dijous, 15 de setembre de 2016

'Una buena chica' - Mary Kubica


Los DennettJames, el padre, Eve, la madre y Grace y Mia las hijas, son, como bien dice Gabe Hoffman, el detective a quien le han asignado el caso por la desaparición de esta última: asquerosamente ricos; su vivienda así lo atestigua: una impresionante casa justo al lado del lago Michigan en una zona de urbanizaciones exclusivas en la orilla norte de Chicago.James es Juez, Grace abogada, Eve una excelente ama de casa y Mia…bien, Mia nadie sabe lo que es; habla poco o nada con sus padres, vive con un mísero sueldo dando clases en el instituto alternativo de la ciuda, no se lleva nada bien con su hermana y aunque tiene una especie de novio llamado Jason, este no está mucho por la labor y prefiere quedarse a trabajar hasta tarde a salir con Mia.

Es en una de esas noches en las que Jason llama para decir que no podrá asistir a su cita cuando Mia comete la imprudencia, primero, de ligar con un desconocido, y segundo, marcharse con él a su casa.

Colin Thatcher es el desconocido que una vez en su casa intenta hacer el amor con ella, pero aun y con los esfuerzos de Mia para que esto ocurra, Colin la rechaza y acaba secuestrándola.

Montados en una destartalada furgoneta, Colin lleva a Mia a una cabaña aislada en las montañas de Minnesota en lugar de entregarla a Dalmar, la persona que le había encargado el trabajo de secuestrarla y entregársela.

Lo que en un principio parece un ligue de una noche por despecho con su novio, se convierte en el mayor error de su vida; lo que parecía un secuestro al uso se convierte en la única posibilidad de vida, sin duda Dalmar la mataría en un minuto después de pedir rescate por ella a su familia; lo que parece un fatídico final se convierte por obra y gracia del Síndrome de Estocolmo en una convivencia agradable y en una naciente amistad que durará para siempre…o no.

En Una buena chica nada es lo que parece ser y nada parece lo que es.

Contada a tres voces, todas ellas en primera persona: Eve, la madre, Gabe, el detective y Colin el secuestrador y en dos hilos temporales: antes y después (del secuestro, claro está), Mary Kubica, la autora, nos conduce a través de una imponente montaña rusa de emociones, ora al lado de la pobre y desvalida Mia, su vida en la cabaña se torna un infierno en su inicio, ora al lado del detective Gabe quien no quiere perder el caso, ora de la mano de la inquebrantable Eve quien no quiere dar por perdida a su hija.

Sin duda tanto su fondo como su forma nos recuerda a novelas de la talla de La chica del tren o Perdida, peroUna buena chica va más allá cerrando de manera magistral con una única frase una historia absorbente, trepidante, inquietante y perfectamente delineada. Sus escasos personajes quedan perfectamente dibujados durante sus escasos pero certeros momentos personales. Ora sentimos apego por la desvalida Mia, ora sentimos asco por Colin, ora sentimos odio por Colin, ora nuestro afecto es para Eve.

Lo dicho, una montaña rusa de emociones, perfectamente hilvanadas, con una maestría argumental imponente, unos personajes y unos hechos perfectamente creíbles (justo en el momento en que se cumplen diez años de la liberación de Natascha Kampusch) y una prosa sencilla pero certera: un thriller impactante, misterioso y adictivo que pronto veremos su paso al celuloide: los productores de True detective y The Knick ya se han hecho con los derechos para desarrollar una película o una serie.

Esperamos como agua de mayo los próximos lanzamientos de KubicaPretty Baby y No llores.

SALVA G.

Título: Una buena chica
Autor: Mary Kubica
Traducción: Victoria Horrillo Ledesma
Editorial: Harper Collins Ibérica
Número de páginas: 368 pp.
Edición: 1ª edición, septiembre de 2016
I.S.B.N. 978-84-16502-42-4

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

'Banco de Sangre' - Carlos Zanón

Banco de sangre dice algo y su contrario. Como la sordidez y la ternura que su autor encontró al ver las imágenes captadas por la fotógr...