dimarts, 22 d’abril de 2014

'El enigma de China' - Qiu Xiaolong


     El inspector de policía Chen Cao es el personaje creado por Qiu Xiaolong para na-rrarnos, bajo la cobertura de una novela negra más o menos convencional, la situación actual política y económica de China, de modo que “El enigma de China” puede califi-carse de novela sociológica que va mucho más allá de la intriga planteada.

     El personaje tiene un indudable atractivo. Un policía de Shanghai especializado en crímenes en los que intervienen intereses políticos, amante de la poesía y la literatura clásica y consumado gastrónomo, demostrando que un policía también puede ser un intelectual.

     En este caso, Chen Cao, al ser un inspector especialmente respetado por el Partido Comunista, recibe la orden de cerrar el caso del aparente suicidio por ahorcamiento del que fue director del Comité para el Desarrollo Urbanístico de Shanghai, acusado de co-rrupción a raíz de unas denuncias difundidas por internet, lo que provocó su destitución y ser sometido a una especie de detención extrajudicial llevada a cabo por los cuerpos disciplinarios del Partido, durante la cual se produjo su muerte. No obstante, ésta tiene suficientes elementos para hacer dudar a Cao sobre su causa y contempla la posibilidad de que de que se trate de un asesinato, tesis que contraría los intereses de los dirigentes del Partido, que insisten en la teoría del suicidio, lo que permitiría una solución del caso más rápida y discreta.
     Este enfrentamiento, provocará en Chen Cao un dilema entre su conciencia, que le obliga a buscar la justicia del caso, y sus intereses personales como funcionario y miembro del Partido, ya que puede poner en juego su carrera profesional y política.

     Pero lo que caracteriza realmente las novelas de Qiu Xiaolong no es tanto la trama criminal como la denuncia de la situación social, económica y política de la China de nuestros días. La novela que nos ocupa es el sexto título publicado por Tusquets de la serie protagonizada por Chen Cao y en todos ellos se han tratado distintos aspectos de la realidad del país, especialmente el choque entre modernidad y tradición, las luchas in-ternas en el Partido Comunista, la creación de una casta de miembros de dicho partido extraordinariamente ricos y de una masa social muy pobre o las contradicciones del capitalismo en un Estado comunista. En esta novela, el foco de atención se centra en el problema de la especulación inmobiliaria en China y el control que intentan ejercer sus autoridades sobre las informaciones difundidas por el ciberespacio de forma anárquica e individual por algunos osados ciudadanos, en tanto que constituye el único medio de difusión que permite publicar críticas contra el sistema político imperante.

     Es importante destacar que el lector español encontrará en el libro la descripción de una situación económica parecida a la que provocó la crisis que arrastramos en España desde finales del año 2.007. Aunque la acción de la novela se sitúa en Shanghai, ac-tualmente la ciudad más poblada de China y una de las más pobladas del mundo con más de veinte millones de habitantes, los negocios inmobiliarios se llevan a cabo con los mismos mecanismos y resultados que se dieron en nuestro país, es decir, políticos que recalifican terrenos públicos o rústicos, comprados a bajo precio por empresarios con la finalidad de construir edificios y urbanizaciones, que son vendidos con una repercusión en el precio de suelo urbano cuando su coste real fue muy inferior, obteniendo unas plusvalías que se comparten de forma opaca con los políticos corruptos que promovieron la recalificación. ¿Les suena, no? Por esta razón ya se está hablando de una burbuja inmobiliaria china que enriquece a los miembros del Partido Comunista pero que ha empezado a poner en peligro el crecimiento de la economía del país y la estabilidad de la economía mundial, ya que las crisis incipientes de los países en otro tiempo calificados de “emergentes”, acabarán afectando a la recuperación económica que parece consolidarse en Estados Unidos y asoma tímidamente en Europa.

     En este marco social, político y económico, la corrupción está al orden del día y se crea un caldo de cultivo perfecto para introducir una trama criminal, que es lo que hace el autor.

     Por lo que se refiere al estilo, es clarísimo el influjo de la literatura norteamericana del género negro y policíaco en el autor, no en vano lleva más de veinte años viviendo en Estados Unidos. Por tanto, es ágil y directo, lo que hace fácil su lectura, aunque de limi-tada calidad literaria, con diálogos simples y personajes planos, seguramente porque lo que importa de verdad al autor es el aspecto sociológico de su novela.

     Finalmente, una curiosidad: No se pierdan las referencias gastronómicas. Eso es ver-dadera cocina china, de la que no se encuentra en los restaurantes chinos de nuestro país. Por ejemplo, gambas de río hervidas en agua salada, melón de invierno fermentado, brotes de bambú secos, huevo de los mil años en rodajas con salsa de soja y jengibre triturado, suprema de carne y huevas de cangrejo o salsa ocho tesoros.

Emilio González Bou

EL ENIGMA DE CHINA
Qiu Xiaolong
Tusquets Editores
Febrero 2014
ISBN: 978-84-8383-819-8
304 pág.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada