dimarts, 17 de març de 2015

'Con el cielo a cuestas' - Gonzalo Suárez



Gonzalo Suárez (Oviedo, 1934) es conocido mayoritariamente por su trabajo tras la cámara, ya sea para televisión, Los pazos de Ulloa (1985) sigue siendo un hito en su carrera televisiva, o para el cine, él es el responsable de la unión primero de Ana Belén y Víctor Manuel, ambos iniciaron una relación que mantiene viva a día de hoy tras trabajar para Suárez en Morbo (1971) y después de Elisabeth Hurley y Hugh Grant, ambos iniciaron su tempestuosa relación tras coincidir en  Remando al viento (1988), pero mucho antes de que eso ocurriera, Suárez ya había despuntado, primero en teatro, como dramaturgo y protagonista, y después en literatura, antes de su primera película rodada ya había escrito cinco libros a mediados de los sesenta.

                Y este Con el cielo a cuestas resulta ser el primero de todos ellos, un mamotreto, según palabras del autor, que en su primera escritura contaba con la friolera de más de quinientas páginas, escritas cuando el autor vivió en Barcelona tras su vuelta al país desde París, ciudad ésta llena de glamur visto desde la sordidez del franquismo español, que retomó hace un tiempo para pulirlo, podarlo y mantener tan solo el paisaje parisino, y tomando el argot cinematográfico, mantener las localizaciones originales de la novela.

                Lorenzo Massaní, Frederica Gallet y Nora son los tres protagonistas de Con el cielo a cuestas, el primero de ellos es un español que huye a Francia tras la Guerra Civil que luchó con apenas 16 años, dejándole una profunda herida en su cuerpo, una cojera persistente la recuerda, y otra herida moral, en la que una antigua novia se ve involucrada en un hecho oscuro, que atormenta al español día y noche; la segunda de ellas es una mujer de belleza escultural, pero con genitales masculinos, literalmente, no hay figuraciones en mis palabras, manipuladora, sofisticada y sicológicamente tocada por su transexualidad; y el tercero y último de los protagonistas, Nora, es una pintora noruega, encadenada a Frederica por una relación impetuosa, peligrosa, ambigua, Frederica está casada, pero siente amor por Nora, que le empujará a cometer crímenes por ella, y que no podrá dejarla por conocer su secreto. Ambas lían a Massaní en una trama absolutamente surrealista,, que mezcla realidad y ficción, el libro nos acerca al tiempo que el propio Suárez pasó en París, la tierra de sus adorados Brassens, Piaf, Sartre o Camus

                Con el cielo a cuestas acaba siendo una extraña novela, no tanto en su fondo, sino más en su lectura, que juega con la voz del autor en muchos momentos, cosa ésta que nos lleva de cabeza a la metaficción, borrada de un plumazo cuando Suárez retoma la narración de los hechos de nuestros protagonistas.

                Trabajos precarios, subsistencia de combate, el Frente de Liberación Nacional, atentados, la Guerra Civil española, la guerra en Argelia, todos estos hechos aparecen en la novela en un momento u otro, y en todas las ocasiones que lo hacen es para aportar algo a su historia.

                Fragmentada en pequeñas historias Con el cielo a cuestas resulta un excelente regreso de Gonzalo Suárez al panorama cultura español, tras El síndrome de Albatros (Seix Barral, 2011) y su lejana última película, Oviedo express (2007), esperemos que su próxima entrega, sea cinematográfica o literaria no tarde tanto en llegar.

SALVA G.

Título: Con el cielo a cuestas
Autor: Gonzalo Suárez
Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial
Edición: 1ª edición, febrero de 2015
Número de páginas: 169 pp.
I.S.B.N. 975-84-397-2951-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada