dijous, 21 d’agost de 2014

'Las vidas de Grace (Short Term 12)' de Destin Daniel Cretton


Ser una película independiente y ganar un premio en un festival tan independiente como es el Sundance Festival en su edición de 2009, concretamente el concerniente al Premio Especial Del Jurado hace que Las vidas de Grace, título un tanto engañoso, ya que Grace es simplemente una de las muchas protagonistas que aparecen en la película, siendo la auténtica zona cero de la historia Short Term 12, una casa de acogida de niños en peligro de exclusión social en la que están hasta que cumplen los dieciocho o el Estado decide qué hacer con ellos, merezca sin duda nuestra atención. Lo admitimos: somos carne de Filmoteca.

                 Originalmente rodado como un cortometraje y tras su relativo éxito convertido a largometraje, Las vidas de Grace narra de forma circular en su estructura cinematográfica, la vida que  ocurre en la famosa casa de acogida que da nombre al film.

                Aunque el hilo argumental lo lleve Grace y Nate, trabajadores del centro y pareja en su vida fuera de él, el resto de compañeros de trabajo y los internos, sobretodo Jayden y Marcus, un interno al que le quedan escasos días para dejar el centro y una nueva chica que llega al centro tras diversos intentos de suicidio tras sus problemas en casa, también son partícipes de esta historia.

                Con un ritmo lento y pausado, Cretton explica sin trabas la historia de lo que allí dentro se vive: amor, odio, ternura, cólera, tensión, miedo, terror, y mucha realidad, tanta como la que el propio Cretton fue capaz de observar en este tipo de centros cuando trabajó en ellos.

                Huyendo del sentimentalismo, en ocasiones los protagonistas parecen no tener sentimientos en sus acciones, y de la lágrima fácil, el tema que trata no es para reír, ni mucho menos, la película disecciona a la perfección lo que estas casas de acogida representan, tanto para el que trabaja en ellas, como para el que las utiliza.

                Una cosa queda clara: falla el sistema. Es ineficaz en muchos casos, y alguno de ellos pueden tener consecuencias terribles.

                Tanto Brie LarsonGrace en la película, como John Gallagher Jr.,Nate bordan sus papeles, comedidos, entendiéndose con sencillas miradas, gestos imperceptibles, y manteniendo una química que me hace preguntar si son en realidad pareja. Las imágenes de ellos dos dibujándose uno al otro en el sofá de casa hablan por sí solas.

                Sí, Las vidas de Grace es un pequeño tesoro dentro del cine actual, donde muestra que la vida es oscuridad, pero que siempre podemos encontrar un atisbo de luz en el lugar menos insospechado.

SALVA G.

Título: Las vidas de Grace (Short Term 12)
Director: Destin Daniel Cretton
Estados Unidos, 2013



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada