dijous, 14 de juliol de 2011

Concierto de ZZ top en el 'Poble Espanyol' de Barcelona


ZZ Top
 13.07.2011
 Poble Espanyol, Barcelona
 Promotor: Riff Producciones y Encore Music Tours

Los americanos ZZ Top, seguramente, más conocidos mundialmente por sus barbas que por su música, regresaron ayer tras catorce años sin acercarse a esta ciudad, que no a este país. En el año 2008 tocaron en el marco del BBK, para darse un baño de masas ante sus fieles seguidores (muchos de ellos se habían desplazado unos años antes de que la banda debutase en España a Francia para verles actuar) y fans de la música en general. Aunque desde 2003 no editan material nuevo, sí que se ha podido disfrutar de recopilatorios varios (“Rancho Mexicano” o “Chrome, Smoke and BBQ”) y de un fantástico DVD en vivo, grabado en el Nokia Theater de Grand Prairie, Texas en 2007. Y eso exactamente, con algún pequeño cambio en el listado de temas, es lo que pudimos ver anoche en el Poble Espanyol de Barcelona.
            El inicio del concierto fue idéntico al del DVD: “Got me under pressure” de su afamado “Eliminator” (1983), el disco al que pertenecían los temas más coreados de la noche. “Waitin’ for the bus”, enlazada como en su edición de estudio con el tema “Jesus just left Chicago”, en algunos momentos del concierto Barcelona, fue un pequeño guiño a esta ciudad en que estaban, además de “I’m bad, i’m nationwide”. Aunque antes de ésta sonó “Pincushion”, la canción más moderna de su repertorio anoche, y eso que ¡Se editó en 1994!
            Llevan cuarenta años compartiendo escenario, y eso se nota. Con un simple gesto por parte de Billy Gibbons, guitarra y voz del grupo, acaban, empiezan o se deleitan en sus canciones. Parece como si todo su concierto fuera una pequeña jam session en un bar de una polvorienta y gris carretera americana, aunque en realidad estén tocando ante miles de personas.
            Billy comparte labores vocales con Dusty Hill, bajista de la banda. Resulta curioso escuchar y ver a la vez, como Billy con lo delgado y alto que es, tiene una voz grave, y Dusty, bajo y corpulento, tiene una voz aguda. Con ello juegan durante todo el espectáculo.
            El cambio en el listado vino de la mano de un puñado de versiones, siendo la más lógica “Hey Joe” del mago Jimmy Hendrix, a quien Billy dedicó el tema.
            También sonaron oscuros blues del Delta, como “Future blues”, cantada por Dusty y grabada originalmente por Willie Brown, aunque la versión de ZZ Top se aleja y mucho del original.
            El sonido se basa en un potente y grave riff de Billy y la voz aguda de Hill.
            Frank Beard, el tercer hombre en discordia, el único que no luce barba, al menos físicamente, su nombre es otra cosa, cumplió a la perfección su cometido tras un impresionante kit de batería que hizo las delicias de todos los presente. Posiblemente fue de lo más fotografiado anoche, junto con las azafatas que aparecieron sobre el escenario, primero para quitarle el poncho que lucieron durante el primer tema de la noche Dusty y Billy y segundo para traerle un gorro a Billy.
            Posiblemente la parte central del concierto decayó en cuanto a ánimo se refiere entre el público asistente, pero retomó intensidad en el tramo final, y no ya con la interpretación de sus dos grandes clásicos durante los bises del concierto: “La grange” y “Tush”, sino en el preciso instante en que empezaron a sonar los temas de su disco más vendido hasta la fecha “Eliminator”: “Gimme all your lovin’”, “Sharp dressed man” y “Legs”.
            Hicieron un amago de “My head’s in Mississippi”, pero solo quedó en unas cuantas frases del tema, interpretadas por Billy con su guitarra. Al instante la banda atacó con “I need you tonight”, tema perteneciente, también, a “Eliminator”. Una tercera parte de los temas interpretados pertenecían a ese fabuloso disco.
            Personalmente hubiera preferido “Rough boy” de su siguiente y fenomenal disco, aunque no tan exitoso en cuestión de ventas “Afterbunner” como tema lento en vez de “I need you tonight”, pero no se puede tener todo en esta vida.
            Aunque la banda ya tiene catorce discos de estudio, y un próximo a editar bajo la batuta del todopoderoso Rick Rubin, tan solo usaron siete de ellos de donde extraer canciones para el concierto. Parece que la última época discográfica del grupo, no es de su completo agrado. Así discos como “Rhythmeen”, “XXX” o “Mescalero” no tienen su oportunidad en directo.
            En definitiva, una excelente noche de Blues Rock, Boggie Rock y Southern Rock que dejó exhaustos a muchos y que aunque en un principio, al menos durante las dos primeras canciones así lo percibí, no sonó con toda la fuerza y volumen que debería habarlo hecho, al final la ecualización fue perfecta, y pudimos disfrutar de unos cuantos clásicos de los Tejanos ZZ Top, con un juego de luces excelso, para no perder detalle de nada de lo ocurrido en el escenario.
 SALVA G.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada