divendres, 13 de juliol de 2012

'La Bella Bestia' - Alberto Vázquez-Figueroa



Mauro Balaguer, editor, con una difícil situación económica, y una peor vida familiar, hombre que enseguida se dio cuenta que no valía para escribir libros, recibe durante una conferencia sobre el libro electrónico una tarjeta de una distinguida anciana, con la anotación: ‘Yo conocí a La bella bestia, fui su esclava’

Sorprendido en un primer momento, y con cierta precaución, por si le están engañando, decide ponerse en contacto con la persona de la tarjeta, Violeta Flores. Ésta le invita a su casa, donde es recibido en un hermoso patio cordobés. Después de unos inicios tensos, la conversación se va relajando, Violeta empieza a contar como su padre a principio de los años 30 decide marcharse de España, debido a la situación tan convulsa que vive el país, por ello viajan a Berlín, donde Violeta empieza a sufrir los sucesos de la Alemania de entonces, donde la apodaron Zigeuner (zíngara, gitana).

Estalla la guerra civil española y su padre regresa al poco tiempo a Córdoba, que queda en poder de los fascistas, Violeta se quedara en Alemania con su madre, donde un día conocerá a la que años después será su mayor pesadilla, Irma Grese.

Iniciada la segunda guerra mundial, y mientras se encuentra en Polonia con su madre, aparece de nuevo en su camino Irma Grese, pero esta vez como parte de las Oberaufseherinnen, las celadoras de los campos de concentración, concretamente de Auschwitz, con su uniforme de las SS, le “sugiere”  irse a vivir con ella, donde hará  de criada y esclava sexual. Mientras es obligada a realizar las mayores perversiones sexuales, escuchará de boca de Irma, como disfruta asesinando a bellas mujeres, como las azota con su fusta en los senos, hasta destrozárselos, y como se vanagloria de mandar a las cámaras de gas a las embarazadas, eliminando también el futuro de un pueblo. Violeta le va contando a Mauro como logró sobrevivir tras pasar por los mayores campos de concentración, Auschwitz, Ravensbrück y Bergen-Belsen.

Irma Grese fue condenada por crímenes contra la humanidad, es el condenado/a más joven por este hecho, la ahorcaron en 13 de diciembre de 1945, a la edad de 22 años. Su sadismo y crueldad en persona tan inmaduro, nos llega preguntarnos, ¿Cómo un individuo como Adolf Hitler y su camarilla, Goobbels, Himmler, etc. pudieron crear tanto odio?

La novela esta basada en hechos reales, Alberto Vázquez-Figueroa, conoció a la verdadera protagonista, hizo con ella un pacto de silencio, no descubriría su identidad, y no publicaría nada hasta su muerte. Según varios testimonios de los campos de concentración, dan como cierto la existencia de la criada.

El personaje de Violeta es de una vitalidad desbordante a pesar de lo que sufrió, con un sarcasmo y ironía que destila por todos su poros, es una mujer fascinante con su puro y su copa, a sus casi 90 años.
Mientras Mauro Balaguer, aparece como un personaje de vuelta de todo, decepcionado por como le ha ido la vida y temeroso de lo que se le aproxima.
Vázquez-Figueroa a través de Violeta y Mauro, aprovecha para soltar unas cuantas púas, a la actualidad, al mundo editorial, los políticos y los banqueros.

Escrita con una gramática vigorosa, llena de maestría, nos hallamos ante una novela muy recomendable.

Y en la que es bueno recordar que personas como Irma siguen existiendo y que solo necesitan alguien que las active. Como dice Mauro Balaguer

‘El que no sabe argumentar, discute; el que no sabe discutir, golpea, y si no sabe golpear, mata’

Félix O. P.

La Bella Bestia
Autor: Alberto Vázquez-Figueroa.
Editorial: Ediciones Martínez roca.
Genero: Novela.
Paginas 224.
Año 2012
ISBN: 978-84-270-3250-7

1 comentari:

  1. No sabía que Alberto había conocido a la protagonista. Es un dato interesantísimo que no sé por qué no se ha indicado en el libro.

    ResponElimina