dilluns, 11 de novembre de 2019

'Nombre en clave: Trigon' - Alejandra Suárez Barcala


El subtítulo de Nombre en clave: Trigon, el libro de Alejandra Suárez Barcala (Madrid, 1975), es absolutamente explícito: La historia de cómo descubrí que mi padre era un agente de la CIA.
Aleksandr Dmitrievich Ogorodnik (Sebastopol, 1939) fue destinado a Colombia como Tercer secretario de la embajada de la URSS en 1971 cuando contaba con 31 años de edad. Viajó al país junto a su mujer, Alexandra Ogorodnik. Pero eso no fue óbice para que allí no solo conociera a Pilar Suárez Barcala, si no que iniciara con ella un romance que daría como resultado el nacimiento de una hija: Alejandra Suárez Barcala.
Hasta aquí la historia no resulta demasiado interesante. Al fin y al cabo retoños nacidos de una relación fuera del matrimonio nacen cada día. La historia se torna increíble cuando conocemos que Aleksandr fue uno de los espías más importantes durante la Guerra Fría, contactado por la CIA en Bogotá y capturado por el KGB en Moscú. Un héroe para los americanos un traidor para los rusos.
El problema radica en que Alejandra nunca conoció a su padre hasta que leyó The widow spy de Martha Peterson Oficial de Inteligencia jubilada, editado en 2012 y que no llegó a manos de Alejandra hasta 2016. Ese fue el momento más transcendental de su investigación a cerca de la verdadera historia de su padre. Su madre siempre estuvo esquiva en esos temas, además de mantener una tormentosa relación con su hija que desembocó en la partida de esta de la casa materna en cuanto pudo. Y ciertamente la vida en esa extensa casa no era como para hacerle ascos.
La propia Peterson se lo dijo a su nuevo esposo tras la publicación de su libro: “Mi peor momento será cuando la hija de Trigon aparezca frente a nuestra puerta”
Y ese hecho finalmente ocurrió.
A partir de todo lo vivido por Alejandra, desde el descubrimiento completamente increíble de la oscura historia de su padre, hasta ver su tumba, pasando por conocer a sus tíos, primos y demás familia rusa, o conocer realmente qué llevó a su madre a actuar como lo hizo, se encuentra escrito de su puño y letra en Nombre en clave: Trigon, una auténtica historia de detectives donde nada parece lo que es y nadie es quien dice ser.
Sin duda de cara ala propia Alejandra Nombre en clave: Trigon es todo un homenaje a su fallecido padre así como una suerte de terapia para su persona al poder expresar no solo cómo se siente si no de poder contar al mundo sus frustraciones, sus miedos y sus anhelos.
Finalmente la historia de Aleksandr Dmitrievich Ogorodnik, nombre en clave Trigon, se conoce.
Y a sido su propia hija quien a contado la historia al mundo.
Nombre en clave: Trigon, resulta ser toda una montaña rusa, nunca mejor dicho, de sentimientos, descubrimientos, instantes inolvidables, alegría, pero sobre todo una auténtica carta de amor para un padre desconocido por parte de su única hija casi cuarenta y cinco años después de su nacimiento.
SALVA G.
Título: Nombre en clave: Trigon
Autor: Alejandra Suárez Barcala
Editorial: Punto de Vista Editores
Edición: 1ª edición, marzo de 2019
Número de páginas: 151 pp.
I.S.B.N. 978-84-16876-60-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada