dissabte, 23 de juliol de 2011

El fin es mi principio - La esperada película del libro de Tiziano Terzani.

El fin es mi principio.
Título Original: Das Ende ist mein Anfang, Erika Pluhar, Andrea Osvárt
Género: Drama.
Pais: Alemania  Italia
Dirección: Jo Baier.
Reparto: Bruno Ganz, Elio Germano.
Estreno Julio 2011
Duración 98 min.

El pasado jueves día catorce asistimos al preestreno en los cines Verdi de la película El fin es mi principio, adaptación del best seller homónimo del periodista Tiziano Terzani  que edita la editorial Maeva en España.
Iinterpretada en sus papeles principales por Bruno Ganz (Tiziano Terzani), actor alemán que adquirió una renombrada fama a raíz de su interpretación de Hitler en la película El hundimiento y Elio Germano (Falco), ganador del premio al mejor actor ex-aequo en el Festival de Cannes de 2010 junto a Javier Bardem.
Tiziano Terzani(Bruno Ganz), enfermo terminal de cáncer decide llamar a su hijo Falco (Elio Germano) para que acuda a una pequeña casa situada en una apartada colina de la región de la Toscana, para narrarle sus vivencias como periodista de guerra en los mayores conflictos de la segunda parte del siglo XX, desde la guerra del Vietnam, pasando por la China maoísta. En las conversaciones con su hijo se ira descubriendo un hombre que supo vivir, que siempre se puso de parte de los mas débiles, frente a los poderosos. Que no se arrepiente de haber sido comunista, un comunismo del cual después de vivir en China quedo totalmente decepcionado. Pero también nos muestra un hombre crítico con el capitalismo y el consumismo desaforado, que nos puede llevar a la destrucción del planeta.
La novela en la que esta basada la película, fue en el momento de su publicación en Italia un éxito arrollador, llegándose a traducir a doce idiomas. Tiziano siempre fue un periodista comprometido, un periodista de la calle, independiente, como de muestra su enfrentamiento con la también periodista Oriana Fallaci y con la que había seguido numerosos conflictos bélicos, a raíz de unos artículos publicados tras el 11S, donde Fallacci critica la islamización de occidente.
Las interpretaciones son magníficas por parte de los dos protagonistas, pero destacando sobre manera la de Bruno Ganz, la película va mas allá del simple relato de la vida de Tiziano Terzani, o de cómo asume su enfermedad. Es una sublimación de la vida, del disfrute de ella. Transmite cosas como que la muerte hay que aceptarla como algo normal, quitándole el dramatismo que le damos, sobre todo en las culturas occidentales., o que una enfermedad como el cáncer hay que asumirla con fortaleza de espíritu, para poder encontrar nuestra paz interior. Otra cosa a destacar de la película es su alejamiento del drama lacrimógeno muy de agradecer, pero que hubiera sido un recurso fácil de explotar. Una historia con un bello paisaje de fondo que habla de la muerte, pero sobre todo de la vida.

Félix O. P.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada