dimecres, 22 d’octubre de 2014

'Metallica, el origen del Thrash Metal' - Jerry Ewing



Para bien o para mal, gustará más o menos, Metallica son a día de hoy la banda más grande de Heavy Metal que existe. Son el único grupo capaz de llenar estadios allá donde toque, más que Judas Priest, Iron Maiden o Motorhead, bandas punteras de lo que se vino a llamar NWOBHM y que tanto reivindicaron los músicos de Metallica siendo el estandarte de ello su batería Lars Ulrich, único europeo del combo y eso es un punto a su favor.

                Con nueve discos de estudio de material propio en su haber, y casi treinta y cinco años de carrera desde su fundación, han vendido millones de discos en todo el mundo, tocado en los cinco continentes (tienen Record Guiness propio por este hecho) y ganado infinidad de premios, además de redefinir un estilo y crear las bases para otro.

                Metallica. El origen del thrash metal es un acercamiento a la banda, disco a disco, miembro a miembro escrito por Jerry Ewing fundador de Classic Rock y colaborar de Metal Hammer y Metal Forces que vivió en primera persona todo aquello que explica en esta monumental edición.

                La carrera de Metallica estuvo plagada de altibajos, perdidas de miembros clave en el grupo, aún a día de hoy muchos fans se preguntan que hubiera sido de no haber muerto Cliff Burton, bajista del grupo en un fatídico accidente en la carretera cuando la banda andaba de gira por Europa en 1986 y pasos adelante en su discografía que no gustaron mucho ni a fans ni a prensa.

                Pero Metallica no tienen que darle explicaciones a nadie, aunque en su último disco de estudio: Death magnetic, intentaron retomar el sonido de las composiciones de sus dos discos más celebrados Master of puppets y Metallica, conocido mundialmente como el Black album. Si lo consiguieron o no el tiempo lo dirá, pero lo que está claro es que la banda no solo fue la punta del iceberg del Thrash Metal si no que redefinieron el térmico Heavy Metal en su dilatada carrera discográfica.

                Kill em all de 1983 fue el demoledor primer álbum, y aunque Metal Church ya habían editado su demo Red skies en 1981 es obvio que las huestes de Hetfield y Ulrich tuvieron mayor impacto mundial con su disco y con su consiguiente carrera que sus compatriotas (ambas bandas salieron de San Francisco, en la zona de la bahía), por ello la edición de este libro ayudará a comprender la trayectoria del grupo, además de aportar infinidad de fotografías clásicas, originales y divertidas de su carrera.

                Pero lo que más llama la atención de estas ediciones es sin lugar a dudas la colección de facsímiles inéditos testigo directo de la historia de la banda: flyers, entradas pases de prensa, pósteres…

                Destaca sin duda el pase de personal para el concierto de Monsters of Rock celebrado en Barcelona en septiembre de 1988 cuando el grupo teloneó a Iron Maiden, pero hay mucho más, y de un valor mayor, desde un recibo por la compra de un bajo por parte de Burton en San Francisco o un acuse de recibo del pago de un concierto en el Whisky a Go-Go angelino, hasta el poster del famoso Day On The Green en Oakland en 1985 o el poster correspondiente a los dos últimos conciertos de la gira Wherever We May Roam Tour de 1992, pasando por entradas, flyers, donde destaca el del primer concierto del grupo o el setlist del concierto del 14 de abril de 2010.

                Interesante también resulta el listado final de material no autorizado de la banda, o sea, piratas de sus conciertos en vivo que por una u otra razón son merecedores de mención. Junto a los shows de Donnington de 1987, con el famoso speech de James: “si habéis venido a ver licra, maquillaje en los ojos y demás mierdas y a escuchar las palabras “rock and roll baby” en cada puñetera canción, ¿no somos vuestra banda, joder! Estamos aquí para daros caña durante cincuenta minutos”, el primer concierto del grupo en U.K. allá por el año 1984, o el último concierto que dio Burton al bajo el 26 de septiembre de 1986, la noche que murió, encontramos el show del grupo en Barcelona en 1996, con el estreno mundial de Hero of the day y su correspondiente grabación en video (el grupo interpretó hasta tres veces dicho tema antes del inicio del show convencional mientras infinidad de cámaras inmortalizaban el momento) o Stone cold crazy, fabulosa caja que recoge en tres CD el concierto íntegro en el Wembley Arena de Londres durante su Wherever We May Roam Tour de 1992.

                Recuerdo una entrevista con Hetfield en 1985 donde aseguraba, sin ningún tipo de rubor por su parte, que serían los próximos Black Sabbath, banda la cual se puede catalogar como los auténticos padres del Heavy Metal, y aunque en aquellos años resultó osado, solo tenían dos álbumes en venta, con el tiempo debemos admitir que lo han conseguido sin ningún tipo de duda, por ventas, por influencia y por temas clásicos grabados. Ahí queda el seminal Kill em all, el clásico Master of puppets, el éxito de Metallica o el fiasco de St. Anger o el inicio de la caída del imperio con Load y Reload.

                 Metallica, el origen del Thrash Metal hará las delicias de todo fan del grupo en particular y del Metal en general y es sin duda una excelente entrada para conocer no solo a la banda más grande de Heavy Metal en la actualidad, si no un documento exhaustivo para conocer el género.

                SALVA G.

Título: Metallica, el origen del Thrash Metal
Autor: Jerry Ewing
Editorial: Libros Cúpula
Edición: 1ª edición, octubre de 2014
Número de páginas: 63 pp.
I.S.B.N. 978-84-480-1932-7

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada