dimecres, 11 de juliol de 2012

'Afganistán. Crónica de una ficción' - Mònica Bernabé



 Cuando supe que la periodista Mònica Bernabé había publicado este libro, enseguida quise leerlo. Había leído algunos artículos suyos en el periódico El Mundo, siempre relacionados con este Afganistán, y no pocas veces con informaciones controvertidas en lo referente a la participación de España en el entramado de las fuerzas Internacionales que allí operan.
Después de leerlo, creo que entiendo algunas cosas un poco mejor: de la propia periodista, del porqué de su verbo tenso, pero, y sobretodo, acerca de un país y un conflicto dónde nunca he acabado de entender el papel de España y de la UE. Pero he descubierto, además, cómo funcionan la tribu periodística, aquí, en las redacciones de los grandes medios, y allí, inmersos en la realidad y también los que viven protegidos en sus burbujas aislantes.

He descubierto, además, cómo funcionan el sistema burocrático de la ONU y sus agencias, cómo se entrama la red de ONG no siempre nítida en las zonas de guerra, cómo funciona la troika internacional, sus juegos malabares. Qué es el negocio de Afganistán, porqué durante diez años se ha intervenido en un país para después dejarlo a su suerte, cómo funciona la opaca política de comunicación del Gobierno español y su Ministerio de Defensa (entonces socialista, pero imagino que seguirá con las mismas premisas con los Populares), qué clase de labor desempeñan los soldados españoles y cómo es su vida diaria, ignorada aquí o directamente ocultada a la opinión pública. Todas estas preguntas tienen respuesta en este libro que no tiene nada de ficción pese a su subtítulo y sí mucho de ejercicio periodístico directo, conciso, ameno y sobretodo ilustrativo.

Eso es lo que esperaba encontrar, pero he encontrado mucho más: si quieres hacerte una idea de lo que es ser mujer en Afganistán, si quieres sentir lo que se siente debajo de un burka, si quieres comprender por qué ese país es el mayor productor de opio (de donde sale la heroína), tienes que leer este libro. Y yo lo creo porque quién lo escribe lo hace con la normalidad (imposible normalidad) de alguien que ha vivido allí, no sólo para cubrir una noticia, sino para comprender qué pasa, cómo pasa y por qué pasa. Este relato está trufado de anécdotas cotidianas, de cosas que a veces ocurren por casualidad, de miedos y preocupaciones a veces infantiles, dadas las circunstancias, de humanidad, de polvo en los pies de Kabul, de Kandahar y de los desfiladeros que corren como cicatrices por ese país machacado.

Hay gente que no sale muy bien parada en este libro (Carmen Chacón y su equipo de comunicación, por ejemplo); pero también hay diplomáticos, militares, y compañeros de la periodista que dignifican su trabajo. Un elenco de personalidades propio de “La Hoguera de las Vanidades”
Acabo con las palabras que  Gervasio Sánchez, modelo de profesionalidad de la autora le dice a esta cuando siente dudas y miedo sobre lo que hace: “Deja a un lado el miedo escénico, ponte el puto chaleco y sal a comerte el mundo. Trabaja, trabaja y trabaja, y escribe con pasión. Demuestra que se puede hacer el periodismo en el que algunos seguimos creyendo”

Demostrado queda. Impresionante.

Víctor del Arbol

Afganistán. Crónica de una ficción
Autora: Mònica Bernabé.
Editorial: Debate.
368 Pag.
Fecha: 10/07/12
ISBN: 9788499920870

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada