dilluns, 9 de març de 2015

'Pequeñas cosas bellas' - Cheryl Strayed



Mientras se acaba de estrenar en las pantallas de todo el país la adaptación cinematográfica de Salvaje, nos llega la última obra de la estadounidense Cheryl Strayed, bajo el título de Pequeñas cosas bellas.

                TheRumpus.net nació bajo los auspicios del escritor Sthephen Elliott, quién creó el portal digital para que tanto él como otros autores escribieran sus reflexiones, críticas, entrevistas y cualquier otro asunto vinculado con la literatura.

                El también escritor Steve Almond se inventó dentro de esa página, una especie de consultorio sentimental que bautizó con el nombre de Dear Sugar. Su intención fue que en dicho foro todo fuera distinto, algo irreverente e impecablemente  sincero. Para ello creó el alter ego de una mujer de pasado turbulento que se expresaría de modo atrevido. El problema llegó cuando al cabo de un año, Almond se cansó de responder a los usuarios, y pasó el testigo a Cheryl, quien en pocas semanas consiguió que el consultorio se convirtiera en uno de los más apreciados por los cibernautas estadounidenses.

                El motivo del éxito es sencillo, Cheryl Strayed consiguió aquello por lo que Steve había creado el consultorio: era distinto, algo irreverente e impecablemente sincero.

                Distinto porque Strayed no escatimó en respuestas, contestando a todo aquel que contaba con ella para resolver sus dudas; irreverente porque Strayed en sus respuestas no dudaba en contar pequeños secretos personales indignos para un ser humano; e implacablemente sincero porque Sheryl no tenía pelos en la lengua a la hora de afrontar sus respuestas. Todas ellas utilizando una elocuencia admirable digna de una escritora con un best seller en su carrera.

                Pequeñas cosas bellas recoge 56 de esas cartas, y resulta una hermosa antología de ellas. No penséis en Elena Francis, ella era un ángel al lado de Sheryl Strayed.

                Strayed no duda en ponerse como ejemplo en todas y cada una de las respuestas, ya hablen estas de abusos sexuales (ella los sufrió de su propio abuelo entre los tres y los cinco años), cómo salvar un matrimonio, superar la muerte de un ser querido (su propia madre murió cuando ella estaba en la veintena) o intentar retomar una relación perdida con un padre problemático.

                Sí, lo que hace grande Pequeñas cosas bellas es su brutal sinceridad, tanto por una parte (los que preguntan) como por la otra (la que contesta), sin duda el subtítulo del libro acierta de pleno en lo que nos encontraremos en él: consejos sobre la vida y el amor de alguien que ya lo ha vivido.

                Ahí sin duda radica su grandeza: Strayed sabe de lo que habla, y lo hace con una facilidad pasmosa, una convicción admirable y hasta por momentos con un humor ingenioso. Sheryl Strayed, alias Sugar no da golpecitos en la espalda, no ofrece un pañuelo para que sequemos nuestros ojos, no, Sugar nos abofetea, nos abre los ojos, y nos obliga a coger al toro por los cuernos.

                Pequeñas cosas bellas se puede tomar como una autobiografía, al fin y al cabo Strayed cuenta su vida en pequeños esbozos, pero en realidad es el mejor libro de autoayuda jamás editado. Sus consejos ofrecen consuelo y ese es su fin principal.

                SALVA G.

Título: Pequeñas cosas bellas
Autor: Cheryl Strayed
Editorial: Roca editorial
Número de páginas: 349 pp.
Edición: 1ª edición, febrero de 2015
Traducción: Isabel Ferrer y Carlos Milla
I.S.B.N. 978-84-9918-920-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada