dimarts, 12 de juny de 2018

'7-7-2007' - Antonio Manzini


Me habían hablado de un Rocco Schiavone mucho más asalvajado del que me he encontrado, lo he visto relativamente tranquilo, calmado, menos explosivo, en definitiva mucho más peligroso. Y es que, para ser sincero, no había leído nada de la saga antes, a pesar de las continuas recomendaciones. Y si, como ven, he andado algo despistado, sobre todo porque se habla de Sebastiano, la muerte de Marina y algunas cosas más que pertenecen a la evolución lógica de la saga.

Despistado, sí, pero no tanto, pues la trama es fácil de seguir. Aparecen muertos dos jóvenes en circunstancias muy parecidas, con apenas dos días de diferencia, cuando el inspector Schiavone profundiza un poco en la investigación saltan evidencias que las relacionan con el tráfico de drogas y las fronteras invisibles de sus ghettos. Por otra parte, Marina, la mujer del inspector ha terminado por descubrir los trapicheos y relaciones del pasado de su marido. Nada claro, nada limpio y que corre un tupido telón de desconfianza entre ellos. Nada nuevo. Todo esto pertenece al pasado, al 2007, ahora seis años después se hace necesario retomarlo para entender el asesinato de Adele, la pareja de su amigo Sebastiano, acribillada a tiros en el piso de Rocco.

Este viaje a la arqueología del pasado, se hace necesario para entender el crimen, pero también las laberínticas vetas de razonamiento que se esconden detrás del comportamiento humano, en este caso, la distancia en forma de mal carácter y socarronería que se gasta el inspector y que traza un foso con cocodrilos entre nuestro hombre y cualquiera.

Y luego está Roma, poco se puede decir de la ciudad eterna que no se nos haya dicho, aun así, los que hemos tenido el placer de enamorarnos de ella, seguimos disfrutándola cuando aparece como un personaje más, como el nido de la araña que teje sus redes silenciosamente y te atrapa a traición.
Tampoco podía faltar el perfil gourmet de algunos de sus pasajes, los poblados, sobre todo, por ese cuadro del Barroco que componen los amigos del inspector. Y por supuesto, el arte, ingrediente necesario y fundamental para vivir y entender Italia.

En definitiva, una novela negra de ritmo fluido, con acción y humor, algo que se echa en falta en muchas novelas del género, pero sobre todo con un personaje poderoso y atractivo que seguramente, al terminar, desearás seguir conociendo.

José Ramón Gómez Cabezas

7-7-2007
Antonio Manzini
Salamandra Black, 
2018
SBN: 9788416237265

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada