dimarts, 4 de febrer de 2014

'Cielo de plomo' - Ben Pastor


Dentro del género de la novela negra, destaca como una de las variantes más interesan-tes el de la novela negra histórica, en la que el investigador de turno se sitúa en un de-terminado momento de la historia. En el caso de Ben Pastor (seudónimo de María Ver-bena Volpi), el escenario escogido es el de la II Guerra Mundial y su personaje, Martin Bora, es un oficial de la Wehrmacht y colaborador del Abwehr (Servicio de información del ejército).

La acción de “Cielo de plomo” transcurre en Ucrania en el año 1.943, cuando el ejército alemán se prepara para lanzar una ofensiva contra el ejército de Stalin. Martin Bora in-vestiga la aparición de seis cadáveres de civiles anónimos en un bosque así como las muertes del general ruso Platonov, prisionero de guerra, y del también general ruso Khan Tibyetskji, personaje carismático de la Revolución soviética que deserta del Ejército Rojo y se entrega a los alemanes en un carro de combate de última generación. Para las autoridades alemanas el primero muere de forma natural mientras que el segundo se suicida en la habitación en la que está recluido. En cambio, la propaganda de guerra soviética afirma haberlos ejecutado por desertores. No obstante, Martin Bora desconfía de ambas versiones e investiga las posibles relaciones entre los cadáveres del bosque y los generales fallecidos.

La originalidad de Ben Pastor, como ella misma reconoció el 18 de febrero de 2007 en El País, es usar lo policíaco como un caballo de Troya de la Historia. Por esta razón, la trama criminal, aunque está bien planteada y mantiene viva la atención del lector, parece que sea lo que menos interesa a la autora, de modo que no espere el lector una narración repleta de acción, disparos, muertes violentas y diálogos brillantes, cínicos e irónicos a lo Chandler o  Philip Kerr. Por el contrario, la investigación discurre suavemente como si mientras leyéramos la novela estuviéramos escuchando un concierto para piano de Shumann o de Brahms.
En realidad, la trama es una escusa para relatar minuciosamente la organización, o mejor dicho, la desorganización del ejército alemán en Ucrania, las luchas entre los miembros del Abwehr, la Gestapo y la SS y la incompetencia de sus oficiales, demostrando la autora un conocimiento profundísimo de la vida castrense, sin duda adquirido cuando fue profesora del más antiguo colegio militar privado de Estados Unidos, la “Norwich University”.

Pero también permite a la autora abordar la descripción de un personaje sumido en complejos dilemas morales y psicológicos, un hombre culto, amante de la filosofía, músico, políglota y católico que, como un caballero romántico, aislado e incomprendido, intenta superar el dilema de si tiene sentido investigar unos crímenes individuales en una guerra cuando el investigador es precisamente parte del ejército invasor que ha pro-vocado millones de muertos.

Otro aspecto a destacar de la novela, es la osadía de la autora para presentar como héroe a un oficial del ejército alemán durante la II Guerra Mundial. En un mundo en el que sigue siendo casi un tabú tratar temas relacionados con la Alemania nazi, Ben Pastor nos presenta un oficial alemán atractivo, inteligente, cultivado y con un elevado concepto ético de sus actos. Es más, el lector logra olvidar el uniforme que viste Bora para cen-trarse en el hombre, en el individuo por encima de su circunstancia, y en este aspecto hay que tener presente que en la configuración del personaje Ben Pastor se inspiró en Von Stauffenberg, el hombre que trató de matar a Hitler en la operación Valkiria el 20 de julio de 1.944 anteponiendo su conciencia a la obediencia a un ejército y a una nación. En este sentido, es magistral la narración del encuentro entre Martin Bora y el general Tibyectskji, siendo ambos conscientes de que, paradójicamente, les une un lejanísimo vínculo familiar. “Esta planta y la inferior eran dos mundos distintos, y aquí regían otras reglas. Por muy remoto que fuese el vínculo que los conectaba, los dos hombres se enfrentaban el uno al otro con la conciencia tácita de compartir un pasado común: suyas eran las adineradas ciudades del norte de Europa, la solidez de la aristocracia y de la nobleza terrateniente; una raza de hombres y mujeres cultos acostumbrados a ver lo que tenían en común a través y a pesar de las fronteras nacionales”.

En definitiva, qué importan los uniformes y las banderas cuándo lo que une a las perso-nas es la cultura y una historia personal común.

Emilio González Bou

Cielo de plomo
Ben Pastor
Colección: Alianza Literaria (AL)>Alianza Negra
Páginas: 576
Publicación: Febrero de 2014
Precio: 19,50 €
ISBN: 978-84-206-8346-1
Código: 3472431
Formato: Papel
Temática: GÉNERO POLICÍACO Y DE MISTERIO -- FF


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada