divendres, 29 de gener de 2021

'Seis Cuatro' - Hideo Yokoyama

Estamos ante el fenómeno literario japonés de este siglo. 'Seis cuatro' ha sido capaz de vender un millón de ejemplares en el país en tan solo una semana y es comprensible; su autor Hideo Yokoyama (Tokio 1957) consigue describir de manera cruda y sin tapujos una sociedad nipona en la que el individualismo, la rígida obediencia (servilismo en muchos casos) a los superiores y el ansia de privacidad de sus ciudadanos lleva a esta sociedad a una perdida casi absoluta de los sentimientos individuales.

En la narración se mezclan muchos y diversos personajes, pero todos ellos están relacionados con un caso de secuestro y asesinato de una niña que ocurrió hace 14 años (Caso Seis Cuatro) que nunca se llegó a resolver y que después de tanto tiempo sigue siendo un gran punto negro en el historial del departamento de investigaciones criminales. Además del fracaso policial, hay daños colaterales en los agentes que participaron en la investigación del crimen, al descubrirse que hubo irregularidades  que fueron tapadas por la propia cúpula policial para que no llegasen a ser conocidos por la sociedad.

El comisario Mikami que participó en la investigación de este secuestro desde su cargo, ahora es el responsable del departamento de relaciones con los medios, desde donde mantendrá una lucha sin cuartel con los periodistas por la necesidad de mantener el anonimato en algunos casos policiales, que desde los medios creen inaceptable.

Desde este entramado policial, Yokoyama nos lleva a la realidad familiar de Mikami y su esposa Minako (antigua agente de policía) que están viviendo con angustia el abandono del hogar de su hija Ayumi, que se marchó hace tres meses de casa y que desde entonces no tienen noticias de ella, salvo por unas llamadas telefónicas en las que nadie habla y mantienen a Minako encerrada en casa esperando una nueva llamada de quien ella cree que es su hija.

Con estos mimbres, el autor nos da una lección de psicología haciéndonos ver como las dinámicas sociales tanto en el trabajo, como en las relaciones personales se van deteriorando y llegan a momentos de máximo estrés que ponen en peligro cualquier comportamiento racional.

A pesar de todo, Mikami desde su más profunda honradez (nada común en el estamento policial nipón), irá desenredando el ovillo de este caso, con ello pondrá en alerta a todo el estamento policial y nos llevará a un final de Seis Cuatro sorprendente e inimaginable para el lector.

Marcial Garcia Llorente


Seis Cuatro

Traductor Jofre Homedes

Hideo Yokoyama

ISBN: 9788418107252

Ed Salamandra 

651 pag

Año 2021.


dimecres, 27 de gener de 2021

'El libro de los anhelos' - Sue Monk Kidd

El libro de los anhelos, la última novela de Sue Monk Kidd (Sylvester, Georgia, EEUU, 1948) cuenta la historia de Jesús, hijo de María y José, pero contada a través de los ojos de Ana la que fuera su esposa primero y la madre de su hijo después (al menos en un universo paralelo, aquel en el que Monk Kidd escribe)

Pero antes de eso la autora nos presenta a la propia protagonista.

Ana es una joven con inquietudes y sueños, criada en una familia judía acomodada que acaba casi sin querer en brazos, literalmente, de Jesús, un hombre rebelde de su misma edad que se opone pacíficamente a la dominación de Roma. Alguien que no hace milagros, pero sí ayuda a pobres y prostitutas, y que sin quererlo, se convierte en líder de un grupo de hombres tras la muerte de Juan el bautista.

Con esta premisa, Monk Kidd se adentra en una trama, que aun manteniendo mucha información “real” sobre la historia de Jesús, ficciona a su manera y desde el prisma de una mujer, lo que pudo haber ocurrido en esa edad, de los 12 a los 30, en los que el Nuevo Testamento no cuenta qué hacía el hijo de Dios por esta tierra.

Debemos admitir que Monk Kidd consigue su propósito, dar voz, no solo a Ana, la probable mujer de Jesús, sino que también ofrece voz al resto de mujeres que gravitaban a su alrededor, amén de la historia de Judas, en El libro de los anhelos, hermano adoptivo de la mismísima Ana y cómo este llega a traicionar a Jesús.

Obviamente, tanto el trasfondo histórico, cultural, político o religioso de la novela, brilla por sí solo. Se percibe el trabajo de documentación para ello. Lógicamente la autora se tomó pequeñas licencias, todas ellas por mor de la narrativa y sinceramente para los que no están habituados a leer sobre dicha historia, ocurrida en Galilea en el siglo I, todas ellas no serán percibidas en absoluto y la lectura fluirá.

Sin duda alguna la verdadera historia contada en El libro de los anhelos es la de Ana, esa mujer que vive su vida más allá del qué dirán, tantas, que acaba convirtiéndose en la primera feminista conocida.

La vida de Jesús sirve más como excusa para poder contar la vida de Ana, que como historia en sí y sinceramente, lo que describe Monk Kidd sobre él en la novela, es más íntimo y personal que todo aquello que conocemos por las sagradas escrituras. Jesús aquí es más hombre terrenal que ser divino, lo que hace que la novela no sea tanto de ciencia ficción y sí más una historia de amor y de anhelos entre dos personas.

Hemos disfrutado de la historia de Ana, tanto la suya, como la de su marido, así como la de sus familiares, sin duda la tía de Ana, Yalta, es todo un personaje, pero también lo son las hermanas de Jesús, la madre de este, el hermano de AnaJudas, o su propio padre, Matías, escriba mayor y consejero del tetrarca Herodes Antipas, de Tabita, amiga de Ana e incluso Lavi, esclavo de la familia y fiel a Ana en todo momento.

Sí, El libro de los anhelos es más que la historia de Jesús o la vida de Ana, su esposa: es la recreación de unos años de nuestra historia que no tienen explicación alguna...hasta que unas excavaciones descubran algún manuscrito original enterrado en una tinaja en alguna parte.

SALVA G.


 Título: El libro de los anhelos

Autor: Sue Monk Kidd

Traducción: Julio Hermoso

Editorial: Ediciones B

Edición: 1ª edición, septiembre de 2020

Número de páginas: 542 pp.

I.S.B.N. 987-84-666-6844-6

dilluns, 25 de gener de 2021

'Mi dulce niña' - Romy Hausmann

Romy Hausmann se ha convertido con Mi dulce niña en una de las sensaciones en Alemania, país natal de su autora, durante el aciago y recién terminado año 2020. Basada en los secuestros de Natascha Kampusch y Elisabeth Fritzl, (ustedes seguramente los recordarán), que salieron a la luz en 2006 y 2008 y tuvieron lugar en dos localidades austriacas a apenas un par de horas de distancia, Mi dulce niña es una historia opresiva y dura, más cerca del thriller que de la novela negra sin dejar de lado la faceta más comercial, tratada de un modo muy inteligente.

La novela comienza con un recorte de prensa que informa de la desaparición de Lena Beck, una joven estudiante, cuando regresa a casa de una fiesta. Acto seguido un breve capítulo, apenas una página, en la que se nos presenta el horror en el que la joven se encuentra sumergida desde su propio punto de vista, enclaustrada en una cabaña en una zona boscosa fronteriza y poco accesible entre Alemania y Polonia. Y ya, sin más preámbulo, la noche de su huida, la liberación, el final de la pesadilla, al menos en apariencia.

Estructurada en breves capítulos narrados a través de los diferentes personajes, durante la primera parte del libro somos testigos del terror agobiante y lleno de desesperanza del secuestro. Un cautiverio que, como en los casos de Kampusch y Fritzl, se alarga durante varios años y en el que, al igual que en ellos, secuestrador y víctima comparten una relación enfermiza en la que la locura, el odio, la sumisión y el miedo se mezclan y retroalimentan continuamente.

Una vez que Lena Beck consigue escapar, la autora abre una segunda vía que nos muestra las secuelas psicológicas que el secuestro ha grabado a fuego en la víctima. Decía en un párrafo anterior que el final de la pesadilla llega con la liberación, pero Hausmann se encarga de hacer ver al lector que no es así, que a la joven secuestrada aún le quedan muchas batallas que ganar. Y lo hará con sufrimiento, no solo para ella, sino para dos niños con los que comparte espacio en la cabaña que, como Lena, tienen prohibido abandonar en ningún momento. Los niños, por supuesto, son hijos del secuestrador y su víctima, y para ellos no existe nada fuera de ese espacio minúsculo y en permanente penumbra.

“Para Hannah y el niño, la cabaña había sido la normalidad, su normalidad. Y nadie suele cuestionarse nunca su propia normalidad”

La paranoia, el miedo, la sensación de estar volviéndose loca, el bloqueo mental que lleva a la protagonista a realizar acciones en contra de sí misma, que la perjudican, que nadie en su sano juicio llevaría a cabo, son una constante en esta segunda parte. La víctima busca respuestas, una explicación no ya de las razones del secuestro, no ya de la locura de su raptor (al fin y al cabo, solo un demente puede hacer algo semejante, y solo ellos comprenden sus propios devaneos ¿no es así?), sino de los pensamientos propios, de las dudas y los sentimientos, contradictorios en ocasiones, que la asaltan y no le permiten retomar su vida de forma normal.

Hay también un recado a los medios de comunicación, en el modo en el que afrontan este tipo de sucesos. Tras ese breve recorte que se nos presenta en la primera página, una noticia con escaso interés que merece un espacio minúsculo en el periódico, asistimos a la posterior evolución del suceso, a cómo se deja de lado la información objetiva y rigurosa y se abona el sensacionalismo más repugnante e interesado, en el que incluso se llegan a inventar detalles escabrosos, cuanto más, mejor.

Y otro zasca para la sociedad en general, personalizada a través de la policía, de una mujer policía, para más inri, que se supone que ante un caso de abuso sexual tendrá algo más de empatía con la víctima que un hombre, pero que a la hora de la verdad se deja llevar por sus prejuicios, por los de todos, y acaba por preguntar “¿Le dijo que no?”, cuatro palabras demoledoras que retratan la sociedad en la que vivimos, de la que formamos parte. Una sociedad en la que todos tenemos parte de culpa y de mérito en lo malo y en lo bueno. Una sociedad que produce monstruos y atrocidades como las que se describen en Mi dulce niña.


Alberto Pasamontes


 Mi dulce niña

Romy Hausmann

Traductor:Laura Manero Jiménez

Alianza de novelas 

Año 2021

Formato Papel:

ISBN: 978-84-9181-807-6

352 páginas

Formato ePub:

ISBN: 978-84-9181-808-3


dijous, 21 de gener de 2021

'Simón' - Miqui Otero

Tan solo diez años después de aquel soplo de aire fresco que representó Hilo musical (Alpha Decay, 2010) primera obra de Miqui Otero (Barcelona, 1980) en el panorama de las letras españolas, llega lo que sin duda es la novela más madura, humana y redonda de cuantas Otero haya escrito a día de hoy, que no por ello la mejor, como bien decían aquellos: lo mejor está por venir.

Aquellos lejanos Tristán, el Capitán NemoAlma y El Submarino se tornan en este Simón en: SimónRicoEstela y El Baraja, protagonistas absolutos de esta magnífica obra a la que tan solo podemos recriminar su extensión, para gusto personal del que esto suscribe: breve. Ese dibujo de unas tijeras enmarcado no debería haber hecho su función antes de acabar colgado en la pared o bien podría haberse editado la novela en dos o incluso tres tomos, como Vernon Subutex, por poner un ejemplo contemporáneo.

Simón, la novela, inicia su andadura en la Barcelona borracha de olimpiadas del verano de 1992 y acaba 400 páginas más allá, en la primavera de 2018, la que debía haber sido la Primavera Catalana tras las votaciones del 1 de octubre del año anterior.

En esos 26 años conocemos la historia de Simón Rico, el protagonista de esta novela, por algo la misma lleva su nombre en el título, pero también conocemos a su primohermano Ricardo Rico; a los padres de ambos: las hermanas Dolores y Socorro Merlín y los hermanos Lolo y Elías Rico; a la fauna del Baraja: la Chula, el Juez, el Queyalosé, el Lecturas, el Capitán o a Ringo; al misterioso el Sastre; a los amigos de ambos en todos esos años: Betty/Beth, Biel, Ona, Estela Candela.

                                                     “Todo está en los libros”

Es la frase que Rico le dice siempre a Simón cuando este cuenta con ocho años de edad, en ese verano del 92. Rico es para Simón un faro que le guía, la voz de la experiencia, un amigo para sus juegos, un auténtico primohermano. Su vida en el bar Baraja, el bar que regentan sus padres, les unió casi como fueran hermanos, aun siendo primos, por eso ellos se denominan primohermano.

Simón es más que una novela, es una vida, contada de forma magistral por Miqui Otero, que dota a todos sus personajes de vida propia (habrá spin off de alguno de ellos en un futuro) les hace subir y bajar, reír y llorar, pararse y correr y todo ello con una sutileza, un vocabulario, una emoción y una magia que sin duda hace de Simón un clásico contemporáneo.

Poco tiene que ver en que un servidor haya visto pasar su vida en esas páginas. También mi adolescencia tuvo lugar en un bar regentado por mi madre, con todos esos parroquianos de extraños apodos venidos de cualquier parte de la península compartiendo tardes con chatos de vino y noches de Sant Joan hasta altas horas de la madrugada comiendo la famosa coca catalana de Sant Joan y mis primeras copas de cava. También mi vida giró en torno a la vida de mi primo un año mayor que yo, siendo un servidor hijo único tuvo que buscar compañeros de juegos en sus primos, vecinos de toda la vida en un conocido barrio barcelonés hasta que finalmente marcharon de él cuando es que esto suscribe ya se había casado.

No, Simón tiene vida propia y no una, muchas, pero sin duda, en alguna de esas vidas, veremos reflejada una parte de la nuestra. Ahí radica la grandeza de Simón como novela, representa pequeñas porciones de nuestra propia vida. Por eso llega al corazón. Amén del gran trabajo que Otero hace en su redacción, básica para el triunfo final de la misma. Su lectura no dejará indiferente a nadie y con total probabilidad esos personajes y esos lugares que rondan nos llevarán en algún instante a esos tiempos pretéritos que vivimos todos y que nos hicieron llegar al punto exacto en el que hoy en día estamos: invierno de 2021.

Simón, el personaje, representa sin quererlo, ese “héroe” de fábula que todos llevamos, alguna vez, dentro.

SALVA G.


 Título: Simón

Autor: Miqui Otero

Editorial: Blackie Books

Edición: 1ª edición, septiembre de 2020

Número de páginas: 447 pp.

I.S.B.N. 978-84-18187-30-8

dilluns, 18 de gener de 2021

'Vardø. La isla de las mujeres. de Kiran Milwood Hargrave' - Kiran Milwood Hargrave


Vardø es una pequeña y fría isla de pescadores en el noroeste de Noruega. El 24 de diciembre de 1617 los hombres del pueblo están pescando en alta mar. 10 barcos. 40 hombres. Una terrible tormenta se desata. Nueve días después de que el cielo caiga sobre la tierra los hombres regresan a ella. Pero no lo hacen en barco. Es el mar quien uno a uno los arrastra hasta la orilla en la calita negra. Sin ellos, viudas y/o huérfanas, pero todas ellas solas, luchan por salir adelante en un mundo sin hombres. De un patriarcado absoluto pasan a un matriarcado obligado. Deben tomar la decisión de salir a pescar si quieren sobrevivir. Cuatro meses después de la tragedia arriba al pueblo desde Varanger el pastor Nils Kurtsson. Este no les ofrece palabras de confort. Sus sermones son fríos y apáticos. En cuanto pronuncia el último amén del sermón sale disparado a sus aposentos.

Esto vendría a ser el primer capítulo del libro: La tormenta

Dieciocho meses después del terrible suceso llega al pueblo Absalom Cornet un escocés experto en la caza de brujas (esto último literal no figurativamente, no tiene nada que ver con la que inició el senador Joseph McCarthy) junto a su joven esposa Ursa. Con su llegada empiezan los chismorreos, las idas y las venidas, los temores, el querer saber, el esconder y el juego a dos bandas. Ursa, la mujer del comisario Cornet se posiciona del lado de las mujeres de Vardø, debido en parte a que no tolera los actos de su marido, y en parte, su unión fue forzada por el padre de esta al no poder hacerse cargo de ella y su enferma hermana tras la muerte de su mujer y la pérdida de casi todo su dinero.

Esto vendría a ser el segundo capítulo del libro: La llegada

En el último de ellos, titulado La caza, poco a poco, el comisario va deteniendo a las mujeres por brujas. ¿Qué debe hacer una mujer para ser considerada bruja? Pues muy poco o en realidad casi nada: estar en desacuerdo con tus vecinos, usar hierbas medicinales, no ser cristiana, bordar en el Sabbat, usar un lenguaje que no se considera femenino o incluso vestir de forma excéntrica. O como les pasó a las mujeres de Vardø: invocar al viento para crear una tormenta y matar a sus maridos.

La misma ley estaba en su contra. El rey Cristián IV escribió un decreto sobre brujería en Dinamarca y Noruega en 1617.

Efectivamente, tenían las de perder.

Kiran Millwood Hargrave (Londres, 1990) se vale de una historia real para ficcionar una relato donde las mujeres son las absolutas protagonistas. Aunque hay muchas en la novela destacaremos a Marten, que pierde a su padre, a su hermano y a su prometido, y a Ursa, la joven mujer de ciudad que en un tiempo fue adinerada y que acaba en un pueblo costero de mala muerte siguiendo a su cruel marido, y la amistad que nace entre ellas, llegando incluso al amor.

La autora consigue con su prosa pausada llevarnos a ese pueblo donde a simple vista nunca pasa nada pero donde en realidad pasa de todo detrás de cada una de las puertas de las casas del mismo.

Vardø, la novela, es inquietante, casi tanto como el pueblo tras la llegada del comisario. Oscuro, como los días de invierno en él. Pero también un canto a la amistad, a la fuerza de un pueblo abatido por la desgracia, a la lucha constante contra todo tipo de elementos externos. Sí, Vardø bien podría ser un canto desesperado a la  vida  detrás de tanta muerte.

SALVA G.


 Título:  Vardø.La isla de las mujeres. de Kiran Milwood Hargrave

Autor: Kiran Milwood Hargrave

Traducción: Aitana Vega Casiano

Editorial: Ático de los libros

Edición: 1ª edición, septiembre de 2020

Número de páginas: 340 pp.

I.S.B.N. 978-84-17443-61-1

divendres, 15 de gener de 2021

Los chicos de la Nickel / Els nois de la Nickel' - Colson Whitehead (Premio Pulitzer 2020)


La última novela de Colson Whitehead (Nueva York, 1969), flamante ganador (de nuevo) del prestigioso Premio Pulitzer de Novela 2020, se vuelve a basar en un hecho real para contar una dura historia sobre los problemas raciales que golpean día tras día Estados Unidos (lo vemos a diario en la televisión: George FloydJacob Blake)

En Los chicos de la Nickel el nombre el Elwood Curtis, que al igual que los anteriormente citados su único delito es ser afroamericano.

Curtis es un adolescente pobre, huérfano y negro que siente auténtica devoción por los discursos de Martin Luther King, que escucha en el viejo tocadiscos de su abuela Harriet (¿tendrá algo que ver Araminta Ross en la elección del nombre de la abuela por parte de Whitehead?) y por los libros de James Baldwin. Las ideas de este último por los derechos civiles le incitan a convertirse en un estudiante prometedor para poder soñar con un futuro digno. Pero el día más importante de su vida, cuando ya está yendo a la Universidad, un malentendido hace que Curtis acabe con sus huesos en la Academia Nickel, un reformatorio que se vanagloria de convertir a sus internos en hombres hechos y derechos.

Una instrucción física, intelectual y moral hace de los chicos internos personas de bien, pero en realidad este lugar oculta un gran secreto.

Allí conoce a Turner y ambos vivirán a su manera el encierro en la Nickel.

Los chicos de la Nickel está basado en el estremecedor caso real del colegio masculino (reformatorio) Arthur G. Dozier en Marianna, Florida que estuvo en funcionamiento durante más de un siglo y acabó con la vida de miles de niños. En el año 2014 se encontraron los restos de más de 80 de estos jóvenes enterrados en el cementerio del centro, tras haber clausurado el mismo el año 2011 tras varios alegatos sobre torturas, abuso sexual, golpes y asesinatos que sucedieron en las décadas de 1940, 1950 y 1960.

Whitehead divide la historia en tres capítulos perfectamente diferenciados. El primero de ellos es poner al lector en antecedentes, dibujando la vida de Elwood con su abuela Harriet. Estamos en la década de los sesenta. Elwood vive en Frenchtown (Tallahassee) en época de segregación racial en Estados Unidos. Época regida por las leyes Jim Crow, aquella que segregó las escuelas públicas, los lugares públicos, el transporte público, baños, restaurantes y hasta fuentes de agua potable.

Todo es, dentro de lo que cabe, bucólico. Hasta el día en que Elwood gracias al Sr. Hill, su profesor en el instituto consigue ir a la Universidad. Estar en el sitio y el momento equivocado le trae a Elwood demasiados problemas. Montarse en ese coche para llegar a la Universidad hace que su vida cambie radicalmente.

El segundo capítulo del libro es aquel que recoge las vicisitudes del protagonista en la Nickel. Los maltratos, el terror, los abusos, una cárcel a buen seguro que torna la lectura claustrofóbica, tensa, y donde el lector, a buen seguro, se teme lo peor, sobre todo desde el momento en que Elwood y Turner planean fugarse, sabiendo como saben que si lo hacen lo más probable es que acaben muertos.

Aquí Whitehead parece que no quiere echar mucha leña al fuego, no quiere entrar en el morbo de contar con pelos y señales lo que de verdad ocurría en el reformatorio. Aboga más por el final de la historia que por el camino andado para llegar a ella.

Por suerte la tercera parte hace que la novela gane enteros. Su resolución además de ser toda una sorpresa, resulta magnífica. Y es ahí donde Whitehead quería llegar. Es era su meta. Y sinceramente, llega como un auténtico campeón.

Los chicos de la Nickel bien podría haber tenido mil páginas, dentro de ese reformatorio habría cientos de historias que contar, pero Whitehead centra su novela en una de ellas que bien podría ser extensible al resto de internos y nos hace partícipes de un uso y abuso de la ley en contra de una raza, que sigue avergonzando al país aun a día de hoy.

Whitehead sigue revisando la historia de los Estados Unidos con cada una de sus novelas, mostrando las vergüenzas del país más contradictorio del mundo, aquel que creó unas leyes en las que su lema era: separados pero iguales.

Solo esperamos una versión cinematográfica digna, mientras estamos expectantes por la serie de El Ferrocarril Subterráneo, anterior libro de Whitehead, que estrenará Amazon en unos meses.

SALVA G.


 Título: Los chicos de la Nickel / Els nois de la Nickel

Autor: Colson Whitehead

Traducción: Luis Murillo Fort / Laia Font Mateu

Editorial: Random House / Edicions Del Periscopi

Edición: 1ª edición, septiembre de 2020

Número de páginas: 219 pp. / 256 pp.

I.S.B.N. 978-84-9942-904-5 / 978-84-1733-946-3

dimecres, 13 de gener de 2021

'Que rule el amor' - Lenny Kravitz con David Ritz


Que rule el amor (Let love rule), además de ser el título de una canción de Lenny Kravitz (Nueva York, 1964) incluida en el disco de mismo nombre, primero en la carrera del artista, resulta ser también a día de hoy, el título del primer volumen de las memorias del músico neoyorquino.

Libros del Kultrum presenta una magnífica y cuidada edición del libro de Kravitz en la que el músico abarca los veinticinco primeros años de su vida: desde su nacimiento, hasta la edición del disco que titula estas memorias y que resultó ser el primero de una carrera que ya abarca más de treinta años.

Lenny Kravitz es cantautor, compositor, productor discográfico y actor. Además de sus propias composiciones, ha escrito y producido, por encargo, canciones para Michael Jackson, Mick Jagger, Madonna y David Bowie. Cosechó grandes elogios por su interpretación en sus escarceos con la cámara en largometrajes como Precious, Los juegos del hambre o El mayordomo. Es, además, alma mater de una próspera empresa internacional de diseño. Publicó, en fecha reciente, un libro con su obra fotográfica de título Flash. Que rule el amor, es el primer volumen de sus memorias.

En ellas habla de su infancia, de sus amores, de las traiciones y de sus grandes amigos, pero sobretodo habla de su pasión: la música.

Let love rule es más que una canción, un disco que le cambió la vida a su autor o que unas memorias al uso. Es una referencia al cristianismo, que regula su vida desde que el espíritu de Dios se le apareció en un campamento durante su adolescencia.

Aquí no encontraremos historias decadentes, pasadas de vueltas o llenas de sexo y drogas. Cuenta Kravitz que cuando lee las memorias de sus héroes, y son muchos, desde los iniciales Jackson 5 hasta Led Zeppelin, le parecen mucho más interesantes que las suyas.

No seremos nosotros quien le llevemos la contra al señor Kravitz, es posible que las biografías de Ozzy Osbourne, Ron Wood o Slash tengan historias más locas, más al filo de la navaja, pero lo que está claro es que las de Lenny nos han supuesto una excelente lectura, entretenida, didáctica, a veces sorprendente, culta, pero siempre interesante. Kravitz puede estar tranquilo, a conseguido una excelente obra.

En ella el autor cuenta sus problemas con su padre, blanco, los últimos años de Sy Kravitz, padre del músico, los pasó en la casa de este, donde por fin ambos hicieron las paces; las palabras de su madre, negra, actriz reconocida y exitosa, diciéndole que sí, él era negro pero debía sentirse orgulloso de ello; su obsesión por encontrar su propia voz en la música, que le llevó a rechazar cuantiosas sumas de dinero por no venderse, con el enfado de sus compañeros de banda; las fiestas que sus padres hacían en su casa con invitados ilustres entre los que habían escritores, músicos, pintores y artistas en general.

Y por supuesto mujeres.

Lisa Bonet. Vanessa Paradis. Natalie Imbruglia. Naomi Campbell. Devon Aoki. Adriana Lima. Nicole Kidman.

Nada se le resiste a Lenny. Dos años antes de salir con Lisa Bonet, actriz de moda en aquella época le dijo a una amigo: un día voy a casarme con ella.

Digamos que lo que busca, lo encuentra.

En estos tiempos en los que necesitamos creer en algo para poder salir del pozo en el que el mundo cayó tras esta pandemia está claro que Lenny Kravitz y su Que rule el amor es un excelente punto de inicio, una luz entre tanta oscuridad, un canto al amor más puro, una delicia de lectura para estas fiestas navideñas que deberemos pasar en casa.

SALVA G.


 Título: Que rule el amor

Autor: Lenny Kravitz con David Ritz

Traducción: Ignacio Julià

Editorial: Libros del Kultrum

Edición: 1ª edición, noviembre de 2020

Número de páginas: 295 pp.

I.S.B.N. 978-84-121842-3-5


dilluns, 11 de gener de 2021

'Rebeldes del rock' - Manuel López Poy

Existen dos tipos de rock, el primero de ellos es el básico, el que nació por y para diversión, el que habla de la playa, las chicas, los coches y todo aquello que en un orden establecido debería servir para hacer nuestra vida más fácil; el segundo de ellos es el polo opuesto al primero. Es aquel en donde la letra cobra más protagonismo que la propia música. Aquel que se rebele contra lo establecido tanto política como socialmente y muestra su descontento con todo ello, así como denuncia cualquier hecho denunciable, tales como el apartheid, la pobreza, la opresión, la amenaza nuclear, la guerra, los disturbios raciales, la represión política o policial , el reclutamiento y en definitiva, todo aquello que oprime al pueblo.

Y este Rebeldes del rock de Manuel López Poy (Sarria, 1958) basa todo su esfuerzo en documentar esa, digamos, segunda acepción del término rock and roll.

Cuando pensamos en un rebelde del rock and roll siempre nos viene a la cabeza el líder de The Doors, Jim Morrison, (por mucho que para el que esto suscribe ese honor lo tenga Ray Manzarek) alguien a quien no le tembló el pulso a la hora de sublevarse contra la justicia y a quien en más de una ocasión la policía arrestó, ya fuera por provocaciones sexuales, palabras malsonantes o simplemente por llevar la contraria. Pero gracias al libro de López Poy entendemos que alguien como Víctor Jara, uno de los cantautores más famosos de todos los tiempos o Ry Cooder, indispensable en París, Texas, la película de Wim Wenders, fueron más rebeldes que Morrison, Elvis o el mismísimo James Dean, aunque la rebeldía de este no tuviera causa.

Narrado de forma cronológica, el libro inicia su andadura en los años anteriores al nacimiento del rock como lo conocemos hoy en día, y acaba justo cuando Green Day, el trío de Berkeley, edita su polémico American idot en 2004, un álbum donde la banda toma inspiración en los acontecimientos políticos de aquellos años, como el fatídico 11 de septiembre, la guerra de Irak o la mala gestión que hizo el presidente George W. Bush durante su mandato.

A través de sus casi 300 páginas, López Poy cuenta de forma didáctica pero a la vez amena, algo sumamente importante para un libro de estas características con tanta información acumulada en sus capítulos, cómo músicos de todas las partes del mundo, estilos musicales en principio opuestos y clases sociales varias, así como sexuales o de raza, tienen en común más de lo que nadie, incluso ellos, piensan: su desacuerdo con lo que ocurre en el mundo y no hay nada mejor que la música para expresarlo, ya sea de forma directa o de forma un tanto más velada, letras de doble sentido las cuales intentaban eludir la censura.

Sí que echamos en falta algún grupo, bueno, en realidad bastantes grupos, pero entendemos que si estuvieran todos y cada uno de ellos representados en el libro y tuvieran aunque tan solo fuera una línea de texto, el libro debería haber tenido como 1000 páginas y tampoco era el plan.

Pero lo editado es una muestra magnífica de cuán rebelde puede llegar a ser el rock y lo mucho que puede ayudar a la sociedad a entender los acontecimientos, ya sean anteriores o actuales, que nos tocó vivir.

Greasers, la invasión británica, bohemios, hippies, inconformistas, black power, cantautores, punks...todos y más tienen cabida en la nueva obra de López Poy Rebeldes del rock.


SALVA G.


 Título: Rebeldes del rock

Autor: Manuel López Poy

Editorial: Ma Non Troppo

Edición: 1ª edición, octubre de 2020

Número de páginas: 287 pp.

I.S.B.N. 978-84-121366-9-2


dijous, 7 de gener de 2021

'El ángel negro / L’àngel negre' - John Verdon


No creas nada. No confíes en nadie. Cuestiónalo todo.

Aprende a escuchar, luego escucha para aprender.

El ángel negro es la séptima novela de John Verdon protagonizada por Dave Gurney, ex detective de homicidios del departamento de policía de NY. Tranquilo, carismático, concienzudo y con grandes dotes para analizar los hechos. No duda en revisar las pruebas una y otra vez hasta estar seguro de que encajan y para ello cuenta con el apoyo de su mujer Madeleine que con sus reflexiones ayudan a Gurney a dar con la clave.

En este caso, su excompañero Mike Morgan, ahora jefe de policía de Larchfield le pide ayuda para intentar resolver un macabro suceso que ha tenido lugar en este pequeño y rico pueblo y que amenaza con arruinar la apariencia tranquila e idílica de este lugar.

Su trabajo consistirá en intentar averiguar quien ha asesinado a uno de los hombres más ricos e influyentes de la comarca, Angus Russell, que ha aparecido degollado. Todos los indicios apuntan a Billy Tate, un bicho raro del pueblo relacionado con temas de brujería, pero a pesar de que en la escena del crimen aparecen sus huellas y su ADN, esto parece imposible ya que Billy Tate murió el día antes del asesinato de Russell.

La desaparición del cuerpo de Tate del depósito y nuevos asesinatos hacen que se desate un verdadero circo mediático. Empiezan las teorías de la conspiración y para echar mas leña al fuego, un apocalíptico predicador amante de las armas alienta a sus seguidores a una cruzada contra Satán.

Gurney irá descubriendo que este idílico pueblo esconde una cara oculta con una red de relaciones enfermizas, resentimientos enconados y luchas de poder entre las familias más arraigadas del condado, pero finalmente conseguirá solucionar este enrevesado y extraño caso.

El libro se lee muy bien, tiene una trama retorcida pero con diálogos creíbles, capítulos cortos y muchos golpes de efecto, lo que hace que su lectura sea apasionante. 

Con el regreso de Gurney en el ángel negro los amantes del género negro están de enhorabuena.


Marcial García


 El ángel negro / L’àngel negre 

John Verdon

Roca editorial 

477 pag.

Año 2020

ISBN: 9788417968250

Popular