divendres, 29 d’agost de 2014

'Temblad Villanos' (PREMIO MALAGA DE NOVELA 2014) - Luis Manuel Ruiz


     Esta novela, ganadora del último Premio de Málaga de Novela, es un ejemplo magnífico de literatura hecha para divertir al lector. Brillante, ágil, ingeniosa y gamberra, con acción y humor a raudales, constituyendo también un homenaje al cómic, como revela el propio título, que es una de las frases más populares del Capitán Trueno.

     Las primeras páginas del relato son impactantes, recordando algunas de las más brutales películas del género “gore”, y nos prepara para una trama en la que la inspectora de policía Esther Béjar, trasladada a Sevilla huyendo de su extravagante esposo, deberá investigar dos casos, a cuál más truculento: atrapar a un psicópata que se dedica a cortar el pie por el tobillo a sus víctimas y encontrar al culpable del asesinato, previa espeluznante tortura, de un contable de una cadena de hamburgueserías cuyos locales están ambientados en el cine de terror.

     Pero además, lo curioso es que en el segundo caso, aparecen junto al cadáver unas viñetas de historias de Tintín, a modo de mensaje cifrado que resulta ininteligible para la inspectora, lo que provoca que solicite la ayuda de un curiosísimo personaje, llamado Mo Pardo, que es una especie de superhéroe de tebeo que recuerda a Mortadelo, la genial creación de Ibáñez, por su altura y aire desgarbado, sustituyendo la calvicie por un peinado con raya lateral impecable, la levita por un zarrapastroso abrigo sacado de la basura, los dones para los disfraces por un dominio de lenguas exóticas, códigos cifrados y jeroglíficos y la habitual torpeza por una eficacia investigadora sorprendente  propia de Sherlock Holmes, ante la que la inspectora Béjar no puede sino seguirle los pasos metiéndose en berenjenales insospechados a modo de una mezcla de Filemón y Watson. Y por si fuera poco, y para dar a Mo Pardo un definitivo halo de personaje de cómic, a pesar de sufrir el síndrome de Diógenes, no huele, aspecto éste que se repite constantemente en el relato. En definitiva, una pareja extraordinariamente divertida, dinámica y sorprendente.

     Los personajes secundarios tampoco tienen desperdicio. El hijo de cuatro años de la inspectora Béjar, apodado “el Bicho”, es un superdotado al que su madre amenaza con obligarle a jugar toda la tarde con la playstation para evitar que lea libros de disciplinas tan poco apropiadas para un niño de tan corta edad como la astronomía, la física, la termodinámica o la filosofía. No menos curioso es el inspector jefe que, a modo del Superintendente Vicente, otro de los personajes de Ibáñez, traslada provisionalmente su despacho al cuarto de la limpieza para evitar tener que responder al asedio de los periodistas ávidos de noticias sobre los asesinos. Y peculiar también resulta la madre de la inspectora y abuela del genio infantil, compendio perfecto de todos los arquetipos de la cultura popular española sobre las mujeres que reúnen ambas condiciones, adicción a los “realitys shows” televisivos incluida.

     También es preciso destacar el importante papel que los cómics tienen en el relato, con referencias al siempre presente Tintín, al capitán Haddock, a Conan el Bárbaro, al Corto Maltés, a Astérix o a Hazañas bélicas, por poner algunos ejemplos, que quedan perfectamente insertadas en las pesquisas de los protagonistas.

     Como único punto criticable de la novela deberíamos advertir que la resolución de los casos es quizás demasiado simple o previsible, con una cierta sensación de “dejà vu” en uno de ellos,  pero no importa ya que la diversión que proporciona el relato hace que los desenlaces finales no sean importantes a la hora de calificar esta novela con un sobresaliente.

       En definitiva, diversión es estado puro, una de aquellas novelas que te permiten ir a dormir con una sonrisa en los labios.


Emilio González Bou

Temblad Villanos
Luis Manuel Ruiz
Nº de páginas: 304 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editoral: FUND. JOSE MANUEL LARA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788496824690

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada