diumenge, 19 d’octubre de 2014

'¿Acaso molesta el ruido que retumba en mi sesera? Memorias roqueras' - Steven Tyler con la colaboración de David Dalton


Sex, Drugs and Rock n Roll.

                No hay nada más tópico y típico que esta trinidad cuando nos adentramos en unas memorias de cualquier artista rock de la década de los sesenta, setenta, ochenta, y por supuesto esta de Steven Tyler reafirma más si cabe esa santa trinidad.

                El excéntrico y hiper vitaminado Tyler cuenta con pelos y señales su uso y abuso de estupefacientes, legales e ilegales, su pasión por la bebida y las mujeres, y cómo él solo fundó e hizo triunfar a su banda Aerosmith.

                Con una prosa activa, energética, igual que se presenta él en escena, cuenta su historia personal, sus vivencias, sus alegrías y sus penas, que las hay de ambas, de la mano del fundador de la revista Rolling Stone David Dalton, rememora momentos clave en la carrera del grupo y mantiene un respeto por los grandes digno de elogio.    
   
                No se cansa en admitir que su héroe es Janis Joplin a quien vio en Woodstock, y por supuesto Mick Jagger, por quien se hizo pasar en algún que otro momento de su vida. Fue una vez pipa de Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin y compartió taxi en busca de droga con el malogrado John Belushi.

                Lo más interesante sin lugar a dudas es comprobar de dónde le llegó la inspiración para todos esos clásicos que grabó junto a su banda, desde la seminal Dream on, canción compuesta cuando Steven era un adolescente, hasta su mayor éxito, I don’t want to miss a thing, tema grabado exclusivamente para la banda sonora de Armaggedon, que a la postre se convirtió en el primer y único número uno en la lista de singles del grupo, pasando por obras del calado de Sweet emotin, Walk this way o Toys in the attic.

                Sí, Steven es excéntrico, egocéntrico, malvado, tóxico, inestable, loco,  en cierto sentido un genio, pero acaso ¿no todos los genios lo son?

                Intuimos que no serán las únicas memorias escritas, su final deja abierta la puerta a una segunda parte, al fin y al cabo Tyler solo tiene 66 años y cuerda para rato, aunque en los últimos capítulos del libro se queje demasiado de su salud, pero estoy convencido de que tanto musical como personalmente queda Steven Tyler para rato y nosotros estaremos aquí para leerlo y contarlo.

                SALVA G.

Título: ¿Acaso molesta el ruido que retumba en mi sesera? Memorias roqueras
Autor: Steven Tyler con la colaboración de David Dalton
Traducción: Ignacio Juliá
Editorial: Malpaso Ediciones
Edición: primera edición, septiembre de 2014
Número de páginas: 450 pp.
I.S.B.N. 978-84-15996-42-2

2 comentaris:

  1. Tyler es un buen front-man. Pero un mentiroso compulsivo. La banda tiró de él. Fue expulsado. Es una arrogante y las mayorías de canciones no son de él. Bueno todas las babosidades que le dejan escribir. Joe Perry es el auténtico. Vendió al grupo, y después tuvo que devolver el favor. Se tenían que haber quedado en Pump.

    ResponElimina
  2. Steven es egocéntrico, narcisista, se siente el ombligo del mundo y que la banda lo es todo gracias a él. Eso hace que su visión de las cosas sea muy parcial, no demasiado realista, demasiado "tylerizada". Si querés una biografía con datos reales (y realistas, por tanto, creíbles) lee ROCKS de Joe Perry que sin duda vas a tener datos verídicos. Ahora si querés reírte un rato con divagues de Steven, te vas a cagar de risa sin duda varios días.

    ResponElimina