dijous, 16 d’abril de 2015

'La autobiografía' Lemmy Kilmister (lider de Motorhead) con Janiss Garza



Lemmy líder del combo metalero Motörhead no es un personaje: es real como la vida misma y su autobiografía, editada por fin en España por Es Pop ediciones (el original vio la luz en 2002 bajo el esclarecedor título de White line fever) lo único que consigue es verificar nuestra aseveración inicial.

El único problema que nos encontramos en él, es que desde aquel lejano 2002 a día de hoy, ocurrieron más cosas que no aparecen, lógicamente, en el libro, y la más importante de todas es la fragilidad del músico, y lo a punto que estuvo de pasar al otro barrio.

A día de hoy ya recuperado y como muy bien deja claro en el libro, vuelve a estar al pie del cañón, tanto sobre un escenario como por supuesto en el estudio de grabación, se prevé un nuevo disco en breve, el veintidosavo en la carrera del grupo.

Ya lo dice Lemmy en el libro, es tan viejo que vio en directo a Buddy Holly.

Leído de un tirón, no se puede dejar de reír con los comentarios y las opiniones del músico, Lemmy es un retrato fiel de Ian Fraser Kilmister, cantante y bajista de Motörhead, conocido mundialmente bajo el apodo de Lemmy.

Poca gente puede contar con propiedad lo acaecido en las últimas cinco décadas de música. Él estuvo allí, desde el nacimiento del Rock and Roll hasta hasta el del grunge o la revalorización de su banda tras los exitosos años ochenta. Y está aquí para contarlo, aunque advierte: “El verano del 71 fue genial. No me acuerdo de nada pero nunca lo olvidaré”

Qué hay de cierto en sus palabras o qué hay de falso queda para que nosotros lo averigüemos. Sin duda las drogas, el sexo y las fiestas campan a sus anchas durante todo el libro, no esperábamos menos de él, pero también encontramos momentos más íntimos del músico (que su padre era un cabrón lo deja claro desde la primera página)

Vio a Beatles en el Cavern, los primeros shows de The Who, fue roadie de Hendrix, ensenó a tocar el bajo, aunque sin mucho éxito, todo sea dicho de paso, a Sid Vicious, icónico bajista de Sex Pistols, tocó con los punks The Dammed, los espaciales Hawkwind, y formó Motörhead en 1975 pare tener el éxito que tanto buscaba. Con la perspectiva que ofrecen los años podemos asegurar que lo consiguió, por mucho que otras bandas que admiten abiertamente la influencia de las huestes de Lemmy, como los todopoderosos Metallica, hayan tenido más éxito comercial, esto es: más venta de discos, que el mismísimo Lemmy.

Sin ir más lejos, cuenta el propio autor que ganó más dinero con cuatro canciones compuestas para su amigo Ozzy Osbourne que con toda su carrera anterior y aún a día de hoy sigue recibiendo dinero de aquellas cuatro canciones. Por cierto, manda un aviso a quién quiera alguna que no se corte y las pida.

Lemmy. La autobiografía, es entretenida, divertida, auténtica, y nos descubre que tras la dura apariencia del músico de Stoke On Trent se esconde alguien con más de dos palmos de frente, con unas convicciones que a veces pueden ofender, pero que las dice sin maldad alguna.

SALVA G.

Título: Lemmy. La autobiografía
Autor: Lemmy Kilmister con Janiss Garza
Traducción: Óscar Palmer Yáñez
Editorial: Es Pop ediciones
Edición: 1ª edición, febrero de 2015
Número de páginas: 315pp.
I.S.B.N. 978-84-940298-8-2

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

'Banco de Sangre' - Carlos Zanón

Banco de sangre dice algo y su contrario. Como la sordidez y la ternura que su autor encontró al ver las imágenes captadas por la fotógr...