dilluns, 11 d’agost de 2014

'Estación de Paris' - Jon Lauko



Hay momentos en que, como un volcán dormido, parece que la vida está apagada, que nada cambia o bien lo hace lentamente. Pero es una falsa ilusión. Llega un momento en que el magma sale al exterior de forma brusca, cambiando el paisaje, cambiando nuestras ideas, nuestras vidas.

Jon Lauko, seudónimo con el que firma sus obras el catedrático de matemáticas Francisco Rubio, nos ofrece su tercera novela, “Estación París”, una obra de intriga en la que analiza y relaciona dos hechos que acontecieron en España, y cuya versión oficial tal vez nada tenga que ver con la verdad.

1981 fue un año convulso en todo el planeta. Ronald Reagan, presidente de los Estados Unidos, resultó herido en el pecho tras un atentado a la salida de un hotel en Washington. En la plaza de San Pedro, en Ciudad del Vaticano, Juan Pablo II quedó gravemente herido por Ali Agca, miembro de la extrema izquierda turca. Poco tiempo después el Papa perdonaría a su agresor ante las cámaras de televisión de todo el mundo. Desde Cabo Cañaveral, en Houston (EE.UU.), se lanza la primera nave espacial reutilizable de la historia: el trasbordador Columbia. El Guernica vuelve a España. Muere Bob Marley…

España no fue una excepción y vimos comenzar el año con una nueva y extraña enfermedad, el llamado Síndrome Tóxico, que se atribuyó, según fuentes oficiales, al aceite de colza. Tras 33 años, nos quedan silencio y dudas.

El 28 de enero dimite Adolfo Suarez como presidente del Gobierno de España. Pasa menos de un mes y el 23 de febrero, Antonio Tejero, teniente coronel de la Guardia Civil, organiza un Golpe de Estado que fracasa al día siguiente tras tener secuestrados durante ese tiempo a los diputados en el Congreso. Tres meses más tarde, el 23 de mayo a las 9,20 de la mañana, un grupo de diez “atracadores” entran en la sede del Banco Central de Barcelona, en Plaza de Cataluña. Se toman como rehenes a más de 300 personas durante treinta y seis horas. Un muerto, un herido y numerosas detenciones son el balance final de un atraco en el que no se roba ni una sola peseta…

Las fuentes oficiales nos hablaron de un burdo atraco, pero la sospecha de otra explicación ha sido el motivo de numerosos artículos y de largas tertulias entre amigos. Jon Lauko, en esta novela, relaciona ambos hechos: el Golpe de Estado y el “atraco” al Banco Central, y para ello nos muestra argumentos, fechas, nos desvela nombres y, sobre todo, nos orienta sobre los motivos que sincronizan a la perfección ambas operaciones.

Pilar Cernuda, autora del excelente prólogo que da inicio a esta novela, se pregunta si el autor, sabiendo que ni se llama Jon ni se apellidad Lauko, no habrá formado parte en alguna época de su vida de los servicios secretos de su país, pregunta y duda que hago mía tras la lectura de “Estación París”.

Un escritor se documenta sobre la época en que viven los personajes, llegando a mimetizarse de tal manera que hay momentos en que parece vivir  en los dos tiempos, pero la precisión de Jon Lauko en mostrar los detalles de la   organización secreta, la descripción de los personajes, de sus movimientos, de su ideología… es tan precisa que la duda aumenta de forma exponencial tras la lectura de cada página.

La certeza es que el lector de “Estación París” viajará desde el intento del Golpe de Estado en Madrid hasta Barcelona, donde se sentirá testigo del  asalto al Banco Central, siguiendo al detalle todos los pensamientos y actos de unos personajes que quisieron cambiar el futuro de la historia.

O tal vez no.

Tal vez no quisieron cambiar nada…

La verdad es como ese magma que esconde el volcán y Lauko nos muestra una posibilidad.

“Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo.
Puedes engañar a algunos todo el tiempo.
Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”
(Abraham Lincoln)

GRISELDA MARTIN CARPENA

Estación de Paris
Autor: Jon Lauko
GoodBooks Editorial S.L.
1ª edición: junio de 2014
200 páginas
ISBN: 978-84-942281-2-4













Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada