divendres, 26 de febrer de 2021

'Revancha' - Kiko Amat

Reconozco que antes de enfrentarme a esta lectura, no sabía mucho de Kiko Amat, pero una vez tuve el libro delante, me empezaron a llegar referencias incontroladas, primero de otros lectores, muy buenas, buscando libros suyos fuera de catálogo de manera apasionada, luego mi propia iniciativa al ver el recorrido de este autor, siguiéndolo en entrevistas tan extrañas como habituales como la del programa de Broncano o alguna más estructurada en la prensa escrita, sobre todo catalana. 

Enseguida me entraron ganas de abordar Revancha, su última publicación en la que cuenta la historia de dos personajes que me atrajeron desde las primeras páginas, por un lado la de Amador, e inevitablemente la de Cid, un hooligan desquiciante y desquiciado con una buena proyección de liderazgo entre el grupo de ultras de no ser por un pequeño detalle que mantiene en secreto y que le dejaría en evidencia ante el resto del grupo: sus gustos sexuales. Por otro, la historia de César, un exjugador de rugby que trabaja por encargo y no es precisamente llevar comida a domicilio, os podéis imaginar el resto. Dos trenes de carga que en un momento determinado se encuentran circulando por la misma vía y como no, de frente. No hace falta contar mucho más de la trama, no es necesario, ni recomendable, van a preferir descubrirlo ustedes mismos.

Revancha se llama esta novela de Kiko Amat y si nos detenemos un poco a pensar, es un magnífico título por lo que supone y por lo que se presupone. Algo que nos toca muy de cerca, que exigíamos de pequeños cuando perdíamos y que de mayores no pedimos por vergüenza, pero buscamos desesperadamente. Asociado a ese otro concepto tan nuestro de venganza o justicia si se hace bajo la tutela de las leyes.

Y de todo eso va la novela, narrada con un estilo muy cuidado, hilado perfectamente al contexto, a la trama, a los personajes, a las historias personales, de esas que nos duelen como la vida misma, que dejan poso y ganas, de leer, de pedir revancha, venganza.

Una lectura intensa, de las que también atrapan y puede que incluso, como a mí, maravillan. Muy recomendable para todos los amantes del género a los que les gusta atreverse con eso que los cursis llamamos un soplo de aire nuevo.


José Ramón Gómez Cabezas


Revancha

Kiko Amat

Editorial Anagrama

Año 2021

328 pág

ISBN 978-84-339-9917-7


dilluns, 22 de febrer de 2021

'Título: ¿Quién mató a John Lennon?' - Lesley-Ann Jones


40 años desde el asesinato de John Lennon.

50 años desde la disolución de The Beatles

60 años desde aquellos conciertos en Hamburgo de la banda.

80 años hubiera cumplido Lennon de seguir vivo.

Cuatro efemérides que no podían dejarse pasar por alto.

El 2020 marcó un hito en la historia del Beatle asesinado, y la periodista, biógrafa, novelista y presentadora de televisión y radio Lesley-Ann Jones, no pasó por alto dichas efemérides.

¿Quién mató a John Lennon? no es otra vuelta de tuerca sobre el asesinato del hombre que imaginaba un mundo donde la gente viviera su vida en paz, aunque también habla de una posible conspiración de tan luctuoso acto, ni siquiera se centra en saber quién lo mató, cosa que directamente cayó en manos del inefable Mark David Chapman, y que todo el mundo conoce, en realidad Jones busca metafóricamente quién mató a Lennon, por ello retrata al hombre que hubo detrás del misterio (el retrato del hombre detrás del misterio, es el subtítulo del libro) y aun pareciendo una ardua tarea, debemos quitarnos el sombrero ante Jones ya que consigue todos sus propósitos con la redacción del libro.

Es posible que estemos, tal y como anuncia su fajín, ante la biografía de Lennon que el mundo siempre ha necesitado, tal vez necesitar no sea el verbo correcto, bien podríamos cambiarlo por leer, sería mucho más acertado si dijéramos, la biografía de Lennon que el mundo siempre quiso leer, ya que en ella se habla sin tapujos de la persona y no tanto del exitoso músico y ciertamente tras su lectura es posible que nuestra visión hacia el beatle más amable, tranquilo y sosegado, cambie 180 grados.

¿Quién mató a John Lennon? muestra al genio de las gafas redondas, el genio (carácter) malo y el genio (artista) bueno, sin cortapisas ni tapujos. La autora basa su texto en profusas investigaciones recientes de primera mano y en entrevistas exclusivas con las personas cercanas que mejor conocían a Lennon. Con todo ello redacta una biografía que a día de hoy se torna definitiva.

Resulta curioso comprobar como Lennon estaba enfadado con su padre, este se largó dejando al niño solo con su madre, y con su madre, esta le dejó con su famosa tía Mimi y años después, él mismo, hizo lo propio con su hijo y su mujer.

No cabe duda que John Lennon tenía talento, sus más de doscientas canciones compuestas en solitario o junto a su inseparable compañero de banda Paul McCartney lo atestiguan, junto con las que escribió para su carrera solista o en compañía de su actual viuda, Yoko Ono, era ingenioso, bromista, y su voz la mejor del grupo, pero no cabe duda que también era irritable, paranoico, rencoroso y despiadado y es ahí donde radica la grandeza de este libro, en que enseña las diferentes caras del autor de Imagine, sin duda para el que esto suscribe, la mejor letra escrita para una canción de todos los tiempos y que debería ser el himno de este mundo.

Liverpool. Nueva York. Tokyo. Mallorca. Gibraltar. La autora sigue los pasos del músico allá donde haya puesto uno de sus pies y lo cuenta sin pelos en la lengua, pinta un retrato compasivo pero franco de la superestrella.

El libro se cierra con declaraciones de personajes famosos sobre el músico, así como un corto pero intenso listado de los temas de Lennon favoritos de la autora.

SALVA G.


 Título: ¿Quién mató a John Lennon?

Autor: Lesley-Ann Jones

Traducción: Eva Raventós y Fernando Gari

Editorial: Libros Cúpula

Edición: 1ª edición, noviembre de 2020

Número de páginas: 488 pp.

I.S.B.N. 978-84-480-2747-6

divendres, 19 de febrer de 2021

'La claridad' – Marcelo Luján (VI premio de narrativa breve Ribera del Duero)

 Hay libros que, con solo leer un par de páginas, uno ya sabe que los va a terminar. Que los va a terminar en dos patadas, además. Digo libro en este caso, y no novela, porque La claridad es una colección de relatos.

El relato, el cuento, la narración breve, como quieran llamarlo, es ese género que muchos lectores tildan de “menor”. Por eso sus ventas, generalmente, son infinitamente más modestas que las de la novela y las dificultades que encuentra el autor para encontrar un editor que se juegue la pasta, ya imaginarán, no tienen nada que envidiar a las que suponen tratar de explicar a Trump que pulsar el botón rojo es cosa mala. Marcelo Luján, por fortuna, no ha sufrido ese problema en esta ocasión, ya que estos maravillosos relatos le han hecho merecedor del prestigioso premio de relato breve Ribera del Duero. Más allá del reconocimiento y el suculento premio en metálico que suponen este certamen, los grandes beneficiados somos los lectores que podemos disfrutar de estos relatos. ¿Había dicho ya que son maravillosos?

En serio, señor lector. Si es usted de los que piensa que los cuentos son para los niños, anímese a probar con los seis (cinco que se presentaron al certamen y uno más que se decidió incluir a posteriori) que componen La claridad. Enseguida comprobará que su cabeza desconecta de la realidad que la rodea y queda atrapada sin remedio entre las páginas que conforman este volumen. Con una prosa firme, rotunda, que nos transporta por la difusa línea que existe entre lo mundano y lo del más allá, Luján entrelaza unas historias que, cabalgando entre la primera persona y el narrador omnisciente, conforman un todo en el que la tensión, palpable ya desde la primera línea de cada uno de los relatos, siempre va in crescendo, donde el presente y el futuro narrativos se pliegan ante los designios del autor para mostrarnos un ejercicio literario que nos habla de movimiento, de pausa, de decisiones tomadas y por tomar, de decisiones buenas y malas que no parecían ni una cosa ni otra; de oportunidades perdidas y de no dejar escapar las oportunidades. De necesidad. De amor, de lealtad, de venganza, de celos; de pasión. De miedo, de esperanza. De alegría, de tristeza, de aquella que se convierte en esta. En definitiva, de eso tan complejo: las emociones.

Aún no he dicho que Marcelo Luján, por si ustedes no lo saben, tiene a sus espaldas una sólida carrera literaria que merece la pena disfrutar. Tampoco les he dicho que es de aquí. Bueno, en realidad es argentino, pero vive en España desde 2001. Por eso es de aquí. Por eso y porque, al menos a mí, los de allá me parecen también un poco de acá. Que a santo de qué les cuento esto, pensarán. Pues por dos motivos. El primero, porque eso, tal vez, explique el dominio de los mecanismos del relato, distintos de los de la novela, que Luján exhibe en estas historias. Y es que nacer en una tierra de donde han salido Borges, Cortázar o Dolina, por citar algunos y solo argentinos, aunque hay grandes exponentes en toda latinoamérica, tiene que valer algo. El segundo, porque se demuestra que no siempre hay que salir a buscar fuera de casa lo que ya tenemos aquí. En otras palabras, que a ver si las editoriales se deciden a buscar y publicar lo mucho y bueno que hay dentro de nuestras fronteras en lugar de imponernos, a base de marketing, autores de otros lugares y nombres a veces impronunciables que dejan bastante que desear. Por fortuna, como decía más arriba, Marcelo Luján se ha hecho merecedor del Ribera del Duero. De otro modo, quizás estos relatos no hubiesen llegado a nosotros. O no lo habrían hecho de igual modo, con una magnífica edición de Páginas de Espuma, algo que sería injusto no mencionar, y además dejaría algo coja esta reseña.

Insisto una vez más, no deje de leer La claridad. Aunque usted aún no lo sepa, y adaptando las palabras de Luján, “tomará la mejor decisión de todas. Acaso la mejor de todas las posibles”.

Alberto Pasamontes


La claridad

Marcelo Luján

Páginas de espuma

Año 2020 

176 páginas

ISBN: 978-84-8393-278-024 


 

dimecres, 17 de febrer de 2021

'El buen padre' - Santiago Diaz

                                              

El buen padre, la segunda novela del escritor y guionista televisivo Santiago Díaz, tras el éxito de Talión, nos sorprende con una historia sorprendente y cruda en la que las sorpresas y giros en su desarrollo son constantes y están magistralmente contados.

La protagonista de la novela es Indira Ramos, a la que volveremos a ver en próximas aventuras, es una inspectora especial, padece un trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza y el orden que le impide llevar una vida normal, pero a la vez es integra y honesta y no duda en denunciar a quien incumple las normas, aunque eso la lleve a una relación complicada con sus compañeros.

La historia habla de la necesidad de justicia que tiene la sociedad, por lo que este padre cree que un error legal puede trastornar la visión de lo que es justicia.

Después de recibir una llamada de alarma, la policía encuentra en un chalé de una urbanización madrileña a un hombre manchado de sangre y un cuchillo con sus huellas junto al cadáver de su mujer.

Un año más tarde, un anciano se entrega a la policía afirmando ser el secuestrador de tres personas desaparecidas: el abogado defensor de su hijo, la jueza que le condenó y una joven estudiante que testificó en su contra. Convencido de que los tres fueron sobornados, el hombre asegura que morirán uno cada semana hasta que detengan al verdadero asesino de su nuera y su hijo sea liberado.

La novela se fija en algunos de los problemas principales de nuestra sociedad actual cómo son el blanqueo de dinero, las mafias, la prostitución de lujo, la corrupción, tanto financiera como judicial, etc. Un rosario de lacras que inundan nuestra colectividad y que el autor no quiere dejar en el olvido.

A pesar de la complejidad de la trama y la gran cantidad de personajes, la novela es fácil de leer con un lenguaje directo que hace que desde el principio del libro hasta la última página, la tensión y el ritmo literario te mantengan en vilo.

Esperemos que pronto Santiago Díaz nos haga disfrutar de nuevo con la inspectora Indira Ramos y un nuevo caso.

 

Marcial García Llorente


El buen padre

Santiago Diaz

Reservoir Books  

416 pag.

Año 2021

ISBN: 9788417910990

 

 

 

dilluns, 15 de febrer de 2021

'Las manos cerradas' - Francisco Bescós

                                                 

Francisco Bescós (Oviedo, 1979) es publicista y escritor. En 2014 gana el premio Ciudad de Carmona de Novela Negra con El baile de los penitentes (Almuzara). En 2016 publica el thriller cómico El costado derecho (Salto de Página). Con El porqué del color rojo (Salto de Página), recibe los premios Pata Negra, Cartagena Negra y Novelpol a la mejor novela negra publicada en 2018. Pero sobre todo y a pesar de todo, es padre, no perdón: Padre, así en mayúscula, tal y como su hija Paulina le llama en Las manos cerradas, la primera incursión en el género ensayístico y autobiográfico del ovetense, un doloroso documento que narra los primeros años de vida de Paulina, una encantadora niña con parálisis cerebral irreversible en su primera infancia provocada por la falta de oxígeno al cerebro el día de su nacimiento, minutos después de que su hermano Chisco viniera al mundo.

Bescós cuenta en boca de Paulina, todo un ejercicio narrativo ya que esta es incapaz de pronunciar palabra, no solo el día a día de su vida, sino la lucha diaria que debe afrontar una familia con un hij@ que precisa de cuidados las 24 horas del día. Sin duda esa voz, la de Paulina, que Bescós saca de lo más profundo de su propio ser, dota a Las manos cerradas de la fuerza necesaria para no caer en la ñoñería, dejando claro lo mucho que cuesta y lo fuerte que debe ser uno para seguir adelante con su vida.

Hay en Las manos cerradas dos partes bien diferenciadas. O al menos dos discursos antagónicos.

El primero cuenta la vida familiar de Bescós. Todo aquello que el nacimiento de Paulina trajo. Cuando uno espera una cosa y recibe otra. Las inquietudes de un padre que sabe que morirá antes que su hija, es ley de vida, un hecho al que denomina “La Maldición” y que le hace escribir que le daría más tranquilidad en la vida saber que morirá una hora más tarde que su hija.

El segundo discurso es puramente el ensayo, allí donde Bescós reivindica la educación especial en este país, y critica, con datos precisos, los recursos públicos destinados a la “atención temprana”, entre otras muchas cosas.

Las manos cerradas cumple su objetivo, mostrar un ejemplo sin pretender ser ejemplar, como bien dice el autor, las personas con discapacidad son todas distintas, y lo que vale para los que pueden expresarse, no vale para los que tienen un alto grado de discapacidad.

Impactante a la vez que lumínico, resulta el capítulo que dedica Bescós a la superación personal, al famoso: “si quieres, puedes”. Crítico e inapelable. Pero mostrando todas sus cartas sobre la mesa.

Tampoco quiere ser el Héroe de esta historia, por mucho que Paulina se torne en la Princesa del relato. Bescós, es más el Padre que se desvive por su hija, pero ni a eso le da importancia, qué padre no se desvive por su hija, pregunta sorprendido el propio autor.

Las manos cerradas se presenta como un relato íntimo, con sus dudas, su rabia, su dolor, su llanto, sus eternas y duras preguntas sin respuesta, con una sinceridad que en ocasiones nos desmonta por dentro, pero que admiramos en toda su amplitud, pero Las manos cerradas también ofrece ternura, risa, alegría, agradecimiento y orgullo.

Bescós ha dado voz a Paulina de la forma más natural, sincera y emotiva del mundo y desde aquí agradecemos a ambos la posibilidad de haber conocido su historia, al igual que anteriormente conocimos la de “Llullu” vía Màrius Serra en Quieto (Anagrama), Cris vía Andrés Aberasturi en Cómo explicarte el mundo, Cris (La Esfera de los libros) o la de Pacho vía María Antonia Puerto en Memoria de un ángel (Ediciones B).

Las manos cerradas está indicado y dirigido para todo persona que haya sentido amor por alguien sin buscar nada a cambio. Amor sincero e incondicional.

SALVA G.


Título: Las manos cerradas

Autor: Francisco Bescós

Editorial: Silex ediciones

Edición: 1ª edición, octubre de 2020

Número de páginas: 333 pp.

I.S.B.N. 978-84-7737-545-6

dimecres, 10 de febrer de 2021

'Two riders were approaching. Vida y muerte de Jimi Hendrix' - Mick Wall

Sobre James Allen Hendrix a.k.a. Jimmy Hendrix primero, Jimi Hendrix después, se han escrito muchos libros, pero ninguno como Two riders were approaching. Vida y muerte de Jimi Hendrix del reputado, conocido y a la vez odiado (que le pregunten por él a Axl Rose) Mick Wall (Reino Unido, 1958) colaborador de Kerrang! Circa 1983 (cuando el Heavy Metal dominaba el mundo) y fundador de Classic Rock en 1998.

Conmemorando el cincuenta aniversario del trágico final de HendrixWall cuenta sin pelos en la lengua, qué ocurrió en la vida del genio de la guitarra americano y qué le llevó a su muerte, intentando también aclarar las causas de la misma (su novia de aquella época se suicidó años después de la muerte de Hendrix llevándose el misterio de aquellas últimas horas a la tumba)

Esta minuciosa biografía cuenta desde los inicios del músico en su Seattle natal, hasta el final de su vida en el Londres que no solo le vio crecer sino que le vio morir.

Hendrix es de aquellos músicos malditos que dejaron este mundo con la fatídica edad de 27 años, pasando a engrosar la leyenda (meses antes de su muerte, su buen amigo Brian Jones, el expulsado guitarrista de The Rolling Stones moría también en extrañas circunstancias que el mismo Wall intenta descifrar en su obra)

Sorprende leer que quien más hizo por el músico cuando este recayó en la capital inglesa no fuera otra que la novia por aquel entonces de Keith Richards (otro Rolling Stone) desbancando así en la lista de máximos ayudantes en su carrera a Chas Chandler, bajista original de The Animals y mánager del músico (fue él quien se lo trajo a Inglaterra para que triunfase)

Hendrix vivió al máximo la mítica sentencia de sexo, drogas y rock and roll. En las páginas del libro se nombran cientos de mujeres que estuvieron a su lado, entre una noche y toda su vida, siendo la más notoria Kathy, quien asegura que en 1968 cuando ambos viajaron a Nueva York, en la suite del hotel Pierre solo había: “putas...chulos...y camellos” o la archiconocida Cynthia Plaster Caster, groupie famosa por hacer moldes de yeso de los penes de los músicos famosos (con el de Hendrix tuvo ciertos problemas con el vello púbico del músico)

Hendrix, como músico, sin duda fue de otro planeta, cuando su guitarra sonó en Londres en aquellos años sesenta, el Dios de la guitarra por excelencia Eric Clapton, se planteó dejar el negocio, Jeff Beck no dudo en aprender más, Bob Dylan se negó a seguir interpretando su famoso tema All along the watchtower tras escuchar la versión que Hendrix había realizado (una de sus frases sirve como título de este libro) incluso Miles Davis cambió su estilo musical acercándose al rock, además, los tres discos que grabó con The Jimi Hendrix Experience: Are you experienced (1967), Axis: bold as love (1967) y Electric ladyland (1968), al lado de Noel Redding, bajista y Mitch Mitchell batería, están en la lista de los 100 mejores discos de todos los tiempos elaborada por la famosa revista Rolling Stone.

Nadie discute la calidad del músico, uno de los pocos guitarristas que sentó cátedra del instrumento como PageVan HalenClaptonKingRichardsBeckBerry o Iommipero su rápida ascensión al Olimpo de los dioses así como su consiguiente caída a los infiernos, hace que su vida sea considerada más excitante casi que su propia obra.

En Two riders were approaching. Vida y muerte de Jimi Hendrix, Wall intenta poner en una balanza para que esto se equilibre tanto la carrera profesional del músico, que tantas buenas alegrías dio a los amantes del rock, como su vida particular, tortuoso, conflictiva, desenfrenada y por momentos suicida y sin duda gracias a su buen hacer como profesional del medio así como por las entrevistas realizadas y su tacto a la hora de querer contar la verdad, lo consigue con creces. Es evidente que la imagen de Hendrix no queda limpia como una patena, su exceso con las drogas no lo permiten, pero sí pone luz a sombras en la vida del músico con sus palabras, desmintiendo muchas de las historias que han corrido todos estos años sobre el músico.

SALVA G.


Título: Two riders were approaching. Vida y muerte de Jimi Hendrix

Autor: Mick Wall

Traducción: Ana Pérez Galván

Editorial: Alianza

Edición: 1ª edición, octubre de 2020

Número de páginas: 375 pp.

I.S.B.N. 978-84-1362-061-9

dilluns, 8 de febrer de 2021

'Hijos de febrero' – Alan Parks

A veces es fácil hacer una crítica de una novela. En este caso, Alan Parks me lo ha dejado chupado, porque todo lo que dije para Enero sangriento, la anterior novela protagonizada por el detective Harry McCoy, vale para esta segunda entrega, pero multiplicado por dos. 

Pero bueno, no me pagan para escaquearme remitiendo a quien me lea a reseñas anteriores (en realidad, no me pagan), pero de todas formas voy a esforzarme un poco.

En Glasgow las cosas siguen tan mal como siempre. Incluso peor. No para de nevar, hay una guerra de capos por hacerse con el control de la ciudad, nuevas drogas aparecen cada día, el paro genera conflictos sociales y aboca a los jóvenes a unirse a bandas en las que, al menos, se sienten reconocidos por el grupo… En medio de este polvorín, la última promesa del Celtic, ya estrella en realidad, aparece muerto en una azotea tras un partido, con una rodilla volatilizada por un disparo de escopeta, la palabra “adiós” grabada con un cuchillo en su pecho, y su propio pene dentro de la boca. El chico era novio de Elaine, la caprichosa hija de uno de los mafiosos de la ciudad, Jake Scobie (rival de Stevie Cooper, con quien McCoy mantiene una estrecha relación desde la infancia), y ni ella ni su padre, como es lógico, se toman bien el suceso. Harry McCoy, aún a medio gas a causa de los problemas que le originó su anterior caso, es el encargado de la investigación. A pesar de sus esfuerzos, se genera una espiral de violencia (y un extra de trabajo para los forenses) en la que el asesino siempre parece llevar cinco minutos de ventaja sobre la policía. Golpeado además por acontecimientos que transcurren en paralelo, asistiremos a cómo McCoy se humaniza sin perder un ápice de salvajismo.

En un género como el negro, en el que abundan los clichés, la serie McCoy está llena de ellos (la mujer fatal, el protagonista atormentado, los garitos de mala muerte…). El mérito de Alan Parks es que no trata de esconderlos, se aprovecha como pocos del juego que dan, y los lleva al extremo. Así, lo que en principio parecería un defecto, un “esto ya lo he visto cientos de veces”, y lo sería sin duda en manos menos hábiles que las suyas, se convierte en un extra que hará disfrutar a todos los aficionados al crimen en papel. Hijos de febrero es más brutal, más sucia e infinitamente más divertida que Enero sangriento (ojo ahí a la frase para la faja que le dejo a Tusquets) y Alan Parks es el nuevo capo del noir escocés (esta también es potente). En unos años, pocos, será considerado uno de los grandes. Acuérdense de estas palabras.


Alberto Pasamontes


 Hijos de febrero 

Alan Parks

Editorial Tusquets 

Año 2021

Traductor: Juan Trejo

Número de páginas: 432

ISBN: 9788490668924


divendres, 5 de febrer de 2021

'La enfermedad de escribir' - Charles Bukowski

Cinco años después de su edición original en inglés bajo el título de On Writing, se edita en español la última obra del escritor “maldito” por excelencia: Charles Bukowski (Andernach, 1920 – San Pedro, 1994) llamada La enfermedad de escribir.

En este nuevo libro, encontramos parte de las miles de cartas que el autor escribió, entre 1945 y 1993, correspondencia personal en muchas casos inéditas (Henry MillerWhit Burnett o John Fante) donde queda claro el indómito carácter del autor de fama tardía así como su pasión por la escritura.

Es una pena que gran cantidad de su obra se perdiera debido a que se negaba a usar papel carbón en sus escritos y cuando estos eran rechazados por los editores, acababan en las papeleras, en pocas ocasiones les eran retornados.

Es curioso como a partir de estas cartas conocemos más sobre el escritor que en sus propias novelas, por mucho que estas siempre se hayan tomado como biográficas, sin duda alguna Cartero (1971) su primera obra está basada en su propia experiencia trabajando en el servicio postal americano.

También este La enfermedad de escribir ratifica lo que todos sabemos, que Bukowski no tenía pelos en la lengua, no se vendía al mejor postor, ni quería amigos, su pasión era escribir, beber y apostar (con total seguridad por este orden, aunque en algún punto de la ecuación deberían aparecer las mujeres)

Dice escribir poesía no por su calidad sino por la mediocridad del resto de escritores. No duda en tachar la obra de Faulkner de pura mierda, aunque esta le resulta inteligente. Tampoco duda en admirar a Fante de quien asegura haber aprendido mucho. O nombrar Viaje al fin de la noche como la mejor obra de la historia.

Nadie pone en duda que su conducta deje mucho que desear. El adjetivo de maldito no se gana así como así. Y una vez ganado debes mantenerlo para la posteridad. Puedes estar de acuerdo con sus pensamientos, en casi todas las ocasiones radicales. Puedes amar su obra. Odiarla hasta la antipatía. Estar en contra de todos sus excesos. Pero lo que no podemos discutir es que Charles Bukowski quiso desde siempre escribir y lo consiguió. En un país donde los sueños se llegan a cumplir, el país de las libertades, el autor hizo su sueño realidad y acabó, tardíamente, convirtiéndose en un escritor reputado y poder vivir de sus escritos (siempre de un viejo indecente)

SALVA G.


Título: La enfermedad de escribir

Autor: Charles Bukowski

Traducción: Abel Debritto

Editorial: Anagrama

Edición: 1ª edición, diciembre de 2020

Número de páginas: 240 pp.

I.S.B.N. 978-84-339-8081-6

dimarts, 2 de febrer de 2021

'Más allá de las estrellas' - Glendy Vanderah

                                           

Tras la muerte de su madre por cáncer, y su lucha personal contra la misma terrible enfermedad, que le costó dejar por el camino sus dos pechos, Joanna “Jo” Teale regresa a su investigación sobre la anidación de las aves en la zona rural de Illinois en el marco de su doctorado, decidida a demostrar que tras terrible batalla siempre hay esperanza. Allí, en una pequeña y espartana cabaña alquilada a un profesor, trabaja desde el alba hasta el ocaso. Con ello intenta mantener sus penas alejadas de su propia mente.

La distracción es el mejor de los antídotos.

Su rutina se ve alterada con la aparición repentina, por arte de magia o de forma extraterrestre, de Ursa, una niña de unos ocho o nueve años que va descalza y magullada.

Grabiel “Gabe” Nash, es, primero, “el hombre de los huevos”, y después, el vecino huraño de Jo. Pero como todo el mundo sabe que el roce hace el cariño, al final Gabe y Jo acaban confiando uno en el otro para así conspirar y poder devolver a Ursa a su hogar, por mucho que la niña se emperre en llamar hogar primero, a la galaxia del Molinete, y después, a la cabaña donde Jo tiene su base de estudio.

Ursa asegura una y otra vez, día tras día, haber venido de las estrellas para presenciar cinco milagros, cuando legue ese día, volverá a su hogar en las estrellas cerca de la Osa Mayor.

No está confirmado que Ursa sea humana, pero tampoco es lógico que sea extraterrestre. Lo que sí está claro que es que desde que esta apareció en la vida de Jo todo es mejor en su propia vida, solo le ocurren cosas buenas. ¿Será verdad que Ursa es extraterrestre y tiene poderes?

El verano llega a su fin y ambos protagonistas, Jo y Gabe deberán tomar decisiones que no gustarán a ninguno de ellos, y por carambola tampoco a Ursa, pero la vida a veces es dura, ambos, Jo y Gabe lo saben bien y hay que saber lidiar con todo lo malo que nos viene dado.

Más allá de las estrellas, la primera novela de Glendy Vanderah, nos parece magnífica. Si fuera un disco bien podríamos usar el término de: Redondo (un viejo chiste para los amantes de la música en todos sus formatos, cedé, vinilo, cinta)

Y es que la propuesta inicial de la autora, esa niña extraterrestre, resulta un poco frívola, pero poco a poco, página a página, Más allá de las estrellas se revela como una luz cegadora de cómo la magia puede entrar en nuestras vidas sin nosotros enterarnos (o sin que nosotros nos queramos enterar)

Vanderah consigue con sus dos personajes principales, Ursa y Jo algo único. Indeleble. Nos recuerda que somos humanos y que detrás de cada historia se esconde una verdad, mucho más terrible que la historia propiamente dicha. Ansiedad social, maltrato, depresión, cáncer... Vanderah habla sobre esos delicados temas con una suavidad y facilidad exquisita, lo que hace de Más allá de las estrellas una novela mejor.

Debemos también aplaudir esos diálogos chispeantes, cargados de sencillez, pero a la vez tan eruditos con los que la autora da voz a Ursa y Jo. La curiosidad de Ursa, así como su imaginación resultan cuanto menos sorprendentes en alguien de su edad, y eso hace que dudemos de si en realidad es un ser venido de otra galaxia. Si alguien conoce la serie Las chicas Gilmore, en muchas ocasiones, los diálogos entre Ursa y Jo, me recordaron a los que madre e hija, Lorelei y Rory, (las verdaderas chicas Gilmore) tienen durante las temporadas en que se realizó la serie.

Sinceramente Más allá de las estrellas bien podría haber sido la novela más vendida en el pasado Sant Jordi 2020 si este hubiera podido celebrarse como es debido, pero no dudamos de que el boca a oreja dará sus frutos, así como la calidad del libro y acabará convirtiéndose en esa pequeña joya que recomendaremos a nuestros conocidos en los años venideros.

Mientras esperamos impacientes la nueva obra de Glendy Vanderah que aunque no tiene fecha de edición en nuestro país, sí la tiene en el suyo: abril de 2021, disfrutaremos de esta gran delicatessen que es Más allá de las estrellas.

SALVA G.


Título: Más allá de las estrellas

Autor: Glendy Vanderah

Traducción: Julieta María Gorlero

Editorial: Umbriel

Edición: 1ª edición, mayo de 2020

Número de páginas: 350 pp.

I.S.B.N. 978-84-16517-31-2

dilluns, 1 de febrer de 2021

'Hoy no quiero matar a nadie' - Boris Quercia

La literatura policial tiene una larga tradición en Latinoamérica, desde los tiempos de Borges y antes me atrevería a decir, y no son tantos los autores y libros que nos llegan. Lo poco o mucho que he leído atrapa, me parece que es una literatura sin tapujos, bastante directa y aun no contaminada, la mayoría, por ínfulas mediáticas o que resuenan a dólar. Podría hacer aquí una lista encabezada por autores argentinos, mejicanos y algún que otro chileno como el maestro Ramón Díaz Eterovic, que muchos conocerían y otra interminable de autores que aún no llegaron o lo hicieron con cuentagotas a este lado del Atlántico.

De entre estos últimos me gustaría hablaros de Boris Quercia, ojo, autor ya reconocido con una nominación al prestigioso premio Goncourt y que recientemente ha reeditado la editorial Alrevés con ese ojo clínico que les caracteriza, por si se nos había pasado (como a mí) detenernos un ratito en el autor chileno y disfrutar de las calles de Santiago junto a Santiago (valga la redundancia) Quiñones, un tira (policía) que no presume ni se jacta de ello, sino que lo vive o lo sufre dependiendo del momento, en un mundo que aún le cuesta comprender.

El comienzo es pura pirotécnica reflexiva y contradicción, a Santiago Quiñones no le apetece matar a nadie, está en una redada con tipos que no dudarían en hacerlo, tanto en uno como en otro bando y él, aparte de entrarle las ganas de mear en esos momentos, también hace acopio de una pereza mental de la que tendrá que desentenderse si quiere sobrevivir. Al final termina matando a un menor que huía y la banda jurándole venganza. Sentencia de muerte que le perseguirá durante todo el relato y que se entrelazará con asuntos de faldas, entrepiernas y traiciones varias, relatado con una intensidad narrativa perfecta por parte de Quercia.

Se hace corto, muy corto, este libro de tiras santiagueros, perfecto para introducirnos en el mundo de Santiago Quiñones que genera expectativas y promete mucho.


José Ramón Gómez Cabezas


Hoy no quiero matar a nadie

Boris Quercia.

Editorial Alrevés

Año 2021

ISBN: 978-84-17847-57-9

157 pags.


Popular