dimecres, 19 d’agost de 2015

'El ejército de piedra' - Luis Manuel Ruiz


Nueva obra de Luis Manuel Ruiz y otra delicia literaria, mezcla de cómic y novela policíaca del siglo XIX. Debo reconocer que el autor constituye una de las debilidades de quien escribe esta reseña ya que fundir en un relato intriga, sentido del humor a raudales, acción, imaginación y un poquito de sarcasmo sólo está al alcance de unos pocos escritores.

     Pero vayamos por partes. “El ejército de piedra” retoma los mismos curiosos y atribulados personajes de “El hombre sin rostro”, publicada en el año 2014, aunque ambas novelas pueden leerse independientemente. El profesor Fo, sabio loco adicto a los piononos; su hija Irene, inteligente, sagaz, bella, moderna, fuerte física y emocionalmente, soberbia y con una capacidad deductiva sorprendente; y Elías Arce, tipejo recluido en la sección de crucigramas de un periódico que aspira a convertirse en un reportero al más puro estilo tintinesco y conquistar a su amada Irene.

     Ante tal riqueza de matices en los protagonistas, el argumento no podía desmerecer, de modo que el autor se lanza a narrarnos una historia de intriga partiendo de una situación absurda: a principios del año 1.909, las estatuas de Madrid empiezan a tomar vida para cometer todo tipo de desmanes y atropellos sin que se sepa a quien obedecen ni qué mecanismo o fuerza les impulsa. Esta idea permite al autor construir un relato en el que se funden los elementos de las viejas novelas de aventuras y las policíacas de Sherlock Holmes, al que el autor rinde un sentido homenaje, con los cómics de Mortadelo y Filemón y Tintín, introduciendo un  ser malvado, en este caso Demetria Skalkos, alias “La Medusa”, tan sofisticada como perversa. 

     Ya sé que parece un tanto sorprendente, pero les aseguro que el resultado es divertidísimo. Al poco de empezar la novela, con el salto a la vida de la primera escultura, se produce una sucesión de diálogos y situaciones hilarantes entre la madre de la criatura secuestrada, los guardias civiles y los guardias urbanos, que sólo son el “entremés” de las delirantes comidas que organiza el Ministerio de Gobernación con los sabios más notables del país para intentar discernir qué terrible mal amenaza la Nación, magnífica crítica, por su visión grotesca y esperpéntica, del poder político más allá de épocas y partidos.

     Como ya puede suponer el avispado lector, nada solucionan los políticos, gobernantes e intelectuales afectados por la senectud ingiriendo los suculentos manjares y bebiendo los refinados vinos y destilados ofrecidos por el Estado, de modo que todo acaba en manos de la intrépida Irene Flo y el patoso Elías Arce que, junto con el inspector Trinidad Vidarte, policía zafio, brutal y de turbios secretos, emprenden una investigación, consistente en interrogar a todos los testigos de las correduría de las estatuas, que recuerda los mejores guiones del gran Ibáñez como “Safari callejero” o “El gang del Chicharrón”, incluyendo situaciones delirantes, como el accidente del desgraciado policía al más puro estilo Filemón.

    Con lo dicho, ya que podrán hacer una idea de que nos encontramos ante una novela de intriga de estilo clásico pero enormemente guasona, divertida, brillante y terriblemente seductora, a lo que contribuye el depuradísimo estilo del autor, que es capaz de mezclar con una elegancia exquisita elementos narrativos que en manos de otro escritor resultarían grotescos o absurdos.

 La lectura de “El ejército de piedra” ha sido un placer que les invito a compartir.   

Emilio González Bou    

EL EJÉRCITO DE PIEDRA (En papel)

LUIS MANUEL RUIZ 
SALTO DE PAGINA
Año 2015

ISBN 9788416148202
Nº de páginas: 320 págs.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada