dilluns, 9 de juliol de 2012

'FAGO' - Carles Porta



Tras su éxito con TOR: tretze cases i tres morts, y la premiada El club dels perfectes, una crónica muy personal llena de sátira, ironía y humor sobre el mundo de los balnearios, nos llega la última novela de Carles Porta (Vila-sana, 1963), aunque de nuevo, al igual que TOR deberíamos decir su nuevo libro, ya que prevalece en ella el periodista que es Porta que no el literato que lleva dentro el autor.

                Porta se adentra en la truculenta historia del asesinato del alcalde de Fago, un pueblo de 30 habitantes del Pirineo de Huesca en el año 2007 y cómo todos sus habitantes son sospechosos del crimen. Muchos de ellos lo consideraban un tirano. Al final Santiago Mainar, un ganadero se confiesa culpable, simplemente para que dejen en paz a los otros vecinos. Idealista, sin duda.

                Porta desde ese instante, 2 de febrero de 2007,  revive junto a la familia de Santiago las penas que deben sufrir los familiares de alguien que está en prisión a la espera de un juicio digno, ya sea éste culpable o no y es que según podemos entender leyendo la obra, Mainar aun teniendo todo a su favor para que lo declaren inocente, por el solo hecho de que se auto inculpase él mismo, ya le hace culpable, no importa si esto lo hizo bajo presión de la Guardia Civil, por coacciones o para salvar como si de un moderno Jesucristo se tratase, a los habitantes del pueblo primero y a la sociedad después.

                El retrato de los personajes es verídico, no en vano Porta mantuvo una estrecha relación con los familiares de Santiago durante cinco años e incluso hizo más de 60 visitas a la prisión donde esperaba su juicio Mainar, pero tal vez sea eso mismo el gran problema del libro: está demasiado involucrado del lado de la familia del imputado.

                En ocasiones su imparcialidad se aprecia, pero en otras se ve cómo Porta se deja arrastras por las simpatías para con Santiago de todos los personajes: la nueva novia, Amalia, la hermana mayor, Marisa, la hermana pequeña, Isabel o los compañeros de celda de Santiago, que lo convierten en todo un héroe mientras dura su estancia en prisión a la espera del juicio.

                En realidad si éste libro llegase algún día a hacerse película, seguramente sería una de aquellas películas sobre juicios en el que en el último instante el abogado defensor aparece con un misterioso declarante y gana el juicio, lástima que en este caso todos conocemos el final de la historia y sabemos que no es tan holywoodiana.

                Sí, el libro mantiene la intensidad desde el principio y hasta su coda final, fechada el 18 de noviembre de 2011, y sobre todo explica con pelos y señales la ansiedad de Marisa la hermana mayor de Santiago por defender su inocencia, luchando contra todo el mundo, incluso él mismo.

                Santiago cae bien, sí, por cómo es y por cómo piensa, ya sea culpable o inocente, eso queda fuera a la hora de hacer un análisis del protagonista, que queda perfectamente reflejado en su speech final el día de su juicio que incluso se permite acabar con una frase extraída directamente de La tragedia de Julio Cesar, obra de Shakespeare, pronunciada por el senador romano Marco Junio Bruto uno de los asesinos del Cesar.

                Sin duda el libro se convierte en una extensión de la propia lucha que Santiago Mainar llevó, lleva y llevará a cabo mientras viva contra todos los poderosos, ya sean éstos policías, jueces, políticos, abogados, banqueros o cualquier otro que sea esclavo de la sociedad.

                SALVA G.


FAGO
Carles Porta
La Campana
1ª edición: febrero de 2012
307 pp.
I.S.B.N: 978-84-96735-66-8


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada