dilluns, 19 de febrer de 2018

'Ya nadie llora por mí' - Sergio Ramírez Mercado



Hace tiempo leí a Sergio Ramírez, no recuerdo muy bien quién me lo recomendó o cómo llegué a él, probablemente a través de Semana negra, seguro. El caso es que me hice con El cielo llora por mí, la primera aventura del Inspector Dolores Morales y del subinspector Bert Dixon, para descubrir un autor delicado y preciso, unos personajes destilados a martillo y cincel y un entorno paisajístico y cultural tan desconocido como apasionante.

La trama, al igual que en esta última novela, era, aparentemente, bien sencilla. El  Departamento de Narcóticos de Managua tenía que investigar la desaparición de una mujer siguiendo las pistas que se vertebraban a través de un yate abandonado, sospechoso de traficar con estupefacientes. El argumento, a priori, no distaba mucho de cualquier otro bestseller o intento de, que se pudiera encontrar en las estanterías de medio mundo. Lo hizo diferente, desde el primer momento, el estilo narrativo del autor, que probablemente no les descubra yo aquí, sencillo y directo, con diálogos sin una coma de más y una mordacidad que desnuda sistemas de poderosa contradicción. También el entorno, aunque peque de provincianismo, una Nicaragua en transición, con una democracia joven y corrupta ¿Les suena? Donde los que vienen de atrás ya estaban posicionados mucho antes del cambio y dónde el tipo medio se ve vapuleado por sus propia frustración.

En cuanto supe de esta nueva entrega quise hacerme con él y contarles, porque luego no es fácil hacerse con los libros de Sergio Ramírez, y recomendarles sin mucha valentía y bastante certeza, esta última publicación en España de la mano de Alfaguara.

Esta vez, como los grandes, el inspector Morales ya no forma parte del cuerpo nacional, va por libre, como el desencanto y gestiona con más o menos supervivencia un despacho de investigación que se hace pequeño de tantos amigos y colaboradores de los que se rodea nuestro protagonista: La peculiar doña Sofía, madre de mártir y ultrareligiosa, Ovidio el peluquero vecino y cotilla, el peculiar Vademecum, la convaleciente Fanny y la presencia implícita de Lord Dixon, cual gato Simenon de Heredia.

Todos ellos colaborarán con el inspector Morales en la investigación que le encarga Soto, un tipo de los de poder arraigado y anclado en el color de sus billetes. Su hijastra ha desaparecido y a él le encargan dar con su paradero, nada más. Hecho que evidentemente no está exento de susceptibilidad, justo lo que necesita un desarraigado Morales para recuperar sus principios, aunque le vaya la vida en ello o la de los que le rodean.

El resto es leer y disfrutar, porque Sergio Ramírez nos hace muy fácil el camino con capítulos perfectamente estructurados que dotan a la novela en general de ese ritmo adecuado para acunarte y contarte al oído esas historias llenas de secretos que todo el mundo sabe.

José Ramón Gómez Cabezas

Ya nadie llora por mí.
Sergio Ramírez Mercado
Alfaguara
ISBN 978-84-204-2735-5
356 páginas 
Año 2018


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada