dijous, 3 de novembre de 2011

'Verdad, Belleza y Bondad Reformuladas' - Howard Gardner


Verdad, Belleza y Bondad Reformuladas
Howard Gardner
Paidós
Fecha de publicación: 06/10/2011
304 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-493-2604-2
Colección: Biblioteca Howard Gardner
Traductor: Marta Pino Moreno


Si recurrimos a Wikipedia, la entrada biográfica de Howard Gardner nos dice que nació en  una ciudad llamada Scranton, en Estados Unidos en 1943. Nos dirá además que es un reputado investigador y doctor en Psicología, docente en la universidad de Harvard y, conocido en el ámbito científico por sus investigaciones en el análisis de las capacidades cognitivas y por haber formulado la teoría de las inteligencias múltiples.
Pero si seguimos el postulado del profesor Gardner en su ensayo “Verdad, Belleza y Bondad”, él mismo nos aconsejaría que observásemos con crítico recelo lo que en la red se da como esencialmente cierto.
Este magnífico ensayo que trae casi a escondidas su verdadera intención en el subtítulo “La enseñanza de las virtudes en el siglo XXI” pretende algo casi quimérico en los tiempos que corren, algo casi quijotesco: reformular las tres virtudes que dan sentido al concepto de Civilización, y poner freno con ello al creciente relativismo, cuando no directamente cinismo o nihilismo en el que lentamente van cayendo todas las sociedades avanzadas. En las primeras páginas, el reciente Premio de Asturias de las Ciencias Sociales nos pone frente al panorama desolador, y no incierto, de que ese relativismo en lo que se refiere a las virtudes principales se apoderase de nuestro pensamiento. ¿Qué clase de sociedad sería una en la que el concepto de Verdad no sea mínimamente consensuado, en el que la Belleza sea algo sin sentido ni criterio o en lo que llamamos Bondad no se ciñera a ningún uso de costumbres o moral conocido o comúnmente asumido? La respuesta nos la da él mismo recurriendo a la célebre frase que se repite en la novela de Orwell, 1984, según el MINISTERIO DE LA VERDAD: “La Guerra es Paz, la Libertad es esclavitud” El fascismo, el Totalitarismo tiene el camino allanado cuando, sencillamente estas tres cuestiones dejan de incomodar o de cuestionar a la ciudadanía ¿Qué es Verdad? ¿Qué es la Belleza? ¿Qué es bueno? Y por ende, lo contrario.
Utilizando una técnica didáctica muy efectiva, con un lenguaje de perfil medio, accesible a personas no necesariamente pertenecientes al entorno académico, el profesor utiliza multitud de ejemplos literarios, artísticos, periodísticos, para hacernos ver los peligros a los que el exceso de información no contrastada, básicamente a través de internet, y la dejación de la capacidad de la autoreflexión pueden acabar provocando. El propósito de su obra consiste en convencernos de la necesidad de seguir contando con las tres Virtudes como guías imprescindibles de nuestra vida y, de cómo es necesario reformularlas continuamente, como objetos vivos que influyen en nuestras vidas cotidianas y que van mucho más lejos de la simple disquisición filosófica. Aborda el profesor la problemática de las nuevas tecnologías y propone una especie de alianza, un modelo educativo en el que el soporte informático y las redes sean los complementos idóneos para la reflexión y el aporte de datos, pero negándoles la opción de dictar las hipótesis del razonamiento Humano.
Es una perogrullada necesaria repetir que vivimos un tiempo de profundos cambios, y que esos cambios vienen a tal velocidad que apenas alcanzamos a metabolizarlos. Para sobrevivir como civilización, y aún como especie, necesitamos un modelo educativo y unos valores claros intelectuales ajenos a la contaminación de los dictados de los mercados económicos, que se han demostrado tan inútiles como volátiles y desastrosos para la inmensa mayoría de los mortales. Gardner no se corta un pelo a la hora de desvirtuar a los economistas como precursores de las normas de comportamiento sociales, como tampoco escatima reproches (siempre fundamentados y de una educación exquisita) a los evolucionistas postmodernos que todo lo asocian a la química cerebral.
Como Psicólogo especializado en educación e inteligencia, H Gardner propone un cierto retorno a los principios clásicos, no así, ni necesariamente a su formulación antigua.
En cualquier caso, y eso no puede dudarse, se esté de acuerdo o no con sus posiciones, sólo las sociedades ilustradas llevan a la democracia, que se sepa “el menos malo de los sistemas de gobierno conocidos” en boca de Churchill, y esa Ilustración únicamente se logra cuando los individuos son capaces de argumentar, buscar criterios y debatir de forma consecuente sobre estas tres Virtudes. El sistema económico vigente propone un modelo educativo empobrecido, utilitario y a su medida, contra la formación del ser humano en su Plenitud, que es el único medio de llevar a la formación del ciudadano democrático, consciente y responsable.
¿Cuántas personas leerán a Howard Gardner? Bastantes menos de las que verán la próxima final de Champions League o de las que se empaparán con el último programa  de cotilleos de Tele 5. ¿Nos acercará o nos alejará eso de la salida de la crisis? ¿Nos hará más libres como ciudadanos lo uno o lo otro? Sea como sea, Hay quien ríe mirando de reojo lo que puedan llegar a molestar estas voces disonantes, no sea caso que le frustre su carrera como futuros MINISTROS DE LA VERDAD:

“La Guerra es Paz, la Libertad es esclavitud”

Que ustedes lo disfruten.

Víctor del Árbol

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada