dimarts, 10 de març de 2015

Reflexiones de la película 'Cincuenta sombras de Grey'



Adaptación del Best Seller Cincuenta sombras de Grey, primera entrega de la trilogía escrita por E. L. James.

Confieso que por prejuicios literarios, y no sexuales, me negué a leer la citada trilogía. No entendí las ventas millonarias de una historia que tenía grandes deficiencias según me contaron amigos expertos en literatura. Ante el nuevo fenómeno cinematográfico con enormes colas en taquilla y comentarios jocosos, sobre todo femeninos, me decidí a ver la película y poder opinar. Por supuesto, tras haber perdido dos horas de mi vida, no pienso leer las novelas.

El príncipe azul que espera la plebeya de los cuentos de hadas para ser feliz durante toda la vida y, así, poder comer perdices hasta el hartazgo, se disfraza de joven multimillonario guaperas y bastante traumatizado que, en cuanto se le da el primer beso, no se convierte en rana sino en un sádico de segunda fila que esconde artilugios sexuales en su castillo particular.

La aspirante a princesa sumisa, Anastasia, es una estudiante de filología que parece ser tiene una media de sobresaliente en su carrera, pero en una de las primeras escenas le hace una entrevista al multimillonario que resulta ser absurda, inverosímil y más idónea para un estudiante repetidor de secundaria que no de una pronta licenciada con éxito.

Diálogos sin sentido que, pretendiendo ser serios, arrancan carcajadas en un público que se divierte a lo grande y espera las escenas eróticas que han dado fama al libro. Y estas, encima, llegan con un “no progresa adecuadamente”…

Cuatro azotillos con una especie de plumero rosa, algún plano con avistamiento lejano de posaderas y de una aturdida joven con la boca tapada por una corbata, encima gris, son las escenas que parecen ser han provocado tanta excitación… Calificada como película erótica, menciono otro detalle que desentona: tras hacer sexo, la protagonista femenina se levanta de la cama y va en busca de su sádico, cubierta púdicamente por las sábanas donde han retozado, emulando con ese gesto cintas de los años cuarenta. Supongo que el salto a la gran pantalla ha perdido la lívido de la novela. Si no ha sido así, estamos muy mal…

No etiqueto esta película como erótica, más bien como romántica y con grandes rasgos de puerilidad casposa. Si queremos cine erótico, ya que parece ser que estamos faltos…, tal vez haya que bucear en el pasado. Aquí dejo una lista, que por supuesto, se puede ampliar hasta el infinito y que es variable según gustos varios, pero seguro que erotismo encontrareis. Y que sí, que mejor hacer el amor que la guerra, pero no hagamos el panoli.

—El cartero siempre llama dos veces.
—Último tango en París.
—El imperio de los sentidos.
—Historia de O.
—Instinto básico.
—Jamón, jamón.
—Eyes Wide Shut.

GRISELDA MARTIN CARPENA

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY
Estreno: 2015
Director: Sam Taylor Johnson.
Reparto: Jamie Dornan, Dakote Johnson, Hennifer Ehle.
País: EEUU.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada