dimarts, 25 de setembre de 2018

'Soy Ozzy' - Ozzy Osbourne con Chris Ayres




Cuando hace algo más de un mes que Ozzy Osbourne (Birmingham, 1948) estuvo tocando en nuestro país, primero en Madrid, y días después en Barcelona, releemos sus memorias tranquilamente en verano para así disfrutar de su lectura mientras en nuestro HI-FI suena alternativamente o Black Sabbath o el propio Ozzy con su carrera en solitario.  Y decimos releemos porque esta misma obra, editada en 2009 en su país de origen, Inglaterra,  bajo el título de I am Ozzy, fue editada en 2011 por Global Rhythmen nuestro país bajo el más llamativo y certero título: Soy Ozzy (Confieso que he bebido).

Por suerte el contenido de ambas ediciones es el mismo, tan solo varía en envoltorio, así que de nuevo nos encontramos con la verdadera historia de Ozzy Osbourne, desde sus inicios en Aston, el pueblo donde nació hasta su ascenso a las colinas de Hollywood gracias a la televisión y su exitoso programa The Osbournes en MTV.

En el mundo del Rock en general y el del Heavy Metal en particular, nunca se dio un caso como el de Ozzy. Sin duda ha sido el más loco y peligroso de todas las estrellas rockeras del firmamento. Tal vez solo le hayan ganado aquellos que no aguantaron dichos excesos: JoplinBonhamScottVicious

                La entrada del libro en sus primeras cinco páginas es harto significativa:

-          Dijeron que nunca escribiría un libro.

-          Bueno, pues que les den por culo, porque aquí lo tenéis.

-          Ahora solo tengo que acordarme de algo…

                (Página en blanco)

-          Joder, no me acuerdo de nada.

Sí, Ozzy Osbourne estuvo más de treinta años de su vida (el libro lo escribió cuando contaba con sesenta años recién cumplidos)  o borracho o drogado, y en los peores momentos, ambas cosas. No se siente orgulloso de ello, pero como él mismo dice, lo hecho, hecho está y no hay vuelta atrás. También asegura que sin Sharon, su maravillosa mujer, él no sería nada, y ciertamente, tiene más razón que un santo, literalmente Sharon le sacó no solo del ostracismo musical en el que había caído tras la separación de su banda, si no que lo sacó de un pozo sin fondo en una espiral autodestructiva en la que había caído.

Como libro podemos decir que es igual de divertido o incluso más que el que escribió Ron Wood, otrora guitarra de Faces y actualmente guitarra de Sus Majestades Satánicas The Rolling Stones, y más salvaje que Los trapos sucios de Mötley Crüe, así que estamos ante un libro divertido, entretenido, salvaje, loco, tanto o más como su propio protagonista, pero también duro y emotivo, la muerte de Randy Rhoads, primer guitarra de la banda de Ozzy a principios de la década de los ochenta, así como el cáncer que casi acaba con Sharon y los problemas médicos de Ozzy hacen de él un libro con su pequeño corazoncito.

Es difícil que un neófito en Metal se interese por él, ni siquiera alguien a quien le guste el Rock puede estar mínimamente interesado en leer lo desastrosa que fue la vida de nuestro protagonista, así que obviamente el libro está pensado para fans, tanto del músico como del estilo musical que representa, pero estoy convencido que todo aquel que se acerque a él disfrutará con su lectura, tanto por la forma, como por el fondo, y es que Chris Ayres, el verdadero artífice tras el libro, organizó las historias de Ozzy a la perfección, les dio un brío con su escritura que parece que el mismo músico se encuentre ante una pinta con nosotros en un pub explicándonos sus batallitas de viejo roquero, como un viejo amigo cualquiera.        

Ozzy sigue vivo, a punto de cumplir setenta años sigue girando por el mundo al frente de su banda, es cierto que hace lo que puede, pero sin duda su historia le abala, le da crédito para seguir, y para todos los fans del Metal siempre será un icono.

SALVA G.

Título: Soy Ozzy
Autor: Ozzy Osbourne con Chris Ayres
Traducción: Pablo Álvarez
Editorial: Es Pop Ediciones
Edición: 1ª edición, mayo de 2018
Número de páginas: 380 pp.
I.S.B.N. 978-84-944587-8-1

divendres, 21 de setembre de 2018

'Antes del huracán' - Kiko Amat


Seré sincero, cada vez que escucho o en su defecto leo que la nueva obra de alguien a quien admiro quedó más madura que las anteriores, tiemblo. Las críticas y entrevistas posteriores a la presentación de la nueva obra de Kiko Amat (Sant Boi, 1971), Antes del huracán,  usaban ese adjetivo a diestro y siniestro, así que era un poco reticente a iniciar su lectura.

Pero maldita sea. Tras devorarla, debo admitir que ojalá todo el mundo cuando madure lo haga de la forma en que lo hizo Amat.

Si antes su narrativa giraba en torno a la cultura pop, ésta ahora solo aparece en pequeñas pinceladas aquí y allá y aunque la historia continúa ubicada en los ochenta, el extrarradio, en los inadaptados, y en la clase media baja, el fondo de la misma hace de ella la novela más seria de todas cuanto haya escrito. Y sí, tal vez una persona seria sea una persona madura, sin duda hay un punto de inflexión en la vida de cada uno de nosotros en los que debemos preguntarnos el qué, el cómo, el cuándo y el dónde. ¿Qué queremos ser, cómo queremos ser, cuándo queremos serlo, y dónde queremos estar?

Estamos en 2017. Curro es un hombre de casi cincuenta años que lleva veinte de ellos ingresado en el psiquiátrico Santa Dympna,  ubicado en la pequeña ciudad que le vio crecer, Sant Boi, en el extrarradio de Barcelona, por un grave brote de locura homicida. Allí pasa los días urdiendo un plan de fuga junto a su fiel mayordomo Plácidoa quien sin quererlo salvó la vida y éste por agradecimiento pasa los días  ayudando a su ángel salvador.

Viajamos a 1982, Curro tiene doce años, vive con su padre, su madre y su hermano, dos años mayor que él. Curro es frágil, está envuelto en tics y fobias y lucha por dejar atrás los traumas familiares: un abuelo demente, la obesidad de su madre, un padre atlético, la violencia de su hermano, y el abuso de los matones locales.

Viajando en el tiempo, el lector descubrirá ese grave brote homicida que dio con Curro en el psiquiátrico, además de ver la caída de una familia normal por mucho que los niños sean categorizados de raros por los demás.

¿La locura es genética? ¿Se puede romper esa cadena? ¿El entorno acaba abocando a las personas a la locura? ¿Hay más locos fuera que dentro? Ya lo dice Curro tras contestar un test sobre la locura, si de siete preguntas solo tres de ellas son las que dan individuos con trastornos psicológicos, Curro no está ni medio loco.

Amat escribe de forma admirable todo aquello que pasa por la mente de un adolescente, el Curro de doce años y su amigo Priu tal vez sea lo más sensato que escribió nunca, y deja para el Curro adulto, el humor que salpica las páginas de su novela. Es inevitable e innegable que los roles de Curro y Plácido son un pequeño homenaje a Bertie Wooster y Reginald Jeeves respectivamente, personajes salidos de la maravillosa e irónica pluma del gran P.G. Wodehouse (1881-1975) y sin duda así debemos tomarnos todos sus actos. Todo un acierto por parte del autor y una forma magistral, todo sea dicho de paso, de quitarle un poco de tensión a la historia.

Cuenta Amat que Antes del huracán es el primero de sus libros que no va de él. Es difícil creerse tal aseveración y más cuando el protagonista tiene un nombre tan parecido al suyo: Curro Abad y Kiko Amat suenan fonéticamente muy parecidos, ambos vivieron su adolescencia en el extrarradio, casualmente en el mismo pueblo, y por supuesto en la misma época. 

Pero démosle una pizca de veracidad a sus palabras y veamos a Curro como un personaje nuevo, alejado del autor, un personaje que bien podría tener continuidad literaria, un personaje perfectamente delineado tan solo en dos épocas de su vida, la primera en la adolescencia, una época en que descubrimos no solo el mundo sino a nosotros mismos, y una segunda, la madurez, en la que sabemos dónde estamos.

En la novela de Amat se puede entrever que la locura nos ronda. Que por cualquier chispa puede desencadenarse una explosión que nos lleve al otro lado.  Habla de ser distinto y de que esa diferencia nos puede acabar machando. Que lo nerd no mola y a veces angustia. Y el freak menos, todos queremos ser normales. Que todos tenemos un punto de no retorno. Y que en nuestras vidas bien puede aparecer un huracán que arrase con todo, así que en ese momento que estamos antes del huracán debemos vivirlo lo mejor posible.

Un aplauso para Amat, para su madurez, y para su nueva novela Antes del huracán, que nos ha emocionado, nos ha hecho sonreír, pero sobre todo revolvió nuestras entrañas al recordar aquellos oscuros años ochenta, tristes y grises.

SALVA G.

Título: Antes del huracán
Autor: Kiko Amat
Editorial: Anagrama
Edición: 1ª edición, abril de 2018
Número de páginas: 420 pp.
I.S.B.N. 978-84-339-9855-2

dimecres, 19 de setembre de 2018

'Tiempo de tormentas' - Boris Izaguirre



La nueva obra de Boris Izaguirre (Caracas, 1965) es tal vez su novela más atrevida, arriesgada y personal de todas las que a día de hoy escribió (aunque un supuesto segundo volumen de la misma bien podría superarla). No hablamos de otra cosa más que de su autobiografía novelada, donde mezcla personajes reales (de realidad, no de rey) con personajes ficticios (su violador y la madre de este parece ser que son una invención del autor).
La novela comienza con el entierro de su madre, Belén Lobo, bailarina de ballet clásico y danza contemporánea, una mujer adelantada a su tiempo, tanto, que no dudó en proteger y lo más importante, querer a su hijo, aun a sabiendas de que este era homosexual en una época y un país donde serlo  era un peligro y finaliza la novela  con ese mismo entierro, cerrando un círculo en la vida del escritor y showman televisivo (en breve lo tendremos de vuelta en nuestro país y por partida doble, será uno de los concursantes de MasterChef Celebrity y presentará la versión española de Say yes to the dress –Sí, quiero ese vestido- en DKISS) algo que de pequeño, y debido a su dislexia, no conseguía: cerrar círculos dibujados en un papel como ejercicio para curar ese problema que a día de hoy aún arrastra.

Sinceramente Tiempo de tormentas me gustó, es cierto que en él encontramos al Boris más frívolo en muchas ocasiones, firmó su primera columna periodística como Animal de frivolidad cuando contaba con 16 años en su ciudad natal,  pero también es cierto y real (nuevamente de realidad y no de rey) que en los peores momentos  de su vida, nos damos de bruces con el Boris más calmado, ergo: más persona y menos personaje.

Tiempo de tormentas relata no solo la pérdida de un ser querido, la propia madre del autor, sino la muerte de un país entero, Venezuela, a manos de un golpista.

Ya se lo dijo el mismísimo Terenci Moix, quien aparece en el libro como El Gran T: “Tienes toda la vida para ser escritor, pero solo una vez para ser una estrella” y sin duda Izaguirre, que siempre soñó con ser famoso y convertirse en una estrella, no dudó a la hora de elegir qué quería ser en la vida: famoso y estrella, aunque fuera fugaz y más tarde, escriotr, tenía toda la vida para serlo.

En Tiempo de tormentas conocemos muchas vivencias de su vida, instantes para el recuerdo pero también para el olvido, siendo el más terrible la violación; vemos su llegada a España; su ascenso al reino televisivo de la mano de Javier Sardá en Crónicas Marcianas durante ocho años, un programa que a día de hoy no creo que fuera políticamente correcto realizar en televisión (¿hemos perdido libertad?); cómo casi pierde a su pareja en los atentados de Madrid del 11 de marzo; sus correrías nocturnas, ya fueran estas en Santiago de Compostela, Madrid o Barcelona; cómo llego a finalista del mayor premio literario en España; pero sobretodo, vemos cómo al autor crea un vínculo con su madre, absoluta protagonista de la novela indestructible, aun separándoles miles de kilómetros y comunicarse tan solo por teléfono.

Sin duda Tiempo de tormentas es toda una oda a la madre de Boris quien murió en diciembre de 2014 justo cuando el autor comenzaba la redacción de este libro que tardó cuatro años en acabar.           

Tal vez sea la novela más madura del autor, no olvidemos que comenzó su redacción pasados los cincuenta, una edad de inflexión en las personas, pero también tiene su “momeeeeento”, como diría el propio Izaguirre una noche cualquiera con unas copas de más.

No descartamos que siendo como fue un excelente guionista de televonelas, no acabe escribiendo el guión de su propia serie para una televisión española, sin duda no solo daría mucho juego televisivo, sino que ayudaría a madres que se enfrenten a lo mismo que tuvo que pasar la suya, e incluso a los niños que a día de hoy se encuentren en su misma coyuntura: ser gays en un país machista.

SALVA G.

Título: Tiempo de tormentas
Autor: Boris Izaguirre
Edición: 1ª edición, marzo de 2018
Editorial: Planeta
Número de páginas: 501 pp.
I.S.B.N. 978-84-08-18267-2

dijous, 13 de setembre de 2018

'Cornelia' -Florencia Etcheves


La tercera novela de la periodista, escritora y activista femenina Florencia Etcheves (Buenos Aires, 1971) de título Cornelia,  es un crudo y real retrato de la “trata de blancas”, no solo en la Argentina donde transcurre la acción, sino en el mundo, datos fidedignos aseguran que ya pasó al tráfico de armas en el mundo y más de 2,5 millones de personas en el mundo, mujeres y niños en su mayoría sufren la esclavitud del nuevo siglo.

Cinco quinceañeras del prestigioso colegio inglés Dullmich College: Cornelia VillalbaLeonora DuránMariana GarcíaManuela Pelari y Micaela Bordón y su joven profesora de Ciencias Sociales, Ludmila Roviralta, realizan un viaje de estudios a El Paraje, una pequeña localidad patagónica arrasada por el volcán Tunik, diez millones de hectáreas quedaron sepultadas bajo sus cenizas, durante tres días nadie pudo salir de su casa. Tras mucho esfuerzo, los hombres de la localidad, mujeres y niños habían sido evacuados, limpiaron las calles y cargaron en camiones más de 20.000 toneladas de cenizas. Literalmente el pueblo renació de sus cenizas. Y ahí es donde las porteñas acababan su viaje tras cuatro horas de avión y doscientos kilómetros en camioneta. Concretamente a la hostería Los Alonso, un alojamiento regentado por la familia AlonsoIrmaAriel y Livia.

Tras escaparse una noche al Tunik el único bar del pueblo y despertar a la mañana siguiente, se dan cuenta de que una de las amigas, en este caso Cornelia, no regresó a la hostería.

Diez años después las amigas se reúnen para una misa que intenta mantener vivo el recuerdo de su compañera. Eugenio Villalba, su mujer Clara y su hijo Dionisioencabezan la misa. Son los padres y el hermano de Cornelia. Tras la insistencia de la madre de esta al descubrir que una persona anónima ha estado publicando en el periódico una esquela por su hija cada año y ellos no han sido, Manuela Pelari, agente de policía en la actualidad, reabre el caso para esclarecer la desaparición de su amiga años atrás.

Cuando esta también desaparece entra en acción Francisco Juánez, jefe de Homicidios para buscar a su compañera cueste lo que cueste y caiga quien caiga.

Etcheves teje un relato  crudo y revelador vestido de novela negra donde denuncia el gran negocio de las redes que secuestran a mujeres para prostituirlas. Una red en la cual los hilos no son gente de baja estofa, sino desde policías corruptos a políticos u hombres de negocio que saben lo que quieren y quien puede ofrecérselo.

En las líneas de Etcheves queda claro que cualquier mujer, sea de la clase social que sea, es susceptible de ser raptada para tratar con ella, después de un periodo de ablande, donde los captores violan, maltratan física y mentalmente a las chicas y les meten el miedo en el cuerpo, para que vivan con él y tenerlas dominadas y conseguir con ello que ya no sean personas.

Habiendo sido durante 25 años reportera de sucesos, Etcheves sabe de lo que habla y asegura que la realidad supera muchas veces la ficción.

Cornelia no es un libro agradable, la dureza de su historia, real como la vida misma, no es un plato fácil de digerir, y más siendo hombre, pero al igual que esa verdura que ningún niño quiere, es necesario tener conocimiento sobre los hechos y conocer la oscura  verdad que esconde ese absurdo e innecesario mundo.

Cornelia tiene además su versión cinematográfica estrenada este mismo año en su país de origen bajo el título de Perdida, dirigida por Alejandro Montiel y protagonizada por Luisana Lopilato y Amaia Salamanca.

SALVA G.

Título: Cornelia
Autora: Florencia Etcheves
Editorial: Planeta
Edición: 1ª edición, junio de 2018
Número de páginas: 365 pp.
I.S.B.N. 978-84-08-19079-0

dimecres, 5 de setembre de 2018

'Si no sabes la letra, tararea' - Bianca Marais


Un desasosiego amoroso en el pasado con un libro  en donde en su primera página aparecía un mapa explicativo de los hechos me hizo recelar durante años de novelas que al abrirlas me encontraba con un maldito mapa. Por suerte me salté mi férrea norma cuando tuve en mis manos Si no sabes la letra, tararea, la primera novela de Bianca Marais(Johannesburg, 1976) ya que Maeva es una editorial en la cual confío ciegamente. Y maldita sea, gracias a Dios que quebranté mi propia ley.

Si no sabes la letra, tararea, cuenta, por un lado, la dura historia de Robin Conrad, una niña blanca de nueve años que vive en un barrio de Johannesburgo en 1976 y que pierde a sus padres durante los sangrientos hechos ocurridos en Soweto, un barrio al oeste de la ciudad,  el 16 de junio de dicho año cuando los estudiantes de raza negra se manifestaban en contra de la decisión del Gobierno de promover una educación en afrikáans, lengua que solo hablaba la minoría boer, en lugar del inglés y la policía carga contra ellos. 566 niños fueron asesinados.
              
Y por otro lado, la desesperada historia de Beauty Mbali, una mujer de la etnia xhosa  de 49 años que vive en una aldea rural de la reserva bantú del Transkei con sus dos hijos y que trabaja como profesora intentando sacar adelante a sus hijos tras la muerte de su esposo en las minas. Su hija mayor vive en la capital junto a su tío, su mujer  y los hijos de estos. Y es Nomsa Mbali, la hija de Beauty quien lidera la marcha de estudiantes el fatídico 16 de junio. Tras su desaparición Beauty corre hacia la ciudad en busca de su hija.

Allí su vida se cruzará con la de Robin y ambas tendrán que unir fuerzas en un bien común: enfrentarse a sus propios miedos para poder vencerlos.

Cuenta la propia autora que Beauty es un tributo a Eunice, la mujer que cuidó de Marais cuando esta era pequeña, y que no solo le alimentaba, le vestía y le bañaban sino que también pasaba mucho tiempo protegiéndola de su hermano mayor, que parecía empeñado en hacerle la vida imposible. Con ella pasó una noche tranquila antes del día de su boda de la que además fue invitada de honor, nueve años después del fin del apartheid.

Es posible que gracia s a eso, a su pasado privilegiado como blanca en un país de negros, los personajes principales de Si no sabes la letra, tararea, Beauty y Robin, sean tan creíbles, sus diálogos tan certeros y los hechos narrados tan verosímiles.

Sin lugar a dudas la gran baza de Si no sabes la letra, tararea, es la prosa de Marais, y con ella la facilidad que tiene la autora de cómo si de un puzle se tratase, ir cambiado de personaje en cada uno de los capítulos, combinando en primera persona las explicaciones de Beauty y de Robin con una maestría que para sí quisieran los mejores cocteleros del mundo.

Por descontado un tema como el que trata la novela acaba llegando al corazón del lector, ya que resulta emotivo desde sus primeras páginas. El saber que una niña de nueve años queda huérfana hace que sintamos por ella una empatía que más adelante podemos llegar a perder por cómo actúa, pero que finalmente sentimos nuestra.

Y qué decir de Beauty, sus palabras son flechas certeras que se clavan donde más duele: en el alma de las personas. Con ellas no solo aprendemos, sino que valoramos más aquello que tenemos por muy diferente de nosotros que sea.

Sí, sin duda Si no sabes la letra, tararea, podría convertirse en el libro del verano, su historia creo que está más vigente que nunca, sus personajes son magníficos, y su escritura me parece sublime, ciertamente el curso de escritura creativa en la Universidad de Toronto de la autora le dio buenos resultados, pero es que además encontramos en él, thriller, historia, drama, amor…ingredientes básicos no solo para un buen libro, sino para una vida interesante.

SALVA G.

Título: Si no sabes la letra, tararea
Autora: Bianca Marais
Traducción: Álvaro Abella Villar
Editorial: Maeva
Edición: 1ª edición, abril de 2018
Número de páginas: 455 pp.
I.S.B.N. 978-84-17108-60-1

dilluns, 3 de setembre de 2018

'Las cuentas pendientes' - Ana Matallana


Tanatorio de San Blas, Madrid. Sala dos. Un féretro descansa en dicha sala. Francisco Yáñez esta postrado en su interior. Seis personas se encuentran velando al muerto: Sonia, hija del difunto; Gustavo, camarero y amigo; SantiagoHugo e Isabel/Marina, pacientes, Francisco ejercía de psicólogo y Fernando, un extraño curioso que encuentra la sala dos tras salir de la sala donde se encuentra finada su mujer.

Toda la acción transcurre en dicha sala, donde unas veces con escuetos diálogos y otras con largas peroratas internas, sobre todo por parte de los tres pacientes de Francisco, conocemos la vida tanto del muerto como de ellos mismos.

La primera novela de la periodista Ana Matallana (Burgos, 1988) bien podría haber sido un guión para una obra de teatro un pelín kafkiana. Y es que tanto los seis personajes que aparecen en ella,  como el lugar donde transcurre la acción, y el fondo de la misma, saber si Francisco se suicidó, lo mataron o murió de muerte natural resultan absurdas si las sacamos de su contexto real.

Matallana trabaja su prosa con absoluta definición, en la línea de los relatos de los grandes escritores de relato corto, ChéjovCarverCheever, el propi KafkaBradburyHemingway, y con poco consigue decir mucho, la relación de Sonia con su padre está perfectamente delineada aun teniendo esta unas pocas líneas de pensamiento donde se describe.

Podemos afirmar que Las cuentas pendientes resulta ser toda una performance            , una pequeña obra de arte en espacio y tiempo real,  al estilo de Un dios salvaje de mi adorara Yasmina RezaRope, de Hamilton, magistralmente llevada al cine por el maestro HitchcockVenus in fur de David Ives, o de El mètode Grönholm, la claustrofóbica, despiadada y tensa obra de Jordi Galcerán.

En Las cuentas pendientes los seis protagonistas apuntan diferentes miradas sobre la relación que tienen con el difunto, expresan sus propios traumas, y exponen sus historias llenas de luces y sombras, ora con humor, ora con violencia, sin duda Hugo y su diálogo interior con su madre, resulta absolutamente violenta, para no solo conocer mejor la relación que mantenían con Francisco, si no poder conocerse mejor ellos mismos.

No es una obra sencilla en su lectura, sobre todo cuando la bipolaridad hace acto de presencia en alguno de los protagonistas y la prosa se complica, pero ¿acaso la vida y todo lo que a esta rodea es fácil?

SALVA G.

Título: Las cuentas pendientes
Autora: Ana Matallana
Editorial: Salto de Página
Edición: 1ª EDICIÓN, 2018
Número de páginas: 154 pp.
I.S.B.N. 978-84-16148-62-2