divendres, 26 d’abril de 2019

'Vuelve' - Samuel Benchetrit


Existe un cuento que se explica en cierta región sita en Groenlandia, en el que se dice que un padre esquimal crió a su hijo él solo tras la muerte de su madre en el parto. El padre no hablaba. Jamás le dijo palabra alguna a su vástago. Le llevaba a pescar. Le daba de comer. Lo lavaba. Le sonreía. Le murmuraba canciones hasta que caía dormido. Pero ni una sola palabra. Al cumplir los quince años, como es tradición en la zona, el hijo deja su casa para emprender un viaje de varios meses por los glaciares.  El padre le prepara los bártulos: un arco, una lanza y algo que comer. Lo acompaña a la salida de la aldea. Allí se miran largo rato. Finalmente, el padre le dice una palabra a su hijo. La primera de su vida. ¿Cuál es esa palabra?

La nueva novela del escritor, actor, guionista y director de cine y teatro Samuel Benchetrit (Champigny-sur-Marne, 1973) nos ofrece la respuesta a esa pregunta.

El protagonista de Vuelve, escritor para más señas, es adicto a los cigarrillos y al alcohol, y se pasa el día buscando la inspiración para redactar su próxima obra. Ésta jamás llega. Vive con su hijo, tras la marcha de éste del apartamento de su madre, ex mujer del protagonista para trasladarse a casa de su padre. Pero ahora mismo está de viaje. Indefinido. De tantos libros de exploradores que le leyó su padre de pequeño, el hijo no dudó un instante en convertirse en uno de ellos en cuanto tuvo ocasión. Su padre habla vía email con él cada vez que puede. Ahora nuestro protagonista anda tras la búsqueda física de Hormigón armado, uno de sus libros. Una novela que transcurre en el extrarradio parisino y que cuenta la vida en él. Un productor televisivo quiere hacer una serie de él, pero antes, por muy interesado que esté, quiere leerlo. Así que nuestro héroe necesita a toda costa ese libro. Nadie sabe dar con él, así que no duda en comprarlo en Amazon. Pero el gigante también falla. A partir de ese momento, y ese pequeño McGuffin, salvando las distancias, que es hacerse con una copia del libro, el autor nos sumerge en las locuras por las que deberá pasar el protagonista convertido en un anti héroe de tomo y lomo, ya que todo le sale mal.

Malentendidos, romances, histerias, locuras, sensibilidad, pasión, pérdida, o distanciamiento son parte de la novela, pero también encontramos el humor absurdo, ilógico y bastante caótico que tienen las últimas películas francesas que llegan a nuestra cartelera.

¿Ejemplos? Ahí van unos cuantos.

El protagonista decide comprar un pato vivo y así poder conquistar a su nueva amada.

Su nueva amada, Suzanne,  es enfermera en una residencia geriátrica en la que el protagonista lee libros de Pierre Lamberti, un autor que vende infinidad de libros y que casualmente está en su misma editorial y que por supuesto odia con toda su alma.

Absurdo resulta también el vendedor de patos vivos a quien el protagonista debe cargar a la espalda para ir a ver a la granja contigua a la suya a su ex mujer que vive con su amante para poder llegar a un acuerdo y comprar el pato.

La ex mujer del vendedor vive con un tipo apodado Madrid. No tiene nada que ver con el país tan solo vivió en él. Pero también lo hizo en Moscú, Milán o Río. Porqué se puso Madrid nadie lo sabe.

Su portera no lo tiene en muy buena estima, y menos cuando éste le secuestra su gato Pistache y la propia portera lo encuentra asustado en casa del escritor bajo el nombre de Fellini.

Sí, todo le sale mal a nuestro protagonista, el mundo está en su contra, sus día a día está lleno de situaciones absurdas, el repartidor de Amazon llamando a su puerta a las tres de la madrugada es sin duda la más fantasmagórica de todas, pero todas sus vidas paralelas que inventa y da por sentadas también resultan harto divertidas, por lo absurdo de las situaciones.

Benchetrit entrega una novela alocada, plagada de humor, humor absurdo, con situaciones comprometidas, pero vistas con mirada alegre, pero también tenemos en Vuelve el amor de un padre por su hijo, el sufrimiento del mismo por su ausencia en ese eterno viaje explorando el mundo que finalmente tendrá un sentido para su progenitor al recibir una carta urgente de una amiga de su hijo y que leerá sin demora. Aquí también tenemos una nueva situación cómica. Tras la lectura de la carta y habiendo comprobado que no es para tanto, decide volver a leerla y parar de hacerlo si descubre que no lo escrito es demasiado privado para que él pueda estar leyéndolo.

Sí, Benchetrit ofrece una sucesión de gags hilvanados de forma magistral en capítulos cortos para componer una oda al amor paterno, pero también a la soledad, al temor y a la vejez. Sin duda Vuelve es toda una revelación en estos tiempos, no resulta ser políticamente correcta, pero mantiene unos márgenes estrictos en cuanto a su humor se refiere, pero no da esa sensación en ningún momento, se podría decir que Vuelve es un poco el último divertimento de su autor, pero estaríamos siendo demasiados banales a la hora de intentar resumir en una palabra la obra, teniendo como tiene esta tantas aristas.

SALVA G.

Título: Vuelve
Autora: Samuel Benchetrit
Traducción: Isabel González-Gallarza
Editorial: Destino
Edición: 1ª edición, marzo de 2019
Número de páginas: 255 pp.
I.S.B.N. 978-84-233-5509-9

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada