dimarts, 2 de febrer de 2016

'Ante todo no hagas daño' - Henry Marsh


Ante todo no hagas daño, la obra de Henry Marsh (Oxford, 1950), que comenzó su etapa estudiantil en la Universidad de Oxford con la carrera de Ciencias Políticas, Filosofía y  Economía, no habla ni de política, un tema tan lleno de corrupción que no merece la pena ni hablar, ni de filosofía, aunque ciertamente leyendo el libro sí que podemos encontrar una auténtica y genuina filosofía de vida por parte del Doctor, ni de economía, maldita sea, de este tema ya habla cualquiera y nadie acierta, o acaso ¿alguien predijo esta crisis que abraza al mundo entero? no señores míos, por suerte el libro de Marsh habla de medicina. La razón: obvia. Tras su licenciatura en Oxford, estudio Medicina en el Royal Free Hospital de Londres, para más tarde ingresar en el Colegio Real de Cirujanos y finalmente ejercer de especialista en neurocirugía en el ala Atkinson Morley del St. George’s Hospital en la misma ciudad.

Si pensáis que resultará aburrido, pesado o incluso llegáis a decir: no me interesa el tema, que sepáis que estáis completamente equivocados. Y es que Ante todo no hagas daño resulta un auténtico thriller en el cual queremos saber el devenir de todos y cada uno de los pacientes del señor Marsh convertidos gracias a su pluma en verdaderos protagonistas de las historias.

Y aquí no todo es de color de rosa como bien podría serlo en esas series médicas que tanto abundan en televisión, desde nuestra patria Hospital Central que nació con el nuevo milenio, la precursora Hospital General, la famosa House, el médico más déspota de la televisión, las archiconocidas Urgencias y Anatomía de Grey, la inédita Off the map, o la recordada Doctor en Alaska que tuvo su versión patria con el Doctor Mateo, no, en Ante todo no hagas daño, las historias son reales, crudas, duras y sus finales no siempre son del agrado de los mandamases de Hollywood.

Henry Marsh, a punto de poner fin a su dilatada carrera llena de éxitos, reconocimiento y por supuesto fracasos, es uno de los neurocirujanos más eminentes de Gran Bretaña y explica en su libro esas historias que vivió día a día en su consulta externa del hospital inglés. A los mandos de un microscopio untrapotente y un catéter de alta precisión, el doctor se abre camino por las zonas de difícil acceso en el cerebro de sus pacientes. En sus manos tienen que estos mejoren o acaben en una silla de ruedas, o lo que es peor, mueran.

 Con un lenguaje altamente técnico en sus explicaciones pero siempre entendible para la población que no sabemos el significado de palabras como Pineocitoma, Hemangioblastoma, Ependimoma u Oligodendroglioma, Marsh se torna en médico y paciente en sus páginas y empatiza con todos ellos y demuestra sin pelos en la lengua, ciertamente el Sistema Público de Salud inglés no sale bien parado en sus páginas, el duro trabajo que realiza.

No son unas memorias, son simplemente unos recuerdos contados y explicados a modo de anécdotas en las que todas ellas tienen un pequeño componente parabólico en su final. Sí, Henry Marsh salva vidas, pero también por una cadena de infortunios, puede acabar con ellas y así sentirse el hombre más desdichado sobre la faz de la tierra.

Ante todo no hagas daño, resulta un libro valiente y honesto, pero también difícil, aunque su mayor virtud resulte la facilidad con que sus historias llegan a conmovernos.

Excelente.

 SALVA G.

Título: Ante todo no hagas daño
Autor: Henry Marsh
Traducción: Antón de Vez
Editorial: Salamandra
Edición: 1ª edición, enero de 2016
Número de páginas: 346 pp.
I.S.B.N. 978-84-9838-720-9

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

'Banco de Sangre' - Carlos Zanón

Banco de sangre dice algo y su contrario. Como la sordidez y la ternura que su autor encontró al ver las imágenes captadas por la fotógr...