dimarts, 5 de març de 2019

'Leyendas urbanas del rock' - José Luis Martín


La última obra de José Luis Martín (Barcelona, 1963), reputado crítico musical desde hace más de 30 años, entre otras muchas cosas (dirigió y presentó diferentes programas radiofónicos musicales, dirigió programas de televisión así como documentales…sí, efectivamente, habéis acertado, también musicales, y es director del portal web badmusictv.comy programador de conciertos) nos recuerda aquel otro libro del dúo SánchezHéctor al texto, David en los dibujos, llamado Paul está muerto y otras leyendas urbanas del rock, editado en 2014 por Errata Naturae.

En este Leyendas urbanas del rock por supuesto dedican unas cuantas líneas a la historia de que Paul, el Beatle más famoso junto a John, murió en un accidente de tráfico y que el actual Paul no es más que un impersonator (si es cierto o no, debemos admitir que es muy bueno imitando al viejo Beatle) pero también aparecen otras curiosidades que en aquel no salían, sin duda estamos ante uno de esos viejos álbumes de éxito que tras treinta años se reeditan remasterizados, con temas extra y un libreto extenso lleno de nuevas fotos, entrevistas con la banda y alguna que otra reseña de época, en definitiva Leyendas urbanas del rock de José Luis Martín es una edición Deluxe de aquel otro libro de los Sánchez y una delicia de lectura.

Durante cinco extensos capítulos bajo los títulos de Historias increíbles, Cadáveres incomprendidos, Maldiciones, magia negra, satanismo o mala suerte, Problemas con la justicia y la moral y Sexo, mentiras y cintas de vídeo Martín nos cuenta esas historias que bien podrían ser verdad pero con toda seguridad resultan mentira, es imposible creerse la terrible venganza que perpetró Phil Collins, o el maleficio que tiene el festival de Hondarribia, así como la muerte de McCartney, pero no resulta tan descabellado pensar que tras las muertes de Jim MorrisonJimmi Hendrix o John Lennon se encuentra el FBI o la CIA, hay bastantes pruebas concluyentes de ello y Martín se encarga de ponerlas todas sobre el tapete. Por cierto, una pequeña anécdota sobre el Rey Lagarto: a su funeral tan solo asistieron cuatro personas, Pamela Courson, en aquella época novia del fallecido, Bill Siddons, mánager de The DoorsAlain Ronay, compañero de universidad de Morrison y Agnes Varda la hoy día tan reputada cineasta.

Deep PurpleLed ZeppelinLynyrd SkynyrdOzzy Osbourne y Black SabbathThe BeatlesElvisKISSDave GahanCharles MansonPink FloydGramParsonsJohnny CashChuck BerryMama Cass ElliottDebby Harry o Frank Zappa aparecen en el libro, muchas de ellas en diferentes ocasiones y es que una banda como Led Zeppelin da para muchas historias.

La lectura se hace amena, las historias se suceden tan rápido que en ningún instante nos da tiempo a aburrirnos con ella, y sinceramente se agradece, aunque al final del libro, es tanta la información recibida que bien podemos confundirnos y acabar como aquel viejo chiste del gran Eugenio, donde el cabo decía a la tropa: Mañana a las 9:30, si no llueve, el sol en traje de campaña eclipsará al coronel en el gimnasio, lástima que esto no ocurra todos los días, pero en nuestro caso diríamos algo como que algunos miembros de los KISS murieron en accidente aéreo, provocado por el FBI mientras venían al festival de Hondarribia para escuchar el disco del Mago de Oz junto a Nixon que una vez mordió un murciélago.

Didáctico libro para conocer más historias sobre nuestras bandas favoritas que las que se cuentan en los canales oficiales y descubrir como algo tan actual como son las fake news ya se estilaba hace unos cuantos años.

No quisiera acabar sin mencionar una leyenda que un servidor pudo vivir en su época y que no aparece en el libro. Cuando Iron Maiden editó Powerslave en septiembre de 1984, el disco que dio pie a la gira más famosa de la banda, el World slavery tour que acabó pasando a la posteridad bajo el nombre de Live after death, doble disco grabado en vivo y editado en octubre de 1985,  pude oír en la radio, posiblemente en el programa que escuchaba en aquella época (que ahora no recuerdo, pero sí me viene a la memoria que me pasé toda la noche sin dormir esperando más noticias sobre el luctuoso hecho), la noticia de que la banda al completo había fallecido en un accidente aéreo provocado por la maldición de Tutankamón. Y es que en la portada del famoso disco de 1984, Eddie, la aún más famosa mascota de los ingleses aparecía como una inmensa esfinge egipcia y todo el arte del disco versaba sobre el antiguo Egipto. Espero que esta aparezca en un segundo volumen de Leyendas urbanas del rock, que viendo lo vivo que está no sería descabellado escribir en unos años.
              
Sin duda un libro bien curioso.

SALVA G.

Título: Leyendas urbanas del rock
Autor: José Luis Martín
Editorial: Ma Non Troppo
Edición: 1ª edición, enero de 2019
Número de páginas: 251 pp.
I.S.B.N. 978-84-949285-5-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada