dilluns, 11 de gener de 2016

Entrevista a Laura Muñoz Hermida autora de 'Rehenes'


Laura Muñoz Hermida publica 'Rehenes' un libro de fotografías de autores del género negro acompañados por pequeños textos significativos. Con prólogo de Juan Carlos Galindo.

¿Cuál es la idea que hizo nacer este libro de fotografías?
La iniciativa, y culpa, fue de Carlos Salem, a la que se unieron el editor de Navona, Pere Sureda, y el maquetador; estos dos últimos con una locura inaudita. De la que, por supuesto, me aproveché.
Alrededor de la idea inicial, las cosas empezaron a salir solas: estructuras del texto, las tipografías, los mensajes ocultos, algunos códigos y la intención del diseño.
La verdad es que, ante la propuesta de Salem de "hay que hacer algo diferente" y haber dicho sí, me entró el miedo: Rehenes es un desnudo casi integral.

¿Qué criterio siguió para elegir los personajes del libro?
He de decir que la gran mayoría de las fotografías son de mi archivo: festivales pasados, encuentros literarios, performances de autores, etc. Me resultó complicado elegir cuáles tenían que estar o no; me quedé con las ganas de muchas más, claro.
Y, si soy sincera, no hubo criterio en la elección y ni siquiera puedo explicarte por qué estos sí y otros no. Me dejé llevar por lo que sentía en ese momento, fue todo en el intervalo de un par de meses, y ahí está el resultado. Transporto sangre naif, qué le vamos a hacer.

¿Las frases que acompañan los retratos que pretenden sugerir?
 Son disparos. Cada uno recibe el impacto como quiere o puede. Hay que mirar y tocar y leer. La sensación del texto debe ser personal y totalmente interpretativa. Parte del juego de Rehenes es no desvelar el significado que tienen para mí. Se trata de sentimientos, de vómitos y giros en la tripa: dar una explicación al respecto sí sería ese desnudo integral del que te hablé al principio.


¿Qué características en común aprecia de los escritores y escritoras de novela negra al ver las imágenes?
Carisma. El poder de pellizcar. Todos, en su momento, me prestaron sus gestos, llenos de sombras y matices. Tienen mucho de lo que me gusta sentir cuando me acerco a quien quiero en mi jaula.

En el libro se explica que es usted aficionada al boxeo ¿Viene de ahí su simpatía al género Noir?
El amor a la lectura de género, a querer vivir en sus estructuras y sentir que podría haber sido yo quien resolviera, sufriera o desatara una trama, está en la sangre. Es intrínseco, inevitable. Viene de fábrica. Lo mejor de todo: crece. Cierto es que un ambiente adecuado ayuda, y quizás el boxeo es parte importante, al igual que el hecho de tener hermanas mayores a las que robar lecturas "no aptas" para una niña, una madre compradora compulsiva de todo aquello que se editara allá por los 90 o un padre que me enseñó el honor dentro de una disciplina; que supo transmitirme que un jab o un uppercut no son gratuitos y nada tiene que ver con la suerte, en la que no creo.

El libro es de una edición muy trabajada ¿No teme que los escritores le envidien por ello?
Siempre digo que mi posición, dentro del círculo literario, es muy fácil. Me siento muy afortunada por eso: no represento competencia para ellos, hacemos cosas diferentes. La pelea, ya sabes, en el ring.

¿Qué papel ha jugado Juan Carlos Galindo autor del prólogo en el álbum?
El del corazón. El del recuerdo. Ha representado la confirmación del compañerismo absoluto y sincero. Hizo que me viera contorsionada en un tren, que me recordara haciendo un agujero en la arena de la playa de Gijón para enterrarle y en memoria de Highsmith; esas cosas que uno hace porque le nacen y no se da cuenta. Que te recuerden lo compartido es maravilloso. Hace que uno gire la cabeza y se piense. Desde adentro.
No sabía que me conocía tanto! Aparte, cuando entre dos personas, a priori tan diferentes, se crean códigos, se tiene todo. No hace mucho tiempo, nos confesamos. Y decidimos que la palabra clave, y donde encontramos nuestra diferencia, es Bladerunner.

¿Le gustaría hacer otros libros sobre este u otros géneros literarios?
Me gustaría, sobre todo, que trabajo y pasión sigan siendo una única cosa. Que nunca muera. La clave está en no parar de inventar y estar atento a lo que pasa alrededor. Sin involucrar a la suerte, es importante estar donde hay que estar y en el momento adecuado.
Así que, si hay bombardeos a la vista, me apunto!

Xavier Borrell

REHENES (EN PAPEL)
LAURA MUÑOZ , TERAPIAS VERDES 
NAVONA, 2015
ISBN 9788416259328
Nº de páginas: 68 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: TERAPIAS VERDES / NAVONA
Lengua: CASTELLANO


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada