dilluns, 19 de desembre de 2016

'La sacudida' - Fernando Goitia


Tras nacer en Bilbao en 1969 y crecer en una ciudad convulsa y politizada en los años setenta y ochenta y licenciarse en periodismo en la iniciada década de los noventa, Fernando Goitia Iriondo, dejó su ciudad y se trasladó a Londres, donde trabajó de lo que pudo y asistió a todo concierto de rock que se le ponía a tiro; tras pasar por Río de Janeiro donde escribió para el diario El Mundo, acabó viviendo en Nicaragua donde montó una empresa de comunicación y relató para El País la realidad local y los estragos que el huracán Mitch causó en Centroamérica en octubre y noviembre de 1998. Escritos que le valieron en 1999 el Premio Fernando Lázaro Carreter que le entregó el otrora director de la Real Academia Española en persona.

Hoy, diez y ocho años después de aquellos lúgubres y funestos hechos vividos por el periodista, Goitia los narra en esta su primera novela: La sacudida, recién editada por Ediciones B, novelando todo aquello que vivió en primera persona, ficcionando un encuentro entre dos hombres que huyen de su pasado, ocultándose tras diversas personalidades, y con el temor de ser encontrados: un fotógrafo llamado Miguel Goikoetxea ex etarra arrepentido, y un ex guerrillero y ahora sicario llamado Julio García Baltodano.

El primero de ellos encuentra al segundo bajo los escombros de Posoltega, tras  la erupción del volcán Casitas, que arrasó gran parte del pueblo con sus chocitas de madera y zinc. A partir de este momento y dado que Julio pierde un brazo tras el accidente, Miguel decide cuidar de él y cruzar medio país para llevar a su Lázaro particular junto a su madre.

Aunque La Sacudida se vende como un thriller en el ojo del huracán, nunca mejor dicho, podemos asegurar que la novela tiene más de road movie que de thriller. Sí es cierto que cuando conocemos la realidad de ambos personajes, el pulso tenso se mantiene durante toda la novela, pero el viaje que emprenden Julio y Miguel resulta de mucho más peso a la hora de hablar del género de la novela.

Contada en primera persona y a dos voces: la de Julio y la de Miguel, no es hasta el final de la misma cuando entendemos la razón de ello, el autor combina a la perfección la jerga de Julio con la de Miguel.

Ambos personajes buscan su perdón, ambos tienen las manos manchadas de sangre, y ambos están cansados de huir. Está claro que son dos almas predispuestas a entenderse, aunque en un principio sean enemigos, las casualidades de la vida les hizo convertirse en auténticos hermanos.

Sí, La sacudida nos ha gustado, tanto por la prosa de Goitia, como por la historia en sí, creíble, entrañable y absolutamente visceral, las fotografías que toma Miguel con su cámara explican a la perfección la devastación del huracán en Nicaragua.

Ciertamente nos esperábamos una vuelta de tuerca más sobre las historias de huracanes, tipo Twister, del famoso Michael Crichton, pero nos encontramos con una novela más profunda, donde se resalta la humanidad de los personajes, sus contradicciones, sus temores y donde víctimas y verdugos se confunden una y otra vez.

SALVA G            

Título: La sacudida
Autor: Fernando Goitia
Editorial: Ediciones B
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
Número de páginas: 362 pp.
I.S.B.N. 978-84-666-5983-3

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada