divendres, 30 d’octubre de 2015

'Los jugadores' - Carlos Fortea



Carlos Fortea (Madrid, 1963) es profesor universitario y traductor de autores de reconocido prestigio entre los que se cuentan Thomas Bernhard, Günter Grass o Stefan Zweig. Es autor de las novelas juveniles Impresión bajo sospecha (Anaya, 2009), El diablo en Madrid (Anaya, 2012) y El comendador de las sombras (Edebé, 2013). Los jugadores (Nocturna, 2015) es su primera novela para adultos.

Una serie de personajes procedentes de diversos países se encuentran en París en 1919, días antes de la firma del desafortunado Tratado de Versalles, con el propósito de asistir a la Conferencia de Paz, de informar para los medios que les pagan el sueldo o de intentar cerrar beneficiosos tratos comerciales. Algunos de ellos han llegado desde España -una periodista apodada «Carta Blanca», un reportero, un informante, un hombre de negocios preferentemente turbios y su amante...-, otros son originarios de las potencias en conflicto y algunos son figuras históricas que jugarán un papel relevante en el curso de la Conferencia y en el futuro inmediato (Wilson, Clemenceau, Churchill, Keynes...)

Todo aquello que se hará oficial en Versalles muy poco después se fragua en París en torno a las mesas de negociación, en los cafés, en los salones y en los reservados. Largas e ímprobas discusiones salpicadas de asesinatos, de un intento de magnicidio - el del representante francés Clemenceau- y de las dificultades que se derivan de la grave indisposición de Wilson que intenta por todos los medios alumbrar un organismo internacional destinado a mediar en los futuros conflictos internacionales, la Sociedad de Naciones.  Fortea desvela el largo tira y afloja sostenido entre vencedores y vencidos, la ambición inmisericorde de los primeros y la miseria y la humillación de los derrotados. El autor no muestra sin reservas la incapacidad de estos últimos para hacer frente a las pretensiones que, en forma de reparaciones de guerra, exigen los que han salido victoriosos de la Gran Guerra.

Fortea asume el reto de convertir en ficción un episodio histórico que presenta dificultades evidentes. Y lo hace con éxito. Un estilo elegante al servicio de una novela muy interesante que conviene leer tras haber recordado cómo se produjo el desenlace del conflicto mundial y cómo los términos del Tratado asfixiaron las economías, ya muy maltrechas por la guerra, de alemanes y austriacos.

Empar Fernández

Título: Los jugadores
Autor: Carlos Fortea
Editorial: Nocturna
Colección: Noches blancas
Primera edición: octubre, 2015
Páginas: 289
ISBN: 978-84-943354-9-5



dijous, 29 d’octubre de 2015

'Negro Juan' - Francisco Estupiñán


Dicen que el sol se hundía lentamente, como un globo de fuego, en el extremo occidental de la gran laguna. El agua de los canales, quieta y muerta, reflejaba la pirámide del templo de Tenochtitlán. Aves negras revoloteaban sobre el templo y se posaban sobre las piedras ensangrentadas del altar de los sacrificios. Todos esperaban…

Dicen que Canarias vive una Edad de Oro de talento narrativo con epicentro en la literatura de género. Francisco Estupiñán es un botón de muestra y Negro Juan su confirmación en el panorama narrativo canario con su salto al mercado nacional. El autor recrea la vida de Juan Garrido, el único hombre de raza negra y liberto del que existe constancia documental sobre su participación en la conquista y colonización de América, desde las Antillas hasta California, pasando por Florida y México.

La historia es un instrumento para generar una nueva vida. Resucitar el pasado y metabolizar los sueños, ilusiones y esperanzas de la Nueva España, ese Imperio allí donde no se ponía el sol. Estupiñán se convierte en un aprendiz de pintor que suelta los primeros manchones en un lienzo desde una Sevilla, en el siglo XVI, convertida en la ciudad europea con más esclavos, la intolerancia del Santo Oficio hasta el borrón y cuenta nueva de cruzar el océano hacia la Tierra Prometida. Siempre hay una promesa más allá de las aguas, en la orilla de nuestro destino.

Negro Juan rechaza las ideas maniqueas preconcebidas. Relata lo sucedido desde un punto de vista nuevo. No el del conquistador o el nativo americano, sino el de alguien que se siente marginado a pesar de formar parte del bando ganador. Su esperanza es que en el Nuevo Mundo nace una sociedad donde el mestizaje igualará a todas las personas. Como afirma el autor: en mi condición de canario, no puede ser de otra forma. Canarias es el resultado del mestizaje de españoles, portugueses, italianos, franceses, aborígenes, moros…

La memoria es nuestro reducto. La simiente que anidamos. Estupiñán nos traslada a un pasado realista. Entre miedos de Moctezuma y las profecías: ¿Seré yo como dice la profecía el último rey de Anáhuac? Cuando aparezca la serpiente alada, la gran noche se abatirá sobre Anáhuac. Entonces, la piedra del sol que mis antepasados ordenaron labrar y colocar en lo alto del templo se partirá en pedazos. Mis soldados se llenarán de terror y las montañas de fuego hablarán. La luna se teñirá de rojo y el maíz se secará en los campos. Cuando esto ocurra, mi reino habrá terminado.

Les hablaron de la religión, de la Patria Lejana, del cumplimiento del Deber, de la Gloria, de la Fortuna. En esta aventura, muchos salieron como toneleros o pajes de escoba y volvieron nadando en oro, plata y piedras preciosas. Otros se dejaron la vida. Mejor sería que fueras a las Indias para llevar a sus habitantes, paganos, la luz de la fe verdadera…. Según parece, una cosa no estorba a la otra. Juan Garrido abordó La Gran Empresa a su manera. Se convirtió al cristianismo en Lisboa y su nombre aparece asociado en la conquista de Cuba por Diego Velázquez, en las expediciones de Juan Ponce de León a Florida, Puerto Rico, y Guadalupe y Dominica. A Hernán Cortés en la conquista de Tlaxcala y el asedio de Tenochtitlán.

De Juan Garrido nos ha quedado un retrato de Diego Rivera en un mural y una biografía del portorriqueño Ricardo E. Alegría, entrando a formar parte de la historia al introducir el cultivo del trigo en América y sufragar la iglesia de San Hipólito, que aún existe en la capital mexicana. Fue el responsable de la edificación de la iglesia de los Mártires, así llamada por los que perecieron en la Noche Triste. En fin, nuestro personaje forma parte de la historia fundacional de la actual nación mexicana.

¿Por qué codiciáis tanto? ¿Acaso el oro protege vuestro cuerpo de las enfermedades y aplaca vuestra hambre y vuestra sed? En las tierras del Anáhuac se llama al oro la inmundicia de los dioses; una mazorca de maíz o la flor más humilde de los prados es más hermosa que el oro….

Tal vez tenga razón.

Y de los primeros manchones en las primeras páginas del lienzo de Negro Juan Estupiñán nos conduce a una foto realista final. Y no es fácil jugar a alquimista en estos tiempos. ¿Será verdad que Estupiñán en un Adelantado en esta Edad de Oro de la narrativa en Canarias? Él ya ha cruzado el Atlántico para desembarcar en el mercado nacional. ¿Acaso te parece pequeña la empresa?

Negro Juan. Una novela imprescindible.

Javier Hernández

Negro Juan
Francisco Estupiñán Bethencourt
M.A.R. Editor
1ª ed.(01/09/2015)
166 páginas; 22x15 cm
ISBN: 849435535X ISBN-13: 9788494355356
Encuadernación: Rústica con solapas


dimecres, 28 d’octubre de 2015

'Gran fin' - Monoperro



“Tú no me conoces, yo a tí sí. Te conozco porque soy tú. La diferencia entre tú y yo es que yo no estoy en el tiempo, estoy en tu futuro y en tu pasado, lo veo todo a la vez. Somos el mismo en diferentes momentos”

Una obra de estilo exótico, espiritual y poco convencional en forma de manuscrito que habla directamente al lector con ilustraciones que parecen realizadas por un menor o un demente. Gran fin sorprenderá a aquellos lectores que buscan una lectura creativa y original en campos que llevan al chamanismo, la alquimia, el tarot e incluso muestras poéticas de índole religiosa.

Monoperro, como así asegura llamarse, un autor autodidacta y de nula experiencia académica nos muestra una lectura desde un estado onírico que nos permitirá ver más allá de la realidad cotidiana cuyos textos protagonizados por nuestra conciencia humana nos dictarán y alteraran nuestro estado mental dominado por nuestros conocimientos adquiridos por la sociedad y nos liberaran hacia un camino en el que nosotros mismos nos encontraremos dueños de nuestro mundo y de nuestra mente.

Jordi Monsó

Gran Fin
Monoperro
Editorial: Jekyll & Jill
Páginas: 56
Año: 2015
Precio: 13.50 €
ISBN: 9788494256554.

dimarts, 27 d’octubre de 2015

'Molt soroll per no res' dirigit per Àngel Llàcer i Manu Guix al Teatre Nacional de Catalunya



El rodatge d'una pel·lícula dels anys 50 és el rere fons de 'Molt soroll per no res', el musical inspirat en l'obra de Shakespeare que dirigeix ​​Àngel Llàcer.

Arribo al TNC una tarda de diumenge i em rep amb aquesta majestuositat que no té cap altre teatre en terres nostres. Les escales i columnes dissenyades per Bofill me assenyalen cap a les taquilles per recollir la meva entrada de premsa amb un cartell premonitori del que serà la funció 'Localitats exhaurides per avui'.

L'assignat  no és un lloc adequat per fer crítica de teatre, ja tenim uns anys i una miopia, per jutjar les expressions dels autors des de les altures de la platea, encara que em carrego d'actitud positiva per gaudir de l'espectacle.

Només començar surt Llàcer dient que apaguem els mòbils, donant pas a l'inici de la funció. Quan de sobte s'obre el teló i veiem a Aida Oset en el paper d'Hero amb un preciós vestit clar, enfundada amb uns guants a lo Rita Haywort, cantant 'Let' s do it 'com un àngel caigut del cel, mentre els seus companys li fan cors a un nivell més baix. Això em posa ja tendre d'entrada i em fa relaxar per gaudir de l'inici de la funció.


La coneguda temàtica d'una parella que odien l'amor i rebutgen caure mai en braços de ningú, es l'excusa per desenvolupar un show divertit, de ritme alt i qualitat musical suprema dirigida per Manu Guix; sense en cap moment perdre el sentit de l'humor com el que aporta Lloll Beltran a la trama.

Descans després d'una hora i mitja, però als vint minuts tornem per acabar completant dues hores i quaranta minuts, dirigits i interpretats per uns professionals que no només aconsegueixen fer-nos sortir amb un somriure a l'exterior de l'edifici, a mi em fan marxar enamorat d'Aida Oset, Bea Segura i de la seva forma de transmetre el seu art.

Si ha comprat entrada per a aquest espectacle sou afortunats, si és de la immensa majoria que no ha arribat a temps, us acompanyo en el sentiment.

Xavier Borrell


dilluns, 26 d’octubre de 2015

Entrevista a Francesc Blanco autor de ‘Proyecto XI’


Francesc Blanco publica su primera novela 'Proyecto XI' un thriller adictivo con el mundo de la literatura, la música y lo paranormal entre sus páginas.

Vemos en su biografía que usted pasó del mundo de la economía al de la escritura en poco tiempo ¿A que fue debido este cambio?
De niño leí “Cien años de soledad”.  Tras las primeras páginas, donde Gabriel García Márquez describe Macondo y nos presenta a los Buendía, decidí que algún día yo también escribiría. Pero aquello quedó allí, en el baúl de los recuerdos. Estudié económicas y desarrollé una larga trayectoria profesional en el mundo de la empresa. Muchos años después sucedió un hecho trágico: la inesperada muerte de un hermano. Si la vida es un tren en marcha, mi vagón se paró. Miré a mi alrededor, lo que vi no me gustó y entonces decidí recuperar aquel sueño de la infancia. Regresé desde Madrid, donde vivía, a Barcelona, me encerré en un piso del Ensanche y comencé Proyecto XI.

Nos hallamos ante un libro con varias dimensiones espaciales y temporales ¿Pretendía crear un universo entre realidad y ficción como un juego?
A menudo la ficción resalta la realidad. Hace años Kafka escribió un libro sobre un tipo que una mañana, al despertar, descubre que se ha convertido en un escarabajo. Parece algo descabellado, ficción en estado puro… ¿pero quién no se ha sentido como un bicho raro en algún momento de su vida? En Proyecto XI sucede algo parecido: plantea que cada libro es un mundo en si mismo al margen del lector, es decir, que cuando lo cerramos y lo dejamos en la estantería los personajes siguen vivos, haciendo cosas.

¿A quién quiere homenajear dentro del mundo de la literatura y música en la novela?
A los lectores. A aquellas personas que son capaces de dejarse llevar por las páginas impresas hasta el mundo creado por el autor. Los lectores, siempre, son lo más importante.

¿Por qué denunciar a las malas artes de los que se dedican a lo paranormal?
Porque creo que algunos fenómenos paranormales son reales. Otra cosa es que en la actualidad seamos capaces de explicarlos: lo que hoy llamamos magia algún día será científicamente demostrable. Proyecto XI comienza con un periodista, Jon Vivaldi, que pretende demostrar el fraude sobre el que se asienta el ocultismo. Sin embargo dará con algo real. Se trata, en el fondo, de la conversión de un escéptico.

¿No teme que le echen un mal de ojo los supuestos falsos parapsicólogos?
Si son falsos no podrán echarme mal de ojo.

El personaje del niño Bastian aparece en la trama dando un toque de frescor ¿En que se inspiró para este personaje?
De una forma muy metafórica, Bastian soy yo.

El Poble Sec en Barcelona es un barrio de moda por su pluralidad ¿Cómo lo ve usted que ha vivido su pasado y su presente?
El Poble Sec  sigue siendo, en su esencia, el mismo. Un barrio humilde y muy mestizo, como consecuencia de la inmigración. La cuestión es que hace cincuenta años los inmigrantes venían de Aragón o Galicia, y hoy son magrebís, americanos o subsaharianos. Para mi es lo mismo, gente que busca un futuro mejor. Y el espíritu colaboracionista sigue muy vivo con independencia de la procedencia de sus habitantes.

¿A qué viene su afición por la música clásica reflectada en el libro?
Siempre me interesó, como los libros. Aunque soy muy ecléctico, escucho y leo de todo.

Los últimos tiempos literarios nos traen thrillers en el mundo de las finanzas ¿Se ve capaz de escribir un libro sobre el tema dada su experiencia?
No, porque es un tema que no me interesa demasiado. Los conspiradores financieros se mueven por dinero y poder, lo cual los convierte en tipos muy predecibles, planos y poco interesantes como personajes. Solo soy capaz de escribir algo creíble si me apasiona, lo cual no sucede en este caso.


Xavier Borrell

Francesc Blanco
Proyecto XI
Suma Editorial
Año 2015
ISBN: 9788483657553
320 páginas 

divendres, 23 d’octubre de 2015

'Controlaré tus sueños' – John Verdon



Quinta entrega de la serie de novelas escritas por el escritor estadounidense John Verdon, protagonizada por el jubilado ex inspector del Departamento de Policía de Nueva York David Gurney, desde aquella primera ‘Sé lo que estás pensando’ publicada en 2010.

En esta ocasión David es requerido para investigar la muerte de cuatro personas fallecidas casualmente por suicidio, tras recibir consulta en un complejo hotelero de montaña de un hipnoterapeuta de prestigio internacional llamado Richard Hammon. Todos ellos han tenido los mismos sueños antes de morir, por lo que se le acusa de incitación al suicidio. Gurney acudirá con su mujer Madeleine, a instancias de la hermana del acusado, para tratar de resolver el caso.

 Allí encontrará que Hammon es un maniaco depresivo especial, al que una comunidad cristiana culpa de suscitar a sus clientes a convertirse en gays, con un caso relacionado con el pasado de su mujer y a tener que navegar por los límites de la mente humana, para llevar el proceso adelante y conseguir su comprensión.

Otra interesante historia de las que Verdon crea para su jubilado protagonista, aunque en esta ocasión destaca la implicación de su pareja, al contrario que en las anteriores novelas, que hacían la lectura un tanto cansina. Además en esta ocasión de unas muy interesantes teorías sobre el poder de la sugestión en la mente humana y de la fuerza del hipnotismo muy pedagógicas.

Sobresaliente y sorprendente novela del neoyorquino, que gana enteros con la edad.

Xavier Borrell

Controlaré tus sueños
John Verdon
Traducción Javier Guerrero
Roca editorial
SBN: 978-84-99187-69-3
Páginas: 432
Precio: 19.00 €
Fecha de publicación: 22/10/2015
Formato: Trade TB con solapa

dijous, 22 d’octubre de 2015

'Cuentas pendientes' - Susana Hernández


Cuentas pendientes es la tercera entrega de la serie que Susana Hernández inicia con Curvas peligrosas, publicada por Odisea Editorial, y prosigue con Contra las cuerdas que aparece ya bajo el sello de la editorial Alrevés. La indómita subinspectora del Cuerpo Nacional de Policía Rebeca Santana, eficazmente secundada por Miriam Vázquez-la marquesa-, es la protagonista de todas ellas.

Rebeca Santana, como tantos otros protagonistas de novelas de género negro, tuvo una infancia dolorosa que no consigue superar. El recuerdo de los trágicos episodios vividos regresa puntualmente para amargarle la vida. Criada por sus abuelos en un barrio popular barcelonés, el Carmelo, Santana es dura y solvente como policía y tremendamente frágil en sus relaciones afectivas. Su delicado vínculo con Malena, su pareja, una fiscal procedente de una familia adinerada e influyente, parece a punto de naufragar en más de una ocasión a lo largo de la novela.

En Cuentas pendientes Santana y su equipo intentan localizar y detener a los responsables de una red de tráfico de menores detectada a partir del “suicidio” de un par de adolescentes implicados. Mientras la investigación avanza Puri, la madre de Rebeca que acaba de salir de prisión, desaparece sin dejar pistas y su relación con la bella Malena Montero parece tener los días contados.

Lo que parece una insondable maraña afectivo-criminal es resuelto con maestría por la autora que consigue, en pocas y frenéticas páginas, que todo encaje a la perfección. Finalmente cada pieza va a parar a su sitio en una especie de complejo troquelado narrativo.

Cuentas pendientes es, a mi entender, la novela más compleja de la serie y en la que mejor se advierte un estilo propio que madura y se perfecciona en cada entrega. Por otra parte es también la novela más intensa y aquella en la que la protagonista, Rebeca Santana, exhibe sin tapujos esa dualidad que Susana trabaja a conciencia: la del personaje duro por fuera y terriblemente delicado en su interior.

Novela muy recomendable

Empar Fernández

Título: Cuentas pendientes
Autora: Susana Hernández
Editorial: Alrevés
Primera edición: septiembre de 2015
Páginas: 286
ISBN: 9788416328208

dimecres, 21 d’octubre de 2015

'A causa del Doctor Zhivago' - Qiu Xiaolong


Los vecinos del barrio del Polvo Rojo de Shanghái explican historias al anochecer, cuando el sol ya luce en Occidente, y la luna, presidiendo el cielo, se convierte en una compañera de revelaciones. Este libro es una de estas historias, la vivencia de uno de sus vecinos y, también, un homenaje a todos los libros y a los amantes de la literatura.

Narración breve, de 47 páginas, con las que el autor tiene margen suficiente para distribuir la narración en dos partes que resumen veinte años de la vida cotidiana en China. Nos presenta a los habitantes de un pequeño barrio cuyas vidas están marcadas por los cambios políticos, y nos muestra sus incertidumbres y sueños, sus aceptaciones y rebeldías. Es la crónica de una librería que se convierte en la diana expiatoria de un gobierno, y la de su propietario, el señor Ma, cuya pasión por los libros se mantiene al margen de los vaivenes del entorno, e incluso de lo que pasa en su vida.

 Una tarde de invierno de 1962 el señor Ma es arrestado y encarcelado. El motivo es por tener en su pequeña librería, a la que los vecinos van a leer gratis, una novela extranjera de un médico ruso. Treinta años de reclusión es el castigo por ser el autor de este acto “contrarrevolucionario”.

Termina la Revolución Cultural, muere Mao, y el señor Ma, tras veinte años de privación de libertad, vuelve a casa. Su esposa, que ha sobrevivido barriendo las calles del barrio del Polvo Rojo, conserva los libros, cubiertos de polvo pero intactos, en la habitación de atrás.

¿Volverá el señor Ma, ahora un anciano, a regentar su librería? Para saber la respuesta hay que abrir las páginas de este bello cuento, viajar a China y durante un par de horas ser uno más de los personajes del barrio. No contaré el desenlace, pero sí adelantaré que en esos veinte años, encarcelado, rodeado de libros y gracias al doctor Zhivago, el señor Ma no desperdicia el tiempo. La lectura le ofrece nuevos horizontes y se reinventa.

Qiu Xiaolong nace en Shanghái en 1953. Se especializa en literatura angloamericana. Es novelista, poeta y traductor al chino de obras de Joyce, Faulkner, Conrad...

Su padre fue víctima de los Guardias Rojos en la Revolución Cultural de 1966, motivo por el que a él le prohíban estudiar. En 1976 reanuda sus estudios y en 1988 se traslada a EEUU para completarlos. Allá, muestra su apoyo al movimiento de estudiantes. Los sucesos de Tiananmen y la aparición en la prensa china de sus actividades, le obligan a permanecer durante años lejos de su país para evitar represalias.

En la actualidad es profesor de la Universidad de Saint Louis, donde se doctoró de Literatura Comparada.

Es un reconocido autor de novelas policiacas, protagonizadas por el inspector Chen Cao, también poeta. Sus novelas describen la vida de Shanghái bajo el régimen de Deng Xiaoping, mezclando la política, lo cotidiano y la intriga policial.

Tras leer una segunda obra publicada por Sdedicions, tengo que felicitar de nuevo a esta editorial por el esmero que le dedica a sus libros. Incluso aparece en las notas, el número de ejemplares editados, transparencia a la que no están acostumbrados los escritores. Tristemente…

Griselda Martín Carpena

A CAUSA DEL DOCTOR ZHIVAGO
Autor: Qiu Xiaolong
Traductor (del inglés): Zulema Couso
Editorial: Sdedicions
Colección: La caja de laca
1ª edición, 2011
47 páginas
ISBN: 978-84-92607-54-9


dimarts, 20 d’octubre de 2015

'No apagues la luz' - Bernard Minier



Bernard Minier nació en Béziers en 1960 y pasó su infancia al pie de los Pirineos Franceses, región en la que sitúa el argumento de todas sus novelas. Tras trabajar en el Servicio de Aduanas francés decidió recientemente dedicarse por completo a la escritura. En pocos años ha publicado con éxito varios thrillers de corte psicológico (Bajo el hielo, El círculo) protagonizados por el atormentado capitán Servaz. No apagues la luz es la nueva entrega de la serie y la más reciente apuesta de la colección Black Salamandra que ha irrumpido con gran acierto en el competido panorama editorial del género negro.

El capitán Martin Servaz ha permanecido internado en un centro de reposo para policías desde que tiempo atrás recibiera en una caja el corazón de Marianne, la mujer que amaba. Intenta recuperar las ganas de seguir con vida y espera el momento de incorporarse a las investigaciones policiales en curso. Se acercan las celebraciones de  Navidad y Servaz recibe por correo una llave electrónica que da acceso a una habitación de hotel en la que un año antes se suicidó una mujer. La fallecida era una artista que carecía de una causa aparente para desear la muerte. Paralelamente, la periodista radiofónica Christine Steinmeyer, encuentra la carta de una suicida dirigida a ella. Es el primer episodio de una larga e inexplicable serie de contratiempos cada vez más graves que acaban por convertir su vida en un veradero infierno.

Cada uno por su lado, Martin Servaz y Christine Steinmeyer, intentarán esclarecer el oscuro misterio al que se enfrentan.

No apagues la luz es otra de las novelas que últimamente han abordado el espinoso tema del acoso y la inducción al suicidio. Minier lo hace con suma habilidad y relata de forma pormenorizada las múltiples maneras en las que alguien puede llegar a amargarte la vida hasta conseguir que sientas unas irrefrenables ganas de suicidarte. En paralelo a la historia de Christine Steinmeyer discurre la tortuosa y solitaria vida de Martin Servaz cuya evolución resulta algo difícil de seguir si el lector desconoce los títulos anteriores de la serie. Quizás sea esta la novela en la que la tensión experimente un mejor crescendo sin llegar por ello a alcanzar la intensidad de los títulos precedentes. Buena noticia para los admiradores de Minier que en algunos círculos es ya un autor de culto.

Empar Fernández

Título: No apagues la luz
Autor: Bernard Minier
Traducción: Dolors Gallart
Editorial: Salamandra
Colección: Black Salamandra
Primera edición: octubre 2015
Páginas: 576
ISBN: 9788416237074

dilluns, 19 d’octubre de 2015

'Hotel Mediterráneo' - Alejandro Pedregosa


La nueva novela de Alejandro Pedregosa (Granada, 1974) destila amor por todos sus poros. Amor a la música, a la naturaleza, a las pequeñas cosas, a las personas, a nuestros semejantes, a la libertad, a la verdad, por muy dura que esta resulta, y en definitiva, amor por la vida, por las ganas de vivir.

El Hotel Mediterráneo no está cerca del mar, todo lo contrario, se sitúa en las montañas, al lado justo de un barranco frondoso y recóndito al final de ningún sitio. La gente no llega él buscando un lugar donde disfrutar de unas vacaciones. Sus clientes son mujeres que huyen de  una vida que les dio demasiados golpes, figurativa y literalmente, aunque en este caso, habría que cambiar vida por hombre…o marido.

Allí lleva Tamara, huyendo de un marido legionario violento. La nueva huésped se instala en la cabeza de Francesc el pianista del restaurante que sirve de tapadera para la verdadera labor del hotel. Francesc ameniza las cenas con sus versiones de temas de Joan Manuel Serrat, cantante debilidad de las dueñas del cotarro: Maite y Amparo. Ambas tienen una historia tras de sí, que descubriremos en boca del propio Francesc. Es él quien cuenta la historia de este curioso, pero necesario hotel.

La vida en él transcurre sin sobresaltos, hasta el día en que tras la llegada de Tamara, aparece el cobertizo incendiado. Dos hombres merodean el lugar, y siembran las primeras dudas entre los habitantes del mismo Maite, Amparo, El Presidente, Camilo, Pili y Francesc.

A partir de aquí y con una sutileza digna de la mejor seda china, Alejandro Pedregosa, cuenta el devenir de estos personajes, primero contando las razones que les llevaron a estar donde están y hacer lo que hacen, y segundo a desentrañar el misterio de Tamara. Un pajarillo herido, asustado, temeroso de todo hombre, pro con una determinación digna de un espartano luchando en la Batalla de las Termópilas.

Navegando entre los viejos temas de Serrat, el noi del Poble Sec, y enfatizando la libertad que representa vivir en el bosque (la historia del lobo podría haber dado más de sí), disfrutamos de una novela corta pero intensa, llena de sensibilidad, sin caer en la ñoñería, y con una luz al final del túnel.

La verdad es que no sabemos si Alejandro Pedregosa quiere denunciar la ínfima calidad de vida que padecen aquellas mujeres víctimas de los malos tratos machistas, o si lo suyo es un canto a la carrera de Joan Manuel Serrat, o una bonita estampa de que el campo es mejor que la ciudad, de la que casualmente huyó Francesc, o tal vez sea todo ello y más, seguro, pero lo que sí tenemos claro es que hemos disfrutado de su lectura desde su inicio hasta su final, por mucho que este se aprecie unos cuantos capítulos antes de que ocurra, llevados por la calidez de las palabras de Pedregosa que envuelven a su novela de un papel celofán y una pátina de brillo excelente. Tal vez la edición por su parte de poemarios tenga mucho que ver en ello.

 Un placer de lectura.

SALVA G.

Título: Hotel Mediterráneo
Autor: Alejandro Pedregosa
Editorial: Planeta
Edición: 1ª edición, octubre de 2015
Número de páginas: 182 pp.
I.S.B.N.978-84-08-13834-1

divendres, 16 d’octubre de 2015

'Red Hot Chili Peppers' - Gilliam G. Gaar


Siguiendo la estela de otros grandes de la música moderna, Libros Cúpula edita una nueva tanda de libros repletos de pequeños tesoros para los más melómanos fans: Bruce Springsteen (siempre un éxito), U2 (a rebufo de sus actuales shows en nuestro país) y el que nos llegó a día de hoy, Red Hot Chili Peppers (toda una sorpresa).

Y es que la banda de Kiedis y Balzary, alias Flea, aun llenando pequeños arenas en sus conciertos, no llegan al nivel de las otras bandas (U2 está realizando cuatro noches en Barcelona, y Springsten llena un Estadio Olímpico cada vez que viene) ni en ventas, ni en público, como bien podrían ser los casos de Black Sabbath (padres del Heavy), Eric Clapton (héroe de la guitarra),

Metallica (sucesores de Black Sabbath), David Bowie (un camaleón musical, siempre mirando hacia el futuro), Bob Dylan (todo un referente musical), Pink Floyd (la magnificencia del espectáculo) AC/DC (la energía en estado puro) o The Rolling Stones (es solo Rock and Roll pero nos gusta), pero han vendido más de setenta y cinco millones de discos en su carrera y siguen convocando a una legión de fans que para sí quisieran más de una banda del panorama actual.

Es cierto que musicalmente se han alejado bastante de lo que fueron sus primeras obras, orientadas en demasía hacia el rap y el funk, y en sus últimos discos prevalece la melodía, sobre todo vocal, un hecho que ganó protagonismo en su disco consagración: Blood sugar sex magik el primero de una lista inacabable que produciría el gurú Rick Rubin.

Resulta curioso conocer que Rubin podría haber acabado produciendo el tercer disco del grupo, el extrañamente llamado: Uplift mofo party plan, pero que en las reuniones previas, cuando el barbudo productor conoció a la banda, desechó el proyecto, no por un problema musical, si no personal, no le gustaba que miembros de la banda estuvieran tan enganchados a las drogas.

Tal vez si aquella historia hubiera llegado a buen puerto, el grupo hubiera explotado ya con su tercer disco al gran público y no hubiera tenido que esperar al quinto para hacerlo.

El libro detalla uno por uno los componentes más conocidos del grupo: desde el malogrado y añorado Hillel Slovak, el guitarra muerto por sobredosis, hasta Josh Flinghoffer, el actual guitarra del grupo tras la segunda marcha del excéntrico John Frusciante, pasando por, lógico, Anthony Kiedis, Flea, y Chad Smith y acabando con el alternativo y olvidado Dave Navarro. Su disco One hot minute vendió muy bien y su música sigue siendo de calidad, aunque tal vez demasiado alternativa para los fans originales del grupo, en ciertos momentos la guitarra e incluso la voz de Kiedis recordaban mucho, algo lógico por otra parte, a Jane’s Addiction.

Red Hot Chili Peppers es un grupo anárquico, no siguen corrientes musicales, ni modas, incluso llegaron a aparecer en vivo completamente desnudos, tan solo con un calcetín colgando de sus partes íntimas, y la discográfica editó un disco con ellos posando de esa guisa en la famosa Abbey Road londinense, su reconocimiento mundial llegó de la mano de un disco doble, y rizando el rizo, su mayor éxito de ventas lo consiguieron con un CD doble. Véase la diferencia entre uno y otro: el primero es un vinilo el segundo un CD.

Tras ganar infinidad de premios, vender millones de discos y realizar miles de conciertos,  siguen en la brecha, y quieren seguir caminando hacia adelante, para ello no solo están grabando un nuevo disco de estudio tras su última obra I’m with you editada en 2011, para más señas en pleno agosto (parece que RHCP son una banda de verano, seis de sus discos se editaron en agosto, dos en septiembre y otro en julio) si no que se habló de cambiar de productor, dejando de lado al maestro Rick Rubin, aunque siendo sinceros, para el que esto suscribe su favorito siempre resultó ser Michael Beinhorn y los dos discos que realizó junto al grupo: Uplift mofo party plan y Mother’s milk.

El libro se completa con pequeños recuerdos del grupo: posters de conciertos, entradas, pases laminados, flyers representativos y anuncios de sus discos (por supuesto la palma se la lleva el poster donde aparecen ellos con el famoso calcetín).

Un libro excelente en cuanto a su presentación se refiere, fotos sensacionales, gran formato, estuche externo, pero algo escaso en cuanto a información de la banda se refiere, aunque su condensación escrita es tal, que tras su lectura, podemos hacernos una perfecta idea de lo que representa la banda en el mundo musical y conocer la personalidad de sus componentes.

 Ahora solo hace falta esperar a que se edite, primero, Scar tisue, la autobiografía de Kiedis en castellano, y que Flea edite su propio libro, que según parece está trabajando en ello.

Un excelente documento para los fans del grupo.

SALVA G.

Título: Red Hot Chili Peppers
Autor: Gilliam G. Gaar
Editorial: Libros Cúpula
Número de páginas: 62 pp.
Edición: 1ª edición, octubre de 2015
I.S.B.N. 978-84-480-2145-0

dijous, 15 d’octubre de 2015

'Gatas salvajes' - Julián Ibáñez



El "Gatas salvajes" es un puticlub cerrado situado en Mataporquera, un pueblo del norte. También es el título de la última novela de la serie Bellón publicada en la colección Estrella Negra de la editorial Cuadernos del Laberinto, que ha apostado fuerte por el maestro. De hecho en la contrasolapa de la novela se anuncia la reedición de distintas novelas del autor, así que habrá que estar al loro.

Bellón vuelve a las calles, esta vez vigilando a unas putas que ejercen su oficio en un descampado sobre unos simples plásticos. Siempre encuentra a alguna mujer que ejerce una especie de fascinación magnética sobre él y que le lleva a meterse en problemas. Esta vez es Ángela, una dieciochoañera rumana que le contrata para que le lleve a un pueblo, precisamente Mataporquera. Al llegar allí, la chica le dice que le espere, que regresará en cuanto termine con un asunto. Tras horas de espera, la chica aparece corriendo, perseguida por unos tipos que finalmente la obligan a entrar en un coche sin que a Bellón le dé tiempo a hacer nada. A partir de aquí, dedicará todos sus esfuerzos a encontrarla.
Bellón sigue siendo el mismo, un solitario, hijo literario del Parker de Stark-Westlake, aunque sus pretensiones sean mucho menos ambiciosas. De hecho, él solo piensa en el día que le queda por delante, a veces ni eso, a veces solo contempla el horizonte de la siguiente hora. Y para ello lo mismo hace de escolta, de matón o de cobrador de morosos, le es totalmente indiferente. Es un tipo pragmático, un profesional que llevará hasta el final cualquiera de sus trabajos, aunque sean tinglados de poca monta. Su territorio son los bajos fondos. En ellos se mueve como pez en el agua. En "Gatas Salvajes" siguen apareciendo garitos tan emblemáticos en la literatura de Julián como "El elefante blanco" o el "Menta y canela", y secundarios como Azucena, esa policía a la que vende información por uno o dos billetes.

Julián Ibáñez es quizás el mejor escritor de novela negra que nos queda de aquella generación de la transición, que debería estar plasmada en los libros de texto escolares. Al maestro de maestros no le interesan las tramas complicadas ni los enigmas sofisticados. A él solo le interesan sus personajes y sus territorios. Si dividimos a la sociedad en estratos, Julián nos ha regalado ya muchas novelas dedicadas a hablar sobre el más bajo estrato social enmarcado geográficamente en Madrid, en barrios como Fuenlabrada, Móstoles o San Blas. Pero también lleva sus historias a ambientes rurales. Nos ha enseñado timbas ilegales y puticlubs en la Mancha y los bajos fondos de Bilbao o Santander. En la memoria nos quedan personajes como Novoa o policías que no contentos con sus sueldos deciden cruzar la línea entre la ley y el delito o últimamente Bellón, experto en líos, experto en salir de najas y cambiar de ciudad en cinco minutos.

Julián es un experto en trasladar el Hard Boyled americano a territorio nacional. Escribe fácil, lo que no es nada sencillo. Y es reconfortante que por fin una editorial haya decidido apostar por él en la medida de sus posibilidades.

Últimamente ha recibido homenajes, como el de la Asociación Novelpol o el del Encuentro de las Casas Ahorcadas de Cuenca, algo que le agrada y le mosquea a la vez porque "cuando a uno le dan homenajes, chungo" -según sus propias palabras-. Una de las cosas más importantes para mí ha sido compartir con él alguna mesa redonda y conocerle por fin personalmente después de admirarle y leerle en silencio, de considerarle uno de los mejores autores de novela negra y no terminar de comprender la poca consideración institucional que se le otorga, la poca, aunque fiel y constante, masa de seguidores que se han dado cuenta de sus aptitudes como escritor, todo ello llevado por el maestro con una modestia y una sencillez poco común.

Paco Gómez Escribano

Gatas salvajes
Julián Ibáñez
Cuadernos del laberinto
Colección ESTRELLA NEGRA
180 páginas 
I.S.B.N: 978-84-944036-3-7
Año 2015

dimecres, 14 d’octubre de 2015

'Marley estaba muerto' - Carlos Zanón



MARLEY ESTABA MUERTO, de Carlos Zanón. RBA, Serie Negra. «ESTOY EN BARCELONA. MIERDA. SIGO ESTANDO EN BARCELONA. ES MI CIUDAD PERO NO VUELVO A CASA».

En la actual Barcelona varios personajes deambulan sin rumbo compartiendo las calles sin lustre de una ciudad que ha dejado de pertenecerles. Una serie de historias que se engarzan entre sí formando el dibujo de una Navidad de dudoso fulgor, con más sombras que luces. Marley estaba muerto, una reseña. Yo no debería de estar haciendo esta reseña. Y no debería porque nadie me va a creer. Pero ahí está la vida, llena de riesgos.

 Hay que salir de la zona de confort, eso dicen los psicólogos del Facebook. Y eso hago, salgo, me aventuro. Pero, insisto, nadie me va a creer, porque los milagros no existen. Solo el 13 de mayo en Fátima, ahí, sí. Y en Navidad. Mentira. Los milagros existen, y uno de esos milagros es “Marley estaba muerto”. Lo ha escrito Carlos Zanón, ese “chico de Barcelona” como dicen las madres cuando lo ven. “Marley estaba muerto” está impreso y todo. En papel y digital.

Y digo que está impreso, porque hay tanto libro que merecería la hoguera del Ama y la Sobrina que a veces encontrar un milagro literario es eso, un milagro. Así que, lector ansioso, puedes cogerlo en tus manos, ponerte a leer después de olerlo. ¿Qué vas a encontrar? Cuentos. Cuentos de navidad. Pero no son cuentos, es una novela. No sé si me explico. Los milagros tienen ese tipo de paradojas. Son y no son. Encontrarás a Marley, que estaba muerto, pero también estaba vivo. Encontrarás al tío Noel.

Loco, por supuesto, todos lo estamos, ¿no?. A la Dolores, con sus uñas desconchadas, pintadas de rosa chicle. A la perra Luka, la del morro húmedo y los ojos suplicantes. A los pizzeros del Lord Byron, hijos de Linch, de Wagner. A Charly, el insensato. A Michael Head. A Romeo, Julieta y Ofelia, todos luchando por su trozo de corazón. A Elvis y a Carlitos. Fantasmas, los de las Navidades pasadas, presentes y futuras. A Salas-Humara, a Sir Paul, aldabones góticos, jardineros huraños como el gigante egoísta y literatura, literatura milagrosa de la que ya no se hace, porque en este mundo del noir todo tiene que ser prosaico, comprensible y venal. Carlos Zanón sale de la zona de confort y convierte la novela negra en poesía y la poesía en novela negra. Es el príncipe y el mendigo del noir,
noir que no es negro, es azul, es gris, es rojo de sangre triste, sangre de bar de serrín y de palacios rusos, de abadías inglesas y camareros que cuentan su vida y sufrirán en la última escena de la película, la que no veremos.

 Porque a lo mejor estamos como Marley, muertos en vida, o vivos en la muerte. A saber. En el mundo de los milagros literarios nunca se sabe donde podemos acabar. Pero no hay mejor forma de acabar que leyendo esta pequeña joya literaria, que necesita no una lectura, sino varias para poder apreciar todas las gemas que esconde el fango del dolor humano talladas por la pluma de Carlos Zanón. Un aviso: si no lees este libro mereces, como mínimo, un tiro en la rodilla. O dos.

 Nieves Abarca

Marley estaba muerto
 Premio Dashiell Hammett 2015
Autor: Carlos Zanón
240 páginas
ISBN: 9788490566282
RBA Serie Negra
Año 2015

dimarts, 13 d’octubre de 2015

Vuelve Alejandro Amenabar con 'Regresión'




Amenábar, tras seis años de silencio cinematográfico, nos lleva a la gran pantalla con una película cuyo tema te hace recordar a “Los otros”. Amante del misterio, como ha confesado en diversas entrevistas, provoca que el público entre en la sala esperando disfrutar del enigma, de lo oscuro y sorprenderse una vez más como lo hizo con la película citada. Lo esperado a veces te sorprende de manera negativa.

El director ha basado su guión en hechos reales ocurridos en Minesota,  en 1990. Se investigó sobre ceremonias satánicas y posibles depravaciones escabrosas, con sacrificios humanos y ritos sexuales, hechos que jamás se pudieron demostrar.

El detective Bruce Kenner, Ethan Hawke, es el encargado de investigar el caso de la menor Angela (Emma Watson) que, bajo la tutela del párroco de la iglesia, denuncia a su padre, John Gray (David Dencik) por abusos. Ante la duda de sus declaraciones, se solicita la colaboración del psicólogo Dr. Raines (David Thewlis) que somete al padre a una regresión para aclarar el caso. Siendo “Regresión” el título de la película, aquí se encuentra el primer punto flaco del film. El psicólogo parece un personaje de añadido, al que parece que no le importa la historia. Practica una especie de hipnosis extraña a una persona alcoholizada y extrae conclusiones precipitadas que contagia al inspector y a una gran parte de la población, entrando la historia en una espiral de despropósitos que se me antojaron como un puzle desorganizado. Sobre la regresión, aquí se acaba un tema sobre el que se podía haber profundizado mucho más.

Durante los 106 minutos que dura la película, estuve esperando un giro que me sorprendiera como en “Los otros”, ese giro al que nos tiene acostumbrados este gran director, pero el giro no se presenta. Acaba la película y la sala queda en silencio. ¿Hemos visto un documental?

Salva la película, además de la excelente fotografía, la gran interpretación de Emma Watson, que definitivamente se ha despegado de la querida Hermione y se ha convertido en una actriz a la que, con seguridad, le espera una larga y exitosa carrera. Emma es coherente con su papel y lo borda. El inspector, interpretado por Ethan Hawke (protagonista de Gattaca) representa la entrega del investigador cuando profundiza en un caso hasta el punto de llegar a la obsesión. Tal vez la película se tendría que haber titulado: Obsesión, en ese caso el público no esperaría una trama sobre la que no se trata.

El desenlace, tras mostrarte escenas satánicas, intentos de suicidio por culpabilidad, rituales sexuales… te deja, como ocurrió en la realidad, con la duda de si todos estos hechos han sido verídicos o bien que la niña es una víctima de abusos que delira como autoprotección. No es preciso ni en cine ni en literatura que los finales sean abiertos, pero tampoco hay que mostrar unos hechos de manera tan aséptica. Tampoco es coherente que toda la obsesión que arrastra el investigador, y que constituye el núcleo de la obra, se aclare en un segundo, los procesos psicológicos son más largos en el tiempo. No seamos tan incoherentes, señor Amenábar, o invente, por favor. Los hechos de Minesota los podemos leer en la red, pero en la gran pantalla yo quiero ver cine…, como en “Los otros”.

Puede que otros piensen que es la mejor película de su filmografía, pero yo creo que es una autentica regresión en la carrera del director.

Eso sí, esperamos la siguiente.

Griselda Martín Carpena


Título original: Regresión
Director y guionista: Alejandro Amenábar
Música Roque Baños
Fotografía: Daniel Aranyó
Producción: Coproducción España-Canadá. Himenóptero. Telecinco Cinema
Reparto: Ethan Hawke, Emma Watson, Aaron Ashmore, Devon Bostick, David Thewlis, Dale Dickey, Aaron Abrams, David Dencik, Kristian Bruun, Matija Matovic Mondi, Janet Porter, Goran Stjepanovic.
Año: 2015

dijous, 8 d’octubre de 2015

'Y tú no regresaste' - Marceline Loridan-Ivens (en colaboración con Judith Perrignon)


Para Ser un libro, con sus noventa y dos páginas, resulta escaso, corto, tal vez incluso inacabado, pero Y tú no regresaste, la nueva obra editorial de Marceline Loridan-Ivens (Épinal, Francia, 1928) en realidad es una carta, y ciertamente, para ser una carta, resulta suficiente, incluso exagerada.

En abril de 1943, mientras Marceline viajaba con su padre en un tren hacia el campo de Auschwitz-Birkenau, oyó cómo su progenitor le decía: “Tú podrás regresar, porque eres joven, pero yo ya no volveré”.

Marceline contaba con quince años, su padre rondaba los cuarenta.

Por supuesto este no regresó.

Pero tuvo tiempo mientras estaban afincados en el campo de entregarle una pequeña nota, escrita en un pedazo de papel vete tú a saber con qué. Marceline no recuerda nada de aquella nota, tan solo el encabezamiento, la primera de aquellas líneas: “Mi querida niña”, y casualmente la última, la firma de su padre: “Shloïme”.

El tiempo se convirtió en una laguna difícil de cruzar, e hizo olvidar todo lo que su padre podría contarle a su hija en aquella nota. Tal como muchos seres humanos olvidan sus problemas, recordando el día que se iniciaron estos y por supuesto el día que acabaron.

Pero no es el caso. En Y tú no regresaste Marceline que cuenta con ochenta y siete años en la actualidad recuerda el horror sufrido en los campos, y lo explica como si hoy mismo lo estuviera viviendo, todo ello volcado en esta extensa carta a su padre. La autora no cae en el sentimentalismo fácil, no busca la lágrima rápida, es más, en muchos instantes, su frialdad se torna una coraza necesaria para olvidar aquel infierno.

Ella construyó las rampas que llevaban a sus compañeros a los hornos crematorios, las zanjas en las que más tarde y para que los aliados no vieran el fuego saliendo de las chimeneas y así poder bombardear la zona, cavaron para quemar a ras de suelo los cuerpos de los prisioneros, luchó por algo de comida, una patata, una cebolla, y a día de hoy sigue siendo una mujer delgada y esbelta para, según sus palabras: “no me envíen al gas la próxima vez”.

Pero su horror continuó tras acabar la guerra. Intentó en vano suicidarse tirándose al Sena, por suerte un hombre la retuvo cuando ya se había encaramado al parapeto en el muelle Saint-Michelle, lo intentó después también sin mucho éxito, y tuvo que aguantar las duras burlas de su propio hermano, Michel, quien le dejaba mensajes en su contestador tras la liberación imitando la voz de un  SS diciendo “Usted tomará el convoy 71 con la señora Simone Veil”, incluso se hizo tatuar “SS” en uno de sus brazos. Murió joven, siempre lo había dicho: “moriré a la edad de mi padre”, y así fue. Una dosis excesiva de medicamentos y alcohol acabó con su vida. Dos años después su madre moría también. Henriette, su hermana lo hacía algunas semanas después de su madre. Con el mismo cóctel que Michel. A ellas las mataron los campos de exterminio sin haber puesto un pie nunca en ellos.

Y tú no regresaste se convierte así en un relato crudo, duro, pero bello en su fondo, la fuerza de Marceline por convertir aquellas palabras de su padre en el vagón hacia una muerte segura de que ella viviría debido a su juventud, resultaron proféticas, y un cabo en el que agarrarse para salir de allí y ver convertidas en realidad aquellas palabras.

La fe de Marceline le hizo vivir y setenta años después explica aquel horror sin tapujos, sin sentimentalismos, tal y como sucedió. Sin duda la brevedad del relato hace de él una pequeña masterpiece literaria digna de ocupar plaza junto a Si esto es un hombre de Primo Levi en las bibliotecas más selectas del mundo.

SALVA G.

Título: Y tú no regresaste
Autor: Marceline Loridan-Ivens en colaboración con Judith Perrignon
Traducción: José Manuel Fajardo
Editorial: Ediciones Salamandra
Edición: 1ª edición, septiembre de 2015
Número de páginas: 92 pp.
I.S.B.N. 978-84-9838-711-7

dimecres, 7 d’octubre de 2015

'Tiempos de hielo / Temps de gel' - Fred Vargas


Fred Vargas es el seudónimo literario de Frédérique Audoin-Rouzeau (París, 1957), una arqueozoóloga e historiadora medievalista autora de las series negras protagonizadas por “Los Tres Evangelistas” y por el singular comisario Adamsberg y su no menos original equipo policial. Vargas es una autora políticamente comprometida que defiende a ultranza su privacidad y que raramente concede entrevistas.

En Tiempos de hielo la profesora de matemáticas Alice Gauthier aparece muerta en su bañera y todo parece apuntar a un suicidio, pero ciertos detalles, como un extraño signo trazado en el lugar del suceso, hacen pensar que quizá haya algo más detrás de su muerte. Pocos días después una mujer afirma haber enviado una carta que la muerta había escrito a un tal Amadée Masfauré cuyo padre se había suicidado dejando un signo similar. Las sospechas se confirman al comprobar que ambas muertes tenían algo más en común: las dos víctimas formaban parte de una trágica expedición a una remota isla de Islandia diez años antes.

En esta ocasión, como en las anteriores de la serie Adamsberg, Fred Vargas emplea el patrón habitual de la novela negra procedimental y utiliza un investigador policial que acaba desentrañando el misterio. También, como en las entregas anteriores, introduce buenas  -me atrevería a decir que excesivas- dosis de datos históricos, arqueológicos, mitológicos o legendarios. En esta novela, como en las anteriores, dota a algunos sus personajes de facultades extraordinarias (memoria extraordinaria, fuerza inexplicable…) relacionadas ocasionalmente con capacidades extrasensoriales. Sin embargo no sería acertado considerar ni esta novela ni las restantes como de temática paranormal.

En Tiempos de hielo la autora recupera los convulsos años de la Revolución Francesa y algunos de sus personajes más emblemáticos y los avatares de una  expedición más o menos actual a una inhóspita isla de Islandia. A fuerza de imaginación Fred Vargas consigue relacionar dos aspectos tan alejados en el tiempo y en el espacio y encajarlos en una trama que resulta lastrada por la erudición revolucionaria y algo confusa en su desarrollo. Robespierre y sus ilustres contemporáneos, mitología nórdica y oscurísimos secretos familiares encontrará el lector en una novela que gustará a los seguidores de la controvertida autora francesa.

Xavier Borrell

Título: Tiempos de hielo / Temps de Gel
Título original: Temps glaciaires
Autora: Fred Vargas
Traducción: Anne Hélène Suárez Girard
Páginas: 352 / 432
Primera edición: octubre de 2016
Editorial: Siruela / Amsterdam
Colección: Nuevos Tiempos
ISBN: 9788416465217 / 9788415645726