dijous, 4 de juliol de 2019

'Largo pétalo de mar' - Isabel Allende


Pablo Neruda (Parral, 1904 – Santiago de Chile, 1973) editó Las uvas y el viento en 1954 tras su regreso a Chile, dejando el exilio que le había mantenido lejos de su patria durante tres años. En dicho poemario se incluía Cuándo de Chile, una larga y lírica pieza basada en la pura nostalgia y el anhelo del regreso a la patria.
Isabel Allende (Lima, 1942) toma para el título de su última obra, el inicio de ese poema del según Gabriel García Márquez (1927 - 2014) el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma: Pablo Neruda.
Largo pétalo de mar, la obra de Allende refleja al igual que el poema de Neruda el anhelo por la patria, el dolor al tener que marchar de ella dejando todo tu presente y pasado atrás buscando un futuro el otra tierra, en este caso allende los mares.
Víctor Dalmau es un joven médico que vive en Barcelona. Junto a su amiga Roser Bruguera, pianista, y a su madre, se ven obligados a cruzar los pirineos para exiliarse en plena Guerra Civil española. Tras infinidad de penurias incluyendo el abandono de la madre y la estancia en el campo de refugiados construido por el gobierno francés de Argelès-sur-Mer, ambos consiguen embarcar en el Winnipeg, un barco lleno de refugiados españoles con destino Chile.
En 1939, en Chile gobierna el presidente Pedro Aguirre Cerda, al frente de una coalición de partidos de centro izquierda, llamada Frente Popular. Pablo Neruda es nombrado, con 37 años de edad, por el presidente Aguirre, cónsul especial para la Inmigración Española. Adscrito a la embajada chilena de París, dependía jerárquicamente del Ministerio de Exteriores. A pesar de las numerosas reticencias de su mismo gobierno y de sectores cosiales y políticos chilenos y tras grandes polémicas, desmentidos, cancelaciones, órdenes y contraórdenes, el cónsul poeta consigue llenar el barco con más de 2000 refugiados y hacerlo zarpar del puerto de Pauillac el 4 de agosto de 1939.
En el barco se encuentran Víctor y Roser que llegan a Valparaíso buscando paz y libertad.
Allí rehacen su vida a la perfección, pasando por un modélico matrimonio y su hijo recién nacido. En realidad su unión fue necesaria para poder embarcar en el Winnipeg y el hijo no es de Víctor, es de su hermano pequeño muerto en la Guerra Civil española.
Años después de su llegada y cuando tienen su vida asentada, nuevamente les toca huir tras el Golpe de Estado perpetrado por las Fuerzas Armadas de Chile para derrocar al entonces presidente del gobierno, el socialista Salvador Allande.
La vida de Víctor y Roser vuelve a dar un gira de 180 grados y deben abandonar Chile. Son nuevamente refugiados. La amistad de Víctor con Allende, suelen jugar a la ajedrez, resulta la mecha que hace explotar su situación: es amigo del presidente derrocado ergo debe pensar como él.
Largo pétalo de mar puede resultar una novela política, ésta está muy presente en toda su extensión, pero en realidad es una oda a la patria, a la tierra en la que nos sentimos arraigados, sea cual sea ésta. No es necesario haber nacido en una tierra para sentirte parte de ella, además de un pequeño viaje a través de la historia del siglo XX de la mano de unos personajes que se hacen querer y en donde nos aseguran que en una sola vida, la que nos dan al nacer, caben muchas vidas, todas aquellas que nos toca vivir cuando diferentes acontecimientos hacen que nuestro mundo acabe sacudido por los hechos que le rodean.
Isabel Allende demuestra una vez más, si es que debe demostrarlo tras su prolífica carrera, la calidad que desprenden sus escritos, el arduo trabajo de investigación llevado a cabo para la escritura de esta novela, basada en hechos reales, y posiblemente su mejor cualidad, aun explicando una historia que abarca décadas, la novela se inicia en 1938 y finaliza en 1994, su síntesis resulta abrumadora. Con escuetas pinceladas aquí y allá, consigue que sus personajes se nos presenten en toda su magnitud. Casi 60 años de historia contados en menos de 400 páginas, eso sí es síntesis.
Los fans de la escritora chilena están de enhorabuena, y los amantes de las buenas novelas también, y es que este Largo pétalo de mar es suave como la nieve y delicado como el mar.
A modo de coda final me gustaría acabar con el anuncio de la exposición llamada Els viatgers del Winnipeg (Los viajeros del Winnipeg) que se puede ver hasta el uno de septiembre en la Sala 4 Cotxeres del Palau Robert en Barcelona, organizada por el Departament de la Vicepresidència i d'Economia i Hisenda de la Generalitat de Catalunya, para todo aquel que quiera entrar de lleno en la historia no solo del barco en sí, sino de todos aquellos que tuvieron que huir en él hará 80 años este próximo agosto.
SALVA G.
Título: Largo pétalo de mar
Autor: Isabel Allende
Editorial: Plaza Janés
Edición: 1ª edición, mayo de 2019
Número de páginas: 382 pp.
I.S.B.N. 978-84-01-02241-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada