dijous, 14 de maig de 2020

'Enero sangriento' – Alan Parks


Glasgow, enero de 1973. El detective Harry McCoy recibe un soplo. En unas horas, una joven será asesinada en la estación de autobuses de Glasgow. McCoy decide tomarse la advertencia en serio, pero a pesar de acudir al lugar, es incapaz de evitar que la mujer muera. A partir de aquí, el escocés Alan Parks nos introducirá en una escalada de violencia que hace honor al título de su primera novela en el Glasgow sucio, feo y tremendamente peligroso de los años setenta, cuando el paro, los salarios bajos y la recién llegada heroína golpeaban la ciudad con fuerza.
McCoy no es, precisamente, un policía modelo. Con una infancia desgraciada que aún le atormenta, da la impresión de haber acabado en la policía igual que podía haber terminado apretando tuercas en una fábrica o vendiendo droga. Mantiene una delicada relación con una prostituta enganchada a todo lo que pilla, y él no le hace ascos a acompañarla en sus “viajes”. Bebe más, mucho más, de lo que sería recomendable, y no duda en bordear la ley y saltársela cuando hace la vista gorda, y algo más, en los asuntos relacionados con Stevie Cooper, un paranoico mafiosillo local al que debe probablemente la vida de los tiempos en que ambos coincidieron en un orfanato. A pesar de todo ello, McCoy mantiene un orgullo profesional que le hace implicarse de lleno en los casos con los que le toca lidiar. Más aún cuando, en el curso de la investigación, se ve complicada la familia Dunlop, la más poderosa de Glasgow, con la que McCoy guarda alguna cuenta pendiente.
Parks maneja los tiempos con habilidad, manteniendo siempre un ritmo alto. La prosa está exenta de adjetivos innecesarios y no rehúye en ningún momento de la crudeza que la historia, realista y opresiva, necesita. La corrupción policial, los favores debidos, la impunidad con la que determinados miembros de la sociedad guían sus actos, no podían ser descritos de otro modo. Me ha recordado a los grandes del género. En especial, y salvando las distancias entre los personajes protagonistas, a Ted Lewis y su Carter. El noir que nos llega de las islas británicas tiene un nuevo capo. Si le gustaba a usted Ian Rankin, aparte sus libros, déjelos en un rincón de la estantería y haga sitio a Alan Parks. Enero sangriento es solo la primera de las tres novelas de las que, por el momento, consta la serie McCoy. Se publicó en 2017 y llega ahora a España de la mano de Tusquets. Esperemos que no se demore mucho la traducción de las siguientes entregas. De lo contrario, voy a tener que desempolvar mi olvidado inglés.
Alberto Pasamontes

Enero sangriento 
Alan Parks
Tusquets editores 
Año 2020
Traductor Juan Trejo
Número de pág. 400

Cap comentari:

Publica un comentari

Popular