dilluns, 29 de setembre de 2014

'L´esbudellador de Whitechapel' en el Teatre del Raval




Resulta evidente que L´esbudellador de Whitechapel intenta repetir el éxito que en el mismo Teatro del Raval obtuvo durante un par de temporadas (mérito indudable) La vampira del Raval. En ambos casos se trata de musicales de pequeño formato basados en hechos reales que el tiempo ha convertido en leyenda. Ambos comparten un gusto por el terror gótico (al estilo de Sweeney Todd -1979- de Stephen Sondheim ) y por los ambientes marginales de finales del siglo XIX y principios del XX. Las similitudes alcanzan también a las partituras, muy clásicas con casi todo el texto cantado. Afortunadamente, en el espectáculo que ahora se estrena apenas existen las concesiones al humor fácil con el que Jaume Villanueva suicidaba los (numerosos) logros de su show.

Jack el destripador “sólo” mató a cinco prostitutas pero el hecho de que aún no se conozca su identidad real ha permitido a numerosos escritores, cineastas, dibujantes etc montar diferentes historias a partir de otras tantas hipótesis acerca de quién fue realmente el primer asesino en serie de la historia. Y hay que decir que la apuesta de L´esbudellador de Whitechapel es bastante original. Básicamente porque permite a sus autores elaborar numerosas subtramas que cubren aspectos periféricos de la historia. No estamos en ante un whodoit (quién es el que ejecuta las muertes se dice en los primeros minutos de representación) sino más bien ante una propuesta dramático-musical acerca de quién o quienes son a la postre los responsables indirectos de que las muertes no cesen. ¿Lo es sólo quien empuña el cuchillo? ¿O lo es también el que instiga los asesinatos? ¿Y qué pasa con quien calla por su propio interés? ¿Qué hace la incompetente policía? ¿Qué papel juega el pueblo con su morbosa y frívola curiosidad?  Todas esas bazas son las que conjugan, con bastante acierto, Parrilla y Oriol en un texto y unas letras muy bien conjuntadas con la (canónica) partitura de Josep Ollé bajo la dirección musical de Esteve Costa.

Les ayuda el elenco protagonista, empezando por la jovencísima (21 años) y espléndida de voz y acting Clara Altarriba de amplia formación pero escasa trayectoria profesional (Un cau de mil secrets -2013- de Piti Español y Joan Vives) Sobre sus hombros y el de su personaje (Mary Kelly, la última meretriz asesinada) recae casi todo el peso de la función, reto que la joven actriz resuelve con insólita profesionalidad y una excelente gama vocal. A su lado, Roger Borrull está bastante más tenso en su ambigua encarnación de William Neil y Víctor Genestar acierta en el patetismo y desesperación de Robert Openshaw.

El quinteto de piano (Marc Sumsi), violín (María Tió), clarinete (Teresa Noguerón), violoncelo (Laia Reverté) y contrabajo (Rafael Iniesta) no sólo llenan con su música la hora y tres cuartos del espectáculo sino que sus ejecuciones dan a texto y personajes la ambientación que, lamentablemente, no procuran la escenografía de Ramón de los Heros ni la iluminación de Laura Clos.

No se crea prácticamente nunca en L´esbudellador de Whitechapel el ambiente de niebla nocturna victoriana que sí había en La vampira del Raval. Lo que resulta cuanto menos chocante, ya que ambas obras comparten escenógrafo. Donde allí había una estupenda recreación de los “carrerons de Barcelona” aquí hay la parte trasera de unos forillos que nunca giran para mostrar lo que hay al otro lado (lo que me hace pensar que han sido reutilizados de otro montaje) lo que empobrece el aspecto visual del show mermando considerablemente su carga dramática. Tampoco ayuda al conjunto el uso de máscaras, un recurso de puesta en escena muy delicado y que aquí se usa para cubrir la falta de figuración. Sólo un más elaborado diseño y confección de las caretas hubieran justificado su, por otro lado presupuestario, uso.

Un buen espectáculo, en suma, que merecería una inyección monetaria que le permitiera ser gozado por el público en las condiciones que se merece.

LAIA DUKART DURBAN



L´esbudellador de Whitechapel. 
De Marga Parrilla y Oriol Estefanell. Con música de Josep Ollé.

TEATRE DEL RAVAL.
C. Sant Antoni Abat 12   08001-Barcelona
93-443.38.19

Dijous, divendres i dissabte: 20.30h / Diumenge: 18h
Preu resta funcions: 22€
Durada: 1 hora 45 minuts
Espectacle musical en català amb música en directe

FIXA ARTÍSTICA 
Llibret i lletres: Marga Parrilla i Oriol Estefanell
Música: Josep Ollé
Direcció: Marga Parrilla i Oriol Estefanell
Direcció Musical: Esteve Costa

Repartiment
Roger Borrull - William Neil
Clara Altarriba - Mary Kelly
Mónica Portillo - Vicky
Mireia Casado - Tommy
Víctor Genestar - Robert Openshaw

Músics
Marc Sumsi, piano
Maria Tió, violí
Teresa Noguerón, clarinet
Laia Reverté, violoncel
Rafel Iniesta, contrabaix

Figurinisme: Giulia Grumi
Escenografia: Ramon de los Heros
Il•luminació: Laura Clos (Closca)
Coreògraf: Ricardo Molar
Tècnic so i llums: Dani Tort
Fotografia: Marc Nogué
Video promocional: Dídac Meya
So medley: Adrià Martínez
Comunicació: Xtrategium
Producció executiva: Empar López, Tamar Aguilar i Muntsa Tur (Teatre del Raval)
UNA PRODUCCIÓ DEL TEATRE DEL RAVAL

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada