dilluns, 5 de gener de 2015

'El próximo funeral será el tuyo' - Estela Chocarro


 No deja de ser complicado opinar sobre una novela que la propia editorial se atreve a calificar como “Libro del año”. Seguramente, lo menos comprometido es limitarse a hacer un resumen de la trama y una valoración final positiva recurriendo a los tópicos al uso en la crítica literaria. Y lo cierto es que, si así se hiciera, no cabría plantear ninguna objeción ya que la novela se lee con interés debido especialmente a un buen plantea-miento y una mejor dosificación de la intriga y la acción, de modo que el final de cada capítulo invita a emprender el siguiente.

     Si seguimos este modo de proceder por lo que se refiere a su primera parte, no cabe sino empezar destacando que la novela la podemos clasificar de intriga o misterio, en tanto que empieza con el hallazgo el 14 de febrero de 1.945, en la población navarra de Cárcar, del cadáver en descomposición de una joven, de cuyo asesinato fue acusado y condenado Don Ángel Turumbay, el respetado practicante del pueblo y abuelo de la protagonista de la narración, Rebeca Turumbay, profesora universitaria y empleada de la Fundación Gala-Salvador Dalí, en Figueres (Girona), que durante las vacaciones esti-vales visitará en el año 2010 el pueblo de sus orígenes.

     No obstante, en su búsqueda de información sobre su familia, topará al principio con un muro de silencio por parte de los habitantes del pueblo, que irá rompiendo hasta que descubre aquel turbio suceso ocurrido más de cincuenta años atrás, lo que la impulsará a averiguar si su abuelo fue realmente el autor del crimen. En su investigación, contará con la ayuda de un periodista local, con el que tiene una extraña relación de atracción y rechazo marcada por un primer encuentro desconcertante, y cuatro encantadores ancia-nos que dan un toque de humor y vigor al relato, destacando Marcelo Ágreda, cuya de-mencia senil no le impide hacer razonamientos tan brillantes como certeros que resultarán fundamentales para descubrir la verdad del caso.

     Atendiendo al título de la novela y a este argumento, varios artículos de prensa se han apresurado a calificarla de “negra”, en tanto que tiene dos elementos que habitual-mente se consideran básicos de este género: un/a investigador/a y un misterio por resol-ver. No obstante, a pesar de haber realizado este razonamiento en alguna ocasión quien escribe esta reseña, es forzoso reconocer que es erróneo por simple y excesivamente permisivo, como recuerda constantemente Luis Gutiérrez Maluenda, probablemente el mejor escritor de este género español actual. El género negro requiere personajes poliédricos, con conflictos psicológicos, ironía, sarcasmo, diálogos brillantes e hirientes, ambigüedades morales y violencia, mucha violencia, ya sea física o mental.

     Nada o muy poco de eso hay en la novela que nos ocupa, de modo que el posible lector no debe llevarse a engaño y tener en cuenta que el relato se sitúa realmente en la línea de la narrativa policíaca inglesa tradicional del siglo XX, predominando la simple descripción de las pesquisas de la protagonista, una encantadora joven de unos treinta años y singular belleza, presentada como una desvalida mujer que verá incluso peligrar su vida en un escenario campestre que no llega nunca a resultar asfixiante. No hay dilemas morales, ni la protagonista ni sus colaboradores recurren a la brutalidad, el ritmo no es impactante y no hay personajes torturados por una lucha interna entre el bien y el mal.  Es más, la protagonista se encuentra en las antípodas de una heroína de novela negra, de modo que no hay que esperar encontrar en Rebeca Turumbay una nueva Amaia Salazar, la impactante inspectora de homicidios de la Policía Foral de Navarra creada por Dolores Redondo. Por el contrario, la profesora universitaria y experta en arte protagonista de la novela que nos ocupa, es una mujer pacífica, aparentemente débil, necesitada de ayuda, desconcertada a veces, incluso candorosa, de modo que los logros que va consiguiendo para aclarar el misterio del asesinato de 1.945 parece que llegan más por azar y la propia inercia de los acontecimientos que por las investigaciones realizadas.

Definitivamente, no es una novela negra aunque sí es una buena novela de misterio clásica y, como tal, entretenida e incluso divertida en algunos pasajes en los que intervienen los cuatro ancianos con ánimo detectivesco.

Emilio González Bou

El próximo funeral será el tuyo
Estela Chocarro
Idioma original: Castellano
Nº de páginas: 280
EAN: 9788415893707
ISBN: 978-84-15893-70-7
Año: 2014
Formato: 15 x 23
Encuadernación: Cartoné
Precio: 19,90 €

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada