dimarts, 23 de juny de 2015

La ira es energía. Memorias sin censura - John Lydon (Johnny Rotten cantante de Sex Pistols)



Si en su anterior obra, Rotten: no Irish, no blacks, no dogs (Ediciones Acuarela y A. Machado Libros, 2007) la historia se centraba en su vieja banda, Sex Pistols, y en él, diferentes voces explicaban qué había pasado, desde su compañero de grupo, Steve Jones, hasta el hooligan del Arsenal Rambo, pasando por su amigo de adolescencia John Gray, o los músicos Chrissie Hynde y Billy Idol, por poner unos rápidos ejemplos, incluso la portada del mismo era un guiño a Never mind the bollocks, única obra discográfica del combo inglés, en La ira es energía, encontramos unas memorias más propias de la persona, el propio Lydon, que del personaje, Rotten.

Y por supuesto, tal y como especifica el subtítulo del mismo: Memorias sin censura, aquí Lydon no tiene pelos en la lengua, es más, lo que escupe son culebras, en todas direcciones y contra quien sea, centrándose sobre todo en la figura del iconoclasta manager del grupo Malcolm McLaren.

Si la ira es energía, Lydon tiene para rato. No en vano a sus casi sesenta años sigue tan vital como siempre, mantiene vivo el espíritu Punk que le dio la fama y su vieja banda PiL en la carretera y a punto de estrenar nuevo disco.

John Lydon, junto al periodista musical del Daily Telegraph Andy Perry se sentaron y conversaron hasta dar por finalizado el libro. Perry lo redactó como si estuviéramos junto a Lydon en un perdido pub en un no menos perdido condado en la remota campiña inglesa, y sin duda eso hace de este libro algo especial.

Lydon nos habla, sin censuras, aunque alguien parece ser que lo intentó, sin miramientos gramaticales, escupiendo palabrotas una tras otra, y dejando todo su amor a su compañera sentimental de siempre: Nora, a quien dedica más de un capítulo completo en el libro.

Resulta curioso leer su amor por Robert Plant, cantante de los mastodónticos Led Zeppelin, cuando el Punk, en su movimiento musical, se creó para acabar con ellos y otros grupos de la época que gobernaban sin piedad las listas y las ventas,  o su odio visceral hacia Joe Strummer líder de The Clash, abanderados del movimiento punk inglés de quien asegura que sus canciones no tenían ningún contenido.  Incluso carga contra sí mismo al contar que en la época de Anarchy in the UK él no tenía nada de anarquista, incluso identifica este movimiento con gente poniendo bombas en los supermercados.

Sí, La ira es energía, desprende odio, violencia y al contrario que una canción punk, no más de tres minutos, sus más de seiscientas páginas hacen de él algo pensado hasta la última coma.  Lydon fue abanderado de un movimiento, social y musical, queriendo o sin querer, y eso no se lo quitará nunca nadie.

Egocéntrico, incombustible, irreverente, agresivo, deslenguado y fan del Arsenal, así resulta John Lydon alías Johnny Rotten, cantante de Sex Pistols y alma de Public Image Ltd. (PiL) y nada mejor que este La ira es energía para convencerse de ello.

SALVA G.

Título: La ira es energía. Memorias sin censura
Autor: John Lydon
Traducción: Emilia García-Romeu y Jaime Blasco
Editorial: Malpaso Ediciones
Edición: 1ª edición, abril de 2015
Número de páginas: 623 pp.
I.S.B.N. 978-84-15996-88-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada