dilluns, 2 de febrer de 2015

'Extraños en el tren nocturno' - Emily Barr


Absorbente.

                Este sencillo adjetivo describe a la perfección el nuevo libro de Emily Barr: Extraños en el tren nocturno.

                La historia que cuenta es universal, dos personas en un tren, un largo viaje, uno de ellos muere en extrañas circunstancias, se debe averiguar quién es el culpable.

                Así, con esta corta pero descriptiva frase, podemos resumir lo que cuenta el libro, pero Extraños en el tren nocturno es mucho más que eso, sobre todo gracias a la facilidad de Emily Barr de mantener el suspense en todos sus capítulos, incluyendo los primeros de ellos, más explicativos y descriptivos que la sucesión de hechos ocurridos o la presentación de los personajes listos para pasar a la acción.

                Lara Finch vive feliz en Cornualles junto a su marido Sam. Es entonces cuando recibe una oferta de trabajo en Londres por parte de su padrino y amigo íntimo de su padre Leon. Sin pestañear se agarra al trabajo como si fuera un clavo ardiendo. Necesitan el dinero. Aunque Sam trabaja la entrada de éste no es suficiente. La búsqueda de un hijo biológico les dejó arruinados. El tratamiento vació sus cuentas. Así que es momento de darle un empujón a éstas y el trabajo de Lara vendrá de perlas.

                Es en septiembre cuando comienza dicho empleo y con él los largos viajes nocturnos de Londres, estación de Paddington, a Truro, desde donde bajan a Falmouth, y al revés, de Truro a Londres, estación de Paddington, situada al oeste de Londres. Vive en casa de su problemática hermana Olivia, por mucho que sus padres le ofrecieran alojamiento en su casa, en su habitación de cuando aún vivía con ellos. Pero la tensión con Olivia va en aumento hasta el punto en que Lara tiene que correr a un hotel, aunque Sam no está muy conforme con ello, puesto que lo que gana se pierde en el alojamiento lo que hace el trabajo de Lara inútil a sus ojos.

                Es en uno de esos viajes de ida a Londres los domingos por la noche y de vuelta a Cornualles los viernes por la noche, donde Lara conoce a Guy y a Ellen. Con ellos se siente bien. Puede ser ella misma, no vivir en un engaño. Está cansada de Sam y de la vida en Falmouth. Ella es una mujer de ciudad.

                Así que cae rendida al atractivo de Guy, un hombre casado que le promete dejar a su mujer si ella da el paso añorado de dejar a Sam, mientras Ellen se percata del cambio de sus compañeros de viaje sin poder hacer nada por remediarlo.

                El amor, la pasión y el romper con su pasado, para ambos, es lo más importante y desean con todas sus fuerzas hacerlo.

                Una de esas noches Lara visita el compartimento de Guy en el tren y se lo encuentra muerto, desangrado. Esa noche Lara no llegará a su destino. Para la policía ella es la principal sospechosa. Para su marido es un misterio, tanto los hechos, como Lara en sí. Pensaba conocerla pero vivía con una extraña. Para Iris, amiga de Lara del pueblo ésta es inocente y no parará hasta demostrarlo.

                Es aquí donde comienza la auténtica aventura: la búsqueda de Lara y de su inocencia por parte de la extraña Iris, ayudada en todo momento por Leon, padrino de Lara y por un joven policía del condado llamado Alex Zielowski.

                Desde septiembre, como dirían los chicos de Uzzhuaïa, hasta el septiembre próximo, un año  completo, viviremos inmersos en las aventuras de Lara, en su desesperación, su angustia, palpable en todo momento gracias  a la fina escritura de Barr. Comprenderemos los actos de Iris al conocer su pasado, e intuiremos quién podría estar detrás del asesinato y la desaparición de Lara tras leer su diario. En su juventud y para conseguir dinero para que el negocio de su padre no decayera trabajó como pasante de droga por la frontera, hasta que una de sus amigas fue cazada en acto de servicio y cantó contra sus jefes haciendo que estos fueran a parar a la  cárcel de la que saldrían, intentando por todos los medios dar con Lara para cobrarse su pago por esos años encarcelados.

                Iris y Lara viven bajo el yugo constante de sus pasados, y será el vivir estas aventuras, trepidantes en su cuarta parte, las que las unirán de por vida.

                Extraños en el tren nocturno atrapa desde su prólogo, datado en enero, cinco meses antes de que diera comienzo la verdadera acción de la novela.

                Si Sir Alfred Hitchcock viviera estaría pensando muy seriamente de llevar esta turbadora e inquietante novela al cine lo más rápido posible.

                SALVA G.

Título: Extraños en el tren nocturno
Autor: Emily Barr
Traducción: Álvaro Abella Villar
Editorial: Maeva Ediciones
Edición: 1ª edición, enero de 2015
Número de páginas: 375 pp.
I.S.B.N. 978-84-15893-40-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada