem com era. Ara bé, encara existeixen bastantes danses amb torres de tres pisos, construcció que correspondria al primer estadi recollit en il·lustracions del segle XVII.

Per què amb el temps a les festes patronals i processions de Corpus es van crear tantes manifestacions artístiques diferents?
El Corpus i les festes patronals eren grans espectacles populars al carrer. Eren atractius artístics.

Troba a faltar més documentació sobre castells i muixerangues antigues, tenint en compte que porten tants segles?
Déu n'hi do la que ha anat emergint. Ara mateix, disposem d'informació d'un centenar de localitats sumant les dades del ball de valencians, que és com se'l denominava fora de terres valencianes, i les pròpies del territori d'origen, sempre abans que comenci el canvi cap als castells en assolir els sis pisos

Creu que part de l’èxit de les colles castelleres es que sempre han aglutinat gent de totes parts, idiomes i races?
Aquest és un fenomen que no va més enllà del moviment migratori de la postguerra espanyola de la segona meitat del segle XX.

Els falcons estarien més a prop de muixeranga o castells?
Depèn de la colla. Els falcons van arribar en el segle XX per influència de l'Europa de l'Est. En origen eren exercicis gimnàstics. Aquí hi ha colles que han afegit figures de la Muixeranga d'Algemesí i/o construccions castelleres.

Hi ha documentats accidents molt greus a l’historia castellera?
Per desgràcia sí, amb diferents defuncions tant en la segona meitat del segle XIX com en temps recents, i afectant a adults i a canalla. Estadísticament són mínims.

Creu que el futur dels castells passa per la integració parts igual de les dones a les colles?
Estem en aquest camí. L'actual etapa d'excel·lència castellera i muixeranga era seria impensable sense la dona en posicions de tronc, de pinya, de canalla, i en òrgans directius.

A que atribueix que cada vegada hagi més colles castelleres i més castellers?
L'èxit en les alçades, el ressò mediàtic, el prestigi de la declaració com a Patrimoni cultural immaterial de la Humanitat per la UNESCO. Ara bé, també hi ha colles i muixerangues que no es consoliden.

Com aconsellaria començar a qui vulgui apropar-se al mon casteller?
El meu fill de 12 anys ha anat sol a una colla perquè li agradaven des de petit. És el més important: que t'agradin. Cal tenir present que exigeixen dedicació d'assaig i temps de cap de setmana per a les actuacions.

Com es troba el projecte del Museu casteller de Catalunya a Valls?
He estat el que en gestió cultural denominem el project manager entre abril de 2014 i juny de 2019 per encàrrec del Consorci que integren la Generalitat de Catalunya, la Diputació de Tarragona, l'Ajuntament de Valls i la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya. S'ha construït un equipament turístic i cultural modern de prop de 3.000 m2 amb voluntat de prestar servei a turistes, visitants, comunitat escolar i castellera, i al barri antic on està emplaçat. Moltes persones hi han dipositat molt de treball i il·lusió. En el tram final, malgrat que el pla de viabilitat de 2014 realitzat per una consultoria cultural externa i revisat i millorat per un auditor independent el 2018 i 2019, establia un import econòmic concret per a la gestió integral de l'equipament, algú sense criteris de gestió cultural va optar per rebaixar la xifra amb què sortia a licitació. Això ha fet que el concurs públic quedés desert. S'ha de tornar a convocar.

Xavier Borrell

Breu història dels castells i la muixeranga als Països Catalans
Autor: Bertran, Jordi
ISBN: 978-84-1303-121-7
184 pàgines
Tapa rústica amb solapes
115 x 185 mm
Col·lecció: DivÈrsia.cat Nº 01
Data de publicació: Agost 2019

dimecres, 2 d’octubre de 2019

'La biblioteca de la luna' - Francesc Miralles


Se dice que en los años venideros los jóvenes de hoy día tendrán trabajos que aún no existen. Francesc Miralles (Barcelona, 1968) presenta en su última obra, La biblioteca de la luna, varios de esos trabajos.
No creo que estemos hablando de una novela de ciencia ficción, al fin y al cabo el hombre ya pisó la luna, y en varias ocasiones, de lo que estamos hablando es de un adelantado en el tiempo, de un vidente, de un visionario, un auténtico Michel de Nôtre-Dame de nuestro tiempo. Él hace sus predicciones para un futuro venidero y como se suele decir, el tiempo dirá si tiene razón o no, pero hasta que llegue ese día, solo nos queda disfrutar de su pequeña gran obra.
Pequeña por duración, algo más de 250 páginas, y grande por su historia y su prosa.
La biblioteca de la luna no deja de ser una historia de amor, en este caso amour fou, al fin y al cabo querer a una persona que está a más de 384.000 kilómetros de distancia es de ser loco y más si la chica en cuestión no es consciente de ello.
Verne (nombre perfecto para dicho personaje) trabaja en un call center como tarotista online. Su vida es aburrida y lánguida, y su único sueño es estar en la luna. Así. Literalmente. ¿La razón? Moira, su amada trabaja allí, en la colonia lunar que un multimillonario creó para gusto de otros millonarios, los únicos que se pueden permitir el coste de dicho viaje.
En el último contacto con ella, vía telemática, Verne se sincera y admite el amor que en tierra siempre sintió por ella. Lo que Verne no sabe es que días después, finalmente será enviado a trabajar a la Exovillage junto con Moira y a su llegada a la luna se encontrará con un terrible suceso.
Moira ya tiene pareja. La “melancolía espacial” hizo que Marcelo, un joven brasileño que trabaja junto a ella en las telecomunicaciones del complejo hotelero lunar acabase siendo su tabla de salvación.
Por suerte para él la misión que Kumar, el dueño de todo el complejo, tiene para él resulta serle muy útil. Será el bibliotecario de la luna.
¿Por qué? Sencillo. En la tierra se prohibieron los libros físicos, los recursos de papel hicieron que los gobiernos tomaran esa decisión y en la luna no. Así que con los años que hace que Verne no tiene un libro en sus manos disfruta de cada instante que pasa en la biblioteca. Y si tenemos en cuenta que esos libros son incunables, más aún.
La trama contiene pequeños giros argumentales que hacen mantener nuestro interés en su lectura, desde esos paseos lunares de Verne, hasta la facilidad que tiene de abrir puertas con su pulsera lunar, cuando ni el mismísimo sheriff del lugar puede, sin olvidar esa Cueva de los Aborígenes o el secreto de Marcelo.
No sería de recibo finalizar esta reseña sin la mención a la espiritualidad de la novela. Muy influido por la filosofía Zen, en La biblioteca de la luna encontramos numerosos Haikus así como infinidad de pequeñas menciones a todo ese universo. Es más, dos de los personajes de la novela actúan como si de un maestro zen y su alumno se tratase.
Sí, La biblioteca de la luna resulta un pequeño oasis en la literatura actual, tratando un tema que en unos años bien podría resultar verídico, sus cortos capítulos nos mantienen en vilo constante, su historia nos atrapa, los giros argumentales sorprenden y su final está lleno de esperanza. Con todo y con eso, resulta una bonita historia de amor.
SALVA G.
Título: La biblioteca de la luna
Autor: Francesc Miralles
Editorial: Espasa
Edición: 1ª edición, junio de 2019
Número de páginas: 259 pp.
I.S.B.N. 978-84-670-5596-2