divendres, 21 de setembre de 2018

'Antes del huracán' - Kiko Amat


Seré sincero, cada vez que escucho o en su defecto leo que la nueva obra de alguien a quien admiro quedó más madura que las anteriores, tiemblo. Las críticas y entrevistas posteriores a la presentación de la nueva obra de Kiko Amat (Sant Boi, 1971), Antes del huracán,  usaban ese adjetivo a diestro y siniestro, así que era un poco reticente a iniciar su lectura.

Pero maldita sea. Tras devorarla, debo admitir que ojalá todo el mundo cuando madure lo haga de la forma en que lo hizo Amat.

Si antes su narrativa giraba en torno a la cultura pop, ésta ahora solo aparece en pequeñas pinceladas aquí y allá y aunque la historia continúa ubicada en los ochenta, el extrarradio, en los inadaptados, y en la clase media baja, el fondo de la misma hace de ella la novela más seria de todas cuanto haya escrito. Y sí, tal vez una persona seria sea una persona madura, sin duda hay un punto de inflexión en la vida de cada uno de nosotros en los que debemos preguntarnos el qué, el cómo, el cuándo y el dónde. ¿Qué queremos ser, cómo queremos ser, cuándo queremos serlo, y dónde queremos estar?

Estamos en 2017. Curro es un hombre de casi cincuenta años que lleva veinte de ellos ingresado en el psiquiátrico Santa Dympna,  ubicado en la pequeña ciudad que le vio crecer, Sant Boi, en el extrarradio de Barcelona, por un grave brote de locura homicida. Allí pasa los días urdiendo un plan de fuga junto a su fiel mayordomo Plácidoa quien sin quererlo salvó la vida y éste por agradecimiento pasa los días  ayudando a su ángel salvador.

Viajamos a 1982, Curro tiene doce años, vive con su padre, su madre y su hermano, dos años mayor que él. Curro es frágil, está envuelto en tics y fobias y lucha por dejar atrás los traumas familiares: un abuelo demente, la obesidad de su madre, un padre atlético, la violencia de su hermano, y el abuso de los matones locales.

Viajando en el tiempo, el lector descubrirá ese grave brote homicida que dio con Curro en el psiquiátrico, además de ver la caída de una familia normal por mucho que los niños sean categorizados de raros por los demás.

¿La locura es genética? ¿Se puede romper esa cadena? ¿El entorno acaba abocando a las personas a la locura? ¿Hay más locos fuera que dentro? Ya lo dice Curro tras contestar un test sobre la locura, si de siete preguntas solo tres de ellas son las que dan individuos con trastornos psicológicos, Curro no está ni medio loco.

Amat escribe de forma admirable todo aquello que pasa por la mente de un adolescente, el Curro de doce años y su amigo Priu tal vez sea lo más sensato que escribió nunca, y deja para el Curro adulto, el humor que salpica las páginas de su novela. Es inevitable e innegable que los roles de Curro y Plácido son un pequeño homenaje a Bertie Wooster y Reginald Jeeves respectivamente, personajes salidos de la maravillosa e irónica pluma del gran P.G. Wodehouse (1881-1975) y sin duda así debemos tomarnos todos sus actos. Todo un acierto por parte del autor y una forma magistral, todo sea dicho de paso, de quitarle un poco de tensión a la historia.

Cuenta Amat que Antes del huracán es el primero de sus libros que no va de él. Es difícil creerse tal aseveración y más cuando el protagonista tiene un nombre tan parecido al suyo: Curro Abad y Kiko Amat suenan fonéticamente muy parecidos, ambos vivieron su adolescencia en el extrarradio, casualmente en el mismo pueblo, y por supuesto en la misma época. 

Pero démosle una pizca de veracidad a sus palabras y veamos a Curro como un personaje nuevo, alejado del autor, un personaje que bien podría tener continuidad literaria, un personaje perfectamente delineado tan solo en dos épocas de su vida, la primera en la adolescencia, una época en que descubrimos no solo el mundo sino a nosotros mismos, y una segunda, la madurez, en la que sabemos dónde estamos.

En la novela de Amat se puede entrever que la locura nos ronda. Que por cualquier chispa puede desencadenarse una explosión que nos lleve al otro lado.  Habla de ser distinto y de que esa diferencia nos puede acabar machando. Que lo nerd no mola y a veces angustia. Y el freak menos, todos queremos ser normales. Que todos tenemos un punto de no retorno. Y que en nuestras vidas bien puede aparecer un huracán que arrase con todo, así que en ese momento que estamos antes del huracán debemos vivirlo lo mejor posible.

Un aplauso para Amat, para su madurez, y para su nueva novela Antes del huracán, que nos ha emocionado, nos ha hecho sonreír, pero sobre todo revolvió nuestras entrañas al recordar aquellos oscuros años ochenta, tristes y grises.

SALVA G.

Título: Antes del huracán
Autor: Kiko Amat
Editorial: Anagrama
Edición: 1ª edición, abril de 2018
Número de páginas: 420 pp.
I.S.B.N. 978-84-339-9855-2

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada