dijous, 4 d’abril de 2019

'A mí no me callan' - Pepe Rubianes


Diez años ya, Cómo pasa el tiempo. El pasado uno de marzo hizo una década que el gran Pepe Rubianes i Alegret (Villagarcía de Arosa, 1947- Barcelona, 2009) nos dejó. Por suerte para nosotros y debido a su grandeza, no solo su recuerdo está vivo entre nosotros, sino que su obra sigue también presente, ya sea pasada o futura, como en el caso que no ocupa.

Antes de morir, el actor, humorista, autor, poeta, legó a su hermana Carmen (Presidenta de la asociación Pepe Rubianes) varias libretas donde había anotado pensamientos, ideas para monólogos y poemas (lo próximo en aparecer será un libro de poemas, ansiosos estamos de ello). Muchos de ellos ya aparecieron en el anterior libro editado en 2014 Después de despedirme (Alrevés) gracias a Josep Forment (Bossòt, 1962 – Barcelona, 2014), editor del mismo, que si en aquella obra su trabajo se extendía al prólogo, en este A mí no me callan y tras su deceso, toda la obra está dedicada a su memoria.

Cuando redactamos la reseña de  Después de despedirme, vaticinamos que en dos años tendríamos un nuevo volumen en nuestras manos. Nos equivocamos. Pero solo en el tiempo. Cinco han sido los años que Carmen nos ha tenido esperando para poder disfrutar de las palabras de Rubianes en estos tiempos tan convulsos, ya sea política como socialmente hablando.

A mí no me callan está formado por tres extensos capítulos bajo los títulos de Vida terrenalCompromiso y Monólogos.

En el primero de ellos, Vida terrenal, y a modo de entrevista, en negrita tenemos unas preguntas que  en el siguiente párrafo se ven respondidas por Rubianes,  cuenta su propia vida, desde su corta estancia en su Galicia natal, hasta sus escarceos sexuales en el teatro Goya mientras presentaba su último espectáculo hasta aquel día llamado Por el amor de Dios con una vieja amiga argentina que Pepe conoció en el país andino cuando éste representaba su segunda obra de teatro: Ño.

Ahí entran también su adolescencia en Barcelona, el nacimiento de su amor por Lorca, sus días en la universidad,  sus intereses políticos, sus primeros pinitos en el teatro, su primer viaje a Cuba, su primera gira por Suramérica…todo ello en forma de entrevista, no olvidemos que le pese a quien le pese, Rubianes sigue ostentando el honor de ser la tercera persona más entrevistada por la televisión catalana, después de Jordi Pujol (ya que él creó TV3 no podía ser de otra manera) y Pasqual Maragall (supongo que ser President de la Generalitat hace que puedas pedir entrevistas una tras otra en tú televisión).

El capítulo finaliza con un pequeño recuerdo para Sisa, el gran EugenioAuserón y Carles Sabater. En pocas palabras Rubianes transmite emoción, sentimiento, amor, respeto y admiración por estos cuatro personajes. Desde aquí aplaudimos sus palabras y nos sumamos a lo dicho en ellas.

En Compromiso, nos encontramos con el problema que tuvo el actor cuando expresó sus ideas libremente en el programa de Albert Om El Club de TV3, que desencadenó en la querella que le interpuso La Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), presidida en aquel entonces por Santiago Abascal, actual presidente de Vox. Y el consiguiente problema que le causó todo ello, la opinión pública más rancia del país le saltó a la yugular, y le obligó por temores a represalias, recibió amenazas de muerte, a tener que cambiar el estreno de su obra Lorca eran todos del teatro Español de Madrid al Auditorio de Comisiones Obreras.

Finaliza este capítulo con el subcapítulo Aserejé, (los tres capítulos del libro se desglosan en varios subcapítulos) donde a modo de premonición, lo redactó el 2 de marzo de 2004, habla sobre el ex presidente Aznar, advirtiendo de los peligros de seguir empleando la fuerza para resolver conflictos, aludiendo al enorme error cometido en Irak buscando armas de destrucción masiva. Finaliza con la premonitoria frase: ¡El día que nos caiga el bombazo, nos quejaremos!

Nueve días después se producían los atentados del 11-M.
El tercer y último capítulo del libro, Monólogos, no tiene ningún secreto, son exactamente eso, unos cuantos monólogos del autor, para recordarnos la razón por la que le admiramos tanto.

Sinceramente, nos encantaría tener a Pepe entre nosotros ahora mismo, es más, ahora más que nunca como todo lo que nos está cayendo, él y solo él, diría las cosas que todos piensan pero no se atreven a verbalizar, aunque sin duda y por culpa de ello, acabaría con el buzón lleno de querellas. Pero qué coño, al menos alguien diría las cosas por su nombre.

¿Qué pasará? Chi lo sa

SALVA G.

Título: A mí no me callan
Autor: Pepe Rubianes
Editorial: Alrevés
Edición: 1ª edición, febrero de 2019
Número de páginas: 220 pp.
I.S.B.N. 978-84-17077-93-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada