dimarts, 17 d’octubre de 2017

'Incendio' - Tess Gerritsen


Lo admito: tenía mis reservas cuando esta novela cayó en mis manos.

Primero: su título. Demasiado parecido a la excelente obra de Wajdi Mouawad, llevada al cine por el ahora famoso director Denis Villeneuve, está a punto de estrenar Blade Runner 2049, y a nuestro teatro por Julio Manrique y Clara Segura como actores principales.

Segundo: el tritono o Diabolus in músicaEs un intervalo musical que abarca tres tonos enteros. Puede clasificarse como intervalo de cuarta aumentada o de quinta disminuida. El tritono es un acorde con mucha angustia y texturas ásperas que debido a su dificultad fue prohibido en la Edad Media al considerarlas notas malignas, resultaban disonantes y perturbadoras.

Sinceramente: ¿Otra vez? ¿En serio? ¿Un tritono hace que Lily, la hija de tres años de la protagonista se vuelva violenta al escucharlo? No gracias.

Julia Ansdell, la protagonista de Incendio, es violinista, segunda violinista, ¿Cuántos segundos violinistas se necesitan para enroscar una bombilla? Respuesta: no pueden llegar tan alto. Vive con su marido Rob y su hija de tres años Lily en Boston. Y colecciona música. En uno de sus viajes tropieza con una curiosa pieza musical en una sombría tienda de antigüedades de Roma. La composición, apasionada, atormentada y estremecedoramente bella, de notas sombrías y febriles arpegios, parece dotada de vida propia. Pero cuando de vuelta en casa el arco y las cuerdas de su violín reproducen por primera vez el vals, comienzan a suceder cosas extrañas que trastocan su tranquila vida. La música tiene un efecto aterrador en Lily la hija de la pareja que se transforma en un ser violento hasta el punto de matar al gato y de clavar un trozo de cristal en la pierna de su madre.

Convencida de que los compases de Incendio, la obra musical, están urdiendo un hechizo maligno en su pequeña y hasta ahora encantadora hija, decide encontrar al autor de la misma embarcándose en un angustioso viaje que da inicio en la ancestral ciudad de Venecia.

Pero antes de eso, la autora, Tess Gerritsen (San Diego, 1953) inserta de forma matemática (¿tendrá algo que ver que Rob el marido de Julia lo sea?) una segunda historia que transcurre paralela a la trama principal y donde conocemos la verdadera historia de la maldita partitura. Para ello debemos transportarnos hasta Venecia, antes de la guerra para conocer a Lorenzo. Sin duda él, junto a la música es el auténtico protagonista de esta novela, más allá de la famosa partitura, más allá de la pequeña Lily, o de Julia y Rob.

Lorenzo es uno de aquellos doscientos cincuenta  judíos italianos detenidos y deportados en 1943 y 1944 de los cuales solo ocho de ellos regresaron con vida de los campos de exterminio. Durante aquellos años, pereció un veinte por ciento de los 47.000 judíos italianos. Cierto es que estas cifras, compradas con lo que estaba sucediendo en el resto de la Europa ocupada, palidecen, puesto que en Polonia, Alemania y el Báltico el noventa y cinco por ciento de judíos fueron aniquilados y en los Países Bajos el setena y cinco por ciento corrió la misma suerte, si es que a eso se le puede llamar suerte. ¿Por qué sobrevivió un porcentaje mayor de judíos en Italia? ¿Qué hacía a Italia diferente?

Esas son las preguntas que Gerritsen quiso responder en esta notable novela que en un principio no quise leer por un prejuicio equivocado y que finalmente disfruté más de lo que había imaginado que haría.

Y sin desvelar nada del final, cuando sale a la luz el oscuro secreto de una familia peligrosamente poderosa que no se detendrá ante nada para impedir que Julia desvele la verdadera historia de la pieza musical, nos topamos de bruces con hechos de rabiosa actualidad en todos los gobiernos del mundo: la corrupción política.

Sí, sinceramente, y en contra de mis primeras sensaciones, Incendio es una notable novela que combina hechos verídicos con acontecimientos ficticios, está perfectamente estructurada en sus capítulos, con esos saltos en el tiempo dejando al lector impaciente por volver a cualquiera de las dos épocas en que se narra la acción, y por supuesto en cuestiones musicales obtiene un sobresaliente, en la lista de agradecimientos, la autora agradece a sus padres todas esas largas y tediosas horas de ensayo al piano y al violín.

SALVA G.

Título: Incendio
Autor: Tess Gerritsen
Traducción: Pilar de la Peña Minguell
Editorial: AdN Alianza de Novelas (Alianza Editorial, S.A.)
Edición: 1ª edición, septiembre de 2017
Número de páginas: 251 pp.
I.S.B.N. 978-84-9104-845-9

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada