dijous, 20 de desembre de 2018

Presentación de la trilogía 'Carlota es feliz' en la Librería 80 Mundos (Alicante)


Este viernes 21 a las 20 h. en la Librería 80 Mundos (Avda. General Marvá, 14. Alicante) se presentan los libros infantiles de 'Carlota es feliz'. Además, habrá una charla sobre el divorcio responsable en familias con hijos. Para ello, se contará con la presencia del autor de los libros, Guillermo Caballero, y también con Alma Martín (psicóloga) y María Luz Villarroya (abogada).

Sobre los libros:

‘Carlota es feliz’ (Editorial Mankell) son tres libros reversibles sobre la vida de una niña cuyos padres están separados. Por una cara cuentan las historias que vive con su padre y por la otra las que vive con su madre. Además, los están lleno de actividades y juegos, ¡para pasar un rato muy divertido!


Carlota, como proyecto, nació en 2009 con el deseo de ayudar, no solo a los padres, sino también a los más pequeños.

Redacción

'Calvin y Hobbes: En todas partes hay tesoros' - Bill Watterson



Siempre es un placer poder disfrutar cada cierto tiempo de un nuevo libro de Bill Watterson (Washington, 1958) el dibujante estadounidense autor de la tira cómica Calvin y Hobbes.
Teniendo en cuenta que desde el 31 de diciembre de 1995, hace ahora más de 23 años, Watterson dejó de dibujar sus tiras, resulta increíble que aún a día de hoy, se sigan publicando sus viejos libros recopilatorios de sus trabajos diarios (blanco y negro) y de domingo (coloreadas).

Personalmente lo conocí cuando La Colla de la Pessigolla editó entre 1990 y 1993 su colección de 11 números en formato apaisado, y seguí sus peripecias en La Vanguardia, quienes desde marzo de 1995 diariamente publicaron una de sus viejas tiras. Por supuesto también cayeron en mis manos los álbumes publicados por Norma Editorial o Ediciones B durante estos pasados años, pero ahora es Bruguera quien nos ofrece de nuevo las aventuras de Calvin, el niño que tiene como amigo a Hobbes, su tigre de peluche quien cuando está a su lado cobra vida propia y cuando lo ven el resto de personajes no deja de ser un simple tigre de trapo.

 El Saló del Cómic de Barcelona le otorgó en 1991 el Premio a la mejor obra extranjera.
Watterson siempre quiso llevar el humor gráfico, en este caso la tira cómica diaria al estatus de arte, por eso los nombres de sus personajes están inspirados en John Calvin, teólogo, y Thomas Hobbes, filósofo, y aunque en un principio eran dos personajes secundarios de otra tira de prensa que presentó a sus editores, estos le sugirieron que centrase sus tiras en ellos, y ciertamente, la cosa funcionó, hasta tal punto que durante diez años dedicó todo su trabajo a ellos diariamente. Watterson reconoce la influencia de Carlitos de Charles M. Schultz y de Pogo de Walt Kelly en su personaje, pero Calvin y Hobbes tienen más profundidad en sus tiras. Mientras la gran mayoría de autores que escriben sobre niños lo hacen desde la perspectiva de un adulto, en el caso de Calvin todo lo que de él sale está extraído de la mente de un niño: su realidad esta distorsionada, y lo hace cada dos por tres, siempre es cambiante, su energía es infinita, y sus contradicciones completamente lógicas.

Sí, Calvin y Hobbes resulta la tira cómica más sensata y a veces inquietante del mundo, aunque este lleve 23 años sin una nueva tira, y esta nueva edición por parte deBruguera del que suponemos primer número de una larga colección (originalmente son 19 libros) es todo un maná caído del cielo.

Seguiremos disfrutando de las conversaciones filosóficas de Calvin con su tigre, de su amor/odio por Susie, de su imaginación al convertirse en un poderoso tiranosaurio, en el duro Capitán Spiff, y de sus peleas con el duro Moe, o sus problemas con la señorita Carcoma, su profesora en el colegio, así como su día a día con su padre y su madre y por descontado seguiremos comiendo sándwiches de atún, a los tigres les encantan y hacen lo que sea por uno de ellos: son así de idiotas.

Larga vida a Calvin y Hobbes, como sea y cuando sea.

SALVA G.

Título: Calvin y Hobbes: En todas partes hay tesoros
Autor: Bill Watterson
Editorial: Bruguera
Edición: 1ª edición, noviembre de 2018
Número de páginas: Unas cuantas, suficientes para este primer número
 I.S.B.N. 978-84-02-42196-8

dilluns, 17 de desembre de 2018

Presentación de 'Un tuitero enamorado' de Luis Larrodera en Zaragoza


'La canción de los vivos y los muertos' - Jesmyn Ward


Jojo, un niño de trece años, y su hermana menor Kayla viven con sus abuelos negros en una granja en la costa del Golfo de Misisipi, con la compañía siempre esporádica de su madre, Leonie, una mujer que desearía ser mejor madre de lo que es. Cuando el padre de ambos, un hombre blanco, va a salir de prisión, Leonie insiste en ir a recogerlo con los niños. Durante el agobiante viaje de ida y vuelta, Jojo, Kayla y Leonie deberán aprender a relacionarse como familia y descubrirán aspectos de sus vidas para los que ninguno de ellos estaba preparado.

No me voy a andar con rodeos. La sinopsis de la novela, por mucho que suene interesante, no hace justicia al magnífico libro, maravillosamente crudo y desolador, con el que Jesmyn Ward se hizo con el National Book Award 2017. La primera mujer que logra este galardón por segunda vez. Si sigue así, lo hará muchas más.

Desde el impactante comienzo, descrito con una habilidad al alcance de pocos, en el que Jojo asiste como parte activa a un acontecimiento que no por cotidiano deja de ser tremendamente violento y sobrecogedor, el lector se da cuenta de que no se halla ante una novela fácil. Y cuando digo que no es fácil, no estoy diciendo que esté mal escrita o sea farragosa o lenta, ni mucho menos. Me refiero a que es una novela para la que hay que estar dispuesto a apretar el estómago, tragar quina y abrir la mente. Solo de este modo disfrutaremos como se merece de esta historia que habla sobre la vida y la muerte, sobre los vivos y los muertos; sobre familia, racismo, pobreza. Sobre felicidad o, mejor dicho, sobre la falta de ella. Sobre todas esas cosas que las películas de Hollywood normalmente no muestran. Sobre el Sur profundo, ese Sur en el que las desigualdades sociales alcanzan niveles que en muy pocos sitios se dan. Si estamos dispuestos a ello, me atrevo a asegurar que disfrutaremos de una de las mejores novelas escritas en los últimos tiempos.

El asfixiante viaje en coche que ocupa la mayor parte de la extensión de la novela se convierte en una metáfora de la pérdida de la inocencia de Jojo, de su paso forzado de la infancia, desgraciada y que ningún niño merece, pero infancia al fin y al cabo, a una madurez prematura no menos dura y desoladora. En ese viaje, Jojo descubre incómodas verdades acerca de su familia, así como de la sociedad injusta y brutal en la que viven. Pero no solo él. Su madre Leonie, que descuida los más elementales cuidados para sus hijos y parece incapaz de sentir la menor empatía hacia ellos, comprenderá de forma cruel cuáles son sus verdaderos sentimientos. Fuera de ese coche sucio y destartalado y de la carretera polvorienta, calurosa y hostil, el resto de la historia transcurre a caballo entre la granja pobre y envejecida de los abuelos maternos de Jojo y varios flashbacks que nos sitúan en la cárcel de Parchman, cuya traducción sería “hombre sediento”, en la que el abuelo de los niños, al igual que el padre ahora, cumplió unos años de condena cuando era joven. Escenarios todos claustrofóbicos, desesperanzados, que la autora describe con un estilo próximo al realismo sucio, a Cormac MacCarthy, a Henry James, a Faulkner. Quizás un escalón por debajo de Bukowsky. Ward utiliza para el narrador la primera persona, aunque esta no es siempre la misma. Los capítulos se reparten alternativamente entre Jojo y Leonie, de modo que el lector ve los acontecimientos desde sus diferentes perspectivas. Solo al final aparece un tercer narrador, Richie, un joven negro del que no diré mucho más para no reventar parte de la historia, que aporta un nuevo punto de vista complementario del de los otros protagonistas. Solo revelaré un dato de Richie: está muerto. Y es que Jojo, al igual que varios de los miembros de su familia, puede ver a los muertos, hablar con ellos. Se materializan ante él de forma casi corpórea y dan sentido al título de la novela, un rotundo “Sing, Unburied, Sing” de difícil traducción al español, adaptado con acierto a este “La canción de los vivos y los muertos”. En este sentido quiero señalar algo que muchas veces no tenemos en cuenta y suele tener gran importancia, y es que, a falta de leer el texto en inglés, la traducción de Francisco González se percibe como magnífica, lo que sin duda ayuda a lograr la impresión excelente que deja la novela.

Próximo ya el fin de este 2018, me atrevo a decir que es la mejor novela que he tenido el placer de disfrutar este año. Y he leído algunas muy buenas. No duden y regálensela. Para el árbol o para Reyes. Mejor aún, para ya mismo, ¿por qué esperar? No les defraudará. Y les ayudará a pasar la sobredosis de azúcar de las Navidades.

Alberto Pasamontes

La canción de los vivos y los muertos
Jesmyn Ward
Sexto piso
2018
260 págs.
ISBN: 9788416677917

dijous, 13 de desembre de 2018

Presentación de 'El despertador de Sísifo' de Jorge García Torrego


'Después de la caída' - Dennis Lehane


Tras haber triunfado con su emblemática serie de Boston con los inolvidables detectives Kenzie y Gennaro, aplaudido por la crítica y el público por la fuerza dramática y el lirismo de Mystic River, y consagrado con su trilogía histórica criminal de Joe Coughlin, Dennis Lehane nos sorprende esta vez con una novela de suspense psicológico y un brillante retrato femenino, en la más pura tradición de Alfred Hitchcock y Patricia Highsmith, un thriller que nos obliga a especular página tras página. Rachel Childs superó una infancia difícil para convertirse en una intrépida triunfadora, una periodista en busca permanente de la verdad. Durante un reportaje televisivo en directo desde Haití sufre una crisis nerviosa que acaba con su confianza en sí misma, su matrimonio y su trabajo. En plena lucha contra la agorafobia y el pánico a recordar, conoce a Brian, un hombre que la entiende y la apoya en todos sus esfuerzos por recuperarse. Su amor incondicional la ayuda a reponerse, hasta que un encuentro casual en una tarde lluviosa hace que su vida ideal se tambalee... igual que su matrimonio.

Tiene que tomar una decisión: ¿será capaz de poner en riesgo su felicidad para averiguar la verdad? ¿O tal vez su mente sigue jugando con ella? En Después de la caída, Dennis Lehane crea un complejo personaje femenino y nos lleva de su mano hacia un thriller salvaje y emotivo. Lehane nunca permite que la trama lo esclavice, pero por mucho que se aleje del tema, como el saxofonista de jazz más cool, siempre regresa a él en el momento exacto. Después de la caída es Lehane en su mejor versión, uno de los grandes escritores del noir norteamericano.

Vayamos por partes.

Esta no es una novela de Dennis Lehane al uso. Lo digo porque el que avisa no es traidor, es avisador. Si van buscando algo parecido a las novelas anteriores, no lo van a encontrar. Lo que sí van a encontrar es la técnica literaria perfecta de Lehane. La perfilación psicológica perfecta de los personajes. El ritmo narrativo perfecto de las frases. Ni un adjetivo antes del sustantivo, ni frases llenas de adjetivos ampulosos y jamás la cuarta palabra del diccionario de sinónimos para ganar el premio juvenil de la Coca-Cola. Todo en su sitio, como una modelo de Victoria’s Secret. Y todo tiene un fin, la trama y que la trama funcione como un reloj.

Una vez avisados (no es una novela de Lehane al uso), podremos disfrutar de este libro sorprendente en muchos aspectos. Sorprendente porque Lehane recoge la moda literaria de escribir sobre personajes femeninos atormentados en mayor o menor medida por sus madres tiránicas (no me digan que no es una moda, porque he leído varios) y claro, sujétame el cubata, arrasa como un huracán. Le añade otra moda, la mujer que no sale de casa porque sufre agorafobia o ataques de pánico, (otra moda, no me lo nieguen) y canta las cuarenta sin apenas despeinarse. En ningún momento la caracterización de Rachel falla. Cada detalle, cada pensamiento, son humanos y reales, despojados de dramatismos sobreactuados tan al uso.

 Tenemos una primera parte de la novela dedicada a Rachel, plácida y ágil, con el dramatismo adecuado para que nunca decaiga la acción. Pero hacia la mitad de la trama, Lehane decide que tanto drama personal y familiar le aburren  y suelta un saco de arañas peludas en el medio de un concierto de violonchelo. Revoluciona toda la trama, los personajes entran en un modo de frenesí, como si se tratase de una peli de Hitchcock, y después de navegar en aguas tranquilas, el lector se encuentra con que el libro se aferra a sus manos y cualquier tipo de actividad que no sea leer a Lehane pasará a segundo plano.  Trepidante, adictiva, hipnótica, todo lo que ustedes prefieran. Lehane escribe dos novelas en una, en un alarde técnico (y yo diría que incluso burlón) memorable. ¿Algún pero? Quizá el abuso de pequeñas trampas a través de la mente enferma de Rachel para crear angustia, lo logra, con creces, pero ES una trampa. Y con la lectura fresca, el final es demasiado exagerado. Coloca a todos los personajes en su sitio con precisión de relojero, igual no era necesario porque se fuerza un poco la maquinaria. Pero…¿quién soy yo para criticar los finales exagerados?

Sin desvelar nada de la trama (es de muy mal gusto en las reseñas) porque cualquier detalle es parte del entramado teatral que ha montado Lehane, solo puedo decir que es uno de los libros que recomiendo este año encarecidamente. Por lo bien escrito que está, por lo que tiene de reto al describir un personaje femenino con tanta fuerza y por esa segunda parte en la que Lehane se desvela como un escritor de thriller de entretenimiento con cargas de profundidad y sorpresas inteligentes, características tan difíciles de encontrar hoy en día en las mesas de novedades.

Nieves Abarca

DESPUES DE LA CAÍDA 
Dennis Lehane
Editorial Salamandra Black
Nº de páginas: 464 págs.
2018
ISBN: 9788416237296

dimecres, 12 de desembre de 2018

'El juego de la memoria' - Felicia Yap


Confieso que la trama del juego de la felicidad, libro de Felicia Yap, publicado por Maeva este año, en un principio, me pareció original, al menos a mí, que no me considero un lector fanático de los distintas distopías ni ucronías con trasfondo filosófico-histórico que pueden abundar en determinados estantes de las librerías modernas y no tanto. 

Un mundo donde existen dos tipos de personas, clasificados en base a su capacidad de retener información, de uno o dos días. Un mundo donde la gente necesita consultar su diario para recordar, dónde los dúos dominan por esa misma razón y dónde es inconcebible que alguien recuerde más allá de los que pasó antes de ayer, y si alguien pudiera y presumiera de ello, sin duda sería ingresado en un centro mental. No me digan que el planteamiento no es interesante.  Si le sumamos el cadáver de una mujer en el río y un investigador que se hace pasar por dúo sin serlo, tenemos suficientes ingredientes interesantes para cocinar un buen plato.

Un libro que además se lee fácil, que como ven, engancha con su trama, también con algunas de sus reflexiones, de estilo narrativo fácil y tempo alegre, al contar los distintos puntos del desarrollo desde la memoria de cada uno de los personajes, pero que casi al final marea, de tanto giro dramático, bien resulto a la vez que escaso en su contenido negro-policíaco.

Una lectura diferente, la que os plantea Felicia Yap y por eso ya merecedora de nuestro interés, no sé hasta qué punto original, sin duda valiente y que dejará contentos a todos aquellos lectores apasionados por los thrillers distópicos que buscan la originalidad y el entretenimiento por encima de profundizar en uno u otro género.

José Ramón Gómez Cabezas

El juego de la memoria
Felicia Yap
Ediciones Maeva, 2018
376 pgs
ISBN: 978-84-17108-80-9

dilluns, 10 de desembre de 2018

Presentació de 'Frontisses' de Miquel Lluís Muntané


Luis Larrodera se adentra en el mundo de la literatura con un libro de minirrelato



El popular presentador, actor y monologuista Luis Larrodera se adentra en el mundo de la literatura con un libro de minirrelatos, Un tuitero enamorado, que publica la editorial alicantina Mankell con prólogo de Anne Igartiburu.
La Casa de Cultura Ignacio Aldecoa acogerá la presentación de esta obra en Vitoria-Gasteiz el miércoles 12 de diciembre a las 19.30 horas, cuyos beneficios por derechos de autor se destinan, íntegros, a la Fundación Menudos Corazones. Luis Larrodera asistirá a este acto presentado por Joseba Fiestras, director del Festival de Televisión de Vitoria-Gasteiz, FesTVal. 

Un tuitero enamorado es el título del volumen que ha unido, con fines solidarios, a dos rostros archiconocidos del mundo de la televisión y el espectáculo de España: Luis Larrodera y Anne Igartiburu. El libro, que salió a la venta el lunes 3 de diciembre, supone la primera incursión en el mundo de la literatura de Larrodera.


Se trata de 144 microrrelatos (12 por cada mes del año, y cada capítulo con su conveniente ilustración, en todos los casos de autores aragoneses), en los que el presentador, actor y monologuista muestra su lado más romántico, "el de un verdadero tuitero enamorado", señala.
Pensamientos, emociones, sueños y reflexiones sobre los más variados temas (el amor, la mujer, las relaciones personales, los besos, las miradas) nos introducen en el universal mundo de los 140 caracteres, con los que Larrodera demuestra que son suficientes para transmitir todo un cúmulo de sentimientos con los que nos hace pensar al resto.

Proyecto solidario
El 100% de los beneficios por derechos de autor de esta edición se destinarán a la Fundación Menudos Corazones, cuya misión consiste en mejorar la calidad de vida de los niños y niñas con cardiopatías congénitas y de sus familias.
En España, 4.000 niños nacen al año con una cardiopatía congénita. Ayudar a ese cometido "bien vale la pena y el esfuerzo", coinciden Luis Larrodera y Anne Igartiburu, la prologuista que señala en su escrito que el libro "llega a nuestras manos para que paremos el tiempo por un instante y, aunque parezca una contradicción, frenar con un guiño romántico a quien devora el tiempo a golpe de click".
"La forma de acércanos y acariciarnos con 140 caracteres", apostilla, "es algo tan simple como exquisito, y Luis ha sabido plasmar su visión sobre los afectos en estos 144 minirrelatos que bien podrían ser el pie para otras tantas historias más extensas".
Redacción