dilluns, 18 de juny de 2018

Entrevista a Oriol Canals autor de 'Diví'



Quina relació tens o has tingut amb Dalí o amb el moviment surrealista per poder escriure una novel·la així?
Relació, en el sentit estricte de la paraula, cap. Sóc un apassionat de Salvador Dalí i del seu món des de l'adolescència. Sempre m'ha fascinat tant el geni com el personatge. En el meu cas, unir la novel·la negra i Salvador Dalí era un procés natural perquè són dues coses que m'apassionen. Crec que l'obra de Dalí, és fantàstica per inspirar un assassí en sèrie com el Diví.

Perquè has decidit fer participar policies de diversos països en la teva obra?
M'agrada que els meus llibres tinguin més d'un escenari, més d'un pais. Tractant-se d'un assassí que reprodueix quadres de Salvador Dalí amb restes humanes, el fet l'assassí seguís el recorregut vital de Dalí m'atreia molt. Figueres, Madrid, París i Nova York són escenaris fabulosos. Un cop vaig visitar cada un dels escenaris on passa l'acció em vaig convèncer que eren ideals per a narrar la història.

Per al teu llibre, has demanat assessorament al cos de Mossos o bé a la policia espanyola, francesa o al FBI?
M'he assessorat amb un antic Guàrdia Civil que va formar part de la guàrdia personal de Salvador Dalí durant els darrers anys de la seva vida. Custodia l'obra i el pintor. Va viure en primera fila el famós entorn dalinià. Algunes anècdotes no vaig voler reproduir-les a Diví. Tinc un respecte enorme per la persona de Dalí. Aquest antic agent ha col·laborat amb diverses policies del món al llarg de la seva trajectòria i m'ha assessorat pel que fa a la metodologia. Va ser una font inesgotable d'idees. Sense ell aquest llibre, segurament, no hagués estat possible. També m'he assessorat amb un actual sergent dels Mossos d'Esquadra. A tots dos els dec la publicació de Diví.

Els mitjans d'informació i els seus directors que tracten aquest cas del Diví, estan basats en mitjans i directors reals?
Porto una trajectòria de 20 anys treballant als mitjans de comunicació. Hi he vist de tot. I quan dic de tot, és de tot.

No paren de sorgir polèmiques i misteris entorn a la figura de Salvador Dalí. Creus que ja ho hem vist tot?
Tractant-se de Dalí, mai diguis mai. Mai es pot dir que s'ha vist tot. Sempre ens guardarà una sorpresa. Fins on interpreto el personatge, crec que li hagués agradat que així fos. Fent referència als recents esdeveniments, em fa molta pena (i ràbia perquè no dir-ho) veure com sense una certesa absoluta s'interromp del descans d'un mort. Fa mal. Al cap i a la fi, més enllà de l'artista, del geni, hi ha una persona que patia, que tenia fòbia a la mort, a la decrepitud. Amb això crec que s'hagués emprenyat molt.

Creus que hi ha diferents maneres d'informar sobre un mateix crim?
Sí, sens dubte. Pots triar la Susanna Grisó o Ana Rosa Quintana o bé TV3, RAC1 o el diari ARA, per posar exemples. Els cinc mitjans et diran que ha mort una persona. En dos trobaràs morbo i un "tot per l'audiència" i, en els altres, un codi ètic. Buscant exemples propers, si mires el tractament de notícies com el 17A, l'accident de Germanwings o la mort de Gabriel Cruz, ni TV3 ni l'ARA van treure cap imatge escabrosa. En canvi, Grisó i Quintana van sucar-hi pa amb connexions en directe amb el fèretre de fons incloses. Sento ser tan clar, però em fa fàstic.

T’agradaria fer algun homenatge al mític Agustí Vehí pel fet de que passi la trama a Figueres?
No vaig tenir la sort de conèixer l'Agustí Vehí. D'ell deien que era bromista, honest i un bon servidor públic. Què més es pot demanar? Crec que la novel·la negra catalana li deu molt a ell i al recent i malauradament desaparegut Paco Camarasa.

Quines son les teves influencies per escriure thriller en català?
Sense que necessàriament tots siguin autors de novel·la negra; de casa m'agrada Marc Pastor, Joan Miquel Capell i no em puc oblidar de l'amic Josep Camps. De fora sento atracció per a Agatha Christie, Stephen King i Thomas Harris. Tots ells m'ho fan passar pipa.

Aquest és el teu segon llibre, tens pensat escriure'n algun altre?
Sí, novel·la negra de nou. Ja hi estic treballant. He fet algunes entrevistes i l'estic guionant. No em fixo cap data.

Agustí Argimon

Títol Diví
Autor Canals Vaquer, Oriol
Col·lecció Base Narrativa
Pàgines 294
ISBN 978-84-17183-61-5
Preu 17,8 €




dimarts, 12 de juny de 2018

'7-7-2007' - Antonio Manzini


Me habían hablado de un Rocco Schiavone mucho más asalvajado del que me he encontrado, lo he visto relativamente tranquilo, calmado, menos explosivo, en definitiva mucho más peligroso. Y es que, para ser sincero, no había leído nada de la saga antes, a pesar de las continuas recomendaciones. Y si, como ven, he andado algo despistado, sobre todo porque se habla de Sebastiano, la muerte de Marina y algunas cosas más que pertenecen a la evolución lógica de la saga.

Despistado, sí, pero no tanto, pues la trama es fácil de seguir. Aparecen muertos dos jóvenes en circunstancias muy parecidas, con apenas dos días de diferencia, cuando el inspector Schiavone profundiza un poco en la investigación saltan evidencias que las relacionan con el tráfico de drogas y las fronteras invisibles de sus ghettos. Por otra parte, Marina, la mujer del inspector ha terminado por descubrir los trapicheos y relaciones del pasado de su marido. Nada claro, nada limpio y que corre un tupido telón de desconfianza entre ellos. Nada nuevo. Todo esto pertenece al pasado, al 2007, ahora seis años después se hace necesario retomarlo para entender el asesinato de Adele, la pareja de su amigo Sebastiano, acribillada a tiros en el piso de Rocco.

Este viaje a la arqueología del pasado, se hace necesario para entender el crimen, pero también las laberínticas vetas de razonamiento que se esconden detrás del comportamiento humano, en este caso, la distancia en forma de mal carácter y socarronería que se gasta el inspector y que traza un foso con cocodrilos entre nuestro hombre y cualquiera.

Y luego está Roma, poco se puede decir de la ciudad eterna que no se nos haya dicho, aun así, los que hemos tenido el placer de enamorarnos de ella, seguimos disfrutándola cuando aparece como un personaje más, como el nido de la araña que teje sus redes silenciosamente y te atrapa a traición.
Tampoco podía faltar el perfil gourmet de algunos de sus pasajes, los poblados, sobre todo, por ese cuadro del Barroco que componen los amigos del inspector. Y por supuesto, el arte, ingrediente necesario y fundamental para vivir y entender Italia.

En definitiva, una novela negra de ritmo fluido, con acción y humor, algo que se echa en falta en muchas novelas del género, pero sobre todo con un personaje poderoso y atractivo que seguramente, al terminar, desearás seguir conociendo.

José Ramón Gómez Cabezas

7-7-2007
Antonio Manzini
Salamandra Black, 
2018
SBN: 9788416237265

divendres, 8 de juny de 2018

'El dolor de los demás' - Miguel Ángel Hernández


Hace veinte años, una Nochebuena, mi mejor amigo mató a su hermana y se tiró por un barranco
Así comienza el tercer libro en la carrera literaria de Miguel Ángel Hernández (Murcia, 1977) y posiblemente su obra, no solo, más personal, si no la  más dolorosa de escribir.

Sinopsis del libro: En la Nochebuena de 1995, el mejor amigo de Miguel Ángel Hernández asesinó a su hermana y se quitó la vida saltando por un barranco. Ocurrió en un pequeño caserío de la huerta de Murcia. Nadie supo nunca el porqué. La investigación se cerró y el crimen quedó para siempre en el olvido. Veinte años después, cuando las heridas parecen haber dejado de sangrar y el duelo se ha consumado, el escritor decide regresar a la huerta y, metiéndose en la piel de un detective, intenta reconstruir aquella noche trágica que marcó el fin de su adolescencia.

Seamos sinceros, el dicho de que la realidad supera con creces la ficción, en este caso le viene como anillo al dedo a El dolor de los demás. Un hecho luctuoso ocurrido en la adolescencia del autor, es el punto de partida para crear una nueva novela, incrustada en el pasado y en la autobiografía de nuevo, tras Intento de escapada (2013) y El instante de peligro (2015) donde buscar la verdad tras un hecho que marcó un antes y un después en su vida.

Pero no contento con eso, una buena historia que contar, Hernández nos la cuenta de la mejor manera posible, haciéndonos partícipes de la acción: la tragedia está contada en tiempo real, tal y como el autor recupera de su memoria los acontecimientos, por un lado, y por otro el proceso al que llega para darle forma a la novela, al más puro estilo Capote o Carrère y su El adversario.

Si El dolor de los demás fuera una película, estaríamos ante ese tipo de cine donde nos encontramos ante una película dentro de una película y es que Hernández nos cuenta: desde el primer instante en que un colega le sugirió que su historia bien podía ser un libro, hasta el momento en que decidió dar el paso más importante de su vida, y al igual que el escribiente Bartleby de Melville se dijo: I would prefer not to.

El autor indaga, regresando a su pueblo y hablando con los vecinos y familiares, la historia que se esconde tras el asesinato y posterior suicidio de su amigo Nicolás.

Un pequeño bar merendero de la huerta en la carretera que lleva a Los Ramos llamado El Yeguas hará de improvisada sala de reunión para todas y cada una de las citas que el autor tiene, primero con sus tres hermanos mayores, que aún viven en el pueblo donde nacieron y crecieron y después con los vecinos del lugar, viejos amigos de pandilla, e incluso su propia prima, Maruja, la mejor amiga de Rosi, la hermana de Nicolás, y verdadera víctima, quien le hará ver desde otra perspectiva lo ocurrido y le hará dar un giro no solo a su visión de los hechos, si no al libro.

El dolor de los demás está perfectamente montada, contada y resuelta, tanto, que es casi imposible diferenciar la realidad de la autoficción, si es que hay algo de ello en ella, pero Hernández se erige no solo en el centro de la narración, si no que consigue restarle protagonismo a los protagonistas principales de la acción: Rosi y Nicolás.

Descarnada y violenta, así son los hechos narrados, pero a la vez cálida y cercana, así resulta la manera en que Hernández nos los cuenta, sin duda estamos ante uno de los mejores y más personales libros del año. Sin duda el autor tuvo que abrirse en carne viva para poder sacar de su interior toda la historia y ello se palpa en su lectura.

SALVA G.

Título: El dolor de los demás
Autor: Miguel Ángel Hernández
Editorial: Anagrama
Edición: 1ª edición, mayo 2018
Número de páginas: 305 pp.
I.S.B.N. 978-84-339-9857-6

dimecres, 6 de juny de 2018

'En un lugar sin nombre' - Katherena Vermette


Sinopsis del libro: Hay en Winnipeg un lugar sin nombre y sin ley donde todo puede pasar. Es un descampado, una franja árida de tierra, que parte la ciudad en dos: a un lado las familias acomodadas, y al otro unos caserones grandes y destartalados. Ahí viven muchas mujeres y hombres de la etnia métis, descendientes de las poblaciones indias que habitaban Canadá antes de la llegada de los conquistadores.

 Ese descampado se le conoce con el nombre de La brecha, y en invierno la nieve lo cubre con un manto blanco. Las noches son frías. La nieve sigue cayendo. Stella, una de las muchas protagonistas de En un lugar sin nombre, primera novela de Katherena Vermette (Winnipeg, 1977) se asoma a la ventana de su casa que da al famoso descampado para ver caer los delicados copos de nieve. Lo que no sabe es que desde esa inocente posición verá entre la neblina unos cuerpos que pelean, figuras vestidas de negro encapuchadas dándole una paliza a un bulto que yace en el suelo. Sus hijos pequeños lloran desde sus habitaciones. Stella se queda paralizada. Su instinto tan solo le hace llamar a la policía.  Está convencida de que se trata de una violación, pero nadie la cree: a nadie importa lo que pase en ese lugar sin nombre.

Tommy es policía. Y métis, como toda la familia de Stella, protagonistas absolutos de la historia. También es el único que tiene voz en la novela sin ser de la familia. Su condición le otorga tal privilegio. Junto a su compañero intentan literalmente, tener caso. Él también cree que hubo algo más que una riña entre bandas rivales. Y luchará por esclarecer esos hechos.

 A medida que avanzamos en la lectura de En un lugar sin nombre van apareciendo los personajes de la historia: Stella, la testigo; Emily, la víctima; Flora, abuela de la víctima y la única que abre todas y cada una de las partes de las que se compone la novela; Lorraine, la sufrida madre de Emily;  Cheryl, hermana de Lorraine, ambas hijas de FloraPaulina y Louisa, hijas de Cheryl, y a la vez, obviamente, primas de StellaGabe y Peter, novios de Louisa y Paulina respectivamente; Phoenix, la adolescente descarriada; Bishop, tío de Phoenix y líder de una de las bandas de la ciudad; Zegwan, a quien todo el mundo conoce como Ziggy, amiga íntima de Emily y con quien comparte los instantes previos a la funesta noche en una fiesta donde también aparece Clayton, de quien Emily está perdidamente enamorada.

Todas estas mujeres levantarán su voz buscando igualdad, poder ser oídas, tenidas en cuenta y conseguir dejar atrás los prejuicios por su condición, no solo social, si no de raza. Los métis no son ni de unos ni de otros. Nadie los quiere. Viven en una laguna. En una brecha que cada día que pasa se hace más amplia. Viven en un lugar sin nombre. Se apoyan unas a otras. Luchan por lo que es suyo, por lo que les corresponde. Están cansadas de ello, pero siguen adelante. Unidas por los lazos familiares. Unidas por Flora, la abuela, la Kookom, que como un perfecto cemento las mantiene no solo en contacto permanente. Ellas son ladrillos que juntas suman un muro. Flora es ese mortero que las fija. Y el muro es infranqueable. Pase lo que pase.

En un lugar sin nombre es el relato descarnado de un terrible suceso, la búsqueda de la verdad, pero también es la realidad de una juventud que acaba descarriada, siguiendo patrones erróneos de conducta al carecer de cimentadas figuras que enderecen sus actos, abocados a centros de acogida año tras año, fechoría tras fechoría, escapándose de ellos en busca de su Dorado, en busca de una existencia estable que jamás conseguirán.

Lumen edita la novela en su colección de Narrativa, pero bien podría haberlo hecho en una colección llamada Confesiones. Lo explicado en él resulta tan verídico que duele, y los protagonistas son tan reales que sus historias nos parecen naturales. 

SALVA G.

Título: En un lugar sin nombre
Autora: Katherena Vermette
Editorial: Lumen
Edición: 1ª edición, marzo de 2018
Número de páginas: 409 pp.
Traducción: Laura Manero Jiménez
I.S.B.N. 978-84-264-0499-2
                 

dilluns, 4 de juny de 2018

'Perros y Lobos / Gossos i Llops' – Hervé Le Corre



Franck acaba de salir del trullo. Seis años por un atraco cometido junto a su hermano Fabien. A él le pillaron, a Fabien no. Su abogada le recomendó que hablase, que de ese modo el juez sería benevolente, pero él aguantó y se ha comido la condena entera sin rechistar. ¿Quién delataría a su propio hermano?

Así que ahora está en la puerta de la cárcel, esperando bajo la lluvia a que Fabien le recoja para disfrutar del dinero. Pero no es él quien va a buscarlo porque está en España atendiendo algún negocio no demasiado limpio. En su lugar va la chica de Fabien, Jessica, una preciosa mujer con una sexualidad desbordada y un permanente halo de misterio a su alrededor. Una de esas mujeres a las que hay que acercarse con más precaución que un Tedax a dos kilos de amosal. O mejor aún, no acercarse. Vamos, lo habitual en una novela negra. Porque siempre hay una mujer peligrosa. Y claro, Franck se acerca. Y ahí empiezan los problemas, seguro que ya lo habían adivinado. Inicio clásico, argumento conocido, pero no por ello poco satisfactorio, porque Le Corre nos lo presenta de un modo no demasiado habitual en el género, con una cadencia más pausada a la que estamos acostumbrados en este tipo de lecturas, haciendo gala de una prosa que no necesita adornarse con giros y adjetivos innecesarios para ser bella y potente a la vez.

El caso es que Jessica lleva a Franck a su casa (por llamarla de alguna manera) donde vive con sus padres, Roland y Maryse, dos sudorosas masas de avejentada carne medio alcoholizadas y con ningún gusto por el trabajo, un enorme perro de amenazante mandíbula cuadrada capaz de arrancarte un brazo de un solo bocado y Rachel, su hija, una niña silenciosa, extraña, de grandes ojos tristes y obsesionada con el orden que no pega nada con el ambiente que la rodea.  La niña, por supuesto, guarda un secreto. Eso lo adivinamos desde su primera aparición en la que se erige como un personaje con una enorme potencia e infinito poder de atracción, hasta el punto de que, cuando ella anda en escena, engulle todo lo que orbita a su alrededor. Como en esas películas que tienen un protagonista más que apañadito con el que el espectador se identifica y disfruta, y a veinte minutos del final aparece la vieja gloria de Hollywood, quien tuvo retuvo, y de repente parece que no hay nada más en la pantalla, y ya casi ni nos importa lo que le ocurra al protagonista apañadito, en este caso Franck.

La trama, la intriga, por supuesto no se la voy a destripar aquí. La hay, evidentemente; de lo contrario, al igual que ocurre con lo de la mujer peligrosa, no estaríamos hablando de novela negra. Pero además de eso, Hervé Le Corre nos habla en las páginas de Perros y lobos de la poética de la libertad, de la angustia de no saber qué hacer con ella. Del abismo que el tiempo y la distancia abren con aquellos con los que eras uña y carne en otro tiempo. De la inseguridad, de la ansiedad, del sentimiento de pérdida. La decepción que te corroe al ver que la vida ha seguido sin ti, que los demás han seguido su camino y no han podido o no han querido esperarte. Sentimientos para los que Franck, ocupado en sobrevivir, no ha tenido hueco en la cárcel y ahora se amontonan sobre él sin dejarle sitio para respirar. Sentimientos de los que nadie está a salvo a lo largo de toda una vida, aunque nunca ocupe una celda.

Muchos e intensos, como ven, son los asuntos que trata Hervé Le Corre en esta novela. Para hacerlo con el esmero adecuado es para lo que el autor ha elegido esa cadencia pausada de la que hablaba más arriba, y aunque es cierto que, en alguna ocasión, perjudica el ritmo de la historia, resulta idónea para dejar que todos ellos calen en el lector. Y es que el género negro no consiste solo en una intriga más o menos intrincada con una resolución más o menos ingeniosa, ya lo saben ustedes. Eso es solo el vehículo que el autor usará para hablarnos de lo que realmente quiera. Para hacer una buena novela negra.

Y Perros y lobos es una muy buena novela negra.

Alberto Pasamontes

Perros y Lobos / Gossos i Llops
Hervé Le Corre
Reservoir Books (Roja y Negra) / Bromera
2018
ISBN 9788417125578 / ISBN 9788490268018