dilluns, 13 de març de 2017

'El motel del voyeur' - Gay Talese


 

Uno de los autores que definieron el periodismo literario, llamado también Nuevo periodismo, basado en reportajes de no ficción, como es Gay Talese (Nueva Jersey, 1932) edita su última y polémica obra, que aunque en un principio iba a ser llevada al cine por Sam Mendes bajo la mirada de Steven Spielberg, el rey midas de Hollywood, al final parece que ambos dejaron el proyecto aparcado tras enterarse que también se estaba llevando a cabo un documental sobre el personaje principal de esta terrorífica e increíble historia.

A principio de 1980, Gay Talese recibió una carta de un hombre de Colorado que le hacía partícipe de un secreto sorprendente: había comprado un motel para dar rienda suelta a sus deseos de voyeur.

En los conductos de ventilación instaló una “plataforma de observación” a través de la cual espiaba a sus clientes.

 El propio autor viajó a Aurora, la pequeña población de Colorado, que años más tarde saltó a la primera página de los rotativos mundiales por ser el epicentro del asesinato de unos asistentes a un cine mientras se proyectaba una película de Batman,  donde estaba edificado dicho motel y conoció a Gerald Foos dueño del mismo y a su primera mujer Donna, enfermera y trabajadora a tiempo parcial en el motel Manor House y pudo comprobar de primera mano que todo lo que Foos le contaba era cierto.

No solo espiaba a sus clientes, estuviesen haciendo lo que estuviesen haciendo, si no que tomaba notas de todo ello en un diario íntimo e incluso hurgaba en sus pertenencias para verificar datos que aportaba a sus propios escritos.

Durante años estuvo haciendo de voyeur, antes y después de que Talese estuviera con él en su “plataforma de observación”

Desde ella tuvo acceso a los encuentros íntimos de infinidad de parejas, de todo tipo, incluyendo en incesto entre dos hermanos menores de edad, pero también espió todo aquello que la gente ocultaba tras las paredes de su motel.

Dice Foos que su trabajo es más fiable que el de Alfred Kinsey ya que los sujetos estudiados no sabían que lo estaban siendo, así que sus actos eran más espontáneos y auténticos. Saber que te están estudiando hace que cambies tal vez aunque solo sea un grado o dos tus respuestas y tergiverses con ello el resultado final del estudio.

Por supuesto Foos se masturbaba mientras contemplaba los actos sexuales de sus clientes desde las alturas de las habitaciones (construyó un completo sistema de visión imposible de detectar al ojo humano, que no al ojo animal, un perro casi estuvo a punto de echar por tierra su maquiavélico sistema) pero también asegura que su vida sexual junto a su mujer se veía recompensada con ello. La gente mira películas pornográficas o revistas, él tenía una sesión de peepshow en su propia casa, pero también escribía sobre la pisque humana.

En un punto de la historia Foos pone una prueba para comprobar la lealtad de las personas. Y son muy pocas las que la pasan.

Sí, Talese sabe que la historia es realmente impactante, pero también concede la duda a la misma en varias ocasiones del relato. Así que no sabemos si en realidad es verdad o simplemente ficción, no por parte del autor, si no por parte del protagonista que en diversas ocasiones del relato cambia fechas. La más importante la de la muerte de una de las clientas del motel en parte por su propia culpa, ya que aun habiendo visto lo ocurrido desde su puesto privilegiado no hizo nada al respecto.

Sinceramente da un poco de miedo que alguien indague en las costumbres sociales y sexuales de sus congéneres sin que estos lo sepan, y más con la complicidad no solo de su primera y segunda mujer, si no con la del propio autor que aunque tuvo que firmar en un principio un documento donde no podía contar a nadie la historia, años después y viendo cómo se desarrollaban los hechos bien podría haber hecho algo al respecto.  

Sí, sin duda es el libro más polémico del año, pero también el más terrorífico e incluso el más engañoso. La historia de Gerald Foos es tan o más impactante que la de J.T. Leroy.

Ciertamente la realidad supera con creces la ficción.

Periodismo en estado puro.

SALVA G.

Título: El motel del voyeur
Autor: Gay Talese
Traducción: Damià Alou
Editorial: Alfaguara
Edición: 1ª edición, enero de 2017
Número de páginas: 227 pp.
I.S.B.N.978-84-204-2663-1

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada