dimarts, 30 de desembre de 2014

'Pronto seremos felices' - Ignacio Vidal-Folch


Pronto seremos felices, la última novela de Ignacio Vidal-Folch (Barcelona, 1956) no es un viaje al pasado de forma nostálgica, aquel que siempre resulta mejor que el presente, ya saben, cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, no, el libro es pura ironía, sarcasmo del bueno, humor al fin y al cabo, desde su mismo título, Pronto seremos felices, promesa de todos los gobiernos totalitarios basados en un régimen político severo, hasta su final.

                La metaliteratura hace acto de presencia en la novela, evidente teniendo en cuenta que el propio Vidal-Folch vivió años en los países de la Europa del Este como corresponsal del diario ABC y vivió todos esos cambios en primera persona y dota al libro de cierto aire real.

                El protagonista es un viajante comercial español que trabaja en el establecimiento de su empresa en el este de Europa. La Guerra Fría se resquebraja y el capitalismo global asoma la cabeza. El protagonista viaja por Praga, Bucarest y Sofía, donde se reúne con personas de allá con las que vivirá los cambios y acontecimientos históricos que ocurren en esos países.

                En su último viaje, esencial para cerrar una importante transacción comercial,  se convierte en la búsqueda desesperada de Camila, su última secretaria, ahora, veinticinco años después de la caída del muro y la abertura de los países del este.

                Pronto seremos felices es la crónica viva del cambio de esos países, del mal llamado Estado del Bienestar, caído en declive tras la globalización, la historia veraz de las personas de la calle que vivieron esos acontecimientos, la gente de la calle, los lazos de unión con los extranjeros residentes, de sus ideas, buenas o malas, erróneas o acertadas, y de esas experiencias que les forjaron una amistad de por vida.

                La escritura de Vidal-Foch resulta por momentos densa, su mundo literario puede parecer para eruditos, Sergi Pàmies lo define como una “cultura e inteligencia excepcionales” y damos fe de ello, pero es por eso mismo que puede llegar a resultar algo cargante para los no iniciados o para los que busquen algo más insustancial.

                A parte de este pequeño inconveniente para un servidor, Pronto seremos felices resulta un óleo excelente para comprobar de primera mano, Vidal-Folch, al igual que el protagonista, ya lo hemos dicho, vivió todos esos cambios de primera mano, lo mucho que se transformaron esos países tras la caída del muro de Berlín, y todo lo que vivieron sus habitantes, antes y después de esa caída.

                SALVA G.

Título: Pronto seremos felices
Autor: Ignacio Vidal-Folch
Editorial: Ediciones Destino
Edición: 1ª edición, octubre de 2014
Número de páginas: 325 pp.
I.S.B.N. 978-84-233-4851-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada