dimarts, 31 de juliol de 2012

'Narcolepsia' - Jordi Ledesma


Antes de reseñar este libro he consultado con la almohada por varias razones: conozco a su autor personalmente y Alrevés es también mi editorial. Tal vez podría haber elegido un pseudónimo para firmar esta crítica, pero eso no habría sido mucho mejor. O podría poder haberle pedido a alguien que la hiciera por mí.

Si al final he decidido hacerla personalmente, con el aviso previo es por una única razón: Narcolepsia me ha impactado, y no es una novela que uno pueda olvidar entre muchas otras en la estantería del fondo. Y contra eso, poco tienen que decir las prevenciones anteriores.

Jordi Ledesma nos trae de la mano de su protagonista, El Perla, un mundo que vive aquí al lado, el del tráfico de droga, el del menudeo en los barrios obreros y en las fiestas de la parte alta, el de la corrupción, cuando no incapacidad policial para luchar contra una delincuencia siempre renovándose para delinquir. Este chico, El Perla, que podría haber hecho cualquier cosa bien en la vida y que elige la peor de ellas, convertirse en camello, nos sirve de guía, de su mano aprendemos cómo se “hace” la droga y recorremos sus circuitos de distribución. En eso es bueno el escritor, pero no es lo que a mí me ha interesado. Todos hemos leído historias parecidas, todos podemos sentirnos más o menos cercanos a los personajes de Narcolepsia, y yo no podía dejar de pensar en el Pijoaparte de las Últimas tardes con Teresa de Marsé.
No, lo que me ha atrapado de Narcolepsia es la experiencia personal, los recuerdos propios que se van despertando a medida que uno va leyendo un paisaje que le resulta familiar. Cuando Jordi describe a un personaje de su novela, yo le pongo rostro en mi vida, cuando describe el barrio de la Barceloneta en los años ochenta, yo me remito a la otra punta de esa misma periferia para darme cuenta de que las fronteras son iguales al norte que al sur. Muros invisibles que cuesta una vida saltar.

Esa es la belleza de esta novela, a mí entender: la humanidad rabiosa, la verosimilitud, la fuerza narrativa de algo que, más allá de lo literario, palpita porque es vida, casi una crónica novelada de aquellos años en los que los sueños del éxtasis, y las drogas entraban en la juventud como un cáncer aniquilador. No hay moralidad en lo que estos personajes hacen. Sólo un chico joven que cree que está jugando un juego, hasta que el juego se vuelve demasiado real, y ya es tarde para él.

Este chico flaco de Cambrils, como ha bautizado a Jordi Ledesma el gran Raúl Argemí, parece la antítesis de su personaje, incapaz de escribir algo así. Pero lo ha hecho, y cuando le pregunto cómo, me mira con una sonrisa de niño. Un niño que ha vivido ya muchas vidas.

Victor del Arbol

AÑO DE PUBLICACIÓN: 2012
AÑO DE PUBLICACIÓN EBOOK: 2012
IDIOMA: Castellano
ISBN: 978-84-15098-43-0
ISBN EBOOK: 978-84-15098-51-5
NÚMERO DE PÁGINAS: 356


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada