dilluns, 30 d’agost de 2021

'Papá' - Míchel Suñén

Así resulta Papá, la última novela de Míchel Suñén (Zaragoza, 1970).

Julius Lederer todo el mundo le conoce como EL. A sus 41 años mantiene una forma física envidiable si tenemos en cuenta que su alimentación principal es el alcohol. Vivir en la calle es lo que tiene. Duerme tranquilo en la playa de la Barceloneta en Barcelona. Hasta que una noche unas Boixos Nois queriendo destacar de sus compañeros le dan una paliza. O no tanto. EL consigue defenderse de las cabezas rapadas e incluso hacerlas sentir inferiores. Lo que no contaba EL es que el contingente completo de Boixos Nois fuera en su búsqueda a partir de aquella noche. Gracias o por culpa de la Paqui, una cordobesa que también vive en la calle, que conoce a un Guardia Urbano consiguen salvar a EL de una muerte segura cuando los Boixos Nois dan con él en la arena de la playa y comienzan a patear su cuerpo. La rápida acción de los urbanos aleja a los violentos y salva la vida a EL. Solo con una condición: que deje la ciudad. No es seguro para él. Hassan, un marroquí que también vive en la calle ya lo hizo tras sufrir un ataque por parte de unos desaprensivos a quienes EL alejó gracias a su fuerza y su determinación.

Julius vuelve a Zaragoza. Una ciudad que le trae demasiados recuerdos. Cinco años antes él era una antítesis de lo que es ahora.

Ismo Van Garde es una celebridad. Van Garde Estudio Creativo Internacional es todo un éxito. La empresa genera suculentos dividendos para alguien en la treintena. Viajes exclusivos. Hoteles de lujo. Los mejores caldos en su bodega. Un magnífico piso. Solo falta una cosa: el amor. Pero no uno cualquiera. Falta el verdadero amor.

Cuando conoce a Giuliana Cruz, Cupido llama a su puerta. Aunque sin saberlo, el demonio también entra con él, bien cogidos de la mano.

Giuliana es dominicana, no llega a la treintena y tiene una hija de una relación anterior: Abril, de nueve años y un hermano menor que ella, Bon, que padece trisomía 21. Una denuncia por malos tratos a su actual pareja, Rubén, hace que se quede sola con su hija. Conocer a Ismo ha sido su salvación.

Giuliana y Abril se mudan al magnífico piso de Ismo y en un abrir y cerrar de ojos nace Zahara, la hija biológica de ambos.

Pero la vida de Ismo, que en realidad se llama Ismael, empieza a caer en un profundo agujero. Primero es acusado de propasarse sexualmente con Abril. Y eso que desde el primer día nació entre ellos una relación única. Relación que Giuliana no soportaba. Finalmente Abril huye de su padre. Ismo se queda sin hija.

Más tarde es Zahara quien desaparece de su vida. Yendo a comprar droga deja a la niña en el Ferrari delante de la casa de su camello y cuando vuelve Zahara ya no está. Ismo se queda sin hijas.

Estas son las dos historias que Suñén cuenta en Papá, su última y adictiva novela.

Ficción y realidad.

No podemos obviar que Giuliana Cruz está vagamente inspirada en Ana Julia Quezada. Y por descontado EL, está inspirado en Julius Lederer, un famoso mendigo que un buen día hace quince años apareció en el puerto de A Coruña. Se convirtió en una atracción local. Tal y como apareció desapareció. Pero volvió a aparecer en Lugo. Allí, un fotógrafo aficionado empezó a retratar al alemán. Se hicieron amigos. El único que Julius tenía. Incluso cuando lo ingresaron en un psiquiátrico a finales de 2011. Duró poco. En febrero de 2012 apareció muerto en su cama. Dicen que por potomanía.

Obviamente EL no aparece muerto. Ni siquiera es ingresado en un psiquiátrico. Pero que su vida en la calle está basada en la de Julius es evidente, !si hasta tienen el mismo nombre¡

De ahí que Papá sea una historia como la vida misma, algo que ya dijimos en la primera frase de esta humilde reseña.

Pero además de estas coincidencias, es una excelente novela, llena de giros inesperados, con unos malos malísimos, casi sin corazón y con unos buenos buenísimos, que hasta pagan por sus acciones, aunque estas se hayan visto ocasionadas por fuerzas externas.

En tres capítulos con títulos tan explícitos y sugerentes como: Ruina, Coraje y Tiros, más un epílogo, Suñén demuestra que su pluma está afilada, que es el más rápido del lugar, el más verosímil, y que lo suyo además de la novela negra, es mezclar ficción y realidad a partes iguales para conseguir un excelente combinado de rápida ingestión y de sabrosa resultado.

SALVA G.


Título: Papá

Autor: Míchel Suñén

Editorial: Onagro ediciones

Edición: 1ª edición, mayo de 2021

Número de páginas: 269 pp.

I.S.B.N. 978-84-88962-88-1

Como la vida misma.

dilluns, 2 d’agost de 2021

'Jim Morrison' - Antonio Manzano


¿Otro libro sobre Jim Morrison?

Es la primera pregunta que me vino a la cabeza cuando nuestro querido Director me ofreció la lectura y consiguiente reseña de este libro.

No, gracias.

Esa fue mi respuesta en caliente.

Pasados unos días y mientras rebuscaba algo que leer en nuestros cajones de la redacción, me topé de nuevo con el libro sobre El Rey Lagarto.

Algo dentro de mí hizo que rápidamente me hiciera con él para devorar lo que el escritor tenía a bueno contar en sus páginas.

¿Qué pasó? ¿Qué hizo cambiar mi opinión?

Primero, el autor: Alberto Manzano (Barcelona, 1955) periodista musical de inicio y traductor ocasional, todo el mundo conoce su relación personal con Leonard Cohen, no solo fue su amigo, sino que también fue su biógrafo y el traductor de la obra del bardo canadiense. Nick Broomfield seguro leyó La historia de Leonard & Marianne (2017) para realizar el documental Marianne & Leonard. Palabras de amor (2019). Pero si por algo me emocionó saber que era Manzano el autor del libro fue al recordar que gracias a sus traducciones pude saber qué cantaba Robert Plant en Led Zeppelin, mi banda favorita de todos los tiempos, cuando me hice con Led ZeppelinCanciones, un librito (que sigue en mi casa pese al paso del tiempo) editado en 1988 por la Editorial Fundamentos donde el señor Manzano traducía varios temas de los ingleses.

Segundo, una de las dedicatorias del libro en su primera página. En memoria de Hervé Muller (1949-2021). Corría el mes de octubre, también de aquel lejano 1988 cuando un servidor de ustedes compró Jim Morrisson y The Doors (Ediciones Júcar) otro librito (que por supuesto aún conservo) escrito por Muller, periodista francés que conoció a Morrison en París cuando este se había retirado para seguir con su faceta poética, quien me ayudó a entender la música y las letras del grupo (aparecían algunas traducciones), que en aquella época idolatraba.

Tercero, su subtítulo: Cuando la música acabe, apaga las luces, extraído de la canción When the music's over, que cerraba el segundo larga duración de la banda californiana Strange days (1967)

Cuarto: mi amor por la banda. Más por la música que por las letras. Adoro el teclado y sin duda Ray marcaba la diferencia en la banda. Pero no tengo problema en admitir que visualmente Morrison era el alma del grupo.

Y quinto y más importante, este nuevo libro está más centrado en las letras de Morrison, en su poesía, sus pensamientos y su filosofía, que en la banda en general.

Así que cinco razones ya eran demasiadas para dejar pasar la oportunidad de saber más acerca de la obra de The Doors en general y de Jim Morrison en particular.

Llama poderosamente la atención la portada, con ese repujado y ese colorido asemejando a un viejo cartel de concierto en rojo con un Morrison en primer plano, pero mejor es su interior, donde Manzano se adentra en la tormentosa existencia de la estrella de rock que nunca quiso ser, hasta tal punto que se dejó la barba y engordó para no resultar un sex symbol.

Morrison siempre fue un poeta, mucho antes que cantante o estrella del rock. Pero tuvo que ser estrella del rock primero para que el mundo conociera al poeta que vivía en él.

El 3 de julio de este año hará 50 años de la muerte de Morrison en París. Muerte esta envuelta en el más profundo misterio, hasta tal punto, que aún hay quien asegura que Morrison cogió un vuelo esa noche y desapareció de la vida pública. Sin duda que su pareja Pamela Courson no dejase ver el cuerpo del músico tuvo mucho que ver en el nacimiento de esa leyenda (por cierto, mucho se habla del club de los 27, los músicos que murieron a esa edad, pero Pamela, sin duda musa de Jim, también nos dejó a esa edad) y es un excelente momento para recordar la figura del músico poeta.

The Doors junto a Morrison cuando este aún vivía, editaron seis discos de estudio en cinco años, consiguiendo cinco discos de oro consecutivos, la primera banda norteamericana que lo conseguía. Muchos elogian la música de la banda, un servidor entre ellos, tres partes suman más que una, pero sin duda alguna, Morrison fue no solo la voz cantante del grupo, literalmente, sino todo un mito, gracias a sus letras, su excepcional personalidad, su provocación en escena y su eterno desafío a la autoridad (en 1963 Jim ya fue fichado por la policía acusado de alteración del orden público y resistencia a la autoridad y faltaban unos años para que la banda naciera, así que sí, Morrison ya era un outlaw antes de entrar en The Doors)

Jim Morrison. Cuando la música acabe, apaga las luces, resulta una obra aclaratoria sobre el músico, su poesía, su vida y su muerte, vale, de esto último no tanto, pero también sobre la libertad artística de cuatro personas que juntas se convirtieron en un ente poderoso y único. The Doors tiene mucho de rock, algo de pop (Hello, I love you es una prueba innegable de ello) pero también de blues y porqué no decirlo, de jazz, siempre pensé que RayRobbie y John eran auténticos músicos de jazz, improvisando sin parar una melodía para que Jim recitara sus letras a su antojo, delirios de poeta, cantos de chamán, el Rey Lagarto.

Queremos el mundo y lo queremos ahora.

SALVA G.


 Título: Jim Morrison

Autor: Antonio Manzano

Editorial: Libros Cúpula

Edición: 1ª edición, junio de 2021

Número de páginas: 206 pp.

I.S.B.N. 978-84-480-2846-6

Popular