dilluns, 25 d’octubre de 2021

'Regreso' - Elena Hernández Matanza

Al acabar la lectura de Regreso, la premiada primera novela de la madrileña Elena Hernández Matanza, se alzó con el primer premio en el LXVII Premio de Novela Ateneo Ciudad de Valladolid, uno tiene la sensación de que se queda a medias, de que ese final no es un verdadero final sino el inicio de algo. Pero cuán equivocado se encuentra uno al comprobar que en realidad sí estamos ante un final, el final de una historia personal, el final de un dolor enquistado 35 años en el alma de Pura, una de las protagonistas de la novela durante todos esos años y más.

Como toda mujer de esa época, Pura se casó con un hombre que con los años cambió radicalmente, sobre todo cuando le llegó el éxito profesional y con él el dinero. Siempre quiso más. Ya lo dice Tita, la hermana de Pura y la segunda protagonista de la historia: fue tan pobre de pequeño que no supo ser rico de mayor. Y que abandonase a los suyos no estuvo bien. Pura tuvo que luchar para sacar adelante a cuatro hijos y para mantener el piso que habían comprado en Madrid.

Ahora Pura vive en un pueblecito tranquilamente. A sus 74 años no tiene preocupaciones, más allá de la posible vuelta sorpresa de Carlos, el hijo drogadicto. En el pueblo tiene a sus amigas Carmen y Victoria. A una de sus hijas, Susana, que junto a su marido Francis regentan la pescadería donde Pura echa una mano algún que otro día. Está inscrita en un Club de Lectura, aunque nunca consigue acabar los libros a tiempo. Y así pasa su vida. Entre cafés con leche, porras, siestas, visionado de programas en la televisión degustando una onza de chocolate y aguantando el dolor de cadera provocado por una operación de la misma.

Hasta el 29 de octubre, día en el cual Segundo, así se llama el marido que la abandonó, se presenta en la puerta de su casa en Robledo de Chavela, el pueblo donde reside Pura, famoso por la base de seguimiento de satélites de la NASA. Es exactamente en este punto cuando da inicio no solo la novela en sí, sino la historia de Pura.

Resulta extraño comprobar como el título del libro, Regreso, solo es el punto de partida de la novela y no el final de la misma, bien podríamos denominarla Encuentro o mejor aún, Reencuentro. Todo tiene una explicación.

Tras el regreso de Segundo, este se queda en el cuarto de invitados bajo la orden de no salir a la calle para nada. Pura no tiene ganas de que sus vecinos vean a quien aún a día de hoy sigue siendo su marido, pero para quien no guarda ni un buen sentimiento, solo alberga odio dentro de ella. Es en este punto cuando Pura comienza a mentir a todo el mundo, a tener comportamientos extraños, su cambio de look es uno de ellos, vómitos y ganas de aventura.

Pero todo ello se acaba en el instante en que Segundo aparece muerto en su habitación de invitados. Pura no sabe qué hacer, más allá de insultar a su marido por lo que acaba de hacer. La decisión de llamar a su hermana Tita es vital para el devenir de los acontecimientos. Ambas emprenden una huida hacia adelante que les llevará a vivir peripecias que jamás hubieran soñado, como dice Tita en un momento de la larga conversación que mantiene con su hermana: una coja y una tuerta viviendo aventuras y a nuestra edad. Con Tita al volante deciden llevar el cadáver de Segundo a su pueblo, Toril, y dejarlo tumbado en la cama como si nada hubiera pasado. Ahí es donde encontramos el reencuentro famoso del que hablábamos unos párrafos más arriba.

Si el inicio de Regreso da como resultado una novela costumbrista, hacia la mitad de la novela, justo cuando las dos hermanas emprenden ese loco viaje a Toril a bordo de la furgoneta de la pescadería de Susana y Francis con el cadáver de Segundo en el refrigerador trasero, esta se convierte en una road movie con tintes surrealistas en una España del pasado, el mismo que ambas hermanas acaban sacando en su larga conversación para mantenerse despiertas en ese viaje nocturno hacia el futuro.

Sin duda lo más destacable de la novela, más allá de la delicada pluma con la que Hernández Matanza dibuja a sus personajes, todos ellos con una pátina real, la vecina de Pura en el barrio de El Pilar en Madrid, Adelina y sus lentejas son tan reales que ese olor que desprende el guiso llega a nuestras fosas nasales durante la lectura del libro, es la sororidad que desprenden ambas protagonistas, Pura y Tita.

No sabemos si Regreso tendrá una continuación, la verdad es que la vida de esas dos mujeres bien daría para una serie de libros, pero sin duda cada uno de nosotros puede llevar a cada uno de los personajes de la historia hacia donde quiera para ponerle un fin más allá del final de la misma.

Sí, Regreso es un pequeño retazo de la historia de las mujeres de este país que dibuja con maestría el lienzo completo de lo que tuvieron que luchar, soportar y tragar. Una novela que sin quererlo ni pretenderlo se erige en el palo de la bandera de la lucha de la mujer contra el patriarcado.

SALVA G.


Título: Regreso

Autor: Elena Hernández Matanza

Editorial: algaida

Edición: 1ª edición, abril de 2021

Número de páginas: 293 pp.

I.S.B.N. 978-84-9189-492-6



divendres, 22 d’octubre de 2021

'La Victor C.' dirigida per Carme Portaceli obre temporada al TNC

 
Nova temporada, la de tornada a la normalitat, al Teatre Nacional de Catalunya on a la sala gran se'ns planteja una funció escrita per Anna Maria Ricard Codina sobre l'autora nascuda a l'Escala el 1869 Caterina Albert, anomenada La Víctor C. amb un repartiment de luxe. En un escenari en forma de rombe, amb portes i parets giratòries se'ns proposa una trama on es barreja la mateixa vida de l'empordanesa a la seva població natal, entrellaçada amb relats escrits de la seva ploma.

Podem veure l'Aleixeta, una noia que cau de quatre potes en les trampes de l'amor, tot i les advertències de la seva mare, i altres relats: en què un home no entén l'obsessió del seu amic per no tenir parella, un restant on s'explica la relació sense una sola paraula en tota una vida de dos components de dues famílies rivals d'un poble o el d'una mare angoixada pel fet de ser-ho.

Quant a la part biogràfica descobrim perquè Caterina va haver de posar-se el pseudònim d'un home, Víctor Català, com va ser escriure la seva obra mestra, Solitud, la seva relació amb premsa i mitjans i entre altres coses les visites il·lustres, com la del torero i poeta Mario Cabré, que rebia a casa seva.

Tot conduït en converses amb la seva germana i amigues on ens revelen perquè mai escrivia sobre amor o sobre el mar, tot i viure a una vila que convidava a fer-ho, en els darrers moments de la seva existència sempre ficada al llit.

Una meravellosa posada en escena, dirigida per Carme Portaceli, d'on ens queden sensacions com les seves epístoles amb Joan Maragall, qui li va fer les millors crítiques de la seva obra literària i en reflexions com fins on és lícit utilitzar la violència en l'escriptura, reflectit en el jurat que en els Jocs Florals d'Olot de 1898 va dubtar si premiar-la o no.

Retrobada a lo gran del món del teatre amb un text magnífic en què ens hi trobarem lluïts tots i cadascun de nosaltres en algun moment de les nostres vides.


Xavier Borrell



Teatre Nacional de Catalunya 

Sala Gran

30/09/2021 al 07/11/2021

Durada: 2 hores i 10 minuts, sense entreacte

Edat recomanada: a partir de 16 anys

La Víctor C., d’Anna Maria Ricart Codina a partir de Víctor Català

(Caterina Albert)

Direcció Carme Portaceli

Escenografia Paco Azorín

Vestuari Carlota Ferrer

Il·luminació Ignasi Camprodon

Composició musical i espai sonor Jordi Collet

So Carles Gómez

Direcció de moviment i coreografia Ferran Carvajal

Audiovisuals Miquel Àngel Raió

Col·laboració en el vídeo Elvira Zurita

Caracterització Imma Capell

Ajudanta de direcció Judith Pujol

Ajudant d’escenografia Alessandro Arcangeli

Ajudanta de vestuari Joana Martí

Alumna en pràctiques de l’Institut del Teatre de la Diputació de Barcelona Montserrat

Alcantarilla

La Víctor C. és un espectacle basat en els llibres Tots els contes (volums I, II i III), i

Mosaics de Víctor Català, publicats per Club Editor (© hereus de Víctor Català, amb el

permís de Club Editor).

Amb:

Ferran Carvajal

Lluïsa Castell

Oriol Guinart

Olga Onrubia

Rosa Renom

Manel Sans

Anna Ycobalzeta

Construcció d’escenografia Pascualin estructures

Confecció de vestuari Goretti, Trinidad Rodríguez, Antonia Pérez, Inés Mancheno

Producció Teatre Nacional de Catalunya

Agraïments Museu de l’Escala, Sergi Vallès i Mita Casacuberta

Equips tècnics i de gestió del TNC

dimecres, 20 d’octubre de 2021

'La cita' - Katharina Volckmer

No es la primera, ese honor tal vez lo tenga Philip Roth y su El mal de Portnoy (1969), en poner a hablar en un monólogo a un personaje frente a un doctor, sea del ramo que sea, aunque el monopolio de ello esté en manos de Woody Allen, ni siquiera es la primera en utilizar la figura siniestra y terrible de Adolf Hitler con irreverencia, sátira y un poco de mala leche, últimamente hay autores que también lo han usado, Timus Vermes en su Ha vuelto (Seix Barral, 2013), llevada al cine en 2015 por David Wnendt o Christine Leunens en su El cielo enjaulado (Espasa, 2019) que sirvió como inspiración a Taika Waititi para realizar la cómica Jojo Rabbit en 2019 pero sí que puede ser la primera en dar voz a todo un país lleno de frustración, traumas y preocupaciones de identidad, tanto nacional como sexual.

Katharina Volckmer (Alemania, 1987) demuestra en su primera novela, La cita, no tener pelos en la lengua, ser arrebatadoramente sincera, visceral y subversiva, tanto como lo puede ser alguien en pleno Siglo XXI.

La protagonista de la novela no tiene nombre, ni siquiera encontramos el de su pareja más allá de una letra, siempre aparece como K. tan solo el doctor que atiende a nuestra protagonista tiene nombre, el doctor Seligman. Judío para más señas.

En un intenso y despiadado monólogo, la protagonista cuenta a nuestro inmutable doctor, creo que tan solo en un momento se le escapa lo que podría ser un conato de sonrisa, su vida, llena de traumas y su indignación por cómo sus compatriotas alemanes, aunque ella viva en Londres, manejan su pasado.

Sobre el verdadero motivo de la visita médica de la protagonista, debemos advertir que en las primeras páginas ya podemos imaginarlo, es difícil en 140 páginas mantener un tema oculto hasta el final pero resulta cuanto menos divertido comprobar la manera en que la protagonista tiene para pasar factura por todos los crímenes cometidos por sus compatriotas en la guerra contra los judíos.

Puede que muchas de sus palabras acaben ofendiendo a alguien, tal vez esa sea la razón final de las mismas, excitarse con una foto de Hitler y eyacular sobre ella puede que no siente bien a alguien o asegurar que nadie se folló a la Virgen María también, pero dentro del contexto global de la diatriba de la protagonista no resulta tan escandaloso.

La cita bien podría convertirse en una obra de teatro, tiene todos los ingredientes para ello, un único escenario, un monólogo mordaz y una única actriz, rizando el rizo me permito mandar un aviso a cualquier productor que esté interesado, un servidor utilizaría un muñeco para el papel del doctor, ya que siempre está con la cabeza entre las piernas de la protagonista es innecesario ponerle cara y sin duda será mucho más corrosivo así.

Roth lo consiguió con su mal de Portnoy: ser tenido en cuenta y convertirse en lo que es a día de hoy, un escritor de éxito, el mismo le llegó con aquella novela llena de pensamientos inaceptables, opiniones desagradables, quejas despiadadas y acosado por una implacable lujuria, quién dice que Volckmer no lo conseguirá también con su personal y extraña cita.

Por cierto, el subtítulo de la novela, que solo se puede ver en su interior es (o: La historia de una polla judía)

SALVA G.


 Título: La cita

Autor: Katharina Volckmer

Traducción: Inga Pellisa

Editorial: Anagrama

Edición: 1ª edición, junio de 2021

Número de páginas: 142 pp.

I.S.B.N. 978-84-339-8095-3

dimarts, 19 d’octubre de 2021

'La verdad no hace amigos' - Rafael Guerrero

 “Cuando alguien se pasa la vida buscando cosas para los demás, a lo mejor es por que no quiere saber nada de la suya”. El Crack 2

 Nueva novela de Rafael Guerrero (Madrid 1969), criminólogo, director de seguridad y un sinfín de títulos más que avalan sus mas de 29 años como detective privado y que en este caso que nos ocupa, La verdad no hace amigos, nos lleva a través de dos casos que, en palabras del autor, escribió a partir de hechos ocurridos y resueltos mejor o peor por el mismo.

Evidentemente, con estos antecedentes la novela está escrita en primera persona y entremezcla con destreza el caso de Francesca que planea asesinar a su marido implicando en ello a su amante Jorge, aunque este, un poco “acojonado”, contacta y contrata los servicios de RG para no verse implicado y cortocircuitar a Francesca. Para ello Rafael Guerrero tendrá que echar mano de sus dotes de detective y de algo más, que quizás no sea lo mas ético, pero si lo más efectivo para evitar uno o más crímenes.

Del desarrollo de este asunto, nos vamos enterando mientras RG intenta solucionar un nuevo caso que llega a su agencia y que le lleva a Rusia para intentar averiguar quienes son los padres biológicos de un joven adoptado hace años en una pequeña población rusa y que ahora ya a punto de cumplir su mayoría de edad quiere conocer su pasado.

Rafael y su agente de apoyo allí, Silvia, en teoría guía turística, pero en la realidad conectada, muy conectada con los servicios secretos rusos, se van a ver envueltos en situaciones más que peligrosas con las mafias locales que además de otros muchos negocios sucios son los encargados de traficar con personas a través de adopciones en teoría legales.

Destacaría del libro el enfoque personal del escritor que juega con ventaja de ser también detective privado y que hace que la novela tenga un punto de vista muy autentico ya que en definitiva lo que nos cuenta sea su auténtica realidad.

 

Marcial García Llorente


LA VERDAD NO HACE AMIGOS

Rafael Guerrero

Nº de páginas:192

Editorial: M.A.R EDITOR

ISBN: 9788417433451

Año de edición: 2021

Fecha de lanzamiento: 20/09/2021

dilluns, 18 d’octubre de 2021

'It's so easy (y otras mentiras)' - Duff McKagan

Fresco, enérgico y en las antípodas de lo que podía ser una biografía de una Rock Star al uso.

Cuenta Duff McKagan (Seattle, 1964) bajista, compositor y miembro fundador de, en una época, la mal llamada “banda más peligrosa del planeta” (este honor lo sigue teniendo Mötley Crüe) los angelinos Guns N' Roses, que cada vez que oye esa expresión, se estremece y ofrece una explicación bastante consistente de las razones que tiene para ello. No haremos spoilers, pero sí diremos que parte de culpa la tienen The Clash en general y Paul Simonon y Joe Strummer, bajista y guitarrista/cantante de los ingleses.

Así que si alguien espera leer una biografía autocomplaciente llena de pompas de jabón está muy equivocado. Duff cuenta no solo sus convulsos inicios en el mundo de la música en su Seattle natal, sino su ascenso a la fama tras su llegada a Los Ángeles junto a la banda más famosa del planeta (compartido este honor con Metallica y Nirvana) en los primeros años noventa. Aunque sincerándose más de lo que tocaría, McKagan asegura en It's so easy (y otras mentiras) que los mejores años de la banda fueron de 1985 a 1988, sus razones tendrá.

Resulta curioso comprobar como McKagan, al igual que Javier Giner (Baracaldo, 1977) decide salir del mundo de la drogodependencia cuando se encuentra en el hospital tumbado en una cama y ve a su propia madre cuidando de su hijo pequeño, cuando debería ser al revés, ser el hijo quien cuide a la madre.

Momentos íntimos como este encontraremos muchos a lo largo del libro. Duff no se calla nada. Es sincero, consigo mismo y con su público. Llora la pérdida de amigos por culpa de su adicción a las drogas sin ningún tipo de pudor. Admira a sus compañeros de grupo. Disfruta tocando sobre un escenario. Y lo mejor de todo, está vivo para poder contarlo.

En la mañana del 10 de mayo de 1994 Duff despertó con unos fuertes dolores de estómago. Andy, un amigo de la infancia entró en la casa de Duff. Él fue quien le llevó hasta el hospital. Allí tras administrarle morfina, que no hacía el efecto deseado y los dolores seguían siendo infernales, se le dictaminó tras una ecografía que el páncreas había estallado. Las enzimas digestivas que había liberado el órgano dañado habían causado quemaduras internas de tercer grado. Duff reunió fuerzas para suplicarle al médico de urgencias un deseo: que lo matase allí mismo, por favor.

McKagan es un superviviente del mundo del rock, donde abundan el sexo y las drogas, es, para todo aquel que ama ese tipo de música, un ícono, y para muchos de ellos, sobretodo para los que tocan el bajo en alguna banda, un ídolo. Pero con los pies en el suelo. Es increíble que alguien como él, un músico que giró por el mundo entero junto a una banda llena de excesos, en todos los sentidos, incluyendo el monetario también, decidiera de un día para otro asistir a la Universidad de Seattle, como había hecho su tío, e intentar licenciarse en la Escuela de Negocios y Economía.

It's so easy (y otras mentiras) es un título con doble sentido, en él encontraremos pocas mentiras y sí muchas verdades, en realidad a las mentiras que se refiere Duff en el título son las que se veía obligado a contar para poder seguir viviendo. También es un claro guiño a ese disco de Guns N' Roses llamado Lies.

Sí, It's so easy (y otras mentiras) es un libro de excesos, la época que retrata fue dada a ellos, pero también de redención y rendición. Es un viaje a los infiernos y una vuelta a la tierra. Y como dice el sensei de Duff en un momento del libro: hoy es un buen día para morir.

Tanto en su prólogo como en su coda final Duff demuestra que es uno más, que sus problemas son los mismos que los de cualquiera de nosotros y que aunque haya estado en lo más alto siempre supo cuál era su sitio.

Inteligente y franco.

SALVA G.


 Título: It's so easy (y otras mentiras)

Autor: Duff McKagan

Traducción: Rocío Valero

Editorial: Libros Cúpula

Edición: 1ª edición, septiembre de 2021

Número de páginas: 463 pp.

I.S.B.N. 978-84-480-2810-7

dijous, 14 d’octubre de 2021

'La família Martin / La familia Martin' - David Foenkinos

Como muy bien decía Oscar WildeMis propios asuntos me aburren mortalmente, siempre prefiero los de los demás.

Sobre esta famosa sentencia del no menos famoso escritor irlandés, se cimenta la última novela de David Foenkinos (París, 1974) La familia Martin.

El protagonista de la novela es un famoso escritor de éxito. Pero está bloqueado. No encuentra una historia que contar. No hacía más que dar vueltas. Sus personajes no le interesaban. Hasta que se dio cuenta que cualquier historia real sería mejor que alguna inventada. Y decidió una cosa: salir a la calle, parar a la primera persona con la que se cruzase y que esta le explicase su historia, de ella escribiría una novela.

En principio pensó en una empleada de la agencia de viajes que había debajo de su casa. Siempre cuando nuestro escritor sin nombre pasa por delante, la chica está fuera en la acera fumando, prácticamente inmóvil, mirando su teléfono.

Pero la suerte o el azar, quiso que ese día y a esa hora la empleada de la agencia de viajes estuviera en su puesto de trabajo y nuestro escritor bloqueado se cruzó con una señora mayor empujando un carro de la compra.

Tras acercarse a ella y contarle sus motivos, Madeleine Tricot, que así se llamaba la encantadora anciana, tuvo la amabilidad de invitar al escritor a su casa par contarle su vida. En estas, la hija de la señora Tricot apareció por el piso. Valérie Martin no las tenía todas consigo cuando conoció al escritor, además su madre tenía un principio de Alzheimer, algo totalmente contrario si lo que quieres es recordar tu vida para poder contarla. Pero con todo y con eso, Valérie accede a que el famoso escritor pregunte a su madre por su vida. Es más, acaba ofreciendo a su familia al completo para lo que pueda ayudar: Patrick Martin el enamorado padre de familia, Jérémie Martin el quinceañero hijo, prototipo de adolescente dormido e indolente pero con un alto sentido del humor y Lola Martin la hija reservada que no habla nunca con un aire que a sus diecisiete años esconde un secreto.

El narrador empieza a conocer a la familia tras unas cenas, comidas o encuentros con ellos y va buscando poco a poco pequeños actos que puedan desencadenar una serie de hechos interesantes para su novela. Que Madeleine hubiera trabajado para Karl Lagerfeld es un hecho del cuál el narrador quiere sacar provecho, si lo consigue o no lo consigue ya no depende de él.

La familia Martin podría ser cualquier familia. No depende ni de la raza ni de la religión ni de su estatus social o monetario. Toda familia esconde sus propios secretos y es aquí donde el escritor bloqueado entra para poder salir con esos traumas que atormentan a sus personajes.

Foenkinos trata de manera divertida esos pequeños traumas, siempre con un fin, hacer que parezcan mucho más interesantes de lo que en realidad son, para el bien de la novela que el narrador está intentando escribir.

Es cierto que La familia Martin no es ese libro que el narrador escribe, sino que resulta ser la historia de cómo se escribe ese libro, una especie de making off del presunto libro en el cuál por supuesto acabamos sabiendo más del escritor bloqueado que de la familia Martin. Es posible que ahí radique la gracia del mismo, conocer al autor por medio de sus personajes.

Lo que está claro es que preferimos las miserias de los demás que las nuestras propias. Incluso nuestras alegrías no son del todo nuestras, en esta época que nos tocó vivir queremos que esas alegrías sean de todos y nos pasamos el día subiendo instantáneas de ellas a cualquier red social para demostrar lo felices que somos cuando en realidad nuestro mundo pende de un hilo.

Qué razón tenía Wilde con su famosa sentencia. Y variando esta un poco acabaremos asegurando que preferimos ver las desgracias ajenas antes que arreglar las nuestras propias.

SALVA G. 


Título: La família Martin / La familia Martin

Autor: David Foenkinos

Traducción al catalán: Pau Joan Hernàndez

Traducción al castellano: María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego

Editorial: Edicions 62 / Alfaguara

Edición: 1ª edición, septiembre de 2021

Número de páginas: 223 / 220 pp.

I.S.B.N. 978-84-297-7965-3 / 978-84-204-6054-3

dimecres, 13 d’octubre de 2021

'Osos, átomos y espías' – Pere Cardona

Nunca ha estado la humanidad tan cerca de la auto aniquilación instantánea como durante la Guerra Fría, ese complejo periodo que comprende los años transcurridos entre el final de la II Guerra Mundial (antes incluso de que terminase, según asegura con buen criterio su autor, Pere Cardona), y finales de los años 80 del pasado siglo. En ciertos momentos, parecía que bastaba que uno de los líderes de las dos superpotencias se levantase una mañana con acidez de estómago para que se desatase el armaguedón nuclear, sin necesidad de la intervención de ningún meteorito venido del espacio profundo (otra de las obsesiones de la época), o de que Skynet nos enviase un ejército de Schwarzeneggers.

El trabajo de documentación se antoja minucioso y colosal. Baste como prueba la extensísima bibliografía y numerosas notas al pie que hay en el libro. Es fácil imaginar al autor medio enterrado bajo decenas de volúmenes en la mesa mal iluminada de alguna biblioteca hasta la hora de cierre o navegando a las tres de la mañana en remotas páginas web. También, entrevistándose en una discreta cafetería con alguno de los protagonistas o sus descendientes, emulando en cierto modo a los espías que se jugaban la vida por conseguir los planos del último ingenio bélico del enemigo o la lista de agentes dobles infiltrados en los diferentes servicios secretos. A pesar de lo fascinante del tema, cualquiera podría haber despachado un aburrido y sesudo ensayo, pero Cardona decide mostrarnos los hechos desde una perspectiva diferente, centrando el punto de vista en hechos, situaciones y anécdotas, a veces divertidas y casi siempre trágicas, que hacen de Osos, átomos y espías una lectura más que atractiva, al tiempo que conforman un certero análisis de dicho periodo.

Así, los primeros capítulos están dedicados a mostrarnos las tirantes (y falsas como una moneda de tres euros) relaciones y negociaciones que mantenían los líderes del bloque aliado, a la sazón, Churchill, Stalin y Roosevelt (Truman tras su fallecimiento) durante los últimos años del segundo gran conflicto mundial del siglo XX. Unas relaciones a las que hay que prestar la atención que se merecen, pues establecieron las bases de lo que vendría después.

Asistiremos a episodios dramáticos pero también a otros que rozan el esperpento, más propios de una película cómica, a veces casi increíble de puro surrealista, que de acontecimientos reales que a punto estuvieron de dar a la humanidad un disgusto de dimensiones épicas. El peculiar sentido del humor de Stalin, los innumerables (y delirantes) intentos de asesinato contra Castro, los viajes que Jruschev y Nixon hicieron a EEUU y URSS, los agentes dobles, triples, el muro de Berlín, la carrera espacial, la bomba atómica, son solo algunos de los temas que hacen de este Osos, átomos y espías un libro imprescindible para todo aquel al que le guste saber de dónde viene la sociedad que hemos montado y hasta dónde podemos llegar.

Y para los que les gusten las novelas de espías, aunque esta no lo sea.

Alberto Pasamontes


Osos, átomos y espías

Pere Cardona

Principal de los libros

Año 2021

Nº de páginas: 432

ISBN 9788418216251


dijous, 7 d’octubre de 2021

'Hristo Stoichkov. Autobiografía' - Hristo Stoichkov y Vladimir Pamukov

La época otoñal resulta ideal para rebuscar lectura en la pila de libros pendientes, libros que resultan de puro divertimento, desenfadados, alegres, sin un ápice de convertirse en el más vendido de Sant Jordi, pero que su lectura a la larga nos depara grandes momentos y alguna que otra sorpresa.

Hristo Stoichkov. Autobiografía, es uno de ellos. Como su propio título indica, nos encontramos ante la autobiografía de Hristo Stoichkov (Plovdiv, 1966) uno de los jugadores más emblemáticos del Fútbol Club Barcelona que pertenecieron al Dream Team, el equipo que soñó Johan Cruyff (Ámsterdam, 1947 – Barcelona, 2016) y que hizo realidad durante al menos cuatro años, las ligas de 1990 a 1994 fueron para el club catalán, así como su primera y soñada Copa de Europa en 1992 y todas ellas fueron dirigidas por el mago holandés y pieza imprescindible en el equipo lo fue Stoichkov, el 8 eterno. Aunque en una ocasión lució el 4 en la espalda. Sí, todos conocemos el fuerte carácter del búlgaro y este, tras endosarle a su eterno rival cuatro goles, esto ocurrió en su país natal, en el siguiente partido contra ellos tuvo la genial idea de lucir el 4 en la espalda, ganándose con ello la animadversión de los hinchas para el resto de su vida. Un odio que llegó incluso a la selección búlgara.

Es obvio que una parte de la afición adora al búlgaro, pero también es obvio que otra parte lo detesta, pero como dice él mismo en el libro: es mejor que te detesten por aquello que eres en lugar de que te adoren por aquello que no eres y señores, Stoichkov siempre es. Lo que ves es lo que es.

La historia da inicio el seis de diciembre de 1994 en el hotel Juan Carlos I, hotel este al que me une un fuerte vínculo emocional, todo hay que decirlo. Ese día el búlgaro llegaba a lo más alto en la carrera de un futbolista, conseguía el Balón de Oro. Allí en aquel instante rompió a llorar.

Sí, el duro Stoichkov no le tiembla la voz, ni el bolígrafo, para explicar sin rubor que cayó rendido a la emoción y las lágrimas brotaron de sus ojos. No en vano también lo habían hecho el día en el que siendo pequeño un lumbreras le dijo que no valía para el fútbol o el día cuando ya con diecinueve años se enteró por televisión de que “la persona Hristo Stoichkov queda definitivamente excluida de la Asociación Deportiva” de la entonces República Popular de Bulgaria.

Stoichkov no se reserva nada, no oculta nada, esta es su verdad, obviamente, sin conocer la versión de todos los implicados en sus historias resulta difícil hacerse una idea exacta de lo ocurrido, pero es evidente, y un hecho, tal y como dice el propio Stoichkov de que Bulgaria tiene dos astronautas pero un único Balón de Oro. Y eso es algo que no le quita nadie.

Aquí está todo: su odio a Louis van Gaal, su pasión por Johan Cruyff, su amor por Cataluña (aún tiene casa en Barcelona) y por el club que le dio la fama, el Fútbol Club Barcelona, los mejores años vividos junto a la selección búlgara, cuartos en la Copa Mundial de Estados Unidos 1994, sus restaurantes favoritos (casualmente uno de ellos también es el favorito de un servidor, es más, una vez coincidí con él por la zona y no dudé en cruzar unas palabras con él), su relación con Urízar Azpitarte tras el llamado “Pisotón del Siglo” …

Sinceramente, podemos asegurar que en parte debido al tono usado para contar la historia como a la historia en sí, Hristo Stoichkov. Autobiografía, resultó ser una entretenida y apasionante lectura este verano y si una cosa hemos aprendido con su lectura es que el futbolista solo espera dos cosas de sus amigos: que le seas leal y nunca le traiciones.

SALVA G.


Título: Hristo Stoichkov. Autobiografía

Autor: Hristo Stoichkov y Vladimir Pamukov

Traducción: Maria Vutova

Editorial: Softpress Ltd.

Edición: 1ª edición, noviembre de 2020

Número de páginas: 383 pp.

I.S.B.N. 978-619-151-546-2

dimecres, 6 d’octubre de 2021

'Ruta de escape' - Philippe Sands

Si primero fue la historia de Hans Frank (Karlsruhe, 1900 – Núremberg, 1946), alto funcionario en la Alemania nazi, abogado personal de Hitler entre 1928 y 1933 y gobernador de la Polonia ocupada, apodado el carnicero de Cracovia en Calle Este-Oeste (anagrama, 2017) la que conocimos gracias al escritor, profesor y abogado Philippe Sands (Londres, 1960), ahora llega el turno de conocer la historia de Otto Wächter (Viena, 1901 – Roma, 1949) militar de alto rango en las SS y Gobernador del distrito de Cracovia durante la ocupación de Polonia y más tarde del Distrito de Galitzia. Bajo su mandato, más de cien mil ciudadanos polacos perdieron la vida. Más tarde, posiblemente en 2024, Sands nos entregue el último libro de su trilogía, esta vez versará sobre Walter Rauff (Köthen, 1906 – Santiago de Chile, 1984) coronel, espía y empresario alemán, amén de ser el responsable de la muerte de medio millón de personas en Auschwitz. Pero hasta ese día, podemos, y debemos, disfrutar de esta Ruta de escape (Anagrama, 2021) una excelente, sorprendente, absorbente y consistente obra que revelará inquietantes misterios, coincidencias extraordinarias, historias impactantes y mucho amor.

Sí, no hay otra forma de describir lo que Horst Wätcher (Viena, 1939), hijo del protagonista de esta obra, siente por su padre, aun habiendo sido este un nazi de manual. Lo único que le importa es que el mundo vea a su padre como una buena persona, asegurando e insistiendo que él no hizo nada queriendo, todo fue bajo órdenes y si estuvo en alguna de las matanzas provocadas por sus compañeros nazis, él jamás apretó el gatillo para matar a nadie.

En julio de 1949 ingresa en un hospital de Roma un hombre aquejado de una afección hepática aguda. Lo han llevado allí unos monjes y se registra bajo el nombre de Reinhardt, que resulta ser falso. Lo visitan un obispo, un médico y una dama prusiana. El paciente acaba falleciendo y la dama envía una carta a la familia. El verdadero nombre del fallecido es Otto Wächter. La carta de la dama prusiana llegará a la esposa de este, Charlotte, y después pasará a sus hijos tras su muerte. Es al menor de ellos, Horst, al que localiza Philippe Sands, y cuando lo visita en el castillo en el que vive casi recluido, este le dice que “no es verdad que mi padre muriera de una enfermedad”.

Sands reconstruye paso a paso la vida de Otto, alguien que estudió Derecho en Viena, se marchó de la ciudad rumbo a Berlín, regresó como jerarca nazi y destituyó de sus cargos a los profesores judíos que había tenido en la universidad.

Y esto es simplemente un ejemplo de lo que Otto Wächter hizo durante los años de la invasión alemana que aparece en la contratapa del libro, para el resto de atrocidades lo mejor es “devorar”, como un servidor hizo un caluroso fin de semana de agosto, la novela al completo.

La mano firme de Sands, cuenta sin filtros ni censura la historia tal y como los documentos y fotografías explican cómo ocurrieron los hechos, desmontando teorías, encontrando nuevas vías de investigación y siguiendo por ellas para dotar la historia de mayor credibilidad.

Sí, cuesta creer que todo lo contado en Ruta de escape sea real, pero desgraciadamente lo es. Y por mucho que Horst siga negando que su padre fue un genocida, siga intentando justificar su buena fe y su locura, la investigación de Sands consigue hacer caer esos castillos en el aire de Wächter hijo. Es más, la última frase del libro, una frase subida por Magdalena, la hija de Horst en sus redes sociales le valió que quedase apartada de la herencia familiar, pero Sands consiguió que alguien de la familia Wächter dijera en voz alta lo que nadie quería decir, que Otto fue un genocida.

Ruta de escape resulta a la postre un auténtico entretenimiento, tanto por su historia de espías como por la cantidad de sorpresas que nos depara su lectura, lástima que toda la historia sea real y lo que podría ser una diversión, dado el formidable ejercicio de suspense con el que Sands entrega la obra, toda ella acaba siendo un mal sueño, un aterrador instante de nuestro pasado, y el legado que este tiene en el mundo actual.

Ruta de escape es un fascinante, conmovedor y a la vez entretenido libro que debería haber sido sin duda el más vendido en Sant Jordi este año si la festividad hubiera sido como antaño. Un libro imprescindible tanto para los amantes de la historia en general como para los amantes de las novelas de suspense (por motivos obvios John le Carré es el primero que nos viene a la mente, si cae el libro en vuestras manos sabréis porqué) y que no dejará indiferente a todo aquel que lo lea.

SALVA G.


 Título: Ruta de escape

Autor: Philippe Sands

Traducción: Francisco J. Ramos Mena

Editorial: Anagrama

Edición: 1ª edición, enero de 2021

Número de páginas: 552 pp.

I.S.B.N. 978-84-339-8080-9


dimarts, 5 d’octubre de 2021

Entrevista a Amanda Buisan, autora de 'Rosa sense primavera'


Rosa sense primavera és una novel·la històrica que es desenvolupa a Barcelona durant les primeres dècades del s. XX. Concretament, el període que tractes va des de l’any 1898 al 1931. Què és el que més t’atrau d’aquella època?

 És una època de grans canvis, el laboratori dels increïbles avenços científics i tecnològics de l'era industrial moderna, el brou de cultiu de les grans transformacions socials i polítiques de les que encara ara gaudim. I tot va passar en un parell de generacions, comprès un parell de guerres mundials.

 A la novel·la fas un retrat de la vida burgesa a Catalunya mitjançant la quotidianitat i el dia a dia de les dues bessones protagonistes, la Dèlia i la Natàlia. Com et vas documentar per descriure i captar l’essència d’aquells ambients i escenaris barcelonins?

Durant molts anys vaig ser veïna de l'Eixample i cada dia tenia l'oportunitat d'admirar l'ingent patrimoni arquitectònic del barri. Això em va ajudar molt a captar-ne l'essència. Les cases on vivim diuen molt de nosaltres. Per documentar-me a fons vaig fer servir sobretot els llibres sobre l' Eixample barceloní d'en Lluís Permanyer i la secció de Societat del diari La Vanguardia, vaig consultar la col·lecció de números reeditats de la seva hemeroteca. En parlo al pròleg.

Ets nascuda a Barcelona i aquest llibre li dediques al teu pare i també als teus avis i rebesavis els quals, com tu bé indiques, van viure un món similar al que descrius a la teva obra. Recordes alguna història que t’expliquessin i que t’hagi servit d’inspiració durant el procés creatiu de la novel·la?

La meva àvia va néixer el 1909, potser per això faig durar l'episodi de la crema de convents tot un capítol sencer. Tenia vint anys quan va anar a l'Exposició Universal del 29. Era filla d'aquells temps moderns, però encara em parlava de quan hi havia carrosses als carrers, de les llànties d'oli i dels quinques de petroli de quan encara no arribava l'electricitat a totes les cases, de reunions d'espiritisme i d'Esperanto, de les revolucions de la Xina i el Japó… Estava fascinada per l'avió (ella en deia “aeroplano”), pels actors de cine mut i les novel·les, pel doctor Fleming i la penicil·lina… i per l'any 2000! La guerra l'havia impactat molt, però pensava en el canvi de mil·lenni, i em deia que jo hi arribaria. Era una generació que s'imaginava el futur com un progrés.

Al llarg de les pàgines del llibre els lectors i lectores acompanyaran a la Dèlia i la Natàlia en la recerca de la seva identitat. Les dues hauran de superar diversos obstacles dins d’un marc històric convuls. Sovint fas servir escrits en forma de diari i de cartes que ens van endinsant en la trama. Per què has optat per aquests recursos narratius?

He volgut reivindicar la carta personal com l'excel·lent forma de comunicació que és, encara que hagi caigut en l'oblit per mor dels telèfons mòbils i les xarxes socials. No fa ni cinquanta anys les cartes eren l'únic pont entre les persones que estaven lluny, les unes de les altres. Els qui no sabien ni llegir ni escriure s'adreçaven als escrivents d'ofici.

El dietari que escriu la protagonista era un instrument molt utilitzat per les dones de l'època, un espai secret que permetia que s'expressessin en llibertat, des del recinte protegit de la pròpia cambra, quan tenien prohibit, o quasi, fer-ho fora de casa. Com la novel·la, el dietari era un gènere burgès que va anar fent fortuna en altres capes socials, a mesura que creixia l'alfabetització.

 A més de Rosa sense primavera, has escrit cinc novel·les inèdites, un recull de poesies i diversos contes. D’on et ve aquesta passió literària i en quin moment vas sentir la necessitat d’escriure?

De la meva passió per llegir, des que era ben petita! Sempre he escrit per a mi mateixa. A partir del 2010, per causa d'una operació i de la convalescència que en va seguir, vaig descobrir l'escriptura  com a forma de teràpia, primer poesia que publicava a les xarxes, després relats que es van anar allargant en forma de novel·les, a mesura que els personatges s'anaven fent grans i reclamaven més espai.

Havies escrit abans alguna obra històrica o aquesta és la primera? És el gènere en el que et sents més còmoda escrivint?

Havia escrit alguns relats inserits en marcs històrics, però Rosa sense primavera és l'única d'aquest gènere. No sabria dir en quin gènere em sento més còmode perquè m'agrada anar variant, però potser sento una mica de predilecció pel gènere fantàstic, perquè em dóna més llibertat expressiva i puc experimentar més amb el llenguatge.

Actualment vius a Itàlia, a prop de Roma. Tens previst que Rosa sense primavera es publiqui a l’italià?

Sí, esclar. Jo mateixa m'he traduit a l'italià alguns dels meus relats curts, que han estat publicats a Itàlia en antologies de relats  d'autors diversos. Però no m'atreviria mai a traduir-me una novel·la sencera. Conec bons traductors, català-italià, que són de llengua mare italiana i que ho farien molt bé. Només falta trobar una editorial italiana que ho vulgui fer.

Tot i viure a l’estranger, faràs alguna presentació a Barcelona amb motiu de la publicació del teu llibre?

La primera presentació de Rosa sense primavera es farà a la llibreria Documenta, a Barcelona, divendres 22 d'octubre a les 19 hores. Només hi ha capacitat per a 35 persones, pel tema Covid, per això cal inscriure's abans enviant un e-mail a correu@documenta-bcn.com

Ja per acabar, actualment estàs treballant en un nou projecte literari?

Durant tot aquest temps de confinaments i restriccions, he tingut ocasió de revisar bona part dels escrits que guardava al calaix. El meu projecte més immediat és anar-los traient, valorant altres possibles publicacions a curt termini. El sentit d'un llibre és el de ser llegit. Però ja estic pensant en la pròxima novel·la, tot i que no us puc dir el tema que tractarà per una qüestió de supersticions meves. Un cop has començat, escriure és una droga!


Xavier Borrell


Rosa sense primavera

Autor: Buisan Ferrer, Amanda

ISBN: 978-84-123786-1-0

210 pàgines

Pagés editors

Col·lecció: Grama - Narrativa, 11 Nº

Data de publicació: Agost 2021

 

dilluns, 4 d’octubre de 2021

'La Sombra' - Emma Mars

La autora, Emma Mars, estudió periodismo y en la actualidad es directora de Comunicaciones en una empresa multinacional, bloguera y autora de las novelas Políticamente Incorrectas, La ballena azul, Lo nuestro es de otro planeta y 101 razones para odiarla. Varias de sus obras han alcanzado el nº1 de ventas en Amazon. La Sombra es una novela futurista en un mundo distópico que reflexiona sobre el papel de la tecnología, su impacto en las emociones humanas y nuestra manera de socializar. El cómo las tecnologías nos acercan, pero también nos aíslan y que a pesar de vivir en una época de híper conectividad cada vez nos sentimos más solos y aislados que nunca. 

Es una reflexión sobre qué pasaría si las pandemias fueran habituales (el libro habla de La Covid 2348), y hasta qué punto se deteriorarían nuestras relaciones sociales y nuestro lenguaje, que son, precisamente, aquello que nos hace humanos.

 

En este mundo distópico no solo no ha desaparecido la lucha de clases, si no que la sociedad se ha dividido aún más entre los Elite y los Descartados (nada nuevo bajo el sol).

 En este sistema creado por los Elite, los Descartados son “las sobras” del Sistema y son marcados desde su nacimiento con un círculo rojo situado a sus pies que los acompaña hasta su muerte. Carecen de una educación y una sanidad digna, y ni hablar de cualquier comodidad que les permita prosperar en la escala social. Vamos que su único privilegio es que se les permite vivir, eso sí, para trabajar como esclavos, por y para los Elite. ¡¡¡A que os suena!!!

 

En medio de ese mundo distópico se va desarrollando una historia de amor entre las dos protagonistas femeninas, Dell y Nova.

Dell y Nova son dos mujeres que pertenecen a mundos antagónicos. Una procede de los Descartados, mientras que la otra ha vivido rodeada de lujos toda su vida. Ambas tienen una educación muy diferente y, en apariencia, también una manera opuesta de ver el mundo, pero no es así, y a lo largo de la historia podremos ver   que tienen más en común de lo que en principio pudiera parecer y como la propia autora nos dice al final del libro, que esta relación continuará en la segunda parte de la Sombra, que parece que ya está a punto de entrar en el horno y en las que las protagonistas no cejaran en su empeño de derrocar este sistema tan injusto e inhumano.

 

Tengo que admitir que no soy un fan de novelas de ciencia ficción, pero también tengo que reconocer que en este caso que nos ocupa, el libro está muy bien escrito y la historia avanza ágilmente hasta convertirse en una historia de amor creíble, que además se lee de un tirón.

 

 

Marcial García Llorente



La sombra 

Emma Mars 

ISBN: B08N1588YD

Editorial: Autoedición

Fecha de la edición: 2020

Nº Pág.: 347

ISBN: B08N1588YD


divendres, 1 d’octubre de 2021

dimecres, 29 de setembre de 2021

'Los cuatro vientos' - Kristin Hannah

Lo confieso, jamás había leído ningún libro de Kritin Hannah (Garden Grove, 1960) pero admito sin rubor alguno, a ciertas edades la vergüenza ya no es un problema, que ojalá me hubiera leído todas sus obras y visto El baile de las luciérnagas, libro de la autora convertido en exitosa serie de Netflix.

Creo que con esta introducción queda claro qué pienso de la autora y de su última novela Los cuatro vientos. Pero intentaré no ser tan escueto y comentar algo sobre ellas (novela y autora)

Pero como decía el bueno de Jack iremos por partes.

Primero la sinopsis.

Texas, 1921. Elsa Wolcott está apunto de cumplir los veinticinco. Sin compromiso alguno a la vista. Elsa es demasiado todo: demasiado alta, demasiado delgada, demasiado pálida, demasiado insegura, demasiado enfermiza. Aunque este último "demasiado" dejó de serlo a partir de los catorce años, cuando superó una enfermedad que la mantuvo debilitada y alejada del colegio. Pero ahora, apunto de cumplir los veinticinco quería salir de aquella casa en la que vivía con sus padres. Estaba cansada de vivir encerrada, leyendo novelas día y noche. Ahora quería vivir.

Dalhart, su pueblo, en el Mango de Sartén de Texas, era la sede del condado y corrían tiempos de auge económico. A su familia no le faltaba dinero. Elsa era la señorita Wolcott en el pueblo allá donde fuera.

Elsa se confeccionó un vestido a la moda, se cortó el pelo y salió una noche a divertirse al pueblo. Con paso decisivo se encaminó al bar clandestino del pueblo. Para entrar necesitaba una contraseña. No tenía ni idea de ella, pero Frank, el portero, la reconoció. Cuando Elsa le pidió entrar la respuesta de Frank fue tajante: su señor padre me daría una tunda si la dejara pasar.

Nunca sabremos qué hubiera pasado si Elsa hubiera podido acceder al local. Lo que sí sabemos es que sucedió después cuando Elsa tuvo que quedarse sin entrar en él. Mientras deambulaba por la calle vio a un hombre dirigirse a ella. Alto y desgarbado. Pelo negro y reluciente. Estrechas caderas. Piel bronceada y ojos castaños. Italiano. Raffaelo Martinelli era su nombre. Dieciocho años su edad.

Al poco rato yacían ambos en la trasera del Ford T de Rafe. Y no fue la primera vez. Hasta que Els, como la llamaba cariñosamente Rafe se quedó embarazada.

Fue entonces cuando comenzó la verdadera vida de Elsa. Su familia la repudió. Se vio en la obligación de casarse con Rafe y vivir en la granja de los padres del italiano, Rose y Tony. Su suegra no la tragaba. Rafe estaba a punto de marchar a la universidad cuando los padres de Elsa literalmente abandonaron a su hija a las puertas de la granja de los Martinelli. Para RoseElsa el problema que había causado todos los males a su hijo. Hasta que nació su nieta. Loreda trajo el amor a la granja de los Martinelli.

En 1934 el Dust Bowl hacía estragos en toda la zona. Y los Martinelli no se escapaban de él. La terrible crisis económica unida a una sequía sin precedentes y a las tormentas de polvo generadas por este fenómeno obligaron a millones de americanos a dejar atrás sus granjas y a viajar al Oeste en busca de la tierra prometida “de leche y miel”.

El primero que lo hizo fue Rafe. Dejó atrás a su familia sin avisar. Literalmente abandonó a los suyos. No podía más. Elsa lo sufrió, pero fue Loreda quien se sintió traicionada por su padre y siempre culpó a su madre de la marcha de este. A sus doce años estaba enfadada con el mundo. Además desde hacía siete años había un integrante más en la familia: Anthony, su hermano pequeño.

Los siguientes en marchar fueron Elsa y sus hijos. Los abuelos no pudieron dejar la granja. Esa era su tierra y allí morirían.

Es en este punto donde da inicio la verdadera novela.

Hasta este punto, Hannah nos estuvo preparando para ello. No se anduvo por las ramas. No suavizó la historia. Elsa ya es parte de nuestras vidas y queremos lo mejor para ella. Su marcha en busca de la tierra de leche y miel nos hace felices.

Pero ¿y a ella?

Al llegar a California nada es como habían soñado. Y más que un sueño, aquello es una pesadilla que recrudece la relación entre Loreda y Elsa.

Podríamos seguir con la sinopsis, pero acabaríamos contando la historia completa de los Martinelli. Y es algo que no queremos hacer, ese trabajo es vuestro.

Kristin Hannah hilvana, no solo una magnífica historia de supervivencia, lucha y coraje, sino que lo hace con un acierto absoluto, con una profundidad en sus personajes excelente, dibujando un entorno certero, y una obra global sobresaliente.

Sí, no hay otra forma de referirse a Los cuatro vientos, no solo es una obra sublime, sino que sus personajes resultan admirables. Llenos de amor, coraje y dignidad. Su vida es un campo de trabajo. Literalmente. Se ganan el jornal recogiendo algodón en los campos. Pero su corazón está lleno de esperanza. El futuro siempre será mejor.

Pongámonos en pie y aplaudamos esta exquisita novela.

SALVA G.


Título: Los cuatro vientos

Autor: Kristin Hannah

Traducción: Laura Vidal

Editorial: SUMA de letras

Edición: 1ª edición, abril de 2021

Número de páginas: 534 pp.

I.S.B.N. 978-84-9129-531-0

Popular