dilluns, 2 de gener de 2012

Entrevista a Rafael Ábalos, autor de ‘El péndulo’

 Nacido en Málaga en 1956, Rafael Ábalos nos presenta su primera novela para adultos: ‘El péndulo’. Se trata de un relato maduro y sobrecogedor acerca del bien y el mal que da pie a la reflexión sobre el funcionamiento del sistema político actual. Con la sede de las Naciones Unidas como escenario de fondo, la periodista Loanne Harvey y el jefe de prensa de la ONU Donovan pretenden resolver un crimen antes de que se haga público. ‘El péndulo’ supone una metáfora de la fluctuación de conceptos opuestos como la verdad o la mentira, la vida o la muerte.

¿Con qué dificultades se ha encontrado a la hora de escribir su primera novela para adultos?

Desde la perspectiva de la creación de una novela no existen diferencias entre lo juvenil y lo adulto. Incluso diría que algunas de mis narraciones juveniles (sobre todo Kôt) han sido más complejas en las tramas y en la psicología de los personajes que EL PÉNDULO. La verdadera dificultad de cualquier obra literaria está en hacerla creíble y apasionante ante el lector, cualquiera que sea su edad.

En este libro habla de secretos de Estado, ¿qué opina de que una organización como Wikileaks publique documentos confidenciales sin el consentimiento del Gobierno?

Cuando los secretos de Estado se convierten en un arma opresiva y antidemocrática, en una burla de los derechos humanos o en una pantomima sobre chismorreos diplomáticos de mal gusto, cualquier acto que los desenmascare ante la opinión pública es legítimo y necesario. Pero es indudable que los Estados democráticos también tienen que protegerse frente a las conjuras de sus enemigos -que las hay y muy peligrosas-, y el secreto oficial es la única posibilidad para combatirlas eficazmente. En el mundo actual no todo puede convertirse en un hecho público, y son las leyes las que deben regular cada caso concreto según su propia trascendencia.

‘El péndulo’ también menciona el mal ejercicio del periodismo, por ejemplo, ocultando información a la ciudadanía. ¿Defiende que se publique cualquier noticia aunque pudiese provocar, como la que acontece en el libro, el caos mundial?

La cuestión que planteas -muy espinosa desde luego-, radica en la credibilidad de los sistemas democráticos cuando llegan a estar sometidos a amenazas realmente inquietantes para su propia supervivencia. La excepción a la norma es una herramienta útil para adaptarnos a situaciones peligrosas o desconocidas que pueden hacer  aconsejable ocultar la verdad de una noticia a la opinión pública, al menos temporalmente. De lo que no estoy muy seguro es de que la noticia secreta de EL PÉNDULO mereciera esa consideración, atendidas las circunstancias.

¿Qué opina de la situación del periodismo en nuestro país?

Para mí es una evidencia que todo el sistema económico, político, social y judicial, está en quiebra y ha perdido la confianza de la mayoría de los ciudadanos, que se ven asaltados por la duda ante cualquier acontecimiento que les preocupa. Y, lamentablemente, los medios de comunicación españoles, por su descarada polarización ideológica, y dependencia financiera en muchos casos, no contribuyen a la búsqueda de la verdad objetiva de las noticias. Como proclama un personaje de la novela: "La verdad mata a la noticia, preferimos la duda a la certeza".

Los protagonistas del libro, Donovan Sheldom y Loanne Harvey, son dos periodistas que investigan sobre el crimen antes de que se haga público. ¿Cómo ha sido ponerse en la piel de un periodista de investigación? ¿Ha necesitado documentarse mucho para ello?

Ha sido muy divertido asumir el papel de los periodistas de investigación en la búsqueda de una verdad escurridiza, aunque para mí el desafío era hacer verosímil el personaje femenino de Loanne Harvey, que es quien cuenta la historia en primera persona, desde la incredulidad inicial hasta la curiosidad, la desconfianza, la paranoia o el asombro final. En cuanto a tu segunda pregunta, la fase de documentación es una etapa esencial en el proceso creativo de una novela, pero, por suerte para los escritores, internet es la herramienta más eficaz que hayamos podido soñar para dar coherencia a nuestras historias. En EL PÉNDULO, muchos de los hechos que se cuentan son reales y yo los iba descubriendo en Google a medida que avanzaba en la narración y necesitaba darle consistencia al contexto político y social de EEUU.

En ‘El Péndulo’ también hace una reflexión sobre el ser humano, sobre su comportamiento, los valores del bien y el mal, los mecanismos de la mente… ¿Estamos ante un libro con tintes psicológicos?

Sin ninguna duda, mi intención al escribir el libro fue fusionar elementos de muy diversos géneros literarios en un thriller de apariencia policiaca y misteriosa, que derivara hacia el thriller psicológico y paranoico, para conformar una metáfora sobre el mundo actual y su continua oscilación entre la verdad y la mentira, la fe y la razón, lo divino y lo humano, el bien y el mal, la vida y la muerte, el equilibrio y el caos..., implicando de un modo directo al lector como un personaje más de las tramas, a través del contagio de la angustia y el desconcierto que vive Loanne como protagonista principal de la historia.

Este thriller critica el actual modo de gobernar que impera en el mundo y cuestiona el concepto de democracia. ¿Cree que algún día podremos ser una sociedad más libre y liberarnos de tanto control?

Estoy convencido de que las democracias actuales necesitan una reformulación de principios, a partir de una profunda reflexión sobre los cambios experimentados en nuestras sociedades tradicionales, y los nuevos criterios de globalidad y humanización  que se imponen en el mundo tecnológico de este siglo XXI, apenas comenzado. Respecto a la libertad y al control de los Estados, me temo que la tendencia actual no favorece una sociedad más libre, no sólo por la injerencia cada vez mayor de los poderes públicos en nuestras vidas sino por nuestra propia disposición a ceder nuestra independencia individual y nuestra intimidad en las redes sociales, facilitando todo tipo de información a modo de fichas personales muy parecidas a un viejo archivo policial en el que todos podemos ser manipulados y vigilados por ese "ojo que todo lo ve", tan presente en EL PÉNDULO desde la misma portada.

En el libro habla de hexagramas y pirámides, ¿cree en la simbología oculta?

Creo que los símbolos sirven para representar ideas, y yo los he utilizado en casi todas mis novelas como un juego divertido para mí y para el lector en la búsqueda del significado oculto que pueden tener los enigmas planteados. Sin embargo, soy bastante escéptico sobre el sentido esotérico que en la actualidad se le sigue atribuyendo a esa simbología oculta en muchas novelas del género, y a la que yo he intentado darle una nueva vuelta de tuerca en EL PÉNDULO vinculándola con determinados grupos radicales y xenófobos que la actualidad ha puesto de relieve en todos los medios de comunicación, incluso después de que yo concluyera la novela.

La piedra angular del libro es un mensaje apocalíptico, ¿qué es para usted el apocalipsis?

Mi idea del apocalipsis está muy lejos de las visiones bíblicas o proféticas que anidan en el imaginario histórico de la humanidad. Los seres humanos hemos demostrado a lo largo de millones de años de evolución una gran capacidad de supervivencia que ha permitido que llegáramos a ser lo que somos en la actualidad. Pero sí creo en el apocalipsis como metáfora del miedo a la destrucción que hoy amenaza a nuestras sociedades del bienestar.

Referente a ese mensaje que anuncia la llegada de un nuevo orden mundial es inevitable asociarlo a algunas profecías que pronostican que en 2012 se producirá un cambio de era. ¿Qué opina usted al respecto?

Bueno, cualquiera que sea el modo de llamarlo, el fenómeno que hoy parece indiscutible es el de una transformación del orden mundial actual, y Europa lo está viviendo con especial intensidad como consecuencia de la crisis del euro y su propia cohesión como Unión política. De ahora en adelante nada será como fue y la formulación de ese futuro inmediato dependerá en mucho del papel que los propios ciudadanos quieran desempeñar en el proceso de cambio, desde una posición activa y crítica o pasiva y sumisa ante esos monstruos invisibles llamados "mercados".

¿Es ‘El péndulo’ el primer libro de una saga?

No es algo que haya decidido, aunque muchos lectores ya me apuntan que podría ser muy interesante continuar la historia de Loanne. Así que ya veremos. De momento, estoy pensando en un nuevo proyecto de novela más cercano a mí y a mis espacios.

Laura Mas Jiménez

El péndulo
Rafael Ábalos
Plaza & Janes Editores
Idioma: Español
320 páginas
Fecha de lanzamiento: 21 de noviembre de 2011
ISBN 9788401387814

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada