dimecres, 29 de juny de 2016

'Letanía de Abbey road' - Pablo Carrero


Tras la sorpresa que resultó ser la lectura de No hay entradas (Alferd Crespo), 66 rpm nos hace llegar otra de sus obras, Letanía de Abbey road de Pablo Carrero (Madrid, 1967), otro pequeño libro cargado de música y del amor que ambos escritores le profesan.

Carrero es Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, o sea, periodista, pero por suerte este libro está escrito con el corazón y no con la cabeza y no encontraremos en él sesudas divagaciones musicales sobre los músicos que aparecen en él, ni inacabables ensayos sobre las canciones que estos compusieron. No. Por suerte enLetanía de Abbey road sentimos el amor que Pablo tiene a la música, aunque los cinco relatos que lo componen traten de sus viajes. Viajes, eso sí, que sirvieron para conocer a un músico, presenciar un festival o escuchar una nueva obra. Musical, por supuesto. Solo hay una excepción: su viaje al Festival de Cine de San Sebastián. Por suerte para nosotros también para ese viaje Pablo se grabó unas cintas para escuchar. Cintas como la que aparece en la portada del libro con el sugerente nombre de London Calling, ideal para su primer viaje a Londres, ciudad por cierto que si él adora, un servidor reverencia.

Cada uno de los capítulos, de sugerentes nombres, están compuestos por diferentes escritos todos ellos numerados como si de un viejo vinilo se tratase. Otro punto a su favor.

Esto no es una road movie, aunque todo lo contado haya acaecido en los viajes del autor por el mundo; no son unas memorias, aunque todo en él sean recuerdos ¿reales? Tal vez. Aunque es evidente que con el tiempo que pasó tras su vivencia es posible que los relatos tengan algo de fantasía; no es un libro sobre música, aunque en todo momento se hable de ella, y de los músicos que la crean: Camarón de la Isla, Paul McCartney,B.B.King, Keith Richards, Bob Dylan, Pretenders, Kinks, y por supuesto The Beatles. ¿Qué es entonces Letanía de Abbey road? Experiencias vitales del autor que marcaron tanto su vida personal como su devenir periodístico. Pequeñas anécdotas vividas junto a músicos explicadas como si de la primera vez se tratase, con la pasión que tiene un amante de la música y los músicos cuando habla con otro ser que siente lo mismo que él.

No creo que exista una nueva entrega, al menos no con historias de iniciación, como son estas cinco, o de finalización, se puede intuir que El eco de los volcanes narra el final de una relación de pareja, pero estoy convencido de que Carrero seguirá contando sus vivencias de una u otra forma. Y es que si amas la música es imposible deshacerte de ella en tu vida.

Si con Alfred Crespo sentía una afinidad evidente, con Carrero siento lo mismo que él: un amor insano por la música.

(Para la redacción de esta reseña hemos escuchado  el nuevo álbum de Hey! Hello! y el primero de The Main Grains)

SALVA G.

Título: Letanía de Abbey road
Autor: Pablo Carrero
Editorial: 66 rpm
Número de páginas: 175 pp.
Edición: 1ª edición, febrero de 2016
IS.B.N. 978-84-943621-9-4
                

dilluns, 27 de juny de 2016

'X de rayos X' - Sue Grafton


Sue Grafton (Louisville, Kentucky, abril de 1940) es la autora de la serie de novelas conocidas como "las novelas del alfabeto". Las historias tienen lugar en la ciudad imaginaria de Santa Teresa, inspirada según reconoce la autora en la ciudad de Santa Bárbara, California, y son narradas en primera persona por la protagonista, la investigadora privada Kinsey Millhone. El primer libro de la serie es "A" is for Alibi, escrito en 1982, año en el que tiene lugar. La serie continúa con "B" is for Burglar, "C" is for Corpse, y así sigue hasta hoy con “X” y el alfabeto a punto de finalizar. En la serie el tiempo transcurre a voluntad de la autora y lo hace lentamente.

En esta ocasión Kinsey Millhone es contratada para localizar a una persona, un preso que acaba de recuperar la libertad. Kinsey  descubre muy pronto que el encargo ha sido un engaño. Paralelamente la viuda de Pete Wolinsky, un detective que ha aparecido en alguna entrega, le pide ayuda con los papeles de su marido. Kinsey encuentra un sobre con un legado de carácter sentimental y un listado de números aparentemente incomprensibles. Por otra parte la investigadora desconfía de sus  nuevos y extraños vecinos, una pareja casi anciana con un comportamiento es muy poco común.

Múltiples tramas y no siempre fáciles de seguir es lo que ofrece este X de rayos X cuyo título en castellano resulta injustificado si tenemos en cuenta que el título original es X y que no hay relación evidente entre su traducción y la trama.  Sue Grafton nos ofrece más de lo mismo, pero la fórmula funciona y lo hace bien. A través de la sagaz e insegura Kinsey Millhone, Sue Grafton desmitifica la figura del investigador privado y la dota de unas dosis de pequeños conflictos y dificultades de carácter cotidiano que en X de rayos X resultan casi excesivas. No siempre es preciso saber con detalle qué es lo que Kinsey come, cómo y con qué producto lava su ropa interior o recordar al lector que la protagonista siente una incomprensible devoción por la Pepsi Light.

Gustará a los seguidores de la serie de Kinsey Millhone a los que, dado que  el alfabeto está en las últimas, les quedan pocas oportunidades de disfrutar de sus andanzas.

Empar Fernández

Título: X de rayos X
Título original: X
Autora: Sue Grafton
Traducción: Victoria Ordóñez Diví
Editorial: Tusquets
Colección: Andanzas
Primera edición: mayo de 2016
Páginas: 492
ISBN: 9788490662809



dilluns, 20 de juny de 2016

'Domingo de Revolución' - Wendy Guerra


“La belleza de La Habana no va a impedir que se extinga –dice la protagonista de la novela Domingo de Revolución-; una ciudad la hace su gente, entre las ruinas y la diáspora la estamos liquidando.”
Sabias palabras del personaje trasunto de Wendy Guerra, autora de la obra y una de las narradoras más eminentes de esta díscola generación de cubanos que se llama a sí misma los “nietos de la Revolución”, que convierte su novela en un viaje al asedio, un tour de force de emotiva fuerza, una respuesta contundente en primera persona al ataque constitucional que soportan los autores oficiosos en la sociedad cubana actual.

Cleo, la protagonista de la historia, está sobreviviendo a la conmoción que ha causado en su realidad la desaparición física –sin aviso y dudosamente accidental, intuye- de sus padres. Su mente y su cuerpo, maniobrando en piloto automático fisiológico, se tambalea, se estremece ante el empuje de una cotidianidad social de ese país que se le torna cada día más desconocido y que habita como un fantasma. En barrena final, último reducto de una mente atribulada y acosada por los bárbaros desde todos los puntos cardinales, es su réquiem literario –el poemario Antes del suicidio- quien la salva del abismo. Premio, publicación, retribución económica y viaje a ultramar la lanzan a la búsqueda de contacto, reafirmación identitaria y con ello a un periplo de reencuentros (en Barcelona, Distrito Federal de México, New York y París) donde no tardará en descubrir que sus amigos-compatriotas viven prisioneros de espacios donde recrean la cubanidad como si de un parque temático se tratara, y donde, muy pronto, la autenticidad de la propia Cleo será ignorada y las sospechas –infundadas- de que es una agente espía de la seguridad del estado cubana, se cernirán sobre ella.

Rechazada, volverá una y otra vez a la Isla que ama y odia, y flotando en el limbo que la carcome terminará por cejar ante las presiones de los intrusos oficiales, los garantes del control gubernamental, rindiéndose conscientemente ante el voyeurismo de la maquinaria estatal (en un interesante y subversivo giro opuesto al de la película alemana La vida de los otros), convirtiéndose en vehículo de observación y delación, en títere de los hombres grises que auscultan sus relaciones, sus dudas, su actividad sexual, demostrando ejemplaridad de ese mal contemporáneo llamado esquizofrenia cubana: proclamar una cosa, pensar otra y hacer una tercera distinta. Asistimos a una serie de traiciones y situaciones comprometidas donde Cleo descubrirá cosas sobre sus padres, agendas ocultas en sus amantes, y nos regalará frases tan elocuentes como “En el socialismo nadie sabe el pasado que le espera”. La obra es una excelente denuncia de la dinámica estéril de los métodos tipo KGB de la Seguridad del Estado, del paradigma de “fiesta vigilada” que se estructura en torno a personajes fugaz y medianamente famosos.

En resumen, una novela inteligente y conmovedora que nos contamina el córtex con su visión poética del desastre mientras reflexiona sobre la soledad y la cubanía sesgada por un arcaísmo social, ese impasse histórico, bipolar y excluyente. Y nos regala a Cleo, esta vigorosa protagonista que me recuerda, en el sorprendente final de la novela, al leopardo moribundo, trepando a la cumbre del Kilimanjaro.

Carles Fortuny

Domingo de revolución 
Wendy Guerra
Anagrama
ISBN 978-84-339-9810-1
NÚM. DE PÁGINAS 224
COLECCIÓN Narrativas hispánicas
PUBLICACIÓN 06/04/2016

dimecres, 15 de juny de 2016

'El asesino de reinas' - Javier Sagastiberri


“El asesino de reinas” es la primera novela del guipuzcoano Javier Sagastiberri, la número veinte de la colección “Cosecha Roja” de la editorial Erein, en la que se reúnen escritores primerizos con figuras ya consagradas del panorama negro, como Jon Arretxe o Javier Abasolo.

Nos encontramos ante un policial que tiene como protagonistas a las ertzainas Itziar y Arantza, guipuzcoanas como el autor, y destinadas en Bilbao, también como el autor, que trabaja en la inspección de Hacienda. Por eso es bastante chocante que sobre la trama flote el Athletic de Bilbao teniendo en cuenta la rivalidad deportiva de las dos provincias vascas, y lo hace, como no podía ser de otra manera, en clave de humor, pero solo por esta vertiente, porque por lo demás, la novela persigue enseñarnos los ambientes de los puticlubs de lujo y la hipocresía de las clases pudientes.

La novela empieza con el asesinato de una de estas prostitutas, que aparece desnuda sentada sobre un trono de madera tallado en la base de un árbol. Estos tronos fueron tallados después de talar los árboles del bilbaíno parque de Artaza. Tras el crimen, aparece una foto en Internet con el epígrafe “La reina eslava”, dada la fisonomía de la difunta que, más que parecer vizcaína, parece rusa. Hay otros dos crímenes similares, el de una colombiana (“La reina latina”) y el de una africana , lo que hace pensar a los agentes de la Ertzantza que pueden encontrarse ante un asesino en serie que perpetra sus crímenes con una fuerte componente ritual.

Los crímenes se van sucediendo con cada encuentro de Copa del Athletic. Y así, Javier nos va narrando paralelamente el periplo del equipo bilbaíno eliminatoria tras eliminatoria hasta llegar a la final, que actúa como catalizadora para la resolución del crimen. Al día siguiente sale la Gabarra por la ría y la ciudad de Bilbao está en éxtasis, pues su equipo ha arrebatado la copa al Barcelona de Messi, tras más de veinte años de sequía. En la novela se nos presenta a unos aficionados, los del Athletic, que no se parecen a ninguna otra afición del mundo, por su fe, su pasión y el sentimiento hacia su equipo, pero eso sí, con mucho humor.

Para ser una primera novela, Javier nos presenta una trama resuelta con solvencia y con un estilo que hace que el interés del lector por la historia no se pierda en ningún momento, bien documentada en protocolos policiales y en los estratos de la sociedad bilbaína, con unos personajes muy bien caracterizados.

Bienvenido a Cosecha Roja.

Paco Gómez Escribano

El asesino de reinas
Javier Sagastiberri
Nº de páginas: 288 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: EREIN
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788491091035
10662 libros de Novela negra


dilluns, 13 de juny de 2016

'El dios asesinado en el servicio de caballeros' - Sergio S. Morán

 

Sin ningún tipo de duda, y no quiero que mis palabras suenen de forma despectiva, El dios asesinado en el servicio de caballeros, es la novela ideal para el verano que está a punto de abrazarnos, si no lo hizo ya en muchos rincones de este país.

Fresca, divertida, sin otra razón que la de entretener al lector y matar esas horas muertas que las vacaciones estivales nos conceden.

Verónica Guerra es detective paranormal. Investiga criaturas mitológicas, conjuros celtas, pactos con el diablo, incluso poltergeists. En el inframundo barcelonés, que es por donde ella se mueve, se le conoce con el alias de Parabellum. Se acaba de encontrar el cadáver de un dios griego muerto en el maletero de su coche y no recuerda qué hace el dicho fiambre ahí. Ni siquiera recordaba que estaba en su maletero, pero muy hábilmente escribió en su brazo la frase: “Tienes el cadáver de un dios en el maletero”.

 En cuanto recuerda qué es lo que debía hacer con él, los hechos se precipitan y deberá luchar contra unas valkirias enfadadas, contra vampiros, fantasmas, duendes irlandeses y dos facciones divinas que solo buscan la guerra. Ah! Y pasar la ITV de su Seat.

Verónica no está sola. Junto a ella aunque sea en momentos puntuales aparece Roberto, su novio; Arancha, su mejor amiga; Emilio Gambeta, un astro del fútbol; Rosa, manager del anteriormente citado astro del fútbol; Carlos, presentador histriónico televisivo y amante del citado astro del fútbol; Sofía, gorgona griega que recurre a Parabellum para salvar a su hijo; Alex, el hijo que Sofía, dios griego; y El Negociante, el auténtico sol en el que orbitan todos los personajes.

Parabellum irradia humor por todos sus poros, Verónica tiene los pies en el suelo, Parabellum se pasa gran parte de la novela volando por los aires, ya sea sola o en coche. Poco tienen que ver una con otra, aunque sean la misma persona, pero esa dualidad de su carácter lleva un punto más allá la personalidad de la detective.

Seguramente estemos ante el nacimiento de una estrella: Verónica Guerra alias Parabellum, que como su apellido indica dará mucha guerra, y con ello de una saga, con El dios asesinado en el servicio de caballeros estamos convencidos que Sergio S. Morán (Reus, 1984) dará inicio a una saga de libros sobre la detective y aquí estaremos nosotros para leerlos.

Acción en cada página, mitología sin ánimo didáctico, un personaje con carácter alejado de los tópicos de la novela negra, y un nuevo mundo, el inframundo, que demuestra que hay vida más allá de vampiros y hombres lobo,

Por cierto, los mensajes de la madre del novio de Verónica al móvil resultan a la postre tan o más perturbadores que la existencia de seres mitológicos conviviendo con los humanos en la tierra cual superheróes de Marvel o DC Comics se tratase.

Que nadie se olvide su novela cuando vaya a la playa este verano.

SALVA G.

Título: El dios asesinado en el servicio de caballeros
Autor: Sergio S. Morán
Editorial: Random House
Edición: 1ª edición, mayo de 2016
Número de páginas: 334 pp.
I.S.B.N. 978-84-15831-86-0

dijous, 9 de juny de 2016

'La muerte abrió la leyenda' - Alejandro M. Gallo


Es probable que si en un aula de secundaria donde se tenga historia por asignatura, preguntásemos por Amado (Amadeo) Granell, siendo optimistas, muy pocos sabrían quién era, la mayoría acudiría a wikipedia para saber algo del que probablemente sea uno delos personajes históricos peor tratados del siglo XX. Igual si les hablásemos de la división Leclerc, La 9 o los tanques Guadalajara, Don Quichotte, Teruel o España Cañí, algunos de los profesores de esas mismas aulas sí podrían dar detalles, aunque en una injusta sombra quedaría el hombre que compartía decisiones y portada del diario Liberation con el sí reconocido capitán Raymond Dronne.

Alejandro Gallo, conoce la historia y se ha preocupado desde su primera publicación en 2004 de darnos a conocer de una manera didáctica y entretenida esa parte de la intrahistoria escrita, y que me perdone Ian Gibson,  en la mayor parte de la ocasiones por los perdedores.

Amado (o Amadeo) Granell Mesado murió el 12 de Mayo de 1972 cerca de Sueca, en un accidente de tráfico, cuando se dirigía al consulado francés para tramitar una pensión en calidad de oficial del ejército galo. Y es ahí donde precisamente arranca La muerte abrió la leyenda. La primera misión, el primer destino, del subinspector de vocación accidental, Gorgonio Llaneza, a la postre comisario, puesto desde el cual nos narra en el presente las aventuras y desventuras sucedidas en aquellos días.

La culpa es de David (Panadero) que lo invita a un programa de radio a las tantas de la noche y le saca unas viandas y prebendas (chorizo de León entre otras) que hacen soltar la lengua al viejo comisario, aunque a éste le hace falta bien poco. Gorgonio entre pausa y pausa publicitaria y entre copa y copa de buen vino, va entreteniendo la madrugada de los oyentes de radio Vallekas (¡Cómo no¡) con su sentido del humor peculiar y certeras anécdotas sobre el accidente y los siguientes pasos dados, gracias a la ayuda fundamental de otro personaje peculiar Pedrito (Tejada). Hay otros muchos personajes amigables y otros no tanto que aderezan la trama de esta nueva entrega y según se deduce de los escrito en uno de los primeros capítulos, no será la única que podamos leer del comisario Gorgonio en los próximos meses.

Con La muerte abrió la leyenda, Alejandro Gallo retoma ese estilo de narrativa ágil y aparentemente superflua que va lanzando cargas de profundidad en cada capítulo y que tanto nos gusta leer, por entretenida y por necesaria.

José Ramón Gómez Cabezas

La muerte abrió la leyenda
Alejandro M. Gallo
ISBN: 978-84-15973-82-9
Reino de Cordlia,
Año 2016 
264 pag.

dilluns, 6 de juny de 2016

'Nos vemos en esta vida o en la otra' - Manuel Jabois


El nuevo libro de Manuel Jabois (Sanxexo, Pontevedra, 1978) Nos vemos en esta vida o en la otra resulta a la postre, literalmente: tras su lectura, un reportaje periodístico salido de madre (por su extensión), una columna de opinión, primero salpicada, más tarde inundada, por la versión de sus propios protagonistas y extendida hasta sus últimas consecuencias como aquellos viejos E.P. musicales tan de moda en los años setenta.

Así que poco o nada podemos contar sobre él, a excepción de lo que trata, y del trabajo periodístico realizado por Jabois.

La mañana del 11 de marzo de 2004, España en general y Madrid en particular, se tomó el café matutino más amargo de su historia.

En menos de tres minutos, hicieron explosión diez mochilas bombas, cargadas con dinamita Goma-2 ECO, diseminadas en cuatro trenes de cercanías en la ciudad de Madrid. Las detonaciones causaron 192 muertos y casi dos mil heridos, así como destrozos materiales obvios.

A día de hoy sigue siendo el segundo mayor atentado cometido en Europa tras el acaecido en Lockerbie el 21 de diciembre de 1988, cuando el vuelo 103 de Pan Am que cubría el trayecto entre Londres y Nueva York explotó en el aire precipitándose sobre la ciudad inglesa de Lockerbie, causando 270 muertos.
               
Tras las pesquisas policiales, que en un principio apuntaban a la banda terrorista E.T.A., varias eran las razones que así lo auguraban, finalmente, y tras el desmentido por parte de la organización en rueda de prensa, todo el peso cayó contra una célula islamista.

Y para que los yihadistas llegaran a realizar tal atroz atentado contra la libertad, detrás de ellos hubieron criminales españoles involucrados en los atentados.

Lo que se llamo “la trama asturiana” acabó con sus huesos en la cárcel, pagando por la ayuda, siendo el máximo exponente de ellos Emilio Suárez Trashorras, condenado a 34.175 años, tras el testimonio ofrecido por Gabriel Montoya Vidal, apodado El Gitanillo o Baby, la voz en la que se sustenta el libro de Jabois.

Año y medio tras él, cuando este ya había cumplido condena, intentando concertar una entrevista, finalmente, el otrora Gitanillo dio su brazo a torcer y así cedió a entrevistarse con el periodista.

La marcha de su Avilés natal en busca de nueva vida fue sin duda la razón de querer hablar tras todos estos años de silencio. Tal vez una forma de dejar por fin su pasado de lado.

Y Nos vemos en esta vida o en la otra es eso: una extensa explicación por parte de Jabois de las entrevistas que tuvo con Baby.

Tal vez lo mejor del mismo sea la imparcialidad de Jabois, su frialdad narrando los hechos, de los cuales siempre se mantiene al margen sin importar cuán salvajes sean.

Es posible que con tanto nombre, fecha, dato o explicación en algún momento la narración pierda interés, por aburrida debido a la cantidad de información ofrecida, pero no por su la historia narrada.

Gabriel Montoya Vidal fue el único menor implicado en el ataque terrorista, él fue el encargado de transportar una de las mochilas bomba desde Avilés hasta Madrid en autocar para ser entregada a los yihadistas que le esperaban en la capital. Su historia no dista mucho de cualquier delincuente típico de barriada del extrarradio: antes de los diez años les había quitado a la fuerza las huchas del Domund a unas niñas, o robado la recaudación a un ciego metiendo la mamo bajo la pequeña abertura que estos tienen en sus minúsculas casetas de venta; a los doce fue detenido por robar un coche; a los trece se drogó por primera vez y condujo su primer coche con esa misma edad, poco importaba que no tuviera la edad reglamentaria para ello, ni mucho menos un carnet de conducir.

Su familia estaba absolutamente desestructurada. Su padre estaba enganchado a la heroína, era delincuente y maltrataba a su mujer.  Mujer que por cierto en un vis a vis con él en la cárcel se quedó embarazada.

Sí, todo esto no es excusa para justificar lo hecho, pero como él bien dice: influye, ¿no?

Jabois no intenta salvar a Montoya, eso creo que es imposible, solo expone los hechos con la máxima veracidad que puede, aunque su testimonio sea el propio Montoya uno de los protagonistas de la historia, así que decididamente esta jamás podrá ser objetiva, pero se intenta.

Resulta difícil escapar de las garras del relato, por su estructura y su aparente dinámica, pocas son las ocasiones que nos cegamos con datos y nombres, y la explicación resulta acertada. Sí, Nos vemos en esta vida o en la otra es un perfecto retrato de los integrantes de la conocida “trama asturiana” haciendo hincapié en Montoya pero donde también conocemos a la célula yihadista mas occidentalizada del mundo.

Bien podría haber dejado caer toda su rabia el autor sobre el gobierno que regía en aquellos tiempos que aun conociendo ya que tras los atentados había una célula islamista, seguía en sus trece, o catorce, asegurando y confirmando que E.T.A. era la causante de aquel terrible atentado. Pero no, Jabois se mantiene al margen de todo tipo de pensamiento propio y eso dota al relato de una fuerza inusual.

SALVA G.

Título: Nos vemos en esta vida o en la otra
Autor: Manuel Jabois
Editorial: Planeta
Edición: 1ª edición, abril de 2016
Número de páginas: 240 pp.
I.S.B.N. 978-84-08-14751-0

divendres, 3 de juny de 2016

'La chica olvidada' - Noelia Lorenzo Pino


Lo ha vuelto a hacer. Noelia Lorenzo Pino ha vuelto a escribir otro interesante Policial psicológico, con los mismos protagonistas que en su anterior novela y con la misma editorial, Erein, en su colección de Novela Negra “Cosecha Roja”, lo que quiere decir que la editorial ha apostado fuerte por ella.

La autora irundarra, que debutara en el mundo de la novela con "Chamusquina"presentándonos una trama de corrupción, inició con "La sirena roja" una saga protagonizada por la agente de la Ertzainza Eider Chassereau y el suboficial Jon Ander Macua, que se enfrentaban al caso más importante de sus carreras. En él tuvieron que investigar dos asesinatos que tenían en común entre sí unos tatuajes y a su autora, Lorena, que regentaba su negocio en San Sebastián. La aparición de un tercer cadáver desollado, como los anteriores, en la playa de Fuenterrabía, hizo que la prensa los relacionara y que se enfrentaran a un asesino en serie que dejaba pocas pistas. Un trabajo absorbente que hizo que sus relaciones personales y familiares no tardaran en desmoronarse. Complementaban el equipo los agentes Peio y Eneko, la jefa de grupo Baraibar y el comisario Koldo Mayo.

Si llamaba la atención la solvencia de la autora con su segunda novela, no decepciona en absoluto, todo lo contrario, la lectura de “La chica olvidada”, tercera obra y segunda de la saga de Jon Ander y Eider. En ella deben investigar la muerte violenta de una chica asesinada a puñaladas que, sospechosamente, guarda muchos aspectos en común con otro asesinato ocurrido en similares circunstancias en 1999 y que todavía está sin resolver.

Cuando lean la novela, entenderán por qué digo que nos encontramos ante una autora con imaginación, talento y oficio, capaz de construir una trama compleja y con unos personajes muy bien caracterizados. Noelia también domina los tiempos y dosifica perfectamente las diferentes escenas con la técnica del narrador neutro. Sus personajes son creíbles, bien caracterizados a través de buenas descripciones, pero sobre todo a través de los diálogos. La prueba es que se los reconoce enseguida en cada capítulo aunque el narrador no los nombre, y esto hoy en día es meritorio, en medio de muchísimas novelas en que los personajes suelen hablar como el narrador, un error bastante común de muchos escritores que parecen empeñados en demostrar que dominan el lenguaje.

En esta nueva novela aparecen nuevos personajes traídos todos ellos desde el sentido común de la trama. E insiste la autora, con buen criterio, en seguir caracterizando a los protagonistas y a los secundarios no solo a través de la trama policial, sino a través de sus circunstancias personales, lo que les hace parecer mucho  más creíbles y humanos.

Todos ellos siguen transitando los mismos paisajes geográficos de la anterior entrega: Oiartzun, Rentería, Donosti, Irún, Hondarribia, etc. Paisajes de mar Cantábrico y de montes verdes que invitan a meditar, como así lo hacen los personajes en algunos paisajes de la novela, especialmente resaltables el Faro de Higuer o la playa de Hondarribia.

Una novela redonda que continúa una interesante saga que tendrá su continuidad porque los lectores así lo van a reclamar. Estoy seguro de ello.

Paco Gómez Escribano

La chica olvidada'
Noelia Lorenzo Pino
Nº de páginas: 472 págs.
Año 2016
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: EREIN
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788491091042

'Banco de Sangre' - Carlos Zanón

Banco de sangre dice algo y su contrario. Como la sordidez y la ternura que su autor encontró al ver las imágenes captadas por la fotógr...